Putin e Israel | Una relación compleja y de varios niveles

Путин-и-Раввины-864x400_c

En un intento por explicar algunas de las políticas de Rusia que ante los ojos de muchos parecen confusas y algunas veces contradictorias, The Saker nos ofrece este artículo con su muy particular punto de vista ruso sobre las relaciones entre Putin e Israel.

El reciente asesinato de Samir Kuntar por Israel ha, una vez más, inflamado el debate sobre la relación de Putin e Israel. Este es un tema sumamente complicado y aquellos a los que les gustan las “explicaciones” sencillamente conservadoras deberían dejar de leer ahora. La verdad es que la relación entre Rusia e Israel y, aun antes, entre los judíos y los rusos merecería un libro entero. De hecho, Alexander Solzhenitsyn ha escrito exactamente ese libro, se titula “200 años juntos”, pero debido a la mano de hierro de los sionistas en los medios de comunicación anglosajones, aún no ha sido traducido al inglés. Eso ya debe dejar algo en claro, un autor aclamado en todo el mundo que recibió el Premio Nobel de literatura, no puede conseguir que su libro sea traducido al inglés, porque su contenido podría minar la narrativa oficial acerca de las relaciones ruso-judías en general y sobre el papel que los judíos jugaron en particular en la política rusa del siglo 20! ¿Qué otra prueba de la realidad de la subordinación del antiguo imperio británico a los intereses sionistas necesitamos?

Ya he escrito sobre este tema en el pasado y, por lo menos, voy a pedirle que lea los siguientes dos artículos introductorios antes de continuar leyendo:

Antes de buscar algunas de las particularidades de la relación ruso-israelí quiero subrayar una cosa muy importante: no se debe asumir simplemente que la relación entre los judios y los no-judios en Rusia es similar a lo que es en Occidente. Este no es el caso. Sin entrar a través de un análisis detallado de la emancipación de los judios en Occidente y el largo rastro de sus shtetls dirigidos por rabinos hasta los consejos de administración de las grandes empresas occidentales, sólo diré que para los Judios de Rusia este proceso de emancipación ocurrió de una manera mucho más violenta y catastrófica. La segunda gran diferencia entre los judios occidentales y los judíos rusos es que más o menos entre 1917 y 1939 un subconjunto específico de judíos (judios bolcheviques) tenían el control casi total de Rusia. Durante ese período los judios bolcheviques persiguieron a los rusos y, sobre todo, a los cristianos ortodoxos con un odio verdaderamente genocida. Este es un hecho de la historia del que la mayoría de los rusos son muy conscientes, aunque esto todavía se considera un crímen del pensamiento en la mayoría de los círculos occidentales. También es importante destacar aquí que los judios bolcheviques persiguieron no sólo a los cristianos ortodoxos, sino a todos los grupos religiosos, entre ellos, por cierto, a los judíos. Putin es muy consciente de todos estos hechos los cuáles abordó cuando habló con un grupo de judíos en Moscú.

En el segundo artículo mencionado anteriormente he discutido estos temas y lo único que quiero hacer es demostrarles que Putin es muy consciente de este pasado y que tiene el coraje y la honestidad intelectual para recordarselo a los judios de Rusia.

El otro hecho absolutamente crucial acerca de la relación entre Rusia e Israel es la inmigración de judios de Rusia a Israel. Aquí me limitaré a presentar una lista de los puntos clave del por qué esto es un factor crucial:

