Archivo de la categoría: Video

Los secretos de Silicon Valley: Lo que Big Tech no quiere que sepas

Alguna vez fue una región agrícola somnolienta, Silicon Valley es ahora el centro de una industria global que está transformando la economía, dando forma a nuestro discurso político y cambiando la naturaleza misma de nuestra sociedad. ¿Entonces qué pasó? ¿Cómo se produjo este notable cambio? ¿Por qué esta área es el epicentro de esta transformación?

Silicon Valley. Ubicado en el sur de la Bahía de San Francisco, en el norte de California, el Valle no es solo una ubicación geográfica. Es una idea. Es una expresión de la necesidad de digitalizar toda la información del mundo, y de hacer una base de datos, rastrear y almacenar esa información. Y como ahora estamos empezando a aprender, el resultado de esa digitalización de todo es un mundo sin privacidad. Un mundo donde nuestra capacidad para participar en el debate público está sujeta a los caprichos de los grandes multimillonarios de la tecnología. Un mundo donde la libertad es cosa del pasado y nadie está fuera del alcance del Gran Hermano.

Para muchos, esto es solo una feliz coincidencia para las agencias de inteligencia que buscan capturar y almacenar cada detalle de cada momento de nuestras vidas. Es solo una casualidad que el complejo industrial de la información ahora tiene suficiente información para rastrear cada movimiento, escuchar nuestras conversaciones, mapear nuestras redes sociales y, cada vez más, predecir nuestros planes futuros. Es solo una serie de eventos aleatorios que llevaron al mundo de hoy.

Pero lo que las masas no saben es que Silicon Valley tiene una historia muy especial. Una que explica cómo llegamos a nuestra situación actual y otra que habla del futuro en el que estamos dormidos. Un futuro de vigilancia total y control total por parte de los multimillonarios de Big Tech y sus sombríos partidarios.

Estos son los secretos de Silicon Valley: Lo que Big Tech no quiere que sepas.

Una vez conocido como “El valle del deleite del corazón”, el valle de Santa Clara era una zona bucólica y agraria conocida por su clima templado y árboles frutales en flor. Hasta la década de 1960, fue la mayor región productora y empacadora de frutas del mundo.

Hoy en día hay pocos recordatorios del durmiente pasado agrícola del valle. Ahora llamado “Silicon Valley”, es el hogar de muchas de las compañías de tecnología y redes sociales más grandes del mundo, desde Google y Facebook hasta Apple y Oracle, desde Netflix y Cisco Systems hasta PayPal y Hewlett-Packard. Es el centro de una industria global que está transformando la economía, dando forma a nuestro discurso político y cambiando la naturaleza misma de nuestra sociedad.

¿Entonces qué pasó? ¿Cómo se produjo este notable cambio? ¿Por qué es Silicon Valley el epicentro de esta transformación?

La respuesta es sorprendentemente simple: la Segunda Guerra Mundial sucedió.

El influjo de la investigación y la industria de alta tecnología en la región es el resultado directo del advenimiento de la Segunda Guerra Mundial y las acciones de un solo hombre: Frederick Terman.

Frederick era el hijo de Lewis Terman, un pionero de la psicología educativa en la Escuela de Graduados de Educación de Stanford. Lewis Terman, un eugenista declarado, popularizó las pruebas de inteligencia en Estados Unidos, y ayudó a realizar la primera administración masiva de una prueba de inteligencia para el Ejército de los EE. UU. durante el ingreso de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial.

Frederick Terman asistió a Stanford, donde obtuvo una licenciatura en química y una maestría en ingeniería eléctrica antes de dirigirse al MIT para obtener su doctorado en ingeniería eléctrica con Vannevar Bush. Esta conexión entró en juego en el estallido de la Segunda Guerra Mundial, cuando Bush, ahora al frente de la Oficina de Investigación y Desarrollo de los EE. UU., que gestionó casi toda la investigación y el desarrollo del ejército de EE. UU. durante la guerra, le pidió a Terman que dirigiera el Laboratorio de investigación de radio alto secreto en la Universidad de Harvard. Allí, Terman dirigió a 800 de los principales investigadores del país en el campo emergente de la guerra electrónica. Su trabajo incluyó el desarrollo de algunos de los primeros equipos de inteligencia de señales e inteligencia electrónica, incluidos detectores de radar, perturbadores de radar y elementos de aluminio para ser utilizados como contramedidas contra las defensas antiaéreas alemanas.

El valle, tal como lo conocemos hoy, nació en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando Terman regresó a Stanford como decano de la Escuela de Ingeniería y comenzó a transformar la escuela en el “MIT de Occidente”.

STEVE BLANK: Terman, con su experiencia en la guerra, decidió convertir a Stanford en un centro de excelencia en microondas y electrónica, y él era el hombre para hacerlo. El laboratorio de investigación de radio de Harvard fue el pináculo en los Estados Unidos de cada transmisor y receptor de microondas avanzado que puedas imaginar. Y lo que hace es reclutar a once ex miembros del laboratorio de investigación de radio y dice: “Saben, realmente no tenemos un laboratorio, ¡pero enhorabuena! ¡Ya están todos en el cuerpo docente de Stanford!”. “Oh, genial, gracias”. Se unieron a Stanford y crearon su propio laboratorio: el Laboratorio de Investigación de Electrónica para la investigación básica y no clasificada. Y consiguen que la Oficina de Investigación Naval les otorgue su primer contrato, para financiar en realidad la investigación de Stanford de la posguerra sobre microondas. Para 1950, Terman convierte el departamento de ingeniería de Stanford en el MIT of the West, básicamente al tomar toda la I + D innovadora de la guerra en microondas, al trasladarlo a Stanford, al tomar los jefes de departamento y el personal clave.

SOURCE: Secret History of Silicon Valley

Con los fondos de investigación militar que fluyen en la región, Terman comenzó a transformar el área de la Bahía de San Francisco en un punto caliente de investigación de alta tecnología. En 1951, encabezó la creación del Parque Industrial de Stanford, ahora conocido como Parque de Investigación de Stanford, una empresa conjunta entre Stanford y la Ciudad de Palo Alto para atraer grandes corporaciones de tecnología al área. El parque fue un gran éxito, finalmente atrajo a Hewlett-Packard, General Electric, Kodak y otras importantes empresas de tecnología, y consolidó a Silicon Valley como un nexo entre Stanford, la gran tecnología y la investigación patrocinada por el gobierno.

Y esta conexión no era tangencial. Como el investigador Steve Blank escribe en su propia historia de las raíces militares de Silicon Valley:

“Durante la década de 1950, Fred Terman fue asesor de todas las ramas principales del ejército de los Estados Unidos. Formó parte del Consejo Asesor de I + D del Cuerpo de Señales del Ejército, en el Consejo Asesor Científico de Contramedidas Electrónicas de la Fuerza Aérea, un Fideicomisario del Instituto de Análisis de Defensa, en el Comité Asesor de Investigación Naval, en el Consejo Científico de Defensa y un asesor del Comité Asesor Científico del Presidente. Sus actividades comerciales lo tuvieron en la junta directiva de HP, Watkins-Johnson, Ampex y Director y Vicepresidente de SRI. Es increíble que este tipo haya dormido alguna vez. Terman fue la máquina de redes definitiva para Stanford y sus contratos militares”.

No es un secreto que Silicon Valley ha prosperado desde el principio con los fondos de investigación del Pentágono y las conexiones del Departamento de Defensa. Desde William Shockley (un eugenista rabioso que pasó la Segunda Guerra Mundial como director del Grupo de Operaciones de Guerra Antisubmarina de la Universidad de Columbia y que a veces es citado como el otro padre fundador de Silicon Valley por su trabajo en semiconductores de silicio) al Instituto de Investigación de Stanford (un contratista militar clave que tenía vínculos estrechos con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada [ARPA]). El Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha desempeñado un papel clave en la configuración del desarrollo de la región.

El Instituto de Investigación de Stanford fue encabezado por Terman y creado por los fideicomisarios de la Universidad de Stanford en 1946. Desde su inicio, el SRI recibió instrucciones de evitar la celebración de contratos federales que pudieran enredar a Stanford en asuntos políticos. Pero dentro de seis meses ya había roto esta directiva, buscando contratos con la Oficina de Inteligencia Naval. En la década de 1960, al mismo tiempo que el Centro de Inteligencia Artificial del instituto estaba creando “Shakey“, el “primer robot móvil que podía razonar sobre su entorno”. Los manifestantes de la Guerra de Vietnam seleccionaron a SRI por su trabajo de contrato con ARPA, el brazo del Pentágono dedicado a desarrollar tecnología de punta. La presión hizo que la Universidad de Stanford cortara formalmente sus vínculos con el SRI en la década de 1970, pero la investigación financiada por el ejército del instituto no se detuvo allí.

El Instituto de Investigación de Stanford se convertiría en el segundo nodo de ARPANET, la red de conmutación de paquetes creada por el Pentágono que dio origen a la Internet de hoy en día. El primer mensaje enviado entre dos computadoras fue enviado en ARPANET entre una computadora en UCLA y una en SRI.

Fue el jefe de la división de comando y control de ARPA, Robert Kahn, quien creó la primera red móvil experimental (conocida como “PRNET”) alrededor de Silicon Valley y formó la red de satélites inicial (“SATNET”) que conectó internacionalmente la Internet antigua. En 1973, Kahn contó con la ayuda de Vint Cerf, un profesor asistente en la Universidad de Stanford, para desarrollar, como un proyecto del Departamento de Defensa, el conjunto de protocolos TCP / IP que ayudaría a hacer posible Internet.

En una reciente mesa redonda organizada por DARPA, el último apodo para lo que originalmente fue ARPA, Vint Cerf admitió que todo el proyecto ARPANET fue dictado por las necesidades del Pentágono de un sistema de comando y control que respondiera a los requisitos militares:

VINT CERF: Internet estaba motivada por la creencia de que Comando y Control podía usar las computadoras para permitir que el Departamento de Defensa usara sus recursos mejor que un oponente. En ese caso particular, Bob, en particular, comenzó el programa en DARPA a principios de la década de 1970, [nos] dimos cuenta de que teníamos que tener las computadoras en los barcos en el mar, en los aviones y en los vehículos móviles, y ARPANET solo había, arreglado… ya sabes, máquinas que estaban en habitaciones con aire acondicionado conectadas entre sí, ya sabes, en términos generales, circuitos telefónicos dedicados. Así que no puedes conectar los tanques con cables porque pasan sobre ellos y se rompen, y los aviones, nunca lo harán desde el suelo, ya sabes, puedes ver todo… Por lo tanto, esto llevó a la necesidad de comunicación por radio móvil y comunicación por satélite en un entorno de red.

La pregunta sobre la naturaleza global aquí es fácil de responder. Al menos pensé que estábamos haciendo esto para el Departamento de Defensa, tendría que operar en todo el mundo. Y, por lo tanto, no podría ser un diseño que de alguna manera se limitara a CONUS, por ejemplo. Y tampoco podría ser un diseño que dependiera en absoluto de la cooperación de otros países que asignaran, por ejemplo, espacio de direcciones. Quiero decir, el tipo de modelo tonto de esto es si usamos códigos de países para indicar diferentes redes. . . Diferentes identificadores de red. Imagina que tienes que invadir el país B y antes de hacerlo tienes que ir y decir: “Hola, vamos a invadir tu país en un par de semanas y necesitamos un espacio de direcciones para ejecutar otro sistema de llamadas”. Sí, ya sabes, probablemente no iba a funcionar. Así que sabíamos que tenía que ser de alcance global.

SOURCE: From ARPAnet to the Internet, Web, Cloud, and Beyond: What’s Next?

Una de las primeras demostraciones del protocolo: una prueba de 1977 que involucró una camioneta equipada con equipo de radio por SRI que ahora se conoce como el nacimiento del Internet moderno, incluso simuló “una unidad móvil en el campo, digamos en Europa, en medio de algún tipo de acción tratando de comunicarse a través de una red de satélite a los Estados Unidos”.

Pero mientras que la inversión directa en esta revolución tecnológica se ajustaba a los propósitos del Pentágono, la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos buscaba otras vías más ocultas para aprovechar el increíble potencial de Silicon Valley y sus tecnologías de vigilancia. Con el advenimiento de la Guerra Fría y el aumento de las tensiones entre los EE. UU. y la URSS en un nuevo juego altamente tecnológico de “espía contra espía”, la financiación para la investigación y el desarrollo de tecnología de punta se colocó bajo una cobertura de seguridad nacional y clasificado.

BLANK: Pero a principios de la década de 1950, la Guerra de Corea cambia el juego. Después de la Segunda Guerra Mundial, aquellos que conocen su historia, básicamente desmovilizamos a nuestras tropas, empaquetamos a nuestros bombarderos y nuestros combatientes, y dijimos: “Vamos a disfrutar de los beneficios de la posguerra”. En 1949, los soviéticos explotaron su primer arma nuclear. La Guerra Fría, con la Guerra de Corea, se calienta. De repente, los Estados Unidos se dan cuenta de que el mundo ha cambiado de nuevo y el trabajo espía llega a Stanford.

El ejército se acerca a Terman y le pide que establezca el Applied Electronics Lab para hacer programas militares clasificados, y duplica el tamaño del programa de electrónica en Stanford. Dijeron: “Bueno, mantendremos esto separado del Laboratorio de Investigación de Electrónica sin clasificar”. Pero por primera vez, la Universidad de Stanford se convirtió en un socio completo con los militares en la investigación y desarrollo del gobierno.

SOURCE: Secret History of Silicon Valley

La llegada del dinero de inversión de la agencia de inteligencia creó una nueva relación entre el gobierno y los investigadores en el Valle. En lugar de contratar directamente a las compañías de tecnología para producir la tecnología, la electrónica de consumo sería regulada, dirigida, supervisada e infiltrada cada vez más por los trabajadores del gobierno, quienes podrían utilizar esa tecnología como base para una operación de inteligencia de señales a nivel mundial, dirigida no solo a los militares de países extranjeros, sino a la población del mundo en su conjunto.

Ahora, envuelto en un manto de seguridad nacional, el papel del gobierno en el desarrollo de Big Tech ha sido en gran parte oculto. Pero, si sabe dónde buscar, las huellas digitales de las agencias de inteligencia siguen siendo visibles en casi todas las compañías y tecnologías importantes que emergen de Silicon Valley.

Tomemos Oracle Corporation, por ejemplo. La tercera corporación de software más grande del mundo, Oracle es famosa por su software de base de datos homónimo. Lo que muchos no saben es que el nombre de “Oracle” proviene del primer cliente de la empresa: la CIA. “Proyecto Oracle” era el nombre en código de la CIA para una base de datos relacional gigante que estaba siendo construida bajo contrato por Ampex, una firma de Silicon Valley. Asignados al proyecto fueron Larry Ellison, Bob Miner y Ed Oates. Aunque el Proyecto Oracle “fue algo así como un desastre“, llevó a Ellison y sus socios a escindir Oracle Corporation, que hasta el día de hoy recibe el 25% de su negocio de los contratos del gobierno.

O tomemos Sun Microsystems. Fundada en 1982, la estación de trabajo Unix del gigante del software y hardware de Silicon Valley, el “Sun-1”, como explica ComputerWorld, “debe sus orígenes directamente a media docena de las principales tecnologías desarrolladas en varias universidades y empresas, todas financiadas por ARPA. ”Sun fue adquirida por Oracle en 2010 por $ 7.4 mil millones.

Pero para toda una generación que crece hoy, esta es historia antigua. Claro, las agencias de inteligencia y el Departamento de Defensa participaron en la fundación de estas incondicionales de Silicon Valley. Pero ¿qué pasa con el Silicon Valley de hoy? ¿Qué tiene esto que ver con Google, Facebook, PayPal o los gigantes de Big Tech que se han convertido en sinónimo de informática en la era de Internet?

La era moderna de Silicon Valley comenzó en la década de 1990, cuando el advenimiento de la World Wide Web trajo todo el potencial de la revolución informática a los hogares de Estados Unidos y de todo el mundo. Esta fue la era de la burbuja punto com, cuando las pequeñas empresas sin plan de negocios y sin ingresos podían convertirse en compañías de un millón de dólares de la noche a la mañana. Y detrás de todo esto, dando la bienvenida a la revolución desde las sombras, estaban las agencias de inteligencia, que ayudaron a financiar las tecnologías y plataformas principales de la Internet moderna.

Uno de los primeros problemas a los que se enfrentaron los primeros usuarios de la web fue cómo buscar a través de la increíble variedad de sitios web personales, sitios web corporativos, sitios gubernamentales y otros contenidos que se publicaban en línea todos los días. Para que la web se convierta de un patio de recreo para fanáticos de la tecnología y aficionados en una herramienta de comunicación ubicua, tendría que haber una manera de clasificar rápidamente la gran cantidad de información disponible y devolver una lista relevante de sitios web que lleve a los usuarios a información útil. Las primeras iteraciones de la búsqueda en línea, incluidas las listas curadas personalmente de sitios interesantes y motores de búsqueda primitivos que se basaban en la simple concordancia de palabras clave, no cumplían con la tarea.

Por una feliz coincidencia, el problema de la catalogación, indexación, clasificación y consulta de grandes cantidades de información fue un problema en el que las agencias de inteligencia también estaban trabajando. A medida que las masas de datos que fluyen a través de Internet dieron origen a la era del Big Data, la NSA, la CIA y otros miembros de la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos reclutaron a las mejores y más inteligentes mentes jóvenes del país para ayudarles a almacenar, buscar y analizar esta informacion… y a los que la buscan. Y, como de costumbre, pidieron ayuda a la Universidad de Stanford y a los niños genios de Silicon Valley.

Google, como relata la ahora historia familiar, comenzó como un proyecto de investigación de Larry Page y Sergey Brin, dos estudiantes graduados de la Universidad de Stanford. Como era de esperar, uno no tiene que cavar mucho para encontrar la conexión con el Departamento de Defensa. DARPA, el nombre actual de la renombrada ARPA, fue uno de los siete patrocinadores militares, civiles y de aplicación de la ley del “Proyecto de Bibliotecas Digitales de Stanford“, que ayudó a financiar la investigación de Page y Brin. A DARPA incluso se le agradeció por su nombre en el libro blanco donde se presentó por primera vez la idea de Google: “La anatomía de un motor de búsqueda web hipertextual a gran escala“.

Menos conocido es el proyecto “Sistemas de datos digitales masivos” encabezado por la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos y financiado a través de agencias no clasificadas como la National Science Foundation. Como lo explica un correo electrónico que presenta el proyecto a investigadores de las principales universidades de EE. UU. en 1993, fue diseñado para ayudar a las agencias de inteligencia a “desempeñar un papel proactivo en estimular la investigación en la gestión eficiente de bases de datos masivas y garantizar que los requisitos de la Comunidad de Inteligencia pueden ser incorporados o adaptados en productos comerciales”.

Como Jeff Nesbit, ex director de asuntos legislativos y públicos de la Fundación Nacional de Ciencia, detalla en un artículo revelador de 2017 para qz.com sobre el verdadero origen de Google:

“Los brazos de investigación de la CIA y la NSA esperaban que las mejores mentes informáticas de la academia pudieran identificar lo que llamaron ‘aves de una pluma:’ [sic] Así como los gansos vuelan juntos en grandes formas en V, o bandadas de gorriones hacen repentinamente movimientos juntos en armonía, predijeron que grupos de humanos con ideas afines se moverían juntos en línea. . .”

“El objetivo de su investigación fue rastrear las huellas digitales dentro de la red de información global en rápida expansión, que en ese momento se conocía como la World Wide Web. ¿Podría organizarse un mundo entero de información digital para que las solicitudes que los humanos hicieron dentro de una red de este tipo puedan ser rastreadas y clasificadas? ¿Podrían sus consultas ser vinculadas y clasificadas en orden de importancia? ¿Se podrían identificar las “aves de una pluma” dentro de este mar de información para que las comunidades y los grupos puedan ser rastreados de manera organizada?

El proyecto distribuyó más de una docena de subvenciones de varios millones de dólares cada una, para ayudar a lograr este objetivo de rastrear, clasificar y extraer el comportamiento en línea para identificar y categorizar comunidades y rastrear grupos en la vida real. ¿Y uno de los primeros destinatarios de esta subvención de dinero? El equipo de Sergey Brin en Stanford y su investigación sobre la optimización de consultas de búsqueda.

Desde su fundación y continuidad hasta el presente, Google ha mantenido estrechos vínculos con los aparatos de inteligencia, militares y policiales de los Estados Unidos. Sin embargo, como ocurre con todos los asuntos de la llamada “seguridad nacional”, solo tenemos una ventana a esa relación por parte del registro público y desclasificado de contratos y acuerdos que el gigante tecnológico ha dejado a su paso.

En 2003, Google firmó un contrato de $ 2.1 millones con la Agencia de Seguridad Nacional, el brazo de vigilancia de la comunidad de inteligencia de los EE. UU. que es responsable de recopilar, almacenar y analizar señales de inteligencia en operaciones de inteligencia extranjera y contrainteligencia. Google creó para la agencia una herramienta de búsqueda personalizada “capaz de buscar 15 millones de documentos en veinticuatro idiomas”. Tan importante fue esta relación con Google que, cuando el contrato expiró en abril de 2004, lo extendió por un año más sin costo para el gobierno.

En 2005, se reveló que In-Q-Tel, el brazo de capital de riesgo de la CIA y la encapsulación perfecta de la relación de las agencias de inteligencia con Silicon Valley, había vendido más de 5,000 acciones de Google. No está exactamente claro cómo la firma de capital de riesgo de la CIA terminó con 5,000 acciones de Google, pero se cree que se produjo cuando Google compró Keyhole Inc., el desarrollador del software que más tarde se convertirá en Google Earth. El nombre de la compañía, “Keyhole”, es una referencia no muy sutil a la clase de satélites de reconocimiento de Keyhole que las agencias de inteligencia de los EE. UU. han estado utilizando durante décadas para obtener imágenes en 3D y análisis de mapas. Keyhole, Inc. trabajó estrechamente con la comunidad de inteligencia de los EE. UU. e incluso se jactó de que el Pentágono estaba utilizando su tecnología para apoyar la invasión de Irak. Hasta el día de hoy, la propia CIA describe a Google Earth como “tecnología asistida por la CIA” en su propia página dedicada al “Impacto de la tecnología de la CIA“.