  1. Independientemente de que terminaron en Israel, Austria, Alemania, los EE.UU. o Israel, la inmigración de judios de Rusia a Israel hizo posible que los judios que no querían quedarse en Rusia saliran. Por el contrario, los que no se fueron se quedaron por elección. Esto significa que la gran mayoría, si no todos, los rabiosos rusófobos y los judíos que odiaban a los cristianos habían dejado Rusia. Los que se quedaron en Rusia lo hicieron porque decidieron que era su hogar.
  2. Un gran número (algunas estimaciones van tan alto como el 20%) de los llamados “judios” que salieron de Rusia no son judíos en realidad, incluyendo algunos de los que se establecieron en Israel. La verdad es que las dificultades económicas y sociales que enfrentaba la sociedad Soviética bajo Brezhnev y compañía y de Rusia bajo Yeltsin hicieron que muchos rusos no judíos se inventaran ellos mismos sus orígenes judíos (no existentes) sólo para emigrar. Así, que hay muchos rusos reales, a diferencia de judios rusos, en Israel.
  3. Como resultado de esta gran inmigración existen vínculos personales innumerables entre los individuos y las familias que viven en Israel y en Rusia. Esto significa que cuando, por ejemplo, Irak o Hezbolá lanza cohetes a Israel hay personas en Rusia que están personalmente preocupados por sus amigos en Israel, aunque no necesariamente aprueben la política israelí.
  4. La llamada mafia rusa” es, en realidad, en su mayoría una mafia de judios de Rusia. Esto es particularmente cierto en el Oeste. En Rusia hay mafiosos judíos, pero no es realmente una turba judía como tal. Mafiosos rusos y judíos se llevan estupendamente y eso también crea, digamos, fuertes lazos de “negocios” entre oligarcas “rusos” e Israel.
  5. Con Yeltsin el país fue de-facto gobernado por lo que se llamó la semibankirshchina, la “regla de los siete banqueros“. Eran los siete principales banqueros de Rusia que poseían alrededor del 50% de toda la economía rusa. Todos ellos, excepto uno (Vladimir Potanin) eran judios (Boris Berezovsky, Mikhail Khodorkovsky, Mikhail Fridman, Vladimir Gusinsky, Alexander Smolensky, Vladimir Vinogradov).
  6. Durante los años de Yeltsin, la gran mayoría de los miembros del gobierno y, sobre todo, sus asesores eran judios. Los judios también tenían el control de casi todos los medios de comunicación. Para que tengas una idea de que tan prevalecente era esta tendencia en la década de 1990, aquí una lista de alto nivel judíos en la Rusia de Yeltsin que he encontrado en Internet:

GOBIERNO
Todos los ministros claves – Judíos:
Economy Minister – Yasin – Jew
Zam. Minister of Economy – Urinson – Jew
The Minister of Finance – Panskov – Jew
Zam. Minister of Finance – Vavilov – Jew
Chairman of the Central Bank – Paramonov – Jew
Minister of Foreign Affairs – Kozyrev – Jew
Minister of Energy – Shafranik – Jew
Minister of Communications – Bulhak – Jew
Minister of Natural Resources – Danilov– Jew
Minister of Transport – Efimov – Jew
The Minister of Health – Nechayev – Jew
Minister for Science – Saltykov – Jew
Minister of Culture – Sidorov – Jew
Medios Masivos
Chairman of the Media – Rodents – Jew
PRENSA
“News” – Golembiovskiy – Jew
“Komsomolskaya Pravda” – Fronin – Jew
“Moskovsky Komsomolets” – Gusev (Drabkin) – Jew
“Arguments and Facts” – Starks – Jew
“Work” – Potapov – Jew
“Moscow News” – Karpinski – Jew
“Kommersant” – Yakovlev (Ginsburg) – Jew
“New Look” – Dodolev – Jew
“Nezavisimaya Gazeta” – Tretyakov – Jew
“Evening Moscow” – Lisin – Jew
“Literary Newspaper” – Udaltsov – Jew
“Publicity” – Izyumov – Jew
“Interlocutor” – Kozlov – Jew
“Rural Life” – Kharlamov – a Jew.
“Top Secret” – Borovik – Jew.
TELEVISIÓN Y RADIO:
TV and Radio, “Ostankino” – A. Yakovlev – a Jew.
Russian TV and Radio Company – Poptsov – Jew.
1996-1999 GG – “Seven bankers”.
All Russian finance concentrated in the hands of the Jews.
A country ruled by seven bankers (“seven bankers”):
1. Aven – Jew
2. Berezovsky – a Jew,
3. Gusinsky – a Jew,
4. Potanin (Potanin on different data).
5. Smolensk – Jew
6. Friedman – a Jew,
7. Khodorkovsky – a Jew.
8 Roman Abramovich

Las listas de los judios en el gobierno soviético de 1917-1939 se ven exactamente similares. Puedes encontrarlas en Internet.

En verdad, las personas que compilan esas listas son raramente motivados por fines puramente científicos y frecuentemente no se sienten limitados por reglas estrictas de evidencia. Así que es muy posible que un cierto porcentaje de los “judíos” mencionados anteriormente no son judíos en absoluto. Pero incluso con un amplio margen de error te haces una idea. Así como entre 1917 y 1939, entre 1991 y 1999 las riendas del poder en Rusia estaban firmemente en manos de los judíos, y en ambos casos, con consecuencias realmente catastróficas. La gran diferencia es que si en el siglo 20 los judíos en el poder eran adversarios ideológicos del Imperio Anglo, a finales del siglo 20 los judíos en Rusia eran prácticamente una extensión del Imperio Anglo-Sionista.

Hablando de las extensiones del Imperio Anglo-Sionista.

Ya he explicado muchas veces en el pasado que la candidatura de Putin para suceder a Yeltsin fue un compromiso alcanzado entre los servicios de seguridad rusos y los “grandes negocios” rusos que empujaron a Medvedev como un contrapeso a Putin. Por lo general se refieren a las fuerzas que respaldan a Putin como Soberanistas de Eurasia” y a las fuerzas que respaldan a Medvedev como “Integracionistas del Atlántico“.

El objetivo de la primera es de soberanizar totalmente a Rusia y hacer de ella una pieza clave en un continente euroasiático multipolar pero unificado, mientras que el objetivo de los integracionistas es ser aceptados por el Imperio Anglo-Sionista como un socio igual e integrar a Rusia en las estructuras de poder de Occiente. A continuación algo tan importante que voy a singularizarlo en una parrafo separado:

Los integracionistas del Atlántico siguen en control total del sector financiero y bancario de Rusia, de todos los ministerios económicos clave y de las posiciones del gobierno, controlan el Banco Central de Rusia y son, por mucho, la mayor amenaza para el Estado de Putin y para aquellos que lo apoyan. Teniendo en cuenta que aproximadamente el 90% de los rusos ahora apoyan a Putin, eso significa que estos integracionistas del Atlántico son la mayor amenaza para el pueblo ruso y para Rusia en su conjunto.

¿Cómo está todo esto vinculado a Israel? ¡Sencillo!

Putin heredó un sistema creado por y para el Imperio Anglo-Sionista. Él era un candidato comprometido entre dos partes radicalmente opuestas y tardó años para primero deshacerse de la mayor parte de los oligarcas (judíos) de Rusia y después, muy poco a poco, comienzar el proceso de limpieza en el que poco a poco, paso a paso, los sionistas eempezaron a salir de sus posiciones de poder. Según Mikhail Khazin, el equilibrio entre estos dos grupos ha alcanzado recientemente un punto de equilibrio (inestable) 50/50. Eso también significa que la “gente de Putin” tiene que cuidar su espalda todos los días, porque saben que sus llamados “colegas” están dispuestos a apuñalarlos en un abrir y cerrar de ojos en cuanto tengan la oportunidad.

Se me ocurre pensar que los rumores de un golpe de Estado en Rusia son muy exagerados. No sólo porque Putin cuenta con el apoyo de los “ministerios de poder (Defensa, Seguridad del Estado, Asuntos Internos, etc.), sino, mucho más importante, debido al apoyo del 90% que tiene con el pueblo ruso. Derrocar a un hombre con tal culto de seguidores, un hombre verdaderamente amado por la gran mayoría de las personas, sería demasiado peligroso. Pero eso no quiere decir que la quinta columna no esté dispuesta a sabotear todo esfuerzo de Putin y sus partidarios.