En 2010, comenzaron a surgir los detalles de una relación formal entre NSA y Google, pero ambas partes se negaron a divulgar más información sobre la relación. Informes posteriores sugirieron que Google había “acordado proporcionar información sobre el tráfico en sus redes a cambio de información de la NSA sobre lo que sabía de hackers extranjeros”. Más detalles surgieron de una solicitud de la Ley de Libertad de Información en 2014, que reveló que Sergey Brin y Eric Schmidt no solo se relacionaron con el primer nombre del entonces jefe general de la NSA, Keith Alexander, sino que Google fue parte de una “iniciativa secreta del gobierno conocida como el Marco de Seguridad Duradera”, y que esta iniciativa involucró a Silicon Valley asociándose con el Pentágono y la comunidad de inteligencia de Estados Unidos para compartir información “a la velocidad de la red”.

La iniciativa Enduring Security Freedom es solo una ventana a la manera en que Big Tech puede obtener grandes cantidades de dinero de su relación con la NSA. En 2013, surgió que los participantes en el programa PRISM, el programa de vigilancia ilegal que permitía a la NSA acceder a toda la información y los datos de los usuarios de todas las compañías de Big Tech, fueron reembolsados ​​por los gastos del programa por un brazo de la agencia conocido como “Operaciones de Fuente Especial”.

MARINA PORTNAYA: El proceso completo supuestamente costó a los participantes de PRISM millones de dólares para implementar cada extensión exitosa, y esos costos, según los documentos de EE. UU., fueron cubiertos por un brazo de la NSA conocido como “Operaciones de fuente especial”. Según el periódico The Guardian, el denunciante de la NSA Edward Snowden describió a Special Source Operations como la “joya de la corona” de la agencia que maneja todos los programas de vigilancia que dependen de la asociación corporativa con los proveedores de telecomunicaciones e Internet para acceder a los datos de comunicación. Ahora, esta revelación se considera una evidencia de que ha existido una relación financiera entre las empresas de tecnología y la NSA. Y como lo expresó el periódico The Guardian, la revelación de que el dinero de los contribuyentes se utilizó para cubrir los costos de cumplimiento de la compañía plantea nuevas preguntas sobre la relación entre Silicon Valley y la NSA.

SOURCE: NSA Paid Google, Microsoft, Facebook, Yahoo To Spy On You

El programa PRISM en sí mismo demuestra que los vínculos de la agencia militar y de inteligencia con el actual Silicon Valley no terminan con Google. De hecho, cada uno de los incondicionales de Silicon Valley que dominan la web hoy en día tienen vínculos similares con el sombrío mundo de los espías.

En junio de 2003, la Oficina de Técnicas de Procesamiento de la Información, el ala de tecnología de la información de DARPA que había supervisado el proyecto original de ARPANET en la década de 1960, publicó silenciosamente un “Anuncio general de la agencia” en su sitio web para solicitar propuestas para un ambicioso nuevo proyecto. Con la etiqueta “BAA # 03-30“, este “folleto de información para el proponente” solicitó propuestas de los desarrolladores para construir un “(sub) sistema basado en ontología” llamado LifeLog que “capture, almacene y haga accesible el flujo de la experiencia de una persona e interacciones con el mundo”.

La idea, que parecía algo fantástica en 2003, era que los usuarios de LifeLog usarían un dispositivo que capturara y registrara todas sus transacciones e interacciones, movimientos físicos, correos electrónicos y llamadas telefónicas, y una variedad de otra información. El LifeLog se presentaría a los usuarios “como un sistema independiente que servirá como un poderoso diario multimedia automatizado y un álbum de recortes”, pero, a medida que el anuncio se revela, los datos recopilados se utilizarán para ayudar a DARPA a crear una nueva clase de sistemas verdaderamente “cognitivos” que pueden razonar de varias maneras”.

Si hubiera seguido adelante, LifeLog habría sido un diario virtual de todos los lugares a los que iban sus usuarios, todo lo que hicieron, todos con los que hablaron, lo que hablaron, lo que compraron, lo que vieron y escucharon, y lo que planearon hacer en el futuro. De inmediato creó críticas como un obvio intento por parte del gobierno de crear una herramienta para perfilar a los enemigos del estado, e incluso los partidarios del plan se vieron forzados a admitir que LifeLog “podría llamar la atención si [DARPA] no dejaba en claro cómo se resolverían los problemas de privacidad”.

Pero luego, sin explicación, el anuncio fue retirado y el proyecto fue abandonado. El portavoz de DARPA, Jan Walker, atribuyó la cancelación a “Un cambio en las prioridades” en la agencia, pero los investigadores cercanos al proyecto admitieron que estaban desconcertados por la repentina detención del programa. “Estoy seguro de que dicha investigación continuará siendo financiada con algún otro título”, escribió un investigador del MIT cuyo colega había pasado semanas trabajando en la propuesta. “No puedo imaginar a DARPA ‘abandonando’ un área de investigación tan importante”.

Wired.com informó sobre la cancelación de LifeLog el 4 de febrero de 2004. Ese mismo día, un estudiante universitario de Harvard llamado Mark Zuckerberg lanzó oficialmente “TheFacebook.com”, la primera encarnación de Facebook, que recopila grandes cantidades de datos sobre sus usuarios, ofreciéndoles la promesa de “un potente diario multimedia automatizado y un álbum de recortes”, pero, como se ha hecho cada vez más evidente en los últimos años, utilizando y vendiendo esos datos por motivos ulteriores.

Pero no es solo esta interesante coincidencia lo que conecta a Facebook con DARPA. Una vez más, el dinero que ayudó a “TheFacebook” a pasar de un “proyecto estudiantil” de Harvard a un multimillonario usuario de internet involucró una reubicación en Silicon Valley y abundantes inyecciones de capital de riesgo por parte de personas con acceso a inteligencia. Facebook se mudó a Palo Alto, California, en 2004 y recibió su primera inversión de $ 500,000 de parte de Peter Thiel, cofundador de PayPal. Pero el dinero real, y el interés real en Facebook, llegaron en 2005, en forma de una inversión de $ 12.7 millones de Accel Partners y $ 1 millón adicional de Jim Breyer de Accel. Resulta que Breyer tenía algunas conexiones interesantes propias.

NARRADOR: El primer dinero de capital de riesgo por un total de $ 500,000 llegó a Facebook del capitalista de riesgo Peter Thiel, fundador y ex CEO de PayPal. También es miembro de la junta directiva del grupo conservador radical Vanguard DAC. La financiación adicional llegó en forma de $ 12.7 millones de dólares de la firma de capital de riesgo Accel Partners. El gerente de Accel, James Breyer, fue presidente de la National Venture Capital Association. Breyer fue miembro de la junta de la Asociación Nacional de Capital de Riesgo con Gilman Louie, CEO de In-Q-Tel, una firma de capital de riesgo establecida por la Agencia Central de Inteligencia en 1999. Esta firma trabaja en varios aspectos de tecnología de la información e inteligencia, entre los que se incluyen: fomentar las tecnologías de minería de datos. Breyer también formó parte de la junta directiva de BBN Technologies, una firma de investigación y desarrollo conocida por encabezar ARPANET, o lo que hoy conocemos como Internet.

En octubre de 2004, la Dra. Anita Jones subió a bordo de BBN junto con Gilman Louie, pero lo más interesante es la experiencia de la Dra. Jones antes de unirse a BBN. La propia Jones se desempeñó en la junta directiva de In-Q-Tel y anteriormente fue directora de investigación e ingeniería de defensa del Departamento de Defensa de EE. UU. Sus responsabilidades incluían servir como asesora del Secretario de Defensa y supervisar la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de la Defensa.

Esto va más allá de las apariencias iniciales. DARPA se lanzó a la fama nacional en 2002, cuando se conoció la existencia de la Oficina de Conocimiento de la Información (IAO). La IAO declaró que su misión era recopilar la mayor cantidad de información posible sobre todos en un lugar centralizado para que el gobierno de los Estados Unidos los pueda leer fácilmente, incluida, entre otras cosas, la actividad de Internet; historial de compra de tarjetas de crédito; compras de boletos de avión; alquiler de coches; registros médicos; transcripciones educativas; licencias de conducir; facturas de servicios públicos; declaraciones de impuestos; y cualquier otro dato disponible.

SOURCE: Facebook CIA connection

No debería sorprender, entonces, que la ex directora de DARPA, Regina Dugan, fue contratada por Google en 2012 para dirigir su grupo de Tecnología y Proyectos Avanzados, y que luego fue contratada por Facebook en 2016 para dirigir su Grupo de investigación “Edificio 8” que se centra en tecnologías experimentales como sensores cerebrales e inteligencia artificial. Tampoco es una sorpresa saber que DARPA ya está trabajando para militarizar la tecnología de realidad virtual Oculus de Facebook para combatir la guerra cibernética.

Tampoco es una sorpresa que el inversionista de Facebook, Peter Thiel, cofundador de PayPal, desarrolló Palantir, una herramienta de análisis y extracción de datos utilizada por la NSA, el FBI, la CIA y otras agencias de inteligencia, contraterrorismo y militares, a partir del propio algoritmo de detección de fraude de PayPal. O que In-Q-Tel fue uno de los primeros inversionistas externos en la tecnología Palantir, que ha ganado notoriedad en los últimos años por “usar las herramientas de Guerra contra el Terror para rastrear a los ciudadanos estadounidenses”.

Tampoco es una sorpresa saber que Eric Schmidt, ex CEO de Google y actual asesor técnico de Alphabet, empresa matriz de Google, es ahora el presidente de la “Junta de Innovación de Defensa” del Pentágono, que busca brindar la eficiencia y la visión de Silicon Valley a las iniciativas de innovación de alta tecnología del Departamento de Defensa.

Tampoco es sorprendente que Schmidt, además de ser miembro de la elitista Comisión Trilateral, forme parte del comité directivo del Grupo Bilderberg, una camarilla de financieros, industriales, funcionarios públicos de alto rango, miembros militares y miembros de la realeza que se han reunido anualmente, en un secreto casi total desde 1954. Tampoco es sorprendente que el Grupo Bilderberg ahora cuente con un número de incondicionales de Silicon Valley entre sus filas, desde Schmidt y Thiel hasta el CEO de Palantir, Alex Karp y la ex presidenta de la Fundación Electronic Frontiers, Esther Dyson.

De hecho, sería más sorprendente encontrar una importante compañía de Silicon Valley que no estuviera relacionada con el ejército de los EE. UU. o con las agencias de inteligencia de los EE. UU. de una forma u otra. Esto no es un accidente de la historia o una mera coincidencia. Los orígenes de Internet estaban en los sombríos programas del Pentágono para desarrollar las tecnologías perfectas de comando y control. Desde los primeros intentos de formar bases de datos electrónicas de información sobre los contrainsurgentes en Vietnam hasta el día de hoy, esta tecnología, como explica Yasha Levine, autor de Surveillance Valley: The Secret Military History of Internet, fue diseñada para ser utilizada como una herramienta de Guerra contra poblaciones objetivo.

YASHA LEVINE: Para comprender qué es Internet y en qué se ha convertido, debemos volver al principio. En la década de 1960, cuando el Pentágono estaba creando internet. En aquel entonces, Estados Unidos era un imperio global relativamente nuevo que se enfrentaba a un mundo cada vez más caótico y violento. Estaba la guerra de Vietnam, que era central, pero Estados Unidos enfrentaba insurgencias en todo el mundo, desde América Latina hasta el sudeste asiático. También se enfrentaba a un entorno doméstico cada vez más volátil y violento. Tenías el movimiento contra la guerra. Tenías activismo negro militante. Tenías grupos como The Weather Underground que lanzaban bombas aparentemente a diario en ciudades de todo el país. Tenías disturbios raciales en las principales ciudades.

Y los generales paranoicos de Estados Unidos vieron esto, y vieron una vasta conspiración comunista, por supuesto. Vieron a la Unión Soviética expandirse globalmente, respaldando insurgencias en todo el mundo, respaldando a los países que se oponían a Estados Unidos. Al mismo tiempo, estaban respaldando  movimientos de oposición en América, y vieron esto como un nuevo tipo de guerra que estaba ocurriendo. Esta no es una guerra tradicional con la que podrías pelear con armas tradicionales. Esta no es una guerra en la que podrías lanzar un arma nuclear. No era una guerra a la que se podía enviar una división de tanques, porque los combatientes no llevaban uniformes y no marchaban en formación. Formaban parte de la población civil del conflicto en el que participaban.

Así fue como surgió un nuevo tipo de guerra y un nuevo tipo de insurgencia global. Y en ciertos círculos en el ejército, personas que estaban familiarizadas con el nuevo tipo de tecnología informática que se está desarrollando, creen que la única forma de luchar y ganar esta nueva guerra era desarrollar nuevas armas de información, una tecnología informática que podría: ingerir datos sobre las personas y los movimientos políticos; que podría combinar encuestas de opinión, datos económicos, antecedentes penales, borradores de historias, fotografías, conversaciones telefónicas interceptadas por los servicios de seguridad; y poner todo eso en bases de datos que podrían permitir a los analistas realizar análisis sofisticados sobre ellas y ejecutar encuestas predictivas. La idea era que tienes que descubrir quién es el enemigo y aislarlo de la población general, y luego sacar a ese enemigo. Y en ese momento, algunos incluso soñaban con crear un sistema de administración global que pudiera observar el mundo en tiempo real e interceptar amenazas antes de que ocurrieran de la misma manera que lo hacía el sistema de defensa por radar de alerta temprana de Estados Unidos para aviones hostiles.

Este es el trasfondo general del que surgió internet. Hoy en día los orígenes de la contrainsurgencia de internet se han ocultado. Se han perdido en su mayor parte. Muy pocas historias lo mencionan, aunque sea un poco. Pero en el momento en que se creó en la década de 1960, los orígenes de Internet y los orígenes de esta tecnología como una herramienta de vigilancia y como una herramienta de control eran muy obvios para las personas en ese entonces. Cuando la gente no veía las computadoras y las redes de computadoras como herramientas de liberación o tecnologías utópicas, las veía como herramientas de control político y social, y eso incluía específicamente a ARPANET, la red que más tarde crecería en Internet.

SOURCE: Yasha Levine: Surveillance Valley: The Secret Military History of the Internet

El internet nunca fue pensado como una herramienta de liberación. Desde su inicio, se pretendía que fuera una herramienta para rastrear, vigilar y, en última instancia, controlar una población objetivo. Y en el entorno volátil de la década de 1960, esa “población objetivo” se transformó rápidamente de los contrainsurgentes del Viet Cong en el propio público estadounidense y cualquier otra persona que pudiera representar una amenaza para las ambiciones del Pentágono en el país o en el extranjero.

Visto a la luz de esta historia, los desarrollos recientes en Internet tienen más sentido. Silicon Valley no brotó del suelo de California por sí solo. Fue cuidadosamente sembrado allí por las agencias militares y de inteligencia que requieren esta tecnología para combatir la guerra de información del siglo XXI.

El Departamento de Defensa no anunció en 2003 que iban a “luchar contra la red” como si se tratara de un sistema de armas enemigo porque temían que sus enemigos armaran internet. Sabían que ya era un arma porque ellos mismos la habían armado.

El gobierno de EE. UU. no teme a los rusos ni a su capacidad de “socavar la democracia estadounidense” mediante la compra de miles de dólares en publicidad en Facebook. Fueron ellos los que imaginaron un sistema LifeLog para observar y controlar a la población en primer lugar.

El Pentágono no se preocupa por las vulnerabilidades de seguridad de Internet. Aprovecha esas vulnerabilidades para desarrollar algunas de las armas cibernéticas más destructivas que se hayan desatado, incluido el Stuxnet desarrollado por Estados Unidos e Israel.

Y, dado que la próxima generación de tecnologías de red amenaza con agregar no solo nuestros datos de Facebook y nuestras búsquedas en Google y nuestros tweets y nuestras compras a las bases de datos del gobierno, sino que en realidad conecta todos los objetos del mundo directamente a esas bases de datos, los militares de nuevo están a la vanguardia de la próxima revolución de internet.

SEAN O’KEEFE: Internet of Things está penetrando en una franja cada vez más amplia de la vida cotidiana y la economía global. Nuestros buenos amigos y útiles generadores de información en Wikipedia definen Internet de las Cosas como la red de objetos físicos, cosas integradas con componentes electrónicos (sensores de software, conectividad de red), que permiten que estos objetos recopilen e intercambien datos. Esencialmente, permite que los objetos se detecten y controlen de forma remota, lo que crea una integración entre el mundo físico y los sistemas informáticos. Piense en una red inteligente: sistemas de energía relacionados entre sí para maximizar la eficiencia y todo lo relacionado con ese objetivo. Internet of Things está transformando los negocios modernos, aprovechando los sensores integrados, la conectividad, el análisis digital y la automatización para ofrecer una mayor eficiencia y eficacia en una amplia gama de frentes de mercado.

El ejército ha sido un líder en el desarrollo de muchas de las tecnologías de componentes de Internet de las Cosas, pero puede hacer más para aprovechar los beneficios de las soluciones de Internet de las Cosas. El establecimiento de seguridad nacional más amplio también enfrenta desafíos únicos al adoptar las tecnologías de Internet de las cosas que van desde la seguridad y la garantía de la misión hasta la infraestructura y las limitaciones de costos y los obstáculos culturales. Ahora, en septiembre, hace apenas un par de meses, el Programa de Tecnologías Estratégicas del CSIS publicó un informe: Aprovechando el Internet de las Cosas para un Ejército Más Eficiente y Efectivo, que describe cómo los militares pueden adoptar lecciones del sector privado para aprovechar estos beneficios más amplios del Internet de las cosas.

SOURCE: Leveraging the Internet of Things for a More Efficient and Effective Military – Opening Keynote

Desde los primeros días de la computación en red -cuando ARPANET aún era solo un brillo a los ojos de sus ingenieros y el famoso científico de computación ARPA JCR Licklider escribía notas a sus colegas en Palo Alto actualizándolos en su visión de una “Red de Computadoras Intergaláctica” – hasta hoy, cuando los científicos de DARPA están tramando usos militares para el Internet de las cosas, la tecnología que sustenta los planes del gobierno de los Estados Unidos para dominar todo el espectro del mundo cibernético ha avanzado a pasos agigantados. Pero la visión misma sigue siendo la misma.

En esta visión, se realiza un seguimiento de cada persona, se registran sus conversaciones, se monitorean sus compras, se mapean sus redes sociales, se estudian sus hábitos, y en última instancia, se prevén sus comportamientos, para que el Pentágono y los espías de Silicon Valley puedan controlar mejor la población humana. Y, con el advenimiento de tecnologías que aseguran que cada elemento que poseemos nos estará espiando y transmitiendo esos datos a través de redes que están comprometidas por las agencias de inteligencia, esa visión está más cerca que nunca de una realidad.

Y allí, ayudando a que esa visión se convierta en realidad, están los gigantes de Big Tech que fueron fundados, financiados, ayudados y, cuando fue necesario, comprometidos por los espías y soldados que desean un control completo sobre el mundo cibernético.

Este es el secreto de Silicon Valley. En un sentido clave, los gigantes de Big Tech son el Pentágono y la comunidad de inteligencia. El DoD y las agencias de inteligencia son los gigantes de Big Tech. Fue así desde los albores de la computación moderna, y sigue siéndolo hoy.

No debemos sorprendernos de que el mundo de Internet, el mundo que nos legó ARPANET, se parece cada vez más a un dispositivo de vigilancia siempre encendido. Eso era lo que pretendía ser.

Sin embargo, el público, felizmente inconsciente de esta realidad (o deliberadamente ignorante) continúa registrando cada uno de sus movimientos en su LifeLog de Facebook, se reúnen como pájaros de una pluma para formular sus preguntas más íntimas de Google, e introducen sus datos personales en las fauces abiertas de la bestia PRISM.

Puede ser demasiado tarde para alejarse del borde de este precipicio de red inalámbrica siempre encendida, siempre vigilado y conectado… pero hasta que veamos directamente los hechos que muestran que Big Tech es un frente para el gobierno de los EE. UU., nunca esperaremos escapar de la trampa de silicio que nos han tendido.

-James Corbett-

4 veces que Estados Unidos amenazó con escenificar un ataque y culpar a Irán

1) PATRICK CLAWSON SOBRE LA “INICIACIÓN DE CRISIS”

CLAWSON: Francamente, creo que la iniciación de la crisis es realmente difícil y es muy difícil para mí ver cómo el presidente de los Estados Unidos puede llevarnos a la guerra con Irán. Lo que me lleva a la conclusión de que si de hecho no se llega a un acuerdo, la forma tradicional de los Estados Unidos en la guerra es lo que sería mejor para los intereses de los Estados Unidos.

Algunas personas podrían pensar que el Sr. Roosevelt quería meternos en la Segunda Guerra Mundial. Como mencionó David, pueden recordar que tuvimos que esperar a Pearl Harbor. Algunas personas podrían pensar que el Sr. Wilson quería meternos en la Primera Guerra Mundial. Pueden recordar que tuvo que esperar el episodio de Lusitania. Algunas personas podrían pensar que el Sr. Johnston quería enviar tropas a Vietnam. Pueden recordar que tuvieron que esperar el episodio del Golfo de Tonkin. No fuimos a la guerra con España hasta que explotó el USS Maine. Y permítanme señalar que el Sr. Lincoln no sintió que pudiera llamar al ejército federal hasta que fuera atacado el Fuerte Sumter, por lo que ordenó al comandante del Fuerte Sumter que hiciera exactamente eso que los carolinianos del sur hubieran dicho que causaría un ataque.