La verdad es que Putin se ha visto obligado a ceder muchas, muchas veces. Éstos son sólo algunos ejemplos:

Los oligarcas: Cuando Putin libró a Rusia de la semibankirshchina él realmente no reprimió a todos los oligarcas como tales. Sólo se deshizo de esos oligarcas que, como Jodorkovski, habían tratado de organizar básicamente un golpe de Estado contra Putin mediante la compra de toda la Duma. Les dijo a los oligarcas mantengánse al margen de la política y los voy a dejar en paz“. El acuerdo está todavía en la actualidad.

La economía: Incluso en su último discurso Putin tuvo que declarar que él apoya totalmente al Banco Central y a los Ministros económicos del gobierno de Medvedev. Teniendo en cuenta que, literalmente, todos los aliados de Putin de manera abierta y vocalmente están gritando sobre la forma en la que la economía rusa está mal administrada, esto es claramente una declaración bajo coacción y no algo que él cree. Por cierto, estoy observando una campaña de denigración sistemática en el centro de los canales de televisión rusa contra el Banco central y los ministros económicos y esto no puede ser una coincidencia. Mi predicción es que Putin está preparando una purga de estos círculos, pero necesita alinear todas sus fichas antes de actuar, sobre todo inflamando la opinión pública en contra de ellos. En este momento la economía rusa aún está dirigida por los títeres del FMI, al estilo delConsenso de Washington”, de ahí su loca política en las tasas de interés, en la compra de obligaciones de Estados Unidos, en mantener baja la inflación, etc., etc., etc. Putin, por convicción, no es lo que yo llamaría un “socialista”, pero es sin duda un autor de mercados sociales” y alguien que está tratando de desvincular a Rusia del sistema financiero occidental, y no jugar con las reglas de la Imperio.

Política exterior: Fue justo hasta la última reelección de Putin cuando finalmente Rusia comenzó a tener una política exterior bastante coherente, la política de Rusia había sido  bastante irregular. Esto fue especialmente cierto durante los momentos en que Medvedev estaba a cargo de la Presidencia y cuando Irán y Libia fueron traicionados por Rusia en el Consejo de Seguridad (algo que Putin abiertamente llamó “estúpido”).

Personalidades: ¿Recuerdas al Ministro hiper-corrupto de Defensa Serdiukov? ¿Adivina qué? Él aún no ha sido acusado formalmente de nada. Hasta la mujer que hizo la mayor parte de su trato sucio con él aún vive en su lujoso apartamento nte en Moscú. ¿Qué nos dice esto? Que aun cuando Putin obtuvo pruebas duras de malversación de Serdiukov él tenía el poder suficiente para reemplazarlo por Shoigu, pero no el suficiente poder como para meter a alguien de tan alto perfil de los integracionistas del Atlántico” en la cárcel.

Ucrania ocupada por los “Nazis”: Putin tenía suficiente control sobre el gobierno para proporcionar la vital Voentorg y enviar incluso algunas fuerzas especiales y ataques de artillería en la frontera para ayudar a los Novorusos, pero no podía obligar a los ministerios económicos a utilizar el poder económico de Rusia para estrangular la economía de Ucrania. Esto dio lugar a que Rusia enviara proyectiles de artillería a la frontera con Saur Mogila y energía (básicamente gratis) a través de la frontera a Kiev.

Propaganda rusófoba: Cuando recientemente el periodista deportivo de tercera categoría, Alexei Andronov, publicó un comentario brutalmente anti-ruso en Twitter fue criticado por eso por Alexei Pushkov, un periodista que es también el jefe del comité de asuntos exteriores de la Duma Estatal en su propio programa de televisión Postscriptum”. El canal de televisión que transmite el show, TV Tsentr, censuró el segmento criticando Andronov. Entonces, el famoso director de cine ruso Nikita Mikhailkov grabó todo un espectáculo de la discusión de este caso, el canal de televisión dirigiendo su espectáculo, la televisión Rossia, también censuró todo el episodio. En cuanto a la directora del canal de televisión donde trabaja Andronov, Tina Kandelaki, dio a Andronov su pleno apoyo. En pocas palabras: mientras Putin mejoró enormemente la calidad general de los medios de comunicación de Rusia, los rusófobos son todavía muy influyentes y pueden vomitar su veneno de odio con total impunidad.

Podría continuar la lista un ejemplo tras otro, pero creo que se entiende la idea: Putin es un muy buen hombre a cargo de un muy mal sistema.

Ahora vamos realmente a volver a Siria, Hezbolá y el asesinato de Samir Kuntar.

En primer lugar, considera que la decisión de intervenir militarmente en la guerra de Siria ya era un tema controvertido. Putin arracó esto haciendo dos cosas: explicando al pueblo ruso que era mejor hacer frente a los terroristas “allí” (en Siria) en lugar de “aquí” (en Rusia) y con la promesa de que no iba a enviar tropas terrestres. Cuando Daesh y los turcos cumplieron la promesa hecha por Obama y Biden y volaron un avión de pasajeros ruso y, más tarde, un SU-24 bombardero del cielo, el público ruso siguió prestando apoyo a Putin, pero la mayoría de los rusos, incluido yo mismo, eran muy conscientes de los peligros de la situación. Al final del día, es la “credibilidad callejera” de Putin la que le permitió mantener el rumbo a pesar de los temores reales.

En segundo lugar, está claro que Putin y Netanyahu llegaron a un acuerdo cuando éste viajó a Moscú: los israelíes no interfieren en las operaciones rusas en apoyo de los sirios, siempre y cuando los rusos no interfieran en las operaciones de combate entre Israel y Hezbolá. Esto hizo posible que ambas partes persiguieran su interés principal aunque fuera a costa de sus objetivos secundarios. ¿No te gusta ese acuerdo y cuestionas su moralidad? ¡Bien! Yo también estoy, de hecho, muy incómodo con él, pero no esperaba menos de los despiadados practicantes de la realpolitik como Putin y Bibi Netanyahu (es bueno que ni tú ni yo estamos en el poder!).

Existe, por cierto, otro precedente con el que estoy muy incómodo: el total respaldo de Rusia para la sangrienta represión del ejército egipcio contra la Hermandad Musulmana en Egipto. Acepto el argumento de que para apoyar a los militares egipcios tenía sentido en el contexto de la guerra en Siria, pero la ética de apoyar a un régimen tan intensamente me molesta. Es por esto que Putin es un político despiadado pero exitoso y yo soy un pequeño blogger casi irrelevante: se necesita un oso cruel para luchar con lobos despiadados.

Dicho esto, no vamos a pretender como Hezbollah es menos cínico cuando es necesario. Les recuerdo todo eso cuando Imad Mugniyeh fue asesinado en Damasco por los mismos israelíes en una operación que sólo podría haber sido ejecutada con cómplices de muy alto nivel en el régimen de Assad, Hezbolá prometió “represalias“, pero nunca lanzó una sola palabra contra el régimen. Tampoco Hezbolá tuvo ninguna objeción cuando Assad estaba torturando a los musulmanes en nombre de la CIA de EE.UU. para el infame programa “Rendition”.

En cuanto a Putin, él simplemente tiene otras prioridades que proteger a Hezbolá o luchar contra Israel:

Sobrevivir dentro de Rusia y no ser derrocado por la todavía muy poderosa Configuración de Poder Sionista (usando la expresión de James Petras) en Rusia siendo alguien de alto nivel. Otra prioridad sería no dar a sus enemigos (internos y externos) el argumento político de que “Rusia está atacando a Israel”. No tener un tiroteo con Israel y no tener al pequeño y aislado contingente ruso teniendo que luchar en dos frentes sería crucial también. Como se dijo antes, no ser acusados de tener a los contingentes rusos convertidos en la “Fuerza Aérea de Hezbolá” de facto como los EE.UU. son la fuerza aérea de Daesh”. Estas son todas las prioridades obvias para Putin.