Entonces, si en realidad los iraníes no van a comprometerse, sería mejor que alguien más comenzara la guerra.

[…]

Solo me gustaría sugerir que se pueden combinar otros medios de presión con sanciones. Mencioné esa explosión el 17 de agosto. Podríamos intensificar la presión. Quiero decir, los submarinos iraníes bajan periódicamente. Algún día uno de ellos podría no subir. ¿Quién sabría por qué? Podemos hacer una variedad de cosas si queremos aumentar la presión. No estoy abogando por eso, pero estoy sugiriendo que esto no es una proposición de cualquiera de las dos cosas, ya sabes, es solo que las sanciones deben tener éxito u otras cosas. Estamos en el juego de usar medios encubiertos contra los iraníes. Podríamos ser más desagradables en eso.

SOURCE: Patrick Clawson Responds to Questions, Full Video – 9/21/2012

2) ZBIGNIEW BRZEZINSKI advierte de que “un acto terrorista acusando a Irán”

BRZEZINSKI: Un escenario plausible para una colisión militar con Irán involucra el fracaso iraquí de cumplir con los puntos de referencia seguidos por acusaciones de la responsabilidad iraní por el fracaso, luego por alguna provocación en Irak o un acto terrorista en los Estados Unidos culpar a Irán culmina en una acción militar “defensiva” de Estados Unidos contra Irán que sumerge a un Estados Unidos solitario en un atolladero en expansión y una profundización que eventualmente se extiende a través de Irak, Irán, Afganistán y Pakistán.

SOURCE: Zbigniew Brzezinski The Senate Foreign Relations Committee

3) GARY HART advierte a IRAN SOBRE “OTRO GOLFO DE TONKIN”

WE ARE CHANGE: Sí, recientemente escribió una carta al Presidente de Irán en la que los instó a estudiar el incidente del Golfo de Tonkin, que ahora sabemos que es un evento organizado para justificar la guerra en Vietnam y también plantea la pregunta “¿Estados Unidos inició las provocaciones?” Señor, ¿no era esto un… Tengo la carta aquí mismo, señor. Si quiere leerla, la tengo yo aquí. Oh, señor, quiero decir que los principales medios de comunicación la han publicado en muchas publicaciones. Niega haber escrito esa carta, señor. Dice que puedo leerla ahora mismo. Está bien que dijo al asumir que en realidad no es lo suficientemente ignorante como para desear la guerra con los Estados Unidos, que le recomendamos que lea la historia del hundimiento del USS Maine en el puerto de La Habana en 1998 y la historia del golfo de Golfo de Tonkin.

HART: Lamento que haya sido un blog o nada para la mayoría. No escribí literalmente una carta, fue una carta simulada. -No fue esto doble discurso para que Estados Unidos pueda organizar un evento para ir a la guerra con Irán.- Me dijeron que tenemos un gobierno en Washington que se está muriendo por una razón para bombardear a Irán y, por lo tanto, en una carta de blog falsa al gobierno iraní, no al presidente del gobierno iraní, simplemente dije que si no quieren que su pueblo sea bombardeado será mejor que tengan cuidado con las incursiones transfronterizas y creo que explícitamente dije que mantengan a la Guardia Republicana y revolucionaria o como sea que se llame en la frontera iraquí. Estaba tratando de comunicar al pueblo estadounidense lo que nuestro propio gobierno estaba tratando de planificar y eso era encontrar una razón para bombardear a Irán y simplemente estaba diciendo en efecto al pueblo estadounidense a través de esta falsa carta, tengan mucho cuidado de que esta administración cree un incidente USS Maine o un incidente Golfo de Tonkin que justificaría hacerlo estallar, eso es todo.

SOURCE: Gary Hart WARNING – WeAreChange

4) SEYMOUR HERSH: EL PLAN DE CHENEY PARA ESCENAR UN INCIDENTE

FAIZ SHAKIR: Hay un poco al final de este último artículo que escribiste y que en realidad me pareció más interesante. Y el artículo no ha recibido tanta atención, pero quiero obtener tu opinión sobre esto. Y esto se relaciona con una desviación o un incidente que ocurrió hace un par de meses. Muchos de ustedes recuerdan. Estaba en el estrecho de Ormuz. Hubo un incidente en el que una aerolínea estadounidense casi tiró fuera del agua a un par de lanchas rápidas iraníes y tal vez habría iniciado la próxima guerra contra Irán o posiblemente una Tercera Guerra Mundial. Y fue evitado, afortunadamente, en el último segundo. Más tarde supimos que realmente no había nada de que preocuparse terriblemente (el incidente se había exagerado) y que había un vicealmirante a cargo de la flota en el Estrecho de Ormuz que dijo que básicamente no había preocupación allí. Que fue exagerada.

HERSH: Pero sí, la segunda parte básicamente. Él estaba preocupado pero nunca fueron una amenaza.

SHAKIR: Nunca fueron una amenaza. Y hablaste de esto, su nombre es Kevin Cosgriff y en el artículo tú escribes:

No obstante, el comportamiento de Cosgriff enojó a Cheney, según el ex alto funcionario de inteligencia. Pero se aprendió una lección en el incidente: el público había apoyado la idea de represalias y hasta se preguntaban por qué Estados Unidos no hacía más. El ex funcionario dijo que, unas pocas semanas después, tuvo lugar una reunión en la oficina del Vicepresidente. “El tema era cómo crear un casus belli entre Teherán y Washington”, dijo.

Lo que estás escribiendo allí es que Cheney, hubo una reunión en la Casa Blanca donde Cheney presidió para preparar la próxima guerra. Una guerra falsa basada en inteligencia falsa.

HERSH: Mi hijo mayor es abogado y cuando le envié esta historia antes de que se publicara, básicamente en una forma final, solo un día, y él me contestó y dijo: “Realmente dejas lo mejor para el final”, sobre casus belli. Um, ¿cuántos de la prensa hay aquí?

De todos modos, hubo una reunión. Entre los artículos considerados y rechazados -razón por la cual The New Yorker no lo publicó, debido a que no fue aceptado -hubo una docena de ideas sobre cómo desencadenar la guerra. La que más me interesó fue: ¿por qué no construimos nuestro astillero? Construimos cuatro o cinco barcos que se parecen a los barcos PT iraníes, les colocamos Seals de la marina con muchas armas y la próxima vez que pasen por el estrecho de Ormuz inicia un tiroteo. Podría costar algunas vidas. Y fue rechazado porque no puedes tener estadounidenses matando a estadounidenses. Pero ese es el tipo de cosas de las que estábamos hablando: la provocación.

Pero eso fue rechazado así que pudiera entender el argumento de no escribir algo que fue rechazado. Tal vez. Básicamente, mi actitud hacia los editores es que están entrenando ratones para ser ratas. Pero el punto es simplista, si sabes lo que eso significa. Tonto, tal vez, pero potencialmente muy letal. Porque una de las cosas que aprendieron en el incidente fue del público estadounidense: si obtienes el incidente correcto, el público estadounidense te apoyará, ya sabes, beso bang bang beso. Ya sabes, estamos en eso.

SOURCE Dick Cheney’s false flag attack idea to start the war with Iran

MIKE POMPEO: Pero en términos de cómo piensa acerca de los conjuntos de problemas, yo, cuando era un cadete, fue la primera vez… ¿Cuál es el lema del cadete en West Point? No mentirás, engañarás, robarás o tolerarás a quienes lo hacen. Yo era el director de la CIA. Mentimos, engañamos, robamos. (Risas.) Es como… tuvimos cursos de capacitación completos. (Aplausos.)

SOURCE: Secretary Pompeo Participates in Q&A Discussion at Texas A&M University

POMPEO: Buenas tardes. Según la evaluación del Gobierno de los Estados Unidos, la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el Golfo de Omán. Esta evaluación se basa en la inteligencia, las armas utilizadas, el nivel de experiencia necesario para ejecutar la operación, los recientes ataques iraníes similares en el transporte marítimo y el hecho de que ningún grupo proxy que opera en el área tiene los recursos y la capacidad para actuar con un nivel tan alto en el grado de sofisticación.

SOURCE: Secretary Pompeo Delivers Remarks to the Media

La red de vigilancia 5G

Clic en la imagen para ver el video…

nif_5g

Las compañías de telecomunicaciones actualmente están luchando para implementar la tecnología de redes celulares de quinta generación. Pero el mundo de 5G es un mundo en el que todos los objetos están cableados y se comunican datos entre sí constantemente. La oscura verdad es que el desarrollo de las redes 5G y los diversos productos en red que crearán en la infraestructura de la ciudad inteligente global, representan la mayor amenaza para la libertad en la historia de la humanidad.

STEVE MOLLONKOPF: 5G mejorará la experiencia humana en el hogar y en todas las industrias, ya que conectamos prácticamente todo. Para 2020, los analistas estiman que habrá más de 20 mil millones de dispositivos IoT instalados en todo el mundo, generando grandes cantidades de datos. Con el acceso a este tipo de información, las industrias de todo tipo podrán alcanzar nuevos niveles de eficiencia a medida que agregan productos, servicios y capacidades.

Como ya habrán escuchado, las compañías de telecomunicaciones actualmente luchan por implementar la tecnología de redes celulares de quinta generación. Apodadas “5G”, estas redes utilizarán ondas electromagnéticas de longitud milimétrica, también llamadas Frecuencia Extremadamente Alta, o radiación EHF para transmitir información más rápido que nunca. Las redes 5G prometen entregar datos 100 veces más rápido que las redes 4G existentes y reducir la latencia hasta en un 98%.

La promesa de 5G fue promovida por Tom Wheeler, entonces presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), cuando hizo una presentación sobre la visión del gobierno de los Estados Unidos para el despliegue de 5G en Estados Unidos en 2017.

TOM WHEELER: Sí, 5G conectará el internet de todo. Si se puede conectar algo, se conectará en el mundo 5G. Pero con las predicciones de cientos de miles de millones de microchips conectados en productos, desde frascos de pastillas hasta bebederos, puede estar seguro de una sola cosa: la mayor aplicación de Internet de las cosas aún no se ha imaginado. [. . .] Aquí está la clave: el mundo interconectado en el que vivimos hoy es el resultado de las decisiones tomadas hace una década, el mundo interconectado del futuro será el resultado de las decisiones que debemos tomar hoy y es por eso que 5G es una prioridad nacional.

Pero después de la oleada inicial de exageraciones que rodea a cualquier nueva tecnología, la oscura realidad de esta nueva “Internet de las Cosas” conectada a 5G está empezando a salir a la luz. El aspecto más evidente de esta oscura realidad es el peligro para la salud humana que presentan los ubicuos y potentes transmisores de la red 5G. Como muestra un creciente cuerpo de investigaciones, los efectos dañinos de la radiación electromagnética presentes en las tecnologías móviles actuales se amplificarán en órdenes de magnitud en la red de radiación de frecuencia extremadamente alta y mucho más potente (y mucho más densa) en la que se basa 5G. Como el científico retirado de carrera del gobierno de los EE. UU., el Dr. Ronald M. Powell señaló en su comentario a la FCC sobre el lanzamiento propuesto de 5G, esta tecnología debe oponerse porque:

“Extendería enormemente la política actual de FCC de la IRRADIACIÓN OBLIGATORIA DEL PÚBLICO sin un estudio previo adecuado del posible impacto en la salud y la garantía de la seguridad. IRRADIARÍA A TODOS, incluidos los más vulnerables a los daños causados por la radiación de radiofrecuencia: mujeres embarazadas, niños no nacidos “Niños pequeños, adolescentes, hombres en edad reproductiva, ancianos, discapacitados y enfermos crónicos”.

Pero otro aspecto aún más descuidado de la oscura realidad 5G es que en un mundo donde todos los objetos están conectados y se comunican datos entre sí a través de una red 5G, es decir, una “Internet de las Cosas” (IoT): la privacidad y la seguridad serían cosas casi imposibles. Incluso la corriente principal ahora está admitiendo que las cantidades sin precedentes de datos que fluyen a través de la red 5G, desde el uso del dispositivo hasta las comunicaciones personales hasta la información de la transacción, son un tesoro que, si cayera en las manos equivocadas, sería un arma formidable.

JADEN URBI: Huawei quiere convertirse en un jugador importante en 5G fuera de China. Pero se enfrenta a presiones internacionales debido a que las preocupaciones de seguridad cibernética persiguen a la compañía. Los EE.UU. están instando a sus aliados a bloquear a Huawei de los proyectos 5G en sus países.

SOURCE: Why The US Thinks Huawei Is A National Security Threat

ELIZABETH LEE: [Zvi] Marom dice que China está usando la tecnología móvil como una herramienta para espiar, y él ha visto la evidencia.

ZVI MAROM: En realidad lo están utilizando para la vigilancia masiva contra su propia población. Buscamos en el equipo de Huawei al nivel de cada chip allí, y lo que encontramos no es muy agradable. Esto no es cosa de una empresa comercial. Este es un tipo de cosas de grado militar.

SOURCE: Is 5G Chinese Technology a Threat to US National Security?

GLENN BECK: Tenemos a China llegando con su red 5G, todas las cosas que estamos... Es como si estuviéramos viviendo en 1956 y no lo es. Y no les importan los derechos. No les importa la gente.

SOURCE: 5G and total surveillance – Forget about your privacy

La implicación de las pontificaciones de estos expertos dominantes es que 5G solo representa una amenaza en manos de los rusos o los chinos u otros supuestos “enemigos de Estados Unidos”. Pero ¿qué pasa con las empresas que fabrican estos productos? ¿Por qué a los gigantes de Big Tech que han abusado de manera tan significativa de la confianza del público durante décadas ahora se les puede confiar la creación de grandes bases de datos de información personal sensible sobre cada aspecto imaginable de nuestra vida diaria? ¿Y por qué el gobierno de los EE. UU. y sus aliados en todo el mundo, gobiernos que han sido atrapados una y otra vez espiando ilegalmente a sus propias poblaciones y reprimiendo violentamente la disidencia, de repente se les puede confiar como administradores de tal sistema?

La verdad es que el desarrollo de las redes 5G y los diversos productos en red que crearán en la infraestructura global de la ciudades inteligentes, representan la mayor amenaza para la libertad en la historia de la humanidad.

La visión del futuro que ofrecen los partidarios de esta tecnología celular de próxima generación es aquella en la que cada objeto que posea será un objeto “inteligente”, que comunicará datos sobre usted, sus movimientos y sus actividades en tiempo real a través de la ultra rápida red 5G. Desde los grandiosos autos autónomos y la cirugía remota hasta los mundanos botes de basura que permiten a los camiones de basura saber cuando están llenos, todo lo que nos rodea emitirá información constantemente a través de Internet of Things si los impulsores de 5G se salen con la suya.

Pero más allá de la brillante fantasía de ciencia ficción presentada en los anuncios sobre este mundo “inteligente” del futuro, se vislumbra de forma espeluznante e inquietante una distopía tecnológica. Una en la que las “experiencias sociales” se “comparten” al sujetar las gafas VR a su cara y la interacción con los seres humanos se reduce tanto como sea posible a favor de la interacción con máquinas, dispositivos y asistentes personales que están ahí para satisfacer todos sus caprichos. . . por un precio. Y, como algunos recién ahora están empezando a darse cuenta, el precio que uno paga por este mundo de comodidad y conveniencia robótica es el control. Control sobre nuestros datos. Control sobre nuestra seguridad. Y el control sobre nuestras vidas.

No es difícil ver por qué estas tecnologías inteligentes y la red 5G que las habilita son un problema de seguridad. Y, en ese contexto, no es difícil ver por qué las empresas chinas como Huawei y ZTE ahora están siendo consideradas amenazas potenciales para la seguridad nacional y se les ha prohibido desarrollar una infraestructura de red 5G en un país tras otro. Después de todo, con acceso a esa cantidad de datos e información, y mucho menos a la capacidad de comunicarse, piratear o deshabilitar todo, desde nuestro televisor “inteligente” hasta nuestros seguros de puerta “inteligentes” hasta nuestro auto “inteligente”, un adversario potencial con el control de la red 5G tendría un poder casi ilimitado para vigilar y controlar a una población objetivo.

Pero dado que estos poderes, la capacidad de acceder a nuestros datos más íntimos y tomar el control de nuestros hogares y aparatos personales, no son errores sino características de la conexión 5G a Internet de las cosas, la pregunta es: ¿Por qué hay tanta prisa para conectar esta red? ¿Es la demanda de lavaplatos inteligentes, cepillos de dientes inteligentes y monitores inteligentes para bebés realmente tan abrumadora que nos exige poner en riesgo la seguridad de nuestros hogares, nuestras posesiones y nuestras familias? ¿Qué es lo que realmente está impulsando esta precipitada carrera en un mundo donde cada nuevo objeto que compramos presenta otra vulnerabilidad potencial, otro dispositivo que puede ser pirateado para robar nuestra información, rastrear nuestra ubicación, grabar nuestras conversaciones y deshabilitar nuestros aparatos?

Una respuesta a esta pregunta radica en el hecho de que las agencias de inteligencia, ya sean chinas o rusas, CIA o MI6, Mossad o CSIS, utilizarán las vastas cantidades de datos que fluyen a través de estas redes para espiar al público. De hecho, los miembros de la llamada “comunidad de inteligencia” ni siquiera ocultan este hecho; abiertamente se jactan de ello.

En 2012, el entonces director de la CIA, David Petraeus, admitió en una cumbre organizada por In-Q-Tel, la firma de capital de riesgo de la CIA, que la CIA no solo podía sino que estaba realmente ansiosa por usar estos dispositivos inteligentes como una herramienta para espiar:

“Transformacional” es una palabra sobreutilizada, pero creo que se aplica adecuadamente a estas tecnologías, particularmente a su efecto en el comercio clandestino. [. . .] Los elementos de interés se ubicarán, identificarán, monitorearán y controlarán de manera remota a través de tecnologías como la identificación por radiofrecuencia, redes de sensores, pequeños servidores integrados y recolectores de energía, todo conectado a la próxima generación de Internet usando abundante y de bajo costo. , y la computación de alta potencia.

Para que no haya ninguna duda sobre las intenciones de la comunidad de inteligencia de usar estos dispositivos para espiar a la población, el entonces director de inteligencia nacional, James Clapper, confirmó este enfoque en un informe al Comité de Inteligencia Selecto del Senado en 2016:

Los dispositivos “inteligentes” incorporados a la red eléctrica, los vehículos, incluidos los vehículos autónomos, y los electrodomésticos están mejorando la eficiencia, el ahorro de energía y la comodidad. Sin embargo, los analistas de la industria de la seguridad han demostrado que muchos de estos nuevos sistemas pueden amenazar la privacidad de los datos, la integridad de los datos o la continuidad de los servicios. En el futuro, los servicios de inteligencia pueden usar el IoT para la identificación, la vigilancia, el monitoreo, el seguimiento de la ubicación y la orientación para el reclutamiento, o para obtener acceso a las redes o las credenciales del usuario.

Los informantes de dentro del establecimiento de inteligencia, tales como Russ Tice y Bill Binney, quienes son rechazados activamente por los mismos medios de comunicación que informaron sin aliento sobre Edward Snowden, ya han expuesto de manera exhaustiva cómo la NSA recopila todos los datos que fluyen a través de Internet. según lo que sabemos. Cada llamada telefónica. Cada correo electrónico. Cada búsqueda en la web. Cada archivo almacenado en la nube. Todo lo que pasa de una computadora o teléfono a otra está siendo almacenado, catalogado, puesto en bases de datos y organizado para construir perfiles detallados de ciudadanos comunes.

Pero ahora que la red 5G promete entregarnos no una Internet de teléfonos y computadoras, sino una Internet de cosas, desde autos y relojes hasta refrigeradores y sombreros, jarras de leche y baldosas. Cuando todos los objetos fabricados transmiten información sobre usted y sus actividades al mundo en general de manera predeterminada, y cuando se descubre que la exclusión voluntaria de esta red de vigilancia no es una opción, la verdadera naturaleza de este panóptico 5G finalmente comenzará a amanecer sobre el público. Pero para ese punto ya será demasiado tarde.

TINA YAZDANI: Los líderes detrás de la primera ciudad inteligente basada en datos de Toronto están siendo atacados esta noche luego de otra renuncia. Esta vez, un miembro del panel de asesoría digital de Waterfront Toronto se retiró y escribió una carta muy redactada al salir, compartiendo sus profundas preocupaciones sobre la privacidad y el control de datos.

SOURCE: Sidewalk Labs advisory panel member resigns, highlights privacy concerns

STEVE PAIKIN: Quiero recibir comentarios del antiguo comisionado de información y privacidad de la provincia de Ontario, quien, cuando estuvo discutiendo este tema, fue un poco optimista al respecto. Y luego simplemente no pudo suceder, pero ayudó a hacer notar que ha renunciado a su participación en todo esto. ¿Que pasó?

ANA CAVOUKIAN: Y no lo hice. . . No lo hice a la ligera. Quería llamar la atención sobre el hecho de que teníamos que asegurarnos de que todos los datos personales que los sensores y otras tecnologías recopilaban automáticamente estaban desidentificados en la fuente, anonimizados en la fuente-

PAIKIN: ¿”Desidentificado” quiere decir…?

CAVOUKIAN: Significa que no hay identificadores personales. Usted no sabría que es Ana Cavoukian caminando, o usted [caminando], o este es mi auto, o algo así. Y la razón por la que fue crítica es diferente a la mayoría de los usos de lo que yo llamo datos operacionales, donde el individuo, el sujeto de los datos, puede ejercer cierto control sobre el uso, el funcionamiento de esos datos. Pueden dar su consentimiento, pueden revocar el consentimiento, pueden elegir no dar su consentimiento. Tienen cierto sentido de control. Con los datos aquí no tienes control. Todo se recopila automáticamente con los sensores de tecnología emergente que recogen datos.

SOURCE: A Year of Planning Quayside

Pero no son solo las agencias de inteligencia las que se beneficiarán de la creación de esta nueva y más amplia red mundial. De hecho, el Internet de las cosas habilitado para 5G es una parte necesaria para la creación del sistema de control total (físico, financiero y político) que los tecnócratas han estado deseando durante un siglo.

Como ya sabrán los televidentes de “Por qué la élite petrolera conquistó el mundo“, los tecnócratas son partidarios de una ideología denominada “tecnocracia”, que sostiene que todos los problemas de la actualidad, ya sean sociales, económicos o políticos, pueden ser resueltos por la ingeniería científica de la sociedad. En la visión de los tecnócratas, los equipos de ingenieros, científicos, economistas y otros especialistas, si se les da acceso a suficientes datos sobre el mundo que los rodea, podrían equilibrar científicamente la producción y el consumo de manera tal que la inflación, la recesión, los conflictos geopolíticos y otras fuentes de conflicto sean eliminadas para siempre.

Como el co-fundador de Technocracy, Inc., M. King Hubbert, estableció en el documento fundador del grupo, el “Curso de estudio de la tecnocracia”, la cantidad de datos necesarios para llevar esta visión tecno-utópica a la realidad es realmente alucinante.

En el Curso de Estudios de Tecnocracia, Hubbert, como un buen tecnócrata, estableció las condiciones exactas que se necesitarían para cumplir con esta visión. Según él, la tecnocracia requeriría:

  • Todo el consumo de energía y todo el gasto del consumidor en toda la nación para ser calculado y registrado de forma continua e instantánea.
  • Un inventario 24/7 de toda la producción y consumo.
  • Un registro completo de todos los productos disponibles para la venta, dónde fueron producidos, cuánta energía se gastó en su producción y dónde y cuándo se vendieron.
  • Y, por último, un “registro específico del consumo de cada individuo, más un registro y descripción del individuo”.

La visión de Hubbert no era sólo la de una sociedad totalitaria en la que cada detalle de cada interacción fuera registrado y reportado a una autoridad central, pero para los años 30 el concepto de registros continuos e instantáneos de todos los bienes de la economía no era sólo audaz , sino demasiado loco.

SOURCE: Why Big Oil Conquered The World

Tan inimaginable como lo fue una base de datos en tiempo real que realiza un seguimiento de cada transacción y de cada producto manufacturado en la economía en la década de 1930, es exactamente el mundo que estamos viendo, ya que los medidores inteligentes recopilan información sobre dispositivos inteligentes conectados a otros objetos inteligentes a través del Internet de las cosas. Y, lo que es crucial, la gran cantidad de datos que se generan en esta red inteligente y la comunicación constante y en tiempo real requerida para mantener el funcionamiento del sistema sería imposible sin la red 5G.

5G no es solo una red móvil neutral. Es la columna vertebral de un sistema de vigilancia total, que se ha escrito y en el que se ha trabajado durante la mayor parte del siglo. El mundo de los tecnócratas, el mundo de la red inteligente y el mundo de la vigilancia constante y en tiempo real de todo, no sería posible sin la red 5G que se está instalando ahora mismo.

Y, como explica Josh Del Sol, del movimiento Take Back Your Power que organiza la resistencia a los medidores inteligentes, las redes 5G y otras tecnologías dañinas, el mundo de los tecnócratas es un mundo donde la privacidad es cosa del pasado.

JOSH DEL SOL: Con los medidores inteligentes, podrán saber exactamente lo que está sucediendo en su hogar hasta el microsegundo basados en la comunicación 24/7 con todos sus aparatos. Lo que también ocurrirá en el futuro, si esto pasa completamente y si no hay una reacción violenta pública, todos sus dispositivos deberán tener un transmisor inalámbrico y deberán estar certificados en algún “programa inteligente”.

Por lo tanto, esto significa que no solo, simplemente apartándose por un momento del problema de salud, esto significa que su medidor inteligente no solo emite un promedio de 13,000 pulsos de microondas por día, sino que cada uno de sus aparatos va a hacer lo mismo porque será necesario estar en comunicación con el propio medidor inteligente. Así que esa es una preocupación seria y la veremos un poco más tarde. Pero en lo que respecta al tema de la privacidad, el director actual de la CIA, David Petraeus, dijo: “Vamos a usar dispositivos inteligentes para espiarte”, y es mucho más que ponerlo en práctica. Es algo así como, está llegando a un punto ahora, James, y estoy seguro de que estás viendo esto, es como si solo estuvieran cada vez más en tu cara. Y es algo así como la fuerza colectiva de los controladores y ellos dicen: “Esto es lo que vamos a hacer y qué vas a hacer al respecto”.

SOURCE: Corbett Report Radio 230 – Take Back Your Power with Josh Del Sol

Debe quedar claro a estas alturas que la visión de los tecnócratas es, de hecho, una pesadilla para la humanidad libre. Debe resistirse en cada paso del camino, y la batalla sobre el despliegue de la red 5G será la primera línea de esta batalla en los próximos años.

Afortunadamente, la resistencia se está formando a medida que el público toma cada vez más conciencia de los riesgos para la salud de 5G.

Más de 180 científicos y médicos de 36 países han presentado un llamamiento formal a la Unión Europea advirtiéndole de los posibles graves riesgos para la salud de 5G.

Los funcionarios de la ciudad en Portland, Oregon, están demandando al gobierno federal impedir que los transmisores 5G se instalen en propiedades de la ciudad, y los concejales están considerando “pedirle al gobierno federal que estudie los impactos en la salud de 5G en los seres humanos y que la información esté disponible públicamente”.

El pasado mes de marzo, el Ayuntamiento de Florencia invocó el principio de precaución al aprobar una moción que detiene el permiso para la instalación de 5G hasta una demostración adecuada de la seguridad de la tecnología.

El Ministerio de Defensa de Rusia se ha negado a transferir frecuencias para la operación 5G, lo que retrasó la implementación de 5G en el país durante años.

Los planes para desplegar una red 5G en Bruselas se detuvieron a principios de este año porque, según la ministra de medio ambiente, Céline Fremault, “la gente de Bruselas no son conejillos de indias cuya salud puedo vender con un beneficio”.

Es alentador ver que el efecto en la salud de la radiación de frecuencia extremadamente alta emitida por los transmisores 5G finalmente comienza a penetrar en la conciencia pública. Pero si nos concentramos únicamente en los efectos sobre la salud de 5G, corremos el riesgo de caer en una trampa. Si el único peligro de 5G fuera el peligro para nuestra salud, entonces, si la seguridad de la tecnología pudiera demostrarse al público o una equivalente, se podría implementar una tecnología menos dañina, no habría más razón para resistir.

Concentrarse únicamente en los efectos sobre la salud de 5G es perder el panorama más amplio de la vigilancia total en la distopía tecnocrática que esta tecnología permite. En esta imagen, la red 5G es una plataforma para un sistema en el que cada acción, cada transacción, cada interacción que tenemos en nuestra vida diaria se monitorea, es almacenada en una base en datos y se analiza en tiempo real.

La red de vigilancia 5G se está cinchando como una soga alrededor de nuestros cuellos. ¿Pero se informará el público de los peligros de esta tecnología a tiempo para evitar que la visión de los tecnócratas se convierta en nuestra pesadilla?

DONALD TRUMP: Las seguras redes 5G serán de manera absoluta un enlace vital para la prosperidad y la seguridad nacional de Estados Unidos en el siglo XXI. 5G será hasta 100 veces más rápido que las redes celulares 4G actuales. Transformará la forma en que nuestros ciudadanos trabajan, aprenden, se comunican y viajan. Hará que las granjas estadounidenses sean más productivas, la manufactura estadounidense más competitiva y el cuidado de la salud estadounidense mejor y más accesible. Básicamente, cubre casi todo, cuando llegas a eso. Bastante impresionante.

Y así como las redes 4G allanaron el camino para los teléfonos inteligentes y todos los interesantes avances que hicieron posibles muchas cosas, esto será más seguro y flexible. Las redes 5G también crearán asombrosas y emocionantes nuevas oportunidades para nuestra gente, oportunidades que ni siquiera hemos pensado que teníamos la posibilidad de ver.

No podemos permitir que ningún otro país supere a los Estados Unidos en esta poderosa industria del futuro. Estamos liderando por tantas industrias diferentes de ese tipo, y simplemente no podemos dejar que eso suceda.

La carrera a 5G es una carrera que Estados Unidos debe ganar y, francamente, es una carrera en la que nuestras grandes compañías están involucradas. Les hemos dado el incentivo que necesitan. Es una carrera que vamos a ganar.

SOURCE: President Trump: 5G is a race we will win

Top 5: “Teorías de Conspiración” que resultaron ser ciertas

maxresdefault

Todos conocemos el viejo tropel del teórico de la conspiración que usa el sombrero de papel de aluminio que cree cosas locas como “el gobierno nos está espiando” y “el ejército está rociando cosas en el cielo” y “la CIA envía las drogas”.

Excepto que esas cosas no son tan locas después de todo. Como resultado, muchas de las antiguas fantasías del “teórico de la conspiración” son en realidad ciertas.

Aquí hay cinco ejemplos de cosas que una vez fueron ridiculizadas como una loca paranoia de conspiración y ahora son aceptadas como un hecho histórico mundano.


# 1 – La CIA introduce drogas

La Agencia Central de Inteligencia, la rama más conocida de la sombría comunidad de inteligencia de Estados Unidos, aparece en una serie de teorías de conspiración populares. Una de las teorías sobre los tratos sucios de la CIA que ha existido durante décadas es que la agencia ayuda a introducir drogas ilegales a los Estados Unidos.

Pero esto no es sólo una teoría. De hecho, la CIA ha estado involucrada en la administración de medicamentos desde sus inicios.

Apenas unos meses después de su creación en 1947, la agencia comenzó una relación con la mafia corsa que controlaba el Puerto Viejo de Marsella en la Francia de posguerra. Esa relación implicaba un quid pro quo: la CIA protegería a la mafia si la mafia evitaba que los comunistas tomaran el control del puerto. En este caso, “proteger a la mafia” significaba proteger su negocio más lucrativo, que resultó ser el contrabando de heroína a los Estados Unidos. Esta “conexión francesa” prosperó durante décadas, y la mayoría de la heroína en los EE.UU. en el período de posguerra llegó a través de Francia bajo la atenta mirada de la CIA.

Desde la Guerra de Corea hasta la Guerra de Vietnam y más allá, los señores de la guerra apoyados por la CIA utilizaron aerolíneas operadas por la CIA como Air America para enviar heroína desde el “Triángulo Dorado” en las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar. Como incluso The New York Times informó, la agencia impidió a la Oficina de Estupefacientes y Drogas Peligrosas monitorear el tráfico de drogas en la región. Incluso detuvieron una investigación sobre “un Air America DC-3 cargado con heroína empacada en cajas de jabón en polvo Tide” que habían sido incautadas en su camino hacia los Estados Unidos.

En la década de los 80, salió a la luz una mayor participación de agencias en las redes de tráfico de drogas. Esta vez fueron los narcotraficantes conectados a los Contras en Nicaragua los que recibieron ayuda de la agencia. Después de que el tráfico conectado con los Contras saliera a la luz, una investigación del Senado encabezada por el Senador John Kerry confirmó la complicidad del gobierno en el comercio de drogas.

BOB MCKEOWN: En cuanto a la CIA, se niega haber ayudado o condonado el tráfico de drogas.

JOHN KERRY: Los informes llegaban a los consejos más altos de nuestro gobierno, en la Casa Blanca y en el Departamento de Justicia. No hay duda de eso. Puedo documentar eso.

MCKEOWN: La Casa Blanca y el Departamento de Justicia disputaron el informe de Kerry en ese momento. Pero aún cree que algunos funcionarios del gobierno hicieron la vista gorda ante el tráfico de drogas a mediados de la década de 1980, después del momento en el corazón de las historias de Gary Webb.

SOURCE: A Crack in the Story — NBC Dateline (13 June 1997)

En la década de 1990, el galardonado periodista Gary Webb rastreó los envíos de cocaína a los Estados Unidos hasta los Contras protegidos por la CIA y, en última instancia, a la epidemia de crack de los años 80.

Las historias sobre el consumo de drogas de la CIA continúan cubriéndose casi tan rápido como son expuestas, desde la CIA Beech 200 que fue detenida en Nicaragua con 1100 kilos de cocaína hasta el choque de un Grumman Gulfstream II que se había utilizado para los vuelos de entrega de la CIA el cuál llevaba 3.3 toneladas de cocaína colombiana. Luego está la relación de la CIA con el señor de la guerra afgano Ahmed Wali Karzai en Afganistán y la admisión de que el cartel de Sinaloa fue ayudado por agencias estadounidenses y la reciente confesión de que el famoso rey de las drogas colombiano Pablo Escobar trabajó para la CIA.

En este punto, el hecho de que la Agencia Central de Inteligencia haya facilitado el ingreso de drogas a los Estados Unidos es uno de los secretos peor guardados de la historia.

MICHAEL RUPPERT: Le diré, Director Deutch, como ex detective de narcóticos de la policía de Los Ángeles, que la agencia ha estado comercializando drogas en todo el país durante mucho tiempo.

SOURCE: Michael Ruppert Confronts CIA Director John Deutch


# 2 – El gobierno nos está rociando desde el cielo.

Incumbe a todos los que desean permanecer en los círculos respetables y educados de la sociedad ridiculizar a todos los teóricos de los chemtrail, como chiflados lunáticos (o lo que sea el ad hominem du jour). Quiero decir, ¿quién podría realmente creer que el gobierno alguna vez coordinaría un programa para rociar productos químicos tóxicos en ciudadanos inconscientes?

Excepto, por supuesto, por el pequeño hecho molesto de que el gobierno de los Estados Unidos ha hecho precisamente eso. Repetidamente, de hecho.

Como en el Área de la Bahía de San Francisco en 1950. La Marina de los EE. UU. llevó a cabo un experimento con el nombre en código de “Operación Sea-Spray“, en el que rociaron secretamente a la población con Serratia marcescens, una “bacteria gramnegativa en forma de bastón” que resulta ser un patógeno humano.

¿Y qué esperaba lograr la Marina con este experimento? Por supuesto, “determinar la susceptibilidad de una gran ciudad como San Francisco a un ataque con armas biológicas por parte de terroristas”.

¿Y qué lograron realmente? La muerte de al menos una persona y la hospitalización de muchas otras.

Lo que, supongo, responde a la pregunta de los experimentadores, ¿no es así? ¿Son los franciscanos susceptibles a un ataque con armas biológicas por parte de terroristas? Bueno, sí, evidentemente... asumiendo que por la palabra “terrorista” te refieres a la Marina de los Estados Unidos.

Así que seguramente este tipo de cosas sucedieron solo una vez. Nunca intentaron algo como esto antes o después, ¿verdad? . . . ¿correcto?

. . . Oh, por supuesto que lo hicieron.

Como en 1953, cuando “el Ejército de los Estados Unidos descargó en secreto un carcinógeno en canadienses inconscientes en Winnipeg y Alberta” como parte de una prueba de armas de la guerra fría.

De hecho, en 1977, el Ejército de los EE. UU. dijo que “realizaron 239 pruebas de guerra de gérmenes al aire libre entre 1949 y 1969″, utilizando al público como conejillos de indias humanos en Nueva York, San Francisco, Cayo Hueso y muchas otras ciudades.

Pero no se preocupen. Estoy seguro de que el gobierno no estaría haciendo nada como esto a las masas inconscientes de hoy. Eso es solo una locura.

JEFF FERRELL: KSLA News 12 descubrió que los chemtrails incluso se mencionan por su nombre en el borrador inicial del Proyecto de Ley 2977 de la Cámara de Representantes en 2001 bajo la Ley de Preservación del Espacio. Pero el ejército niega que exista tal programa. Jeff Ferrell, KSLA News 12 reportajes.

PRESENTADORA: Y usted sabe que hasta hace nueve años, el gobierno tenía derecho, según las leyes de los EE. UU., a realizar pruebas secretas sobre el público estadounidense bajo condiciones específicas. Solo una protesta pública derogó parte de esa ley, con algunas excepciones.

SOURCE: KSLA News 12 report on chemtrails


# 3 – Los gobiernos escenifican ataques terroristas

Durante la última década, los analistas de conspiración de internet han llevado el término “bandera falsa” a la conciencia pública.

En la guerra naval, una “bandera falsa” se refiere a un ataque en el que una embarcación enarbola una bandera que no sea su verdadera bandera de batalla antes de enfrentarse a su enemigo. Es un truco, diseñado para engañar al enemigo sobre la verdadera naturaleza y el origen de un ataque, y ha sido usado una y otra vez por gobierno tras gobierno durante cientos de años para motivar a su gente para la guerra.

En la década de 1780, el rey sueco Gustav III, que buscaba iniciar una guerra con Rusia para apuntalar su propio poder político interno, vistió a algunas de sus propias tropas con uniformes militares rusos y les ordenó atacar un puesto de avanzada sueco en la frontera rusa. El truco funcionó, y los suecos, indignados por este ataque supuestamente “ruso”, le dieron al rey la autoridad para lanzar una guerra “defensiva”.

En 1931, los japoneses buscaban un pretexto para invadir Manchuria. El 18 de septiembre de ese año, un teniente del Ejército Imperial Japonés detonó una pequeña cantidad de TNT en un ferrocarril de propiedad japonesa en la ciudad manchuriana de Mukden. El acto se atribuyó a los disidentes chinos y se utilizó para justificar la ocupación de Manchuria solo seis meses después. Cuando el engaño fue expuesto más tarde, Japón fue rechazado diplomáticamente y obligado a retirarse de la Liga de las Naciones.

En 1954, los israelíes contrataron a varios judíos egipcios para que colocaran bombas en cines, bibliotecas y otros objetivos civiles estadounidenses y británicos, de lo cual culparían a la Hermandad Musulmana u otros descontentos. El plan, conocido como el Asunto de Lavon, fue parte de un esfuerzo para convencer a los británicos de retener su presencia militar en la zona ocupada del Canal de Suez. Se produjeron varios bombardeos, pero los británicos fueron finalmente expulsados ​​después de que Nasser nacionalizara el canal en 1956.

En agosto de 1964, el USS Maddox, un destructor estadounidense que patrullaba en el Golfo de Tonkin, creía que había sido atacado por barcos torpederos de la Armada de Vietnam del Norte, que emprendió acciones evasivas y devolvió el fuego. El incidente llevó a la resolución del Golfo de Tonkin que autoriza al presidente Johnson a comenzar la guerra abierta en Vietnam. Más tarde se admitió que no se había producido ningún ataque, y en 2005 se reveló que la NSA había manipulado su información para que pareciera que se había producido un ataque.

En junio de 1967, los israelíes atacaron el USS Liberty, un barco de investigación técnica de la Marina de los EE. UU. que realizaba maniobras en la costa de Egipto. El barco fue atacado implacablemente durante horas para intentar culpar del ataque a Egipto y atraer a los estadounidenses a la Guerra de los Seis Días, pero sorprendentemente la tripulación logró mantener el barco a flote. En 2007, las nuevas interceptaciones liberadas de la NSA confirmaron que los israelíes sabían que estaban atacando un barco estadounidense, no un barco egipcio, como ha sostenido su historia oficial.

En el otoño de 1999, una ola de sangrientos bombardeos de departamentos azotó las ciudades rusas, matando a 293 personas y causando un pánico generalizado. Aunque los terroristas chechenos fueron culpados, ese mismo mes, los agentes del FSB fueron atrapados colocando exactamente el mismo tipo de bombas que en las otras explosiones. El gobierno afirmó que la bomba de la FSB era parte de un “ejercicio de seguridad”, pero la histeria terrorista de los bombardeos en los apartamentos se utilizó para justificar la agresión rusa en Chechenia y obtener la aprobación pública para una guerra a gran escala. Las tropas rusas entraron en Chechenia el mes siguiente.

En 2001, los ataques en Nueva York y Washington se atribuyen a Al Qaeda como pretexto para invadir Afganistán. En los meses previos al evento, los negociadores estadounidenses advirtieron a los talibanes de Afganistán que ellos estaban interesados ​​en garantizar el paso correcto para los proyectos propuestos sobre el oleoducto, y EE. UU. lograría esto con una alfombra de oro o una alfombra de bombas. La primera directiva importante de seguridad nacional de la administración Bush, NSPD-9, un plan de batalla a gran escala para la invasión de Afganistán, incluyendo el comando y control, las fuerzas aéreas y terrestres, y la logística, fue redactada y colocada en el escritorio del Presidente para su aprobación el 4 de septiembre de 2001, siete días antes de los ataques del 9/11. La invasión procedió según lo previsto en octubre.

Naturalmente, los comentaristas tradicionales tienen que fingir que las “banderas falsas” y los incidentes terroristas organizados son ridículos vuelos de fantasía que no tienen precedentes históricos… a menos que estén hablando de uno de sus enemigos, como Rusia, escenificando un incidente de falsa bandera. Entonces es perfectamente aceptable.


# 4 – La CIA realizó experimentos de control mental en estadounidenses inconscientes

¿Alguna vez escuchó la “teoría” de que el gobierno secuestró a personas en contra de su voluntad y experimentó con ellos para estudiar técnicas de control mental y sustancias químicas que alteran la mente? Bueno, no es una teoría, es un hecho documentado. El gobierno de los Estados Unidos sí ejecutó un programa de este tipo, denominado Proyecto MKULTRA, y fue expuesto en la década de 1970. . . o al menos partes de eso.

Lo que no sabemos sobre el Proyecto MKULTRA y sus subproyectos afiliados probablemente podría llenar varios almacenes con libros, pero lo que sí sabemos es lo suficientemente voluminoso (y aterrador). El programa anteriormente de alto secreto era tan horrible como cualquier fantasía distópica jamás ideada… y ahora está abiertamente reconocido y documentado.

Incluso el artículo de Wikipedia sobre el tema admite que el proyecto fue completamente ilegal, empleó sujetos de prueba involuntarios e intentó “manipular los estados mentales de las personas y alterar las funciones cerebrales” mediante la “administración subrepticia de drogas (especialmente LSD) y otros químicos, hipnosis, privación sensorial, aislamiento, abuso verbal y sexual (incluido el abuso sexual de niños) y otras formas de tortura”.

Algunos aspectos de la pesadilla de MKULTRA son relativamente conocidos hasta ahora.

Una serie de experimentos, presidida por Sidney Gottlieb, involucró la administración de LSD a estadounidenses inconscientes, incluidos pacientes mentales, presos, drogadictos y prostitutas. Esto incluía la “Operación Climax de Medianoche“, en la cual prostitutas en la nómina de la CIA drogaban y atraían a hombres inconscientes a las casas seguras de la CIA. Su actividad sexual se monitorizó detrás de espejos de una sola vía y se usó para estudiar el efecto del chantaje sexual y el uso de sustancias que alteran la mente en las operaciones de campo.

Otro experimento, denominado MKULTRA Subproject 68, fue supervisado por el estimado psiquiatra Dr. Ewen Cameron. Este subproyecto involucró al Dr. Cameron utilizando LSD, medicamentos paralíticos, terapia de electroshock y comas inducidos por medicamentos para intentar borrar los recuerdos de los pacientes y reprogramar su psique. Cuando salió a la luz, el programa se identificó como un intento de refinar los métodos de tortura médica con el fin de extraer información de fuentes no dispuestas y condenados. Las demandas judiciales relacionadas con la experimentación descaradamente ilegal llevada a cabo por Cameron continúan hasta el día de hoy.

Sin embargo, a pesar de las garantías de la CIA de que el programa fue desechado en 1973 (“¿nos mentiría la CIA?”), sigue surgiendo evidencia documental de que el programa era mucho más extenso y horrible de lo que se había dicho al público.

Pero simplemente señalar los horrores documentados que tuvieron lugar durante el período oficialmente reconocido de la existencia oficialmente reconocida del programa oficialmente reconocido es suficiente para que incluso los negadores de la conspiración más obstinados se retuerzan en sus asientos.

MELISSA DYKES: MKULTRA sería recordado principalmente por sus experimentos con medicamentos.

MÉDICO: Le voy a dar esta taza que contiene 100 microgramos de ácido lisérgico.

NARRADOR: Eso es “ácido”. Se caracteriza por alucinaciones, ilusiones, distorsiones de la percepción y el pensamiento.

PRESENTADOR DE NOTICIAS: John Gittinger, psicólogo jefe recientemente retirado de la CIA.

GITTINGER: Usted podría deshabilitar una ciudad entera poniendo una cantidad muy pequeña en nuestro suministro de agua.

DYKES: Todo, desde estudios de prostitución hasta venenos, hasta armas de alto secreto, como el arma de ataque al corazón, acaparó los titulares con los relatos sensacionales de las técnicas esbozadas de la CIA.

SENADOR: Ha traído con usted algunos de esos dispositivos que habrían permitido a la CIA usar este veneno para. . .

REPRESENTANTE DE LA CIA: Lo hemos hecho.

SENADOR:. . . ¿para matar gente?

PRESENTADOR DE NOTICIAS 2: Buenas noches. La Casa Blanca reveló hoy que el programa de pruebas de drogas de la CIA para estadounidenses confiados había sido más caro de lo que la agencia había admitido.

ALTAVOZ: . . . La CIA canalizó secretamente dinero a través de decenas de fundaciones de investigación, universidades, hospitales y clínicas, incluida una subvención de $ 375,000 a través del Fondo de Investigación Shifter aquí en Washington.

DYKES: La gestión compleja y compartimentada de un proyecto tan grande a través de grupos fachada y con la participación de innumerables agencias e instituciones para llevar a cabo investigaciones secretas debe ser un testimonio de cuán sofisticada y sombría era la ciencia del gobierno.

ALTAVOZ 2: Son nombres de médicos, son nombres de funcionarios, son nombres de antiguos y actuales funcionarios de la CIA que estuvieron involucrados, son nombres de hospitales. Y dependiendo de cómo lo trates, podría ser sensacional.

SOURCE: The Minds of Men | Official Documentary by Aaron & Melissa Dykes


# 5 – Las sustancias químicas están convirtiendo las ranas en. . . hembras

Probablemente has visto los memes al respecto. Es uno de los memes de conspiración más conocidos y más parodiados de los últimos años, sostenido constantemente como un ejemplo de cómo los teóricos de la conspiración en línea están completamente trastornados y fuera de lugar. Después de todo, todos saben que los productos químicos en el agua no están convirtiendo a las ranas en homosexuales. Las están convirtiendo en mujeres.

C_Axu7TU0AAaMv8

Los informes comenzaron a surgir sobre este fenómeno hace una década, como este de LiveScience: “Pesticidas convierten a las ranas macho en hembras“, lo que señala que la investigación científica está demostrando que “un pesticida de uso común conocido como atrazina puede convertir a las ranas macho en hembras las cuales son capaces de reproducirse con éxito”.

Resulta que la atrazina es un herbicida que se usa principalmente en los cultivos de maíz y puede causar “anomalías sexuales” en las ranas, como el hermafroditismo (que tiene órganos sexuales masculinos y femeninos). El estudio de 2010 descubrió además que los efectos de la atrazina son de larga duración y pueden influir en la reproducción de los anfibios.

Los resultados sugieren que la atrazina podría tener efectos potencialmente dañinos en las poblaciones de anfibios, animales que ya están experimentando un declive global. Y a pesar del flujo constante de memes divertidos que ha generado esta observación, esto no es cosa de risa. Como explica el autor del estudio, Tyrone B. Hayes, de la Universidad de California, Berkeley, el estudio sugiere que la atrazina, que está prohibida en Europa, podría tener efectos potencialmente dañinos en las poblaciones de anfibios, animales que ya están experimentando un descenso global.

Aunque no se mencionan las preferencias sexuales de las ranas, se admite que los pesticidas están doblando el género de los anfibios. Y para colmo, ya que la atrazina interfiere con la producción de la hormona sexual estrógeno, presente en personas y ranas, los hallazgos también podrían tener implicaciones para los humanos.

Pero no es sólo la atrazina. A lo largo del siglo pasado, la fabricación masiva de plásticos y otros productos ha significado que nuestro medio ambiente ahora esté inundado de sustancias químicas llamadas “disruptores endocrinos” que, según sugieren cada vez más investigaciones, interfieren con la producción de esperma y pueden afectar la fertilización humana. Estos productos químicos pueden ser una de las razones por las cuales los conteos de espermatozoides están experimentando una caída dramática en los países desarrollados y otros problemas con la salud de los hombres, como “cáncer testicular, testículos no descendidos y bajo conteo de espermatozoides“.

Eso es realmente un gran problema. Pero supongo que si quieres hacer reír a los hipsters de moda, solo cuéntales estos hechos científicos completamente admitidos sobre los pesticidas que están causando estragos indecibles en nuestro medio ambiente y luego haz tu mejor impresión de un texano gritón que habla sobre las ranas gays. Tendrás a tus amigos en puntadas. Solo no digas que es una teoría.


En conclusión

En verdad, hay muchos más ejemplos de “teorías” de conspiración que resultaron ser ciertas, desde que el gobierno de los EE. UU. inyectó a sabiendas pobres aparceros negros con sífilis al arma de ataque cardiaco de la CIA hasta la carta “anónima” que el FBI escribió a Martin Luther King en la que le instó a suicidarse. Entonces, ¿qué otras teorías de conspiración no tan teóricas conoces?

-James Corbett-

Megapost Rockefeller

screen-shot-2014-09-22-at-3-58-07-pm


APELLIDO ROCKEFELLER

El nombre es una versión americanizada del alemán Rokkenfelder o Rockenfeller, es decir, de Rockenfeld. Esto indica los últimos orígenes de la familia, que se remonta a los pueblos de Ehlscheid, Segendorf y Fahr, (todos suburbanizados a Neuwied). Estos están cerca del pequeño asentamiento de Rockenfeld, parte del barrio Feldkirchen de Neuwied. En Alemania, Rockenfeller es conocido como un apellido. El primer ancestro conocido es Goddart Rockenfeller (1590, Fahr). La familia Rockefeller desciende de Johann Peter Rockenfeller (1682-1763), nieto de Goddart. Johann inmigró a Nueva Jersey desde el Palatinado alemán en 1723 y adquirió grandes propiedades.

Godfrey Rockefeller nació el 24 de septiembre de 1783 en Albany, Nueva York. Sus padres fueron William y Christina Rockefeller. William y Christina eran primos terceros, el abuelo de William era Johann Peter Rockefeller.


William Avery “Bill” Rockefeller Sr. nació el 13 de noviembre de 1810, fue el hijo mayor del empresario / agricultor Godfrey Lewis Rockefeller. William fue un estafador estadounidense conocido por el alias de Dr. William Levingston, nombre que asumió después de ser acusado de violar a una niña de 15 años en Cayuga en 1849. Trabajó como leñador y luego como vendedor ambulante identificándose como “médico botánico” y vendedor de elixires. Dos de sus hijos fueron co-fundadores de Standard Oil, John Davison Rockefeller (nacido el 8 de julio de 1839) y William Avery Rockefeller Jr. (nacido el 31 de mayo de 1841).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El clan Rockefeller nunca ha sido exactamente “normal”. Desde que William Avery Rockefeller, el padre de John D., abandonó por completo el nombre de Rockefeller para tomar la persona de “Dr. Bill Levingston, célebre especialista en cáncer”. El nombre era un ardid, por supuesto, como todo lo demás acerca de William A. Rockefeller. No era ni médico, ni Levingston, ni especialista en cáncer (y mucho menos célebre), pero el cambio de nombre se hizo necesario después de que sus años de engañar con su aceite de serpiente, el matrimonio bigámono y la violación finalmente lo alcanzaron. Un padre itinerante, había una cosa que “el Diablo Bill”, como era conocido por sus víctimas, se aseguró de enseñar al joven John D. Rockefeller, futuro barón ladrón:

Engaño a mis muchachos cada vez que puedo, dijo William Rockefeller una vez alardeando a uno de sus confidentes. “Quiero hacerlos astutos. Hago negocios con los muchachos y los embozo y les gano cada vez que puedo. Quiero hacerlos astutos.”


John Davison Rockefeller Sr. (8 de julio deWcPhQZb8EdKGCVYzjtbZgead 1839 – 23 de mayo de 1937) hijo de William Avery RockefellerÉl es ampliamente considerado el estadounidense más rico de todos los tiempos, y la persona más rica de la historia moderna. John D. Rockefeller revolucionó la industria del petróleo y, junto con otros importantes industriales contemporáneos como el magnate del acero Andrew Carnegie, definió la estructura de la filantropía moderna.

rockefeller


PETRÓLEO

Standard Oil Co. Inc. fue una empresa estadounidense de producción, transporte, refinado y comercialización de petróleo. Establecida eStandard_Oil_Company_1878n 1870 por John D. Rockefeller junto con su hermano menor William Rockefeller como una corporación en Ohio, era el refinador más grande de petróleo de todo el mundo en su tiempo. Su polémica historia como una de las primeras y más grandes corporaciones multinacionales del mundo terminó en 1911, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que Standard Oil era un monopolio ilegal. John D. Rockefeller fue fundador, presidente y principal accionista. Con la disolución del fideicomiso de Standard Oil en 34 empresas más pequeñas, Rockefeller se convirtió en el hombre más rico del mundo, ya que el ingreso inicial de estas empresas individuales resultó ser mucho mayor que el de una sola empresa más grande. Sus sucesores como ExxonMobil, BP y Chevron se cuentan entre las compañías con mayores ingresos en todo el mundo. Según algunas estimaciones, ajustandolo a dólares actuales su riqueza habría tenido un valor de más de $ 660 mil millones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El fin de Standard Oil no fue el fin de los Rockefeller, con el paso de los años, el nombre Rockefeller ha llegado a extender su influencia en todo el mundo, creando y controlando varias instituciones filantrópicas, bancos, Universidades, think tanks, institutos de investigación científica, etc.

Esso es un nombre comercial para ExxonMobil y sus empresas relacionadas. El nombre es una versión fonética de las iniciales de Standard Oil de John D. Rockefeller anterior a 1911 (SO = Esso), y como tal se convirtió en el foco de mucho litigio y restricción reguladora en los Estados Unidos. En 1972 fue sustituido en gran parte en los Estados Unidos por la marca Exxon después de que compró Humble Oil, mientras que Esso se mantuvo ampliamente utilizado en otros lugares. En la mayor parte del mundo, la marca Esso y la marca Mobil son las principales marcas de ExxonMobil, con la marca Exxon todavía en uso sólo en Estados Unidos junto a Mobil.

Mobil, antes conocida como la Compañía Petrolera Socony-Vacuum. Después de la desintegración de la Standard Oil de John D. Rockefeller en 1911, se fundó la Standard Oil Company de Nueva York, o Socony, junto con otras 33 compañías sucesoras. En 1920, la empresa registró el nombre de “Mobiloil” como marca registrada. Fue una de las Siete Hermanas que dominaron la industria global del petróleo desde mediados de los años 40 hasta los años 70.

4.-The-Seven-Sisters.-Source-Petrosociety

Exxon fue la marca de la empresa de petróleo y recursos naturales Exxon Corporation, antes de 1972 conocida como Standard Oil Company de Nueva Jersey. Standard Oil Company de Nueva Jersey fue una de las Siete Hermanas.

Chevron Corporation (NYSE: CVX) es una multinacional estadounidense de energía. Una de las compañías sucesoras de la Standard Oil de John D. Rockefeller. Tiene su sede en San Ramon, California, y está activa en más de 180 países. Chevron se dedica a todos los aspectos de las industrias de petróleo, gas natural y energía geotérmica, incluyendo la exploración y producción de hidrocarburos; refinado, comercialización y transporte; fabricación y venta de productos químicos; y generación de energía. Chevron es una de las compañías petroleras más grandes del mundo; a partir de 2014, ocupó el tercer lugar en la lista de Fortune 500 de las principales corporaciones privadas y públicas de Estados Unidos y la decimosexta en la lista Fortune Global 500 de las 500 principales corporaciones en todo el mundo. También fue una de las Siete Hermanas.

Exxon Mobil Corporation es una multinacional estadounidense de petróleo y gas con sede en Irving, Texas. Es el descendiente directo más grande de la Compañía Standard Oil de John D. Rockefeller, y fue formada el 30 de noviembre de 1999 por la fusión de Exxon (anteriormente Standard Oil Company de Nueva Jersey) y Mobil (anteriormente la Standard Oil Company de Nueva York). ExxonMobil es la séptima empresa más grande del mundo en términos de ingresos, así como por capitalización de mercado. La compañía fue clasificada novena a nivel mundial en la lista Forbes Global 2000 en 2016. ExxonMobil fue la segunda empresa más rentable en el Fortune 500 en 2014.

article-2657681-1ec0242d00000578-762_634x480

Barón del petróleo John D. Rockefeller, fotografiado con su familia en 1916.

John D.Rockefeller fue parte de los llamados Robber Barons o “barones ladrones” lo cual es una metáfora despectiva de la crítica social aplicada originalmente a ciertos empresarios estadounidenses de finales del siglo XIX que usaban métodos inescrupulosos para hacerse ricos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CIENCIAS Y EDUCACIÓN

La Universidad de Chicago fue refundada dos años después de la quiebra de la Universidad de Chicago original (1857-1886). La nueva escuela abrió sus puertas en 1890, después de que la vieja escuela se renombró como la Antigua Universidad de Chicago. Fue fundada por John D. Rockefeller y la Sociedad de Educación Bautista Estadounidense, la nueva escuela fue construida a partir de los restos intelectuales y sociales de la institución anterior. John D. Rockefeller después diría: “es la mejor inversión que he hecho“.

Jerez-TV-Rockefeller-University-01

La Universidad Rockefeller es una universidad privada estadounidense ubicada en la ciudad de Nueva York, ofrece educación de postgrado y post-doctoral. Esta lleva a cabo investigaciones sobre todo en las ciencias biológicas y ciencias médicas, y ha producido o atraído a muchos premios Nobel. La Universidad Rockefeller fue fundada en junio de 1901 como el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica, a menudo llamado simplemente el Instituto Rockefeller por John D. Rockefeller. En 1965, el nombre del Instituto Rockefeller se cambió a Universidad Rockefeller. Durante sus primeras seis décadas, el Instituto se centró en la investigación básica para desarrollar la ciencia básica, la investigación aplicada como la ingeniería biomédica, y, desde 1910, cuando El Hospital Rockefeller abrió en su campus como la primera instalación de Estados Unidos para la investigación clínica en ciencia clínica. El lema de la Universidad es: “Scientia pro bono humani generis (Ciencia para el beneficio de la humanidad)”.

Los investigadores de la Universidad Rockefeller fueron los primeros en cultivar el agente infeccioso asociado con la sífilis, mostraron que los virus pueden ser oncogénicos, y permitieron la biología del tumor de campo, desarrollaron técnicas de cultivo de tejidos, desarrollaron la práctica de la vacunación de viajes, identificaron el fenómeno de la enfermedad autoinmune, desarrollaron la virología como un campo independiente, desarrollaron el primer antibiótico péptido, obtuvieron el primer aislamiento de EE.UU.  del virus influenza A y primer aislamiento de virus influenza B, mostraron que los genes son estructuralmente compuestos de ADN, descubrieron los grupos sanguíneos, resolvieron que las partículas de virus son cristales de proteínas, contribuyeron al desarrollo de la biología celular de campo, resolvieron la estructura del anticuerpo, desarrollaron el tratamiento con metadona de la adicción a la heroína, idearon el cóctel de fármacos del el SIDA, e identificaron la hormona leptina reguladora del apetito.

La Rockefeller University Press publica el Journal of Experimental Medicine, el Journal of Cell Biology, y el Journal of General Physiology.

Rockefeller

La Fundación Rockefeller fue fundada el 14 de Mayo de 1913 por John D. Rockefeller, su hijo John D. Rockefeller Jr. y Frederick Taylor Gates. Al comienzo la fundación fue global en su enfoque y concentrada en su primera década enteramente en las ciencias, la salud pública y la educación médica. En 1901, Gates había persuadido a Rockefeller para que financiara la creación del Instituto Rockefeller de Investigación Médica (RIMR) para investigar las causas, prevención y cura de las enfermedades. Mientras que el apoyo financiero para el RIMR se desembolsó inicialmente en pequeños incrementos, en 1928 la organización había recibido $ 65 millones en fondos Rockefeller. En 1913 la fundación creó la División Internacional de la Salud (IHD) (fue la antecesora de la Organización Mundial de la Salud), la primera asignación de fondos para trabajar fuera de los EE.UU., que lanzó la fundación a las actividades internacionales de salud pública. La Comisión estableció y dotó la primera escuela del mundo de Higiene y Salud Pública, en la Universidad Johns Hopkins, y más tarde en la Universidad de Harvard, y luego dedicó más de $ 25 millones en el desarrollo de otras escuelas de salud pública en los EE.UU. y en 21 países extranjeros – ayudando a establecer a los Estados Unidos como el líder mundial en medicina e investigación científica. En 1914, la fundación creó la Junta Médica de China, que estableció la primera universidad de la salud pública en China, el Peking Union Medical College (PUMC), en 1921; este fue nacionalizado posteriormente, cuando los comunistas tomaron el país en 1949.

International House New York, también conocido como I-House, es una residencia privada, sin fines de lucro y centro de programa para estudiantes de posgrado, académicos que participan en la investigación, los pasantes y pasantes. International House abrió sus puertas en 1924 con fondos de John D. Rockefeller Jr. (que posteriormente financió casas idénticas en la Universidad de Chicago y la Universidad de California en Berkeley), así como la familia Cleveland H. Dodge. Otros miembros de la familia Rockefeller que han formado parte del consejo de administración incluyen Abby Aldrich Rockefeller, John D. Rockefeller III, David y Peggy Rockefeller, David Rockefeller Jr., Abby M. O’Neill y Peter M. O’Neill. Entre os miembros honorarios y presidentes se encuentran: Henry Kissinger, Gerald Ford y Paul Volcker.

El Consejo Médico de China (CMB) fue creado en 1914 como una de las primeras divisiones operativas de la Fundación Rockefeller (RF). Con la dotación de $ 12 millones e incorporada por separado como CMB, Inc. cuando la Fundación fue reorganizada en 1928, el objetivo del consejo era modernizar la educación médica y mejorar la práctica de la medicina en China.

También en 1914, los administradores de la Fundación establecieron un nuevo Departamento de Relaciones Industriales, invitando a William Lyon Mackenzie King para dirigirlo. Se convirtió en un asesor de confianza de junior a través de la masacre de Ludlow, cambiando su actitud con respecto a los sindicatos; Sin embargo la participación de la fundación en las relaciones industriales fue criticada por promover los intereses comerciales de la familia.

Algunas de las infames actividades de la Fundación incluyen:

  • Financiar diversos programas eugenésicos alemanes, incluyendo el laboratorio de Otmar Freiherr von Verschuer, para quien trabajó Josef Mengele antes de ir a Auschwitz.
  • Construcción del Instituto Kaiser Wilhelm para la Investigación del Cerebro con una subvención de $ 317,000 en 1929, con la continuación de apoyo a las operaciones del Instituto bajo Ernst Rüdin en los próximos años.

Un programa importante fue su División de Ciencias Médicas, que financió ampliamente la anticoncepción de las mujeres y el sistema reproductivo humano en general. Otros fondos fueron a la endocrinología en las universidades de Estados Unidos, la herencia humana, la biología de los mamíferos, fisiología y la anatomía humana, la psicología y los estudios del comportamiento sexual humano.

La Organización de la Salud de la Liga de las Naciones (LNHO) desempeñó un papel fundamental en las políticas de estabilización durante el período entreguerras. La salud pública fue considerada como el principal factor en este contexto histórico debido a las consecuencias de la guerra, el colapso postguerra de la economía y muchas crisis internacionales profundas. La LNHO fue la piedra angular de la acción internacional en muchos campos de la salud: epidemias, lucha contra la desnutrición y enfermedades infecciosas (malaria, tuberculosis y fiebre amarilla), mortalidad infantil, abuso de drogas, definición de normas (biológicas, dietéticas, etc.), la producción y compilación de registros epidemiológicos, políticas de salud pública y profesionalización. En el proceso de formación de expertos en salud internacional, la colaboración de la LNHO con la División Internacional de Salud (IHD) de la Fundación Rockefeller (RF) fue extremadamente importante, tanto para la definición de objetivos y programas como para el desarrollo financiero apoyo.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el papel de la IHD se volvió más difícil de definir. La OMS se convirtió en la organización dominante en el campo de la salud pública. El IHD jugó brevemente con la idea de la defensa de la salud universal y la medicina social, pero estos objetivos fueron abandonados bajo el peso del debate interno. La Fundación Rockefeller (RF) moldeó profundamente a la OMS y mantuvo relaciones largas y complejas con ella, incluso cuando ambas instituciones cambiaron con el tiempo. En el boletín de 1986 de la Organización Mundial de la Salud, esta relación se describe con cierto detalle. Mientras se investigaba la efectividad del “gosipol” como un “agente antifertilidad”, el boletín dice:

“La Fundación Rockefeller ha apoyado estudios clínicos limitados en China y estudios clínicos de pequeña escala en Brasil y Austria. La dosis administrada en el actual ensayo chino se ha reducido de 20 mg a 10-15 mg / día durante la fase de carga para ver si la oligospermia severa en lugar de azoospermia consistente sería adecuada para un efecto aceptable, no tóxico y reversible. Por su parte, tanto el programa de reproducción humana de la OMS como el de la Fundación Rockefeller están apoyando estudios en animales para definir mejor el mecanismo de acción del gossipol“.

La Comisión Sanitaria Rockefeller para la Erradicación de la Anquilostomiasis (RSC) fue una campaña que operó desde 1909 hasta 1915 para erradicar la anquilostomiasis (ancyclostomiasis) en el Sur de los Estados Unidos. La campaña fue lanzada con una donación de $ 1 millón de dólares por John D. Rockefeller “para lograr un movimiento cooperativo de la profesión médica, funcionarios de salud pública, juntas de comercio, iglesias, escuelas, prensa y otras agencias para la curación y prevención de la enfermedad de la anquilostomiasis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través del Laura Spelman Rockefeller Memorial (LSRM), establecido por John D. Rockefeller en 1918 y llamado así por su esposa, la fortuna Rockefeller fue por primera vez dirigida a apoyar la investigación en ciencias sociales. Durante sus primeros años de trabajo, el LSRM otorgó fondos principalmente a los trabajadores sociales, con sus decisiones de financiación guiadas principalmente por John D. Rockefeller Jr. En 1922, Beardsley Ruml fue contratado para dirigir el LSRM, y más decididamente cambió el enfoque de la Filantropía Rockefeller sobre las ciencias sociales, estimulando la creación de centros de investigación universitarios, y  creando el Consejo de investigación de Ciencias sociales. En enero de 1929, los fondos LSRM se duplicaron en la Fundación Rockefeller, en una importante reorganización.


RELIGIÓN

El Blackstone Memorial de 1891 fue una petición escrita por William Eugene Blackstone, un restauracionista cristiano, a favor de la entrega de Palestina a los Judios. Fue firmado por muchos ciudadanos estadounidenses importantes y presentado al presidente Benjamin Harrison. La iniciativa fue financiada por John D. Rockefeller y J. P. Morgan.

El Movimiento Mundial Inter-iglesia, que comenzó en 1919 fue fundado por John D. Rockefeller Jr., hijo de John D. Rockefeller. Charles E. Harvey, profesor de historia en la Universidad Estatal de California, escribió una historia del Movimiento Mundial Inter-Iglesia en un documento de 1982 titulado “John D. Rockefeller, Jr., y el Movimiento Mundial Inter-iglesia de 1919-1920: Un ángulo diferente en el Movimiento Ecuménico”. El objetivo de IWM era consolidar las iglesias en una sola organización que controlaría la dirección de las iglesias como un todo. El IWM, en las propias palabras de Rockefeller tenía una inclinación globalista. Él escribió:

“No creo que podamos sobreestimar la importancia de este Movimiento. Según lo veo, es capaz de tener una influencia mucho más trascendental que la Liga de las Naciones para lograr la paz, la satisfacción, la buena voluntad y la prosperidad entre la gente de la tierra”.

-John D. Rockefeller, Jr., to John D. Rockefeller, April 21, 1920-

Como era de esperar, el Consejo Federal de Iglesias -que se fusionó con el Consejo Nacional de Iglesias en 1950- recibió importantes fondos de John D. Rockefeller Jr. [1] Utilizando una estructura corporativa similar de iglesias en la que el Movimiento Mundial Inter-Iglesia fue pionera, el el programa desarrolló varias agendas para que las adopten las iglesias, con el gobierno mundial nombrado como el objetivo final. Según lo informado por la revista Time en 1942.


351484520

Miles de científicos e investigadores de todo el mundo han recibido fondos de la fundación y becas para estudios avanzados en las principales disciplinas científicas. Además, la fundación ha proporcionado donaciones importantes y, a menudo sustanciales de investigación para financiar conferencias y ayudar con los estudios publicados, así como financiación a los departamentos y programas, de una vasta gama de organizaciones educativas y de política exterior, incluyendo: Council on Foreign Relations (CFR), Royal Institute of International Affairs (RIIA), Carnegie Endowment for International Peace, Brookings Institution, World Bank, Harvard University, Yale University, Princeton University, Columbia University, University of the Philippines, Los Baños, McGill University, Montreal Neurological Institute, Library of Congress, Bodleian Library, Population Council, Social Science Research Council, National Bureau of Economic Research, National Institute of Public Health of Japan, Group of Thirty, London School of Economics, University of Lyon, France, Trinidad Regional Virus Laborator, Results for Development Institute, Center for Health Market Innovations, entre muchas otras.


BANCA

Los cuatro jinetes de la banca (Bank of America, JP Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo) eran dueños de los cuatro jinetes del petróleo (Exxon Mobil, Royal Dutch / Shell, BP y Chevron Texaco); en tándem con Deutsche Bank, BNP, Barclays y otros gigantes europeos del dinero. Pero su monopolio sobre la economía global no terminaría en el borde del asunto petrolero.

La Mutual Alliance Trust Company fue una compañía fiduciaria formada en Nueva York en 1902, con fundadores como Cornelius Vanderbilt y William Rockefeller. El 27 de enero de 1914, el Banco de la Reserva Nacional fue tomado por la Mutual Alliance Trust Company.

Chase Manhattan BankChase National Bank se formó en 1877 por John Thompson. Fue nombrado en honor al ex Secretario del Tesoro de los Estados Unidos y Jefe de Justicia Salmon P. Chase, aunque Chase no tenía una conexión con el banco. El Chase National Bank adquirió una serie de bancos más pequeños en la década de 1920, a través de su Chase Securities Corporation. Sin embargo, su adquisición más significativa fue la Equitable Trust Company de Nueva York en 1930, el mayor accionista de la cual era John D. Rockefeller Jr. Esto hizo a Chase el banco más grande de EE.UU. y de hecho, en el mundo. En 1955, Chase National Bank y The Manhattan Company se fusionaron para crear The Chase Manhattan Bank. En 1969, bajo el liderazgo de David Rockefeller, el banco pasó a formar parte de una compañía bancaria, Chase Manhattan Corporation. David Rockefeller empezó como asistente de gerente en el departamento extranjero. Allí financió el comercio internacional de una serie de productos básicos, como el café, el azúcar y los metales. Esta posición también mantuvo relaciones con más de 1,000 bancos corresponsales en todo el mundo. Sirvió en otros cargos y se convirtió en presidente en 1960. Fue presidente y director ejecutivo de Chase Manhattan de 1969 a 1980 y permaneció como presidente hasta 1981. En 1954, Rockefeller se convirtió en presidente del comité encargado de decidir la ubicación de la nueva sede del banco. Al año siguiente, su decisión de erigir el edificio en el área de Wall Street fue aceptada; Posteriormente fue visto como una decisión que revivió directamente el distrito financiero del centro de la ciudad. En 1960, la sede se completó bajo su dirección en One Chase Manhattan Plaza, en Liberty Street, en el centro de Manhattan, justo enfrente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. En la década de 1960, David Rockefeller y otros hombres de negocios formaron el Comité Asesor Internacional de Chase (IAC), que en 2005 constaba de veintiocho hombres de negocios prominentes de diecinueve naciones en todo el mundo, muchos de los cuales eran sus amigos personales. David Rockefeller se convirtió posteriormente en presidente hasta que se retiró de ese puesto en el IAC en 1999. Después de la fusión de Chase con JP Morgan, este comité fue renombrado el Consejo Internacional, y contiene figuras prominentes como Henry Kissinger, Riley P. Bechtel (del Grupo Bechtel ), André Desmarais, George Shultz, Tony Blair, el actual presidente. Históricamente, figuras destacadas en el IAC han incluido a Gianni Agnelli (un socio de larga data que pasó treinta años en el comité), John Loudon (presidente de Royal Dutch-Shell), C. Douglas Dillon, David Packard, Lee Kuan Yew y Henry Ford II. En diciembre de 2000, la combinación de Chase Manhattan completó la adquisición de J.P. Morgan & Co. en una de las mayores concentraciones bancarias hasta la fecha. La empresa combinada fue renombrada JPMorgan Chase. En 2004, el banco adquirió el Bank One, convirtiendo a Chase en el mayor emisor de tarjetas de crédito en los Estados Unidos. JPMorgan Chase añadió Bear Stearns & Co. y Washington Mutual a sus adquisiciones en 2008 y 2009, respectivamente.

El Sistema de la Reserva Federal es el sistema de banca central de los Estados Unidos de América. Fue creada el 23 de diciembre de 1913, con la promulgación de la Ley de la Reserva Federal, luego de una serie de pánicos financieros (en particular el pánico de 1907) que llevaron al deseo de un control central del sistema monetario para aliviar las crisis financieras. A lo largo de los años, acontecimientos como la Gran Depresión en la década de 1930 y la Gran Recesión durante la década de 2000 han llevado a la expansión de los roles y responsabilidades del Sistema de Reserva Federal.

En 1910, Nelson Aldrich (prominente político estadounidense y un líder del Partido Republicano) y los ejecutivos que representaban a los bancos de J.P. Morgan, Rockefeller y Kuhn, Loeb & Co., se aislaron durante diez días en la isla de Jekyll, Georgia. Los ejecutivos incluyeron a Frank A. Vanderlip, presidente del National City Bank de Nueva York, asociado con los Rockefeller; Henry Davison, socio principal de J.P. Morgan Company; Charles D. Norton, presidente del First National Bank de Nueva York; y el Coronel Edward M. House, quien luego se convertiría en el asesor más cercano del Presidente Woodrow Wilson y fundador del Consejo de Relaciones Exteriores. Allí, Paul Warburg de Kuhn, Loeb, & Co. dirigió los procedimientos y escribió las características principales de lo que se llamaría el Plan Aldrich. Warburg escribiría más tarde que “El tema de una tasa de descuento uniforme (tasa de interés) se discutió y resolvió en la isla Jekyll”. El proyecto de ley de Aldrich encontró mucha oposición de los políticos. Los críticos acusaron a Aldrich de ser parcial debido a sus estrechos vínculos con banqueros ricos como J. P. Morgan y John D. Rockefeller, Jr., (yerno de Aldrich). La mayoría de los republicanos favorecieron el Plan Aldrich, pero careció del apoyo suficiente en el Congreso para aprobarlo porque los estados rurales y occidentales lo vieron como algo qque estaba favoreciendo al “establecimiento oriental”. En contraste, los demócratas progresistas favorecían un sistema de reservas de propiedad y operado por el gobierno; creían que la propiedad pública del banco central terminaría con el control de Wall Street sobre el suministro de moneda estadounidense. Los demócratas conservadores lucharon por un sistema de reserva de propiedad privada, aunque descentralizado, que aún estaría libre del control de Wall Street.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

John Francis Hylan, alcalde número 92 de Nueva York expresó en un discurso en 1922 lo siguiente:

JOHN_FRANCIS_HYLAN_DISCURSO

Citibank es la división de consumo de la multinacional de servicios financieros Citigroup. Citibank fue fundado en 1812 como City Bank of New York, después First National City Bank of New York. En 1952, James Stillman Rockefeller fue elegido presidente del National City Bank of New York. Stillman era un descendiente directo de la familia Rockefeller a través de la rama de William Rockefeller (el hermano de John D.). En 1960, su segundo primo, David Rockefeller, se convirtió en presidente de Chase Manhattan Bank, el rival del National City en Nueva York por su posición dominante en la industria bancaria en los Estados Unidos.


EUGENESIA

La eugenesia (del griego ευγονική /eugoniké/, que significa ‘buen origen’: de εὖ /eu/ [‘bueno’], y γένος /guénos/ [‘origen’, ‘parentesco’]) es una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos. El origen de la eugenesia está fuertemente arraigado al surgimiento del darwinismo social a finales del siglo XIX. El eugenismo pretendería el aumento de personas más fuertes, sanas, inteligentes o de determinada etnia o grupo social para lo que promueve directa o indirectamente la no procreación de aquellos que no poseen esas cualidades llegando a considerar su aplicación como una ventaja en el ahorro de recursos económicos para los países.

Eugenics_congress_logo

La eugenesia no es un fenómeno histórico muerto y enterrado – sus influyentes raíces y tentáculos son profundos y duraderos. Y el número de la pérdidas de vidas humanas como resultado de esta ideología supremacísta es de decenas de millones. La eugenesia comenzó como un movimiento de supremacía racial elitista que alistó a científicos académicos muy respetados en una campaña evangélica para controlar la reproducción humana.

1926exhibit

Exhibición sobre la eugenesia de 1926

La Oficina de Registros Eugenésicos (ERO) de la Institución Carnegie fue fundada en 1910 y financiada principalmente por Mary Harriman, viuda del barón del ferrocarril E. H. Harriman (miembro de Skull & Bones), la familia Rockefeller y la Institución Carnegie hasta 1939. La oficina defendió las leyes que llevaron a la esterilización forzada de muchos estadounidenses que categorizó como “socialmente inadecuados”. Fue la última de tres organizaciones científicas, establecidas en Cold Spring Harbor (Hogar del Proyecto Genoma Humano), Nueva York. El Laboratorio de Biología (1890) y la Estación Experimental de Evolución (1903). La estación se convirtió en una de las primeras instituciones estadounidenses en estudiar la genética.

En 1894, John D. Jr escribió un ensayo, “Los peligros para Estados Unidos que surgen de la inmigración irrestricta“, denunciando a los inmigrantes como “la escoria de las ciudades extranjeras; el vagabundo, el mendigo y el indolente… ignorantes y apenas mejores que las bestias.

La Oficina de Higiene Social en la ciudad de Nueva York fue una agencia constituida por John D. Rockefeller, Jr. en 1913 para “el estudio, mejoramiento y prevención de esas condiciones sociales, crímenes y enfermedades que afectan negativamente el bienestar de la sociedad”. La labor de la Oficina se vio influenciada por la opinión de que existe una base biológica para el crimen. En 1918, Katherine Bement Davis se convirtió en el jefe de la Oficina. La esterilización obligatoria fue vista por muchos como una forma de reducir la incidencia de las enfermedades mentales y el retraso mental en la población general de los Estados Unidos. Davis era una eugenista y durante su mandato como Secretario General, ella afilió a la Oficina con líderes en el campo de la eugenesia como Harry Laughlin, Charles Davenport y E. S. Gosney, director de la Fundación para el Mejoramiento Humano en California. En 1924, Davis aceptó un puesto en el Comité de Eugenesia del Consejo Asesor de los Estados Unidos.

John D. Rockefeller, Jr. mostró especialmente su interés en el trabajo de Davenport desde el principio. Mantuvieron una correspondencia regular sobre una serie de cuestiones de eugenesia. En enero de 1912, cuando un plan para institucionalizar que las condenadas “mentalmente deficientes” fueran detenidas de tener hijos llegó a la superficie, el joven heredero de Rockefeller escribió a Davenport sus pensamientos sobre el plan. Por su parte, Junior declaró que “este plan me parece inmensamente importante. Señala una manera científica de escapar de los males que nuestros tribunales tienen la intención de corregir, pero en realidad sólo aumentan.” Después de que Davenport respondió que el plan sólo funcionaría si incluía una proyección eugenical de los convictos, Junior contribuyó con $ 200,000 para fundar tal instituto. El Instituto de Criminología de Nueva York fue administrado por el propio Buró de Higiene Social de Rockefeller y formado por trabajadores formados en la Oficina de Registros Eugenésicos.

La Sociedad Estadounidense de Eugenesia, fue fundada en 1922 por Henry Fairfiild Osborn, Presidente del Museo Estadounidense de Historia Natural y fue una gran organización coordinadora de diversas facciones. Bajo la dirección de Frederick Osborn la sociedad comenzó a poner mayor énfasis en cuestiones de control de población, genética y, más tarde, genética médica. En 1930, la Sociedad incluía principalmente individuos prominentes y ricos, y la membresía incluía muchos no científicos. Frederick Osborn jugó un papel central en la fundación en 1936 de la oficina de la investigación de la población en la universidad de Princeton, uno de los prinicpales centros demográficos de investigación y formación. Osborn fue uno de los fideicomisarios fundadores del Pioneer Fund en 1937, una fundación caritativa encargada de promover la eugenesia. La Sociedad cambió su nombre en 1972 a la Sociedad para el Estudio de la Biología Social; y nuevamente en 2008 a Sociedad de Biodemografía y Biología Social. Los promotores estadounidenses de la eugenesia incluyeron profesionales altamente fiables, incluidos médicos, líderes nacionales, organizaciones benéficas y respetadas fundaciones empresariales. La Sociedad colaboró con el Departamento de Agricultura y con varias agencias estatales en la formulación de políticas públicas destinadas a restringir la tasa de nacimiento de los seres humanos considerados genética, étnica o socialmenteno aptos“. Notables proponentes de la eugenesia son:

La Institución Carnegie, la Fundación Rockefeller, la fortuna del ferrocarril de Harriman, la Universidad de Harvard, la Universidad de Princeton, la Universidad de Yale, la Universidad de Stanford, la Asociación Médica de Estados Unidos, Margaret Sanger, Oliver Wendell Holmes, Robert Yerkes, Woodrow Wilson, el Museo Estadounidense de Historia Natural, la Asociación Genética Estadounidense y un arrollador conjunto de agencias gubernamentales de la obscura Oficina de Estadísticas Vitales de Virginia del Departamento de Estado de EE.UU.” (Edwin Black. War on the Weak: Eugenics and American’s Campaign to Create a Master Race, 2003).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Charles R. Stockard, presidente de la junta del Instituto Rockefeller para la Investigación Médica (1935-1939) y líder eugenecista, dio la voz de alarma para la esterilización con gran urgencia. En una mesa redonda en la Academia de Medicina de Nueva York organizada por la Sociedad Estadounidense de Eugenesia en 1937, Stockard dijo que la raza humana se enfrentaba a un “exterminio final” a no ser que la propagación de “las existencias defectuosas y de bajo grado” pudieran ser “absolutamente impedidas”.

La Oficina de Investigación Clínica (CRB) fue fundada en 1923 por Margaret Sanger y fue la primera clínica de control de la natalidad legal en los Estados Unidos, integrada en su totalidad por mujeres médicos y trabajadores sociales.  La clínica recibió una amplia financiación de John D. Rockefeller Jr. y su familia, quien continuó haciendo donaciones anónimas a causas de Sanger en las próximas décadas.

La American Birth Control League (ABCL) fue fundada por Margaret Sanger en 1921 en la Primera Conferencia Estadounidense de Control de la Natalidad en la ciudad de Nueva York. Sanger popularizó el término “control de natalidad“. John D. Rockefeller Jr. donó cinco mil dólares a la American Birth Control League de Sanger en 1924 y una segunda vez en 1925. La organización promovió la fundación de clínicas de control de natalidad, sobre todo para la población latina y negra. En junio de 1928, Sanger renunció como presidente de la Liga Estadounidense de Control de la Natalidad, fundando el Comité Nacional para la Legislación Federal de Control de la natalidad y separando la Oficina de Investigación Clínica de Control de la Natalidad de la Liga. En 1939 las dos se reconciliaron y se fusionaron para formar la Federación Estadounidense de Control de Natalidad. En 1942 el nombre fue cambiado a Federación de Planificación Familiar de EE.UU. o Planned Parenthood que actualmente es el mayor proveedor de servicios de salud reproductiva, incluyendo la aborción, en los Estados Unidos. En su Informe Anual de 2014, informó haber ver más de 2.5 millones de pacientes en más de 4 millones de visitas clínicas y la realización de un total de casi 9.5 millones de servicios diferenciados incluyendo 324,000 abortos. *El premio Margaret Sanger de 1967 en Liderazgo Mundial fue entregado a John D. Rockefeller III, según informó Planned Parenthood-World Population. Margaret Sanger sobre la campaña de la natalidad: “La campaña de control de la natalidad no es meramente un valor eugenésico, pero es prácticamente idéntico a los objetivos finales de la eugenesia” y sobre la eugensia: “La eugenesia es… la vía más adecuada y completa a la solución de los problemas raciales, políticos y sociales.”

El Instituto de Relaciones Humanas de Yale fue financiado por la Fundación Rockefeller entre 1925 y 1940 con cerca de 7 millones de dólares. El dinero se destinó a la investigación en ciencias del comportamiento, que fue apoyada por los representantes de las fundaciones que tenían como objetivo “mejorar la humanidad” bajo un esfuerzo informal, vagamente definido como ingeniería humana. Los científicos del comportamiento en la Universidad de Yale, encabezados por el presidente James R. Angell y el psicobiólogo Robert M. Yerkes, aprovecharon la generosidad de la fundación elaborando programas de investigación dirigidos a investigar, después sugerir, formas de controlar, el comportamiento sexual y social.

El Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia fue fundado en 1927 en Berlín, Alemania. La Fundación Rockefeller apoyó tanto al Instituto Kaiser Wilhelm de Psiquiatría como al Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia. La Fundación Rockefeller financió parcialmente el edificio actual del Instituto, la construcción de dos laboratorios y ayudó a mantener a flote el Instituto durante la Depresión entregando 655,000 dólares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ernst Rüdin fue un suizo alemán psiquiatra, genetista y eugenicista. Rüdin fue influenciado por su entonces cuñado, y amigo de mucho tiempo y colega, Alfred Ploetz, que era considerado el “padre” de la higiene racial y de hecho había acuñado el término en 1895. Esta era una forma de eugenesia, inspirada por el darwinismo social, que había ganado un cierto renombre a nivel internacional, al igual que la esterilización voluntaria u obligatoria de los pacientes psiquiátricos, inicialmente en Estados Unidos. Rüdin hizo campaña a favor de esto desde el principio. En una conferencia sobre el alcoholismo en 1903, argumentó para la esterilización de ‘alcohólicos incurables’, pero su propuesta fue rechazada rotundamente. En 1904 fue nombrado co-editor en jefe del Archivo de nueva creación para la Higiene Racial y Biología Social , y en 1905 fue uno de los co-fundadores de la Sociedad alemana de Higiene Racial. Sostenía que la atención médica para los enfermos mentales, alcohólicos, epilépticos y otros era una distorsión de las leyes naturales de la selección natural y que la medicina debía ayudar a limpiar la piscina genética. En 1930 Rüdin fue un líder alemán representante en el Primer Congreso Internacional de Higiene Mental, celebrado en Washington, Estados Unidos, argumentando a favor de la eugenesia. En 1932 se convirtió en presidente de la Federación Internacional de Organizaciones Eugenecistas. La Fundación Rockefeller financió a numerosos investigadores internacionales para que visitaran y trabajaran en el departamento de genética psiquiátrica de Rudin, incluso ya por 1939. Estos incluyen Eliot Slater y Erik Stromgren, considerados los padres fundadores de la genética psiquiátrica en Gran Bretaña y Escandinavia, respectivamente, así como Franz Josef Kallmann que se convirtió en una figura destacada en la investigación de gemelos en los EE.UU. después de emigrar en 1936 (Kallmann afirmaba en 1935 que las ‘anomalías menores’ en los familiares no afectados de los esquizofrénicos deberían ser motivo para la esterilización obligatoria).

A continuación un texto donde la Fundación Rockefeller se deslinda del movimiento eugenecista alemán llevado a cabo durante el mandato de Hitler:

“El antiguo y destacado papel que los científicos alemanes jugaron en la investigación del cerebro y el papel central de la psicobiología dentro del espectro de las actividades de la RF (Fundación Rockefeller) agravó, en todo caso, las dificultades generales de la RF después de la toma del poder nazi en este campo particular de las actividades. Durante la República de Weimar, la RF se mantuvo ocupada en la restauración de la reputación de Alemania en relación con la investigación del cerebro, dando grandes cantidades de dinero para la construcción y mantenimiento de nuevos centros de investigación en psiquiatría y las neurociencias, como la Deutsche Forschungsanstalt fur Psychiatrie (DFA) en Munich, el Kaiser Wilhelm-Institut für Hirnforschung (Institutot Kaiser Wilhelm para la Investigación del cerebro), y el Neurologisches Labor en Breslau. Además de estos compromisos a gran escala, la RF ha financiado, durante la década de 1920 y principios de 1930, algunos proyectos de varios científicos involucrados en la eugenesia y las enfermedades hereditarias que pronto se convirtieron en aliados del nuevo régimen y sus ambiciones por una ciencia racial, como, por ejemplo, el programa de Ernst Rudin de una epidemiología de las enfermedades nerviosas y la psiquiátrica heredada, o la clínica de pacientes externos de Walther Jaensch para la medicina constitucional en la Charité. Por lo que yo puedo determinar a partir de un estudio inicial del material de archivo, la RF se retiró de los proyectos más contaminados ideológicamente, pero continuó la financiación de proyectos similares que si se llevaron a cabo por científicos de reputación incuestionable. Por ejemplo, en 1933, la RF comenzó a financiar un proyecto del psiquiatra Johannes Lange, director de la clínica psiquiátrica en Breslau, para investigar la herencia de enfermedades mentales; el proyecto continuó incluso después de que Werner Wagner sucedió a Lange, que murió en 1938.”

Después de que los nazis empañaron el nombre de la eugenesia a los ojos del público, la Sociedad de Eugenesia de los Estados Unidos inició un proceso conocido como Criptoeugenesia; cambiando el nombre y la función exterior del movimiento eugenésico, manteniendo sus ideas y metas centrales. Como el cofundador de la American Eugenics Society, Frederick Osborn escribió:

“Los objetivos eugenésicos tienen más probabilidades de ser alcanzados bajo un nombre que no sea eugenesia”.

Así Eugenics Quarterly, una revista co-fundada por Osborn para la publicación de la investigación eugenésica, cambió su nombre en 1970 a Biología Social. La sociedad estadounidense de la eugenesia fue renombrada sociedad para el estudio de la biología social. Osborn mismo tomó las riendas del Consejo de Población, que había sido creado por John D. Rockefeller III en 1952 para centrarse en la amenaza de la expansión de las poblaciones no blancas; entre los primeros donantes del Consejo de Población se encontraban el Rockefeller Brothers Fund y la Fundación Ford, pero los Estados Unidos y los gobiernos extranjeros se convertirían en los mayores patrocinadores financieros del consejo. La Sociedad de Eugenesia simplemente trasladó sus oficinas a la sede del Consejo de Población y los dos grupos se fusionaron.

En 1968, el Consejo de Población y la familia Rockefeller proporcionaron fondos para que Daniel Callahan fundara el Hastings Center, uno de los más antiguos e influyentes institutos académicos de investigación de bioética, con muchos de los principales bioeticistas como Ezekiel Emanuel y Peter Singer. El vínculo se hace aún más transparente por el hecho de que el director fundador del Centro Hastings, Theodosius Dobzhansky, fue presidente de la American Eugenics Society (1964-1973), mientras que el fundador de Hastings Callahan se convirtió en director de la Eugenics Society (1987- 1992).

En 1969, el cuarto presidente del Consejo de Población, Bernard Berelson, publicó un artículo titulado “Más allá de la planificación familiar” en los estudios trimestrales del consejo sobre planificación familiar. Aparentemente, como un esfuerzo para promover la discusión sobre el “problema” del crecimiento continuo de la población, el documento ofreció legitimidad a las sugerencias de políticas más draconianas, como agregar “agentes de control de la fertilidad” al suministro de agua en las zonas urbanas, la esterilización temporal de todas las mujeres jóvenes “a través de anticonceptivos de cápsula del tiempo”, licencias comercializables para tener hijos, la esterilización obligatoria de hombres con tres o más hijos, programas con incentivos para los que inicien la práctica efectiva de la anticoncepción y pagos por periódos de no embarazo.


CAMBIO CLIMÁTICO

La Carta de la Tierra es una declaración internacional de valores fundamentales y principios considerados útiles por sus partidarios para construir una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el siglo XXI. La idea de la Carta de la Tierra se originó en 1987, por Maurice Strong y Mikhail Gorbachev como miembros del Club de Roma, cuando la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo pidió una nueva carta para guiar la transición hacia el desarrollo sostenible.

Uno de los principales creadores de la Carta de la Tierra fue Steven Clark Rockefeller, quien, entre otras cosas, es profesor emérito de Religión en el Middlebury College, un duro promotor de Planned Parenthood, director de los Asesores de Filantropía Rockefeller y miembro asesor del Rockefeller Brothers Fund. Según el texto con una entrevista de 2001 con Rockefeller, “él presidió el comité internacional de redacción de la Carta de la Tierra y también es miembro de la Comisión de la Carta de la Tierra y del Comité Directivo…”.

Pero quizás lo más notable de Maurice Strong, esta omnipresente figura del movimiento ecologista del siglo XX, fue su trasfondo: un millonario conectado con David Rockefeller de la mancha petrolera de Alberta, que dividió su tiempo entre la campaña ambiental y las principales compañías petroleras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Survival of Spaceship Earth” de 1972 es la película globalista de propaganda de la ONU donde John D. Rockefeller III aparece como comentarista “experto” hablando sobre los peligros de la superpoblación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (NIESR) es el instituto independiente de investigación y think-tank más antiguo de Gran Bretaña con sede en Londres, Inglaterra. Fue establecido en 1938 con fondos de la Fundación Rockefeller. Su objetivo es promover una comprensión más profunda de la interacción de las fuerzas económicas y sociales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Henry Murray psicólogo conductual estadounidense trabajó con la OSS (la cual más tarde se convertiría en la CIA), desarrollando pruebas psicológicas para evaluar espías potenciales. También ideó metodologías para interrogar a los prisioneros de guerra. Sus experimentos en Harvard continuaron sin problemas desde su trabajo con la OSS. El estudio de Murray, financiado por el Pentágono, la CIA y la Fundación Rockefeller, se titulaba “Evaluaciones multiformes del desarrollo de la personalidad entre hombres talentosos del colegio“. Según el hermano de Ted Kaczynski, David, este programa no era un ejercicio académico estéril; él lo describe como “una conspiración de investigadores psicológicos que usaron tácticas engañosas para estudiar los efectos del trauma emocional y psicológico en sujetos humanos inconscientes”. A principios de la década de 1920, Murray pasó 2 años en el Instituto Rockefeller realizando investigación biomédica en embriología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En julio de 1969, el Presidente Richard Nixon presentó un “Mensaje Especial al Congreso sobre Problemas de Crecimiento Poblacional”. En marzo de 1970, el presidente Nixon firmó un proyecto de ley que establecía la Comisión sobre Crecimiento de la Población y el Futuro Estadounidense, también conocida como la Comisión Rockefeller, por su presidente, John D. Rockefeller III. En 1972, la Comisión publicó sus recomendaciones.

La Comisión del Presidente de Estados Unidos sobre actividades de la CIA en los Estados Unidos fue creada durante el gobierno de Gerald Ford en 1975 para investigar las actividades de la Agencia Central de Inteligencia y otras agencias de inteligencia dentro de los Estados Unidos. La comisión fue encabezada por el vicepresidente, Nelson Rockefeller, y también fue conocida como la Comisión Rockefeller. La comisión emitió un informe único en 1975, tocando ciertos abusos de la CIA, incluidos la apertura de correspondencia y la vigilancia de los grupos disidentes nacionales. La Comisión difundió el Proyecto MKULTRA, un estudio de control mental de la CIA. También estudió las cuestiones relacionadas con el asesinato de John F. Kennedy.

RockefellerCommissionSwearingIn1975

Juramento de la Comisión Rockefeller en 1975.


Gran parte de la riqueza Rockefeller ha estado encerrada en el notable fideicomiso familiar de 1934 (que tiene la mayor parte de la fortuna y madura a la muerte de la cuarta generación), y el fideicomiso de 1952, ambos administrados por el Chase Bank. Estos fideicomisos han consistido en acciones de las empresas sucesoras de Standard Oil y otras inversiones diversificadas, así como en las considerables propiedades inmobiliarias de la familia. Ellos son administrados por un comité de confianza que supervisa la fortuna. La gestión de esta fortuna hoy también recae en los administradores de dinero profesionales que supervisan la principal compañía de cartera, Rockefeller Financial Services, que controla todas las inversiones de la familia, ahora que el Rockefeller Center ya no es propiedad de la familia. El actual presidente es David Rockefeller Jr.

En 1992, tenía cinco brazos principales:

  • Rockefeller & Co. (Gestión de dinero: Las universidades han invertido parte de sus dotaciones en esta empresa);
  • Venrock Associates (Capital de riesgo: una inversión a principios de Apple Computer fue una de las muchas que hizo con las empresas de nueva creación en Silicon Valley);
  • Rockefeller Trust Company (Maneja cientos de fideicomisos familiares);
  • Rockefeller Insurance Company (Administra un seguro de responsabilidad civil para los miembros de la familia);
  • Acadia Risk Management (Corredor de Seguros: Contrata las políticas para las vastas colecciones de arte de la familia, bienes raíces y aviones privados.)

En 2012 RIT Capital Partners (RIT) dio a conocer la adquisición del 37% de participación en Rockefeller Financial Services. RIT presidida por Lord (Jacob) Rothschild, es un fideicomiso de inversiones con cotización en Londres, con activos netos de alrededor de 1,900 millones de libras esterlinas (2,976 millones de dólares). RIT anunció una asociación con el Grupo Edmond de Rothschild (EdR), a través de la cual EdR pasó a ser accionista en RIT junto a las participaciones de la familia de Lord Rothschild. La creación de esta sociedad con la familia Rockefeller es verdaderamente histórica. Esperamos desarrollar nuestras actividades conjuntas de inversión en los mercados globales de capitales, comentó Lord Rothschild, presidente de la junta directiva de RIT.

De acuerdo con un informe preparado para los miembros del Congreso de Estados Unidos llamado “Probando la Fortuna de los Rockefeller” publicado en Noviembre de 1974 y redactado por dos profesores de la Universidad de California (G. William Domhoff y Charles L. Schwartz), estas son algunas de las grandes corporaciones que tenían  múltiples enlaces con la familia Rockefeller (en 1974):

General Motors, Exxon, Chrysler, General Electric, Mobil Oil, IBM, U.S. Steel, RCA, Eastman Kodak, Union Carbide, Caterpillar Tractor, Xerox, W.R. Grace, General Foods, Singer, Ralston Purina, Honeywell, Bendix, Colgate-Palmolive, American Can, TRW, National Steel, Uniroyal, Republic Steel, American Motors, FMC, Warner-Lambert, Allied Chemical, U.S. Industries, Raytheon, Eaton, Standard Oil Ohio, Teledyne, Nabisco, Kennecott Copper, Bristol-Myers, Burroughs, Illinois Central Inds, Studebaker-Worthington, Amer. Smelting & Refining, Eli Lilly, Corning Glass, Emerson Electric, Scott Paper, Carrier, Avco, Hewlett-Packard, Diamond Shamrock, Cerro, Universal Oil Products, Airco, Int’l Minerals & Chemicals, Cluett Peabody, Harris-Intertype, Carborundum, Sybron, Texasgulf, Gannet, Ceco, First National City Corp, Chase Manhattan Corp, Manufacturers Hanover Corp, Chemical New York Corp, Bankers Trust New York Corp, First Chicago Corp, Marine Midland Banks Inc., Wells Fargo & Co., Charter New York Corp,  Mellon National Corp, First National Boston Corp, National Detroit Corp, Bank of New York Corp, Cleveland Trust Corp, Detroit Bank Corp, Lincoln First Bank Inc., Southeast Banking Corp., American Express, Marriott, Prudential, Metropolitan, New York Life, Equitable Life Assurance, New England Mutual, Mutual Benefit, entre otras.


Otro personaje de alto nivel que ha servido en gran medida a los intereses eugenésicos de los Rockefeller es Henry Kissinger. Nelson Rockefeller reclutó a Henry Kissinger, que estaba entonces en la facultad de la Universidad de Harvard, como director del Proyecto de Estudios Especiales.

Nelson_Rockefeller_with_Henry_Kissinger_January_3,_1975.jpg

Henry Kissinger y Nelson Rockefeller.

La Fundación Rockefeller apoyó las primeras iniciativas de Henry Kissinger, tales como su dirección de los Seminarios Internacionales de la Universidad de Harvard y la temprana política exterior de la revista Confluencia, ambos proyectos establecidos por él cuando todavía era un estudiante graduado.

Henry Kissinger fue el redactor del infame Memorandum de Estudio para la Seguridad Nacional 200 (NSSM200) sobre despoblación en los países tercemundistas. El documento expresa: “¿Se consideraría el alimento un instrumento de poder nacional?… ¿Están los Estados Unidos dispuestos a aceptar el racionamiento de alimentos para ayudar a las personas que no pueden o no controlarán el crecimiento de su población?” “El rendimiento de la planificación familiar” y “el control de la población” deben tomarse en cuenta para “en la evaluación de las necesidades de asistencia para USAID”.

En Henry Kissinger, David Rockefeller encontró un agente político con una perspectiva internacional y nacional similar a la suya. Se conocieron por primera vez en 1954, cuando Kissinger fue nombrado director de un Consejo de estudio sobre armas nucleares del Consejo de Relaciones Exteriores del que David era miembro. La relación se desarrolló hasta el punto de que Kissinger fue invitado a formar parte del consejo de administración del Rockefeller Brothers Fund. Rockefeller consultó con Kissinger en numerosas ocasiones, como por ejemplo en los intereses del Chase Bank en Chile y la posibilidad de la elección de Salvador Allende en 1970 y apoyó plenamente su iniciativa de “apertura de China” en 1971, ya que ofrecía oportunidades bancarias para el Chase Bank.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En noviembre de 1979, David Rockefeller se convirtió en un incidente internacional cuando él y Henry Kissinger, junto con John J. McCloy y ayudantes de Rockefeller, persuadieron al presidente Jimmy Carter a través del Departamento de Estado de admitir al Shah de Irán, Mohammad Reza Pahlavi, en los EE.UU. para el tratamiento hospitalario de linfoma. Esta acción precipitó directamente lo que se conoce como la crisis de los rehenes de Irán y colocó a Rockefeller bajo intenso escrutinio mediático (particularmente del New York Times) por primera vez en su vida pública. En su libro Diario de la Casa Blanca, Carter escribió sobre el asunto: “El 9 de abril de 1979 entró David Rockefeller, aparentemente para inducirme a que el Shah llegara a los Estados Unidos, Rockefeller, Kissinger y Brzezinski parecen estar adoptando esto como un proyecto conjunto…”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Rockefeller declaró en su libro “Memorias” lo siguiente:

“Durante más de un siglo, los extremistas ideológicos en los extremos del espectro político han aprovechado incidentes bien publicitados para atacar a la familia Rockefeller de la excesiva influencia que ejercen sobre las instituciones políticas y económicas. Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, y caracterizan a mi familia, y a mí como “internacionalistas”, y nos culpan de conspirar con otros alrededor del mundo para construir un mundo más integrado en la estructura política y económica mundial – un mundo único, por así decirlo. Si este es el cargo, me declaro culpable, y me siento orgulloso de ello.” (Memorias, David Rockefeller, p.405)

David Rockefeller también conoció a Mikhail Gorbachev y se sintió muy impresionado por su encanto y facilidad. En la reunión, el banquero le preguntó al líder final de la Unión Soviética cómo planeaba “abrir” la economía soviética y si el rublo se volvería convertible. Pero el multimillonario no recibió respuesta entonces del nuevo líder.

Михаил Горбачев и Дэвид Рокфеллер

La Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo es una universidad pública de investigación. Durante años no fue más que una organización de documentos conocida como la Universidad de Buffalo. No fue hasta la década de 1960, dado el enérgico apoyo del gobernador Nelson Rockefeller, que abrió sus primeros campus. El entonces gobernador pidió a la nueva universidad fijar sus horizontes más allá de simplemente proporcionar una educación universitaria aceptable. Él desafió a esforzarse por alcanzar niveles verdaderamente superiores de estudio e investigación. Se convirtió en la primera institución pública en Nueva York o Nueva Inglaterra en unirse a la Asociación de Universidades Estadounidenses y por lo tanto a la Universidad Estatal de Nueva York. El Instituto A. Nelson Rockefeller para la Gobernanza se define a si mismo como: “El brazo investigador de políticas públicas de la Universidad Estatal de Nueva York”.

jp-rockefeller1-sub-master675

Nietos de John D. Rockefeller; de izquierda a derecha: David, Lawrence, John D. III, Nelson y Winthrop. Se desconoce la fecha.

La Sociedad de las Américas es una organización dedicada a la educación, el debate y el diálogo en las Américas, fue creada por David Rockefeller en 1965. La Sociedad de las Américas promueve la comprensión de los temas económicos, políticos, culturales y literarios que definen y desafían a las Américas hoy en día, incluyendo todas partes desde el Círculo Polar Ártico hasta el extremo sur de Argentina. La Sociedad de las Américas organiza entrevistas, discursos, podcasts, exposiciones, lecturas y presentaciones musicales en su sede e informa sobre las actualizaciones del Congreso, y eventos locales.

El Consejo de las Américas es una organización empresarial estadounidense cuyo objetivo es promover el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos en todo el continente americano. Este incluye a Canadá, México y el Caribe, así como a América del Sur. Sus miembros comparten un compromiso común para el desarrollo económico y social, los mercados abiertos, el estado de derecho y la democracia en todo el hemisferio occidental. Los miembros del Consejo se componen de las principales compañías internacionales que representan a un amplio espectro de sectores, como la banca y las finanzas, servicios de consultoría, productos de consumo, energía y minería, fabricación, medios, tecnología y transporte. El grupo fue fundado en 1965 por David Rockefeller y un grupo de hombres de negocios afines, basados en la creencia fundamental de que los mercados libres y las empresas privadas ofrecen los medios más eficaces para lograr el crecimiento económico y la prosperidad regionales. Desde ese momento, la afiliación ha crecido a más de 200 empresas de primera línea que representan la mayoría de la inversión privada de EE.UU. en América Latina. El Consejo acoge presidentes, ministros, banqueros centrales, funcionarios del gobierno y los principales expertos en economía, política, negocios y finanzas. Ha sido un partidario de los acuerdos de libre comercio y ha sido fundamental en la concepción del NAFTA y CAFTA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Rockefeller expandió en gran medida sus conexiones cuando asistió en 1954 a la reunión inaugural que tuvo lugar en Países Bajos del Grupo Bilderberg, que agrupa a los magnates más trascendentes de nuestro tiempo, políticos activos en los gobiernos y casi todos los medios de comunicación masivos. Este agrupamiento se creó para controlar la política y economía mediante la banca. Durante los años posteriores, ha sido un asistente constante y miembro del comité de dirección, encargado de confeccionar la lista de invitados para cada reunión anual. Rockefeller afirma que la función de Bilderberg no se centra en resolver disputas, sino que los participantes son ‘libres para informar sobre lo que han oído a sus jefes de gobierno’. Claramente estas reuniones anuales son de carácter secreto en el sentido que no se permite prensa y son totalmente herméticas, con el fin de no desvelar sus intereses. A causa de la insatisfacción provocada por el fracaso en la tentativa de incluir a Japón en este grupo, en 1973 David Rockefeller creó la Comisión Trilateral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de activistas cantaron Feliz Cumpleaños a David Rockefeller a las afueras de la reunión Bilderberg de 2011 en Sankt Moritz, Suiza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Skull and Bones: Percy Rockefeller director de Standard Oil, Remington Arms y Brown Brothers Harriman (en B.B.H. trabajaron Prescot Bush, Alan Greenspan, W. Averell Harriman, Robert Roosa), fue miembro de la sociedad secreta Skull and Bones la cual tiene su sede en la Universidad de Yale. Otro miembro de la dinastía Rockefeller que perteneció a Skull and Bones fue John Rockefeller Prentice quien fuera pionero en la inseminación artificial en animales de granja.

rockefellerdynasty

Skull and Bones en 1900, Percy Rockefeller sentado a la derecha

La Comisión Trilateral es un grupo de discusión no gubernamental, no partidista, fundado por David Rockefeller en julio de 1973, para fomentar una cooperación más estrecha entre América del Norte, Europa Occidental y Japón. Zbigniew Brzezinski, asesor de seguridad nacional del presidente Jimmy Carter, de 1977 a 1981, profesor de la Universidad de Columbia y asesor de Rockefeller que era especialista en asuntos internacionales, dejó su puesto para organizar el grupo. Otros miembros fundadores son Alan Greenspan y Paul Volcker; ambos líderes posteriores de la Reserva Federal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

International Executive Service Corps es una organización sin ánimo de lucro de desarrollo económico internacional con sede en Washington, DC. IESC fue fundada en 1964 por David Rockefeller, States M. Mead III, Frank Pace, Sol Linowitz y otros líderes empresariales estadounidenses. El IESC ha trabajado en África subsahariana, Europa y Eurasia, Asia y el Cercano Oriente, y América Latina y el Caribe. Geekcorps es una división del IESC (ver video).

La Sociedad japonesa es la organización líder en EE.UU. comprometida en profundizar la comprensión mutua entre los Estados Unidos y Japón en un contexto global. Fue fundada el 19 de mayo de 1907 por un grupo de prominentes personas de negocios y filántropos de Nueva York, muchos de los cuales dieron forma a las políticas de intercambio y colaboración que guiaron a la Sociedad hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, las actividades se reanudaron poco a poco, la administración de John D. Rockefeller III de 1952-1978 condujo a una visión unificada, una base financiera sólida y una misión revitalizada que sigue inspirando y sostiene a la organización en la actualidad.

La Sociedad de Asia es una organización sin fines de lucro que se centra en educar al mundo sobre Asia. Cuenta con varios centros en los Estados Unidos (Houston, Los Ángeles, San Francisco, Washington DC y Nueva York) y en todo el mundo (Hong Kong, Manila, Mumbai, Seúl, Shanghai y Sydney). Estos centros son supervisados por la sede de la Sociedad en Nueva York, que incluye un museo que exhibe la colección Rockefeller de arte asiático y exhibiciones rotativas con piezas de muchos países asiáticos como China, Japón, India, Irán y Corea. La Sociedad de Asia fue fundada en 1956 por John D. Rockefeller III. Inicialmente establecida para promover un mayor conocimiento de Asia en los EE.UU., hoy la Sociedad es una institución global-con oficinas en todo Estados Unidos y Asia- que cumple su mandato educativo a través de una amplia gama de programación interdisciplinaria. A medida que las economías y las culturas se han vuelto más interconectadas, los programas de la Sociedad se han ampliado para abordar las cuestiones asiáticas, los efectos de la globalización y las preocupaciones apremiantes en Asia, incluidos los derechos humanos, la condición de la mujer y las cuestiones medioambientales y mundiales como el VIH / SIDA.

El Consejo Asiático Cultural (ACC) es una organización estadounidense sin ánimo de lucro dedicada a promover el intercambio cultural entre los Estados Unidos y Asia. Creado en 1963 por John D. Rockefeller III. El ACC entrega el Premio John D. Rockefeller a un individuo de Asia o Estados Unidos que haya hecho una contribución significativa a la comprensión, práctica o estudio internacional de las artes visuales o escénicas de Asia.

Naciones Unidas. El complejo de la Sede de las Naciones Unidas se construyó en etapas con el complejo central terminado entre 1948 y 1952. El terreno fue comprado al promotor inmobiliario William Zeckendorf, Nelson Rockefeller arregló esta compra, después de que una oferta inicial para localizarlo en la finca de la familia Rockefeller de Kykuit fuera rechazada por estar demasiado aislada de Manhattan. La compra de $ 8.5 millones de dólares (ajustada por la inflación a $ 84.7 millones) fue financiada por su padre, John D. Rockefeller, Jr., quien la donó a la ciudad. La familia de Rockefeller poseía los apartamentos de la ciudad de Tudor a través de la primera avenida de los mataderos. Wallace Harrison, consejero personal de arquitectura de la familia Rockefeller y cuñado de una hija de Rockefeller, sirvió como Director de Planificación de la Sede de las Naciones Unidas. Su firma, Harrison y Abramovitz, supervisaron la ejecución del diseño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE; Peterson Institute), hasta el año 2006 el Instituto de Economía Internacional (IIE), es un centro de estudios privado y sin fines de lucro centrado en la economía internacional, con sede en Washington, D.C. David Rockefeller pertenece a la junta de directores. El presidente del instituto es Peter G. Peterson, es uno de los fundadores del Grupo Blackstone.

Peter G.Peterson fue invitado en 1969 por John D. Rockefeller III, el Presidente del CFR John J. McCloy, y el ex secretario del Tesoro, Douglas Dillon para presidir una Comisión de Fundaciones y Filantropía privada, que se conoció como la Comisión Peterson. Entre sus recomendaciones aprobadas por el gobierno estuvo que se requiriera anualmente a las fundaciones desembolsar un porcentaje mínimo de sus fondos. En 1971, fue nombrado Asistente del Presidente para Asuntos Económicos Internacionales por el presidente Richard Nixon. En 1972, se convirtió en Secretario de Comercio, una posición que ocupó durante un año. Fue Presidente y CEO de Lehman Brothers (1973-1977) y Lehman Brothers, Kuhn, Loeb Inc. (1977-1984). Sucedió a David Rockefeller como Presidente del Consejo de Relaciones Exteriores en 1985 y sirvió hasta su retiro en 2007. Actualmente se desempeña como administrador de La Sociedad japonesa de la familia Rockefeller y del Museo de Arte Moderno, y anteriormente fue miembro de la junta de Rockefeller Center Properties, Inc. También fue Presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York entre 2000 y 2004.

larry_mcdonald_rockefeller_nwo


En sus memorias, David Rockefeller dice que para que el Chase creciera internacionalmente era necesario aprender a interactuar con regímenes que “se oponían a los principios democráticos y al funcionamiento del mercado libre”, pero que dominaban gran parte del mundo. El multimillonario consideraba a la URSS como uno de esos regímenes. Logró establecer relaciones con los líderes soviéticos y Chase se convirtió en el primer banco estadounidense en abrir una oficina de representación en la Unión Soviética.

La oficina de representación de Chase abrió en 1973 en el mismo centro de la capital soviética. Antes de esto, Rockefeller se había reunido regularmente con representantes del público soviético y funcionarios del estado de la URSS durante más de 10 años, y sus reuniones se realizaban en el formato de las llamadas Conferencias de Dartmouth que se organizaron por primera vez en los EE. UU. y la URSS por iniciativa del Presidente Dwight D. Eisenhower. Tenían la intención de fomentar la cooperación entre las dos superpotencias durante la Guerra Fría.


CFR

El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), fundado en 1921, es una organización estadounidense de 4900 miembros, sin fines de lucro, editor y think tank especializado en política exterior y asuntos internacionales de Estados Unidos. Tiene su sede en la ciudad de Nueva York, con una oficina adicional en Washington, D.C .. Su membresía ha incluido altos políticos, más de una docena de secretarios de estado, directores de la CIA, banqueros, abogados, profesores y figuras de altos medios de comunicación. El CFR promueve la globalización, el libre comercio, la reducción de las regulaciones financieras de las corporaciones transnacionales y la consolidación económica en bloques regionales como el TLCAN o la Unión Europea y elabora recomendaciones de políticas que reflejan estos objetivos. Las reuniones del CFR convocan a funcionarios gubernamentales, líderes empresariales mundiales y destacados miembros de la comunidad de inteligencia y política exterior para discutir temas internacionales. CFR publica la revista bimensual Foreign Affairs y dirige el Programa de Estudios David Rockefeller, que influye en la política exterior haciendo recomendaciones a la administración presidencial y la comunidad diplomática, testificando ante el Congreso, interactuando con los medios de comunicación y editando temas de política exterior. A finales de la década de 1930, la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller empezaron a aportar grandes cantidades de dinero al Consejo. A partir de 1939 y con una duración de cinco años, el Consejo logró una mayor prominencia dentro del gobierno y el Departamento de Estado, cuando estableció los Estudios de Guerra y Paz estrictamente confidenciales, financiados totalmente por la Fundación Rockefeller. El secreto que rodeaba a este grupo era tal, que los miembros del Consejo que no participaron en sus deliberaciones eran completamente inconscientes de la existencia del grupo de estudio. Cuando Hamilton Fish Armstrong anunció en 1970 que dejaría el mando de Foreign Affairs después de 45 años, el nuevo presidente del CFR David Rockefeller se acercó a un amigo de la familia, William Bundy, para hacerse cargo de la posición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El grupo de los treinta, a menudo abreviado G30, es un organismo internacional de financieros y académicos líderes que tiene como objetivo profundizar la comprensión de las cuestiones económicas y financieras y examinar las consecuencias de las decisiones tomadas en los sectores público y privado relacionadas con estos temas. Las áreas temáticas dentro del interés del grupo incluyen: el mercado de divisas, los mercados internacionales de capitales, las instituciones financieras internacionales, los bancos centrales y su supervisión de los servicios financieros y los mercados y las cuestiones macroeconómicas como los mercados de productos y de trabajo. El grupo fue fundado en 1978 por Geoffrey Bell a iniciativa de la Fundación Rockefeller, que también proporcionó la financiación inicial para el cuerpo. Su primer presidente fue Johannes Witteveen, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional. El grupo está formado por treinta miembros e incluye a los jefes de los principales bancos privados y bancos centrales, así como miembros de instituciones académicas e internacionales. Los actuales miembros del grupo incluyen a los actuales y antiguos jefes de los bancos centrales de Argentina, Brasil, Gran Bretaña, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Israel, Italia, Japón, México, Polonia, Singapur, España y Suiza. Como dos presidentes del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, dos presidentes del Banco Central Europeo, un presidente del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, dos presidentes del Banco de Pagos Internacionales, dos economistas en jefe del Fondo Monetario Internacional, un jefe Economista del Banco Mundial, y el ex presidente de México. Celebra dos reuniones anuales y organiza seminarios, simposios y grupos de estudio. Tiene su sede en Washington, D.C.

Empire State Plaza. La Governor Nelson A. Rockefeller Empire State Plaza (conocida comúnmente como la Empire State Plaza, y menos formalmente como el South Mall) es un complejo de varios edificios del gobierno estatal en el centro de Albany, Nueva York. El complejo fue construido entre 1965 y 1976 con un costo total estimado de $ 2 mil millones. La plaza fue idea del gobernador Nelson Rockefeller, que se inspiró para crear el nuevo complejo de gobierno después de que la princesa Beatrix de los Países Bajos visitó Albania para una celebración de la historia holandesa de la zona. Paseando con la princesa a través de una sección de la ciudad conocida coloquialmente como “el intestino”, Rockefeller quedo avergonzado. Más tarde dijo, “no hay duda de que la ciudad no se veía como creo que la princesa pensó que iba a verse”.

WTC. La construcción del primer World Trade Center fue concebido como un proyecto de renovación urbana, encabezado por David Rockefeller, para ayudar a revitalizar el Bajo Manhattan. Durante el período de posguerra, el crecimiento económico se concentró en el centro de Manhattan, en parte estimulado por el Rockefeller Center, que se desarrolló en la década de 1930. Mientras tanto, el Bajo Manhattan quedó fuera del auge económico. Una excepción fue la construcción de One Chase Manhattan Plaza en el Distrito Financiero por David Rockefeller, quien dirigió los esfuerzos de renovación urbana en el Bajo Manhattan. En 1958, Rockefeller estableció la Asociación Downtown-Lower Manhattan (DLMA).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Rockefeller Group es una compañía privada estadounidense con sede en la ciudad de Nueva York, principalmente involucrada en operaciones inmobiliarias en los Estados Unidos. Es una filial de Mitsubishi Estate Co. La compañía comenzó con el desarrollo del Rockefeller Center.


El Rockefeller Center es un gran complejo que consta de 19 edificios comerciales de gran altura que cubren un área de 89,000 m2 entre las calles 48 y 51 en Nueva York. Comisionado por la familia Rockefeller, está ubicado en el centro de Midtown Manhattan, que abarca la zona entre la Quinta Avenida y la Sexta Avenida. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1987. Fue el proyecto privado más grande de construcción emprendido nunca en tiempos modernos. El Rockefeller Center fue nombrado en honor de John D. Rockefeller, Jr., que arrendó el espacio de la Universidad de Columbia en 1928 y lo desarrolló a partir de 1930. Rockefeller inicialmente planeó un sindicato para construir un teatro de ópera para el Metropolitan Opera en el sitio, pero cambió sus planes después de la caída del mercado bursátil de 1929 y los continuos retrasos del Metropolitan para mantener un arrendamiento más favorable, haciendo a Rockefeller avanzar sin ellos.

rockefeller_center


ARTE

El Museo Rockefeller, antes el museo arqueológico de Palestina, es un museo de arqueología situado en Jerusalén del este que contiene una colección grande de artefactos desenterrados en las excavaciones conducidas en “Mandatory Palestina”, en los años 20 y los años 30. El museo está bajo la dirección del Museo de Israel y alberga la sede de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Cuando estalló la Guerra de los Seis Días de 1967, el museo fue capturado por una brigada de paracaidistas israelíes. Su torre hexagonal fue utilizada como mirador. La feroz lucha tuvo lugar aquí entre las fuerzas israelíes y jordanas, culminando en una victoria israelí. El museo entonces fue renombrado oficialmente como el Museo Rockefeller. Algunos de los Rollos del Mar Muerto descubiertos en Qumran entre 1947 y 1956, compuestos de textos y comentarios judíos, fueron alojados aquí.

El Museo de Arte Moderno (MoMA) fue desarrollado en 1929 principalmente por Abby Aldrich Rockefeller (esposa de John D. Rockefeller, Jr.) y dos de sus amigas. El hijo de Abby Rockefeller, Nelson fue seleccionado por el consejo de administración para convertirse en su presidente en 1939. David Rockefeller, también se unió a la junta directiva del museo en 1948 y se hizo cargo de la presidencia cuando Nelson fue elegido gobernador de Nueva York en 1958. Tanto David Rockefeller Jr. como Sharon Percy Rockefeller (esposa del senador Jay Rockefeller) actualmente se sientan en el consejo de administración.

En 1932 el artista mexicano Diego Rivera fue comisionado para hacer un mural en medio del Rockefeller Center de Manhattan. En 1934, el trabajo del legendario artista fue cincelado de la pared. A Rivera se le pidió que mostrara a un hombre en la encrucijada, mirando con incertidumbre pero con esperanza y con visión elevada a la elección de un curso que conduzca a un futuro nuevo y mejor. El dibujo original para el mural -y lo que Rivera aceptó pintar- incluía a tres hombres que unían las manos en el centro: un soldado, un obrero y un campesino.

13-tercer-boceto_custom-aae4f25dae48019f05cbb6d930083d9a79cb6a70-s800-c85

Un primer bosquejo del mural que Rivera debía pintar. Cortesía del museo Frida Kahlo.

“Desafortunadamente, lo que pintó fue diferente al esbozo”, dijo David Rockefeller Sr. al Museo de Arte Moderno en 2012. Luego, el periódico World Telegram publicó el titular: “Rivera pinta escenas de la actividad comunista y John D. Jr. paga la cuenta”. Rivera envió a sus ayudantes a buscar una foto de Lenin porque, dijo, “Si quieren comunismo, pintaré comunismo. Además de eso, según David Rockefeller Sr., Rivera agregó un panel que la familia sintió como un retrato poco halagador de su padre. “La foto de Lenin estaba a la derecha, y a la izquierda, una foto de mi padre bebiendo martinis con una ramera y varias otras cosas que eran poco halagadoras para la familia y claramente inadecuadas para tenerlas en el Rockefeller Center”, dijo David Rockefeller. Rivera había persuadido a sus patrones para que le permitieran pintar un fresco – pintura sobre yeso húmedo en lugar de sobre lienzo. Eso significaba que el trabajo no podía ser movido. Después de una ráfaga de cartas pidiendo a Rivera que reemplazara a Lenin y la declaración del artista de que él preferiría ver la obra destruida que mutilada, Rivera fue despedido y el trabajo finalmente fue cincelado.

rivera_wall_custom-fb26656fd5f607e7cee05d6d2b79fcb1c807f7a0-s800-c85

Recreación de Rivera, después de que la versión original del Rockefeller Center fuera destruida en 1934. Esta versión es llamada “Hombre, Controlador del Universo”.

Centro Lincoln para las Artes Escénicas es un consorcio de líderes cívicos y otros dirigidos y bajo la iniciativa de John D. Rockefeller III, construyó Lincoln Center como parte del “Lincoln Square Renewal Project” durante el programa de renovación urbana de Robert Moses en los años 50 y 60. Rockefeller fue el presidente inaugural del Lincoln Center desde 1956 y se convirtió en su presidente en 1961. Se le atribuye la recaudación de más de la mitad de los 184,5 millones de dólares en fondos privados necesarios para construir el complejo, incluyendo el uso de sus propios fondos; El Rockefeller Brothers Fund también contribuyó al proyecto.

En 1991, la familia recibió el Premio de Honor del Museo Nacional del Edificio por cuatro generaciones preservando y creando algunos de los edificios y lugares más importantes de los Estados Unidos. David Rockefeller aceptó el premio en nombre de la familia.

Fundado en 1994, el Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos (DRCLAS) de Harvard trabaja para aumentar el conocimiento de las culturas, economías, historias, medio ambiente y asuntos contemporáneos de América Latina pasada y presente.


En 2018, después de la muerte de David Rockefeller Sr. a los 101 años de edad, se realizó la subasta de caridad más importante jamás organizada. El total de los 1,500 objetos que comprendía la Colección de Peggy y David Rockefeller alcanzó $ 832,573,469 superando las expectativas iniciales y estableciendo el mayor total para una colección privada en una subasta, casi duplicando el récord anterior de la Colección de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé, que totalizaron $ 443 millones. Todos los ingresos del patrimonio de la subasta de caridad más importante de la historia se destinarán a una docena de organizaciones filantrópicas que Peggy y David Rockefeller apoyaron durante su vida, en beneficio de continuar la investigación científica, la educación superior, el apoyo a las artes, el desarrollo económico sostenible e iniciativas de conservación de tierras, entre otras. Los precios más altos de la serie incluían el Fillette à la corbeille fleurie de Picasso, que alcanzó los $ 115,000,000; Nymphéas en fleur de Monet, que se vendió por un récord de $ 84,687,500, y Odalisque couchée aux magnolias de Matisse, que se compró por $ 80,750,000, otro récord de subastas de los artistas. Además de Monet y Matisse, se establecieron récords de subastas de artistas para Diego Rivera (The Rivals, $ 9,762,500, que también estableció un récord para una obra de arte latinoamericana), Eugène Delacroix, Jean-Baptiste-Camille Corot, Armand Seguin, Giorgio Morandi, Odilon Redon, Gilbert Stuart, Charles Sheeler, Charles Ephraim Burchfield, Fairfield Porter, Stefan Hirsch, Morris Cole Graves, Elizabeth Strong-Cuevas y Saliba Douaihy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El New York Blood Center (NYBC) es una de las mayores organizaciones basadas en la comunidad, de extracción y distribución de sangre sin fines de lucro en los Estados Unidos. Fue fundada por Lawrence Rockefeller y evolucionó para controlar en gran medida la industria internacional de los bancos de sangre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un compañero de cuarto de Nelson Rockefeller en Dartmouth College a finales de 1920, Hadley Cantril tomó un doctorado en psicología en Harvard, siendo coautor de The Psychology of Radio con su mentor de doctorado Gordon Allport en 1935. En 1939, Cantril estableció el Centro de Escucha de Princeton para estudiar la Propaganda de Radio de Alemania. Durante este tiempo también recibió una subvención de la Fundación Rockefeller para establecer una Oficina de Investigación de Opinión Pública. Esto lo trajo en contacto con George Gallup y Archibald Crossley, dos de los pioneros de la opinión pública más innovadores de la época. “La radio es un medio completamente nuevo