Y luego esto: mientras que los S-400 rusos puede derribar fácilmente cualquier aeronave israelí, el contingente aéroespacial ruso no tiene los medios materiales para luchar contra Israel o, menos aún, contra la OTAN y CENTCOM. En cuanto a que Rusia, definitivamente no pueda pelear con Israel no se debe a la fuerza inherente de esta pequeña entidad sionista, sino debido al hecho de que el imperio estadounidense ha sido tomado a fondo por el control sionista. Así que los estadounidenses que ahora se quejan de que Putin no tiene el coraje” para confrontar a Israel deben primero preguntarse cómo es que Israel parece haber transformado a los EE.UU. y a Europa en un protectorado sionista sin voz y qué están haciendo ellos mismos para liberarse de ese yugo!

Hablando de Occidente: uno debe comparar la posición del Imperio Anglo-Sionista por una parte, y de muchos judíos rusos influyentes (en Rusia y en Israel) sobre la guerra en Ucrania. Mientras Occidente ha estado en apoyo total al régimen nazi en Kiev, muchos judíos de Rusia, especialmente los muy famosos como Vladimir Soloviev, han tomado una posición categórica antinazi. Y mientras que en Israel la popularidad de Putin y de Rusia sigue siendo extremadamente baja, la mayor parte de la oposición anti-Putin en Rusia no está conformda de judíos. Por último, el público ruso en general está, por desgracia, muy mal informado de los horrores perpetrados por el régimen sionista contra el pueblo palestino mientras que los israelíes y los nacionales duales (como Evgenii Satanovskii o Avigdor Eskin) están constantemente vendiendo la idea de que nosotros, los rusos e israelíes somos los únicos que se levantan con el terrorismo musulmán” aprovechando así al máximo la actual guerra entre Rusia y Daesh. En otras palabras, Putin tendría unos momentos muy difíciles vendiendo el derribo de un avión israelí al público ruso en general.

Entiendo que nada de lo anterior tendrá ninguna tracción con los antisemitas de reacios o con aquellos que gustan de argumentos simples, blanco y negro. Para ellos Putin se quedará para siempre un traidor, un eterno Shabatgoy o un títere de los financieros internacionales. Francamente, no estoy dirigiendo esto a ellos. Pero hay quienes están sinceramente desconcertados y confundidos acerca de las políticas rusas que parecen ser confusas o incluso contradictorias. Para ellos voy a terminar diciendo esto:

Putin avanza su causa un paso a la vez y él sabe esperar y dejar que los eventos tomen su propia dinámica. Él también es muy consciente de que está literalmente luchando con una mano atada a la espalda y la otra ocupada defendiendose contra los enemigos externos e internos (esto último es mucho más peligroso) al mismo tiempo. Estoy seguro de que Putin se da cuenta plenamente de que, al menos potencialmente, su política de resistencia, soberanizacion y liberación puede conducir a una guerra nuclear intercontinental y que Rusia es actualmente aún más débil que el Imperio Anglo-Sionista. Así como en los tiempos de Stolypin, Rusia necesita desesperadamente un par de años más de paz para desarrollarse a ella misma y levantarse plenamente. Este definitivamente no es el momento para una confrontación frontal con el Imperio. Rusia necesita vitalmente Paz y Tiempo: paz en Ucrania, paz en Europa y, sí, paz en el Oriente Medio. Por desgracia, esta última no es una opción y, cuando esté acorralado, Putin tomará la decisión de ir a la guerra. Y estoy absoluta y categóricamente seguro de que si el Imperio ataca a Rusia (desde Turquía o cualquier otro lugar), Rusia va a luchar. Rusia está dispuesta a ir a la guerra si es necesario, pero ella va a hacer todo lo posible para evitarlo. Este es el precio que Rusia paga por ser el lado más débil. La buena noticia es que Rusia es cada vez más fuerte con cada día que pasa, mientras que el Imperio se está debilitando. Y el poder de los Anglo-Sionistas y de su quinta columna en Rusia también se está debilitando con cada día que pasa. Pero este proceso llevará tiempo.

El gran evento a tener en cuenta es una ofensiva contra el Banco Central y contra los ministerios de economía del gobierno. Todo el mundo en Rusia está a la espera de esto, Putin incluso hizó directamente esta pregunta hace poco, pero él todavía niega todo y dice que él apoya plenamente a estos saboteadores. Teniendo en cuenta la pista de Putin, es estúpido decir que realmente los apoya esto es claramente una táctica dilatoria hasta el momento adecuado.

No se equivoquen. No hay gran amor entre Rusia e Israel. Pero tampoco hay mucha hostilidad, al menos no en el lado ruso. La mayor parte de Rusia es consciente del horrendo papel que los judíos ya jugaron dos veces en la historia de Rusia, pero esto no se traduce en la clase de hostilidad hacia los judíos, que se podría ver, por ejemplo, en Ucrania. La mayoría de los rusos pueden sospechar del poder judío pero rara vez se traduce esto en la hostilidad a los judíos como gente normal. Algunas de las figuras públicas rusas más adoradas, como el bardo Vladimir Vysotskii, tenía sangre judía. La mayoría de los rusos también hacen una distinción entre “sus” judíos (judíos rusófobos en Occidente) y “nuestros” judíos (judíos rusos que aman Rusia). Pero desde que la rusofobia también ha sido generalizada entre las élites rusas, antes y después de la Revolución, difícilmente puede ser descrita como un fenómeno judío. La cultura rusa habiendo sido siempre multinacional y multiétnica realmente no separa a las personas por su etnicidad pero los juzgaa mucho más fácilmente por sus acciones e ideas. Por todas estas razones, el odio a los Yid” es mucho más un fenómeno nacionalista ucraniano que uno ruso.

Y si bien la mayoría de los rusos no querría tener un retorno al poder de una nueva versión de los comisarios bolcheviques o de los oligarcas “democráticos” dentro de Rusia, hay una cercanía y una solidaridad antinazi entre rusos e israelíes, que no debe ser desestimada.

En cuanto a Palestina, Rusia va a apoyar todas las resoluciones pertinentes de la ONU y por lo tanto va a ser el proponente típico y bastante poco imaginativo solución de dos estados”. Como máximo, Rusia se “lamentará” o “arrepentirá” de los abusos a los palestinos por los israelíes, pero Rusia nunca se convertirá en un defensa sistemática de los derechos palestinos como Irán o Hezbolá simplemente porque el futuro de Palestina no es una prioridad de Rusia.

Espero que lo anterior sea útil para comprender por qué Rusia no toma ninguna medida para proteger a Hezbolá contra los israelíes (y por qué no va a evitar que Hezbolá tome represalias de Siria, Hezbolá debe tomar esa decisión). En pocas palabras: no hay ninguna razón interna o externa que obligue a Rusia a estar directamente involucrado en esto mientras que hay un montón de razones internas y externas convincentes para que Rusia se quede fuera. Si en el pasado la URSS apoyó a la OLP sobe ambas razones ideológicas y geoestratégicas, la Rusia  moderna de hoy no va a seguir el mismo paradigma. Además, no es como si Fatah o Hamas son atractivos, o incluso socios creíbles de Rusia, estando en la cama como lo están con Daesh. Lo mismo ocurre con la Hermandad Musulmana en Egipto.

En cuanto a Hezbolá, no es como que necesiten la protección de Rusia. Simbólicos, como pueden ser, los asesinatos de Imad Mugniyeh o Samir Kuntar no debilitarán de ninguna manera la resistencia. De hecho, si la historia del asesinato de Abbas al-Musawi nos enseña algo, es que a veces los israelíes asesinan a un líder de Hezbolá, sólo para descubrir que el próximo es un adversario incluso más formidable. Si Dios quiere, este también será el caso esta vez.

-The Saker-

Fuente: http://thesaker.is/putin-and-israel-a-complex-and-multi-layered-relationship/

Anuncios

Publicado el 26 diciembre, 2015 en Texto y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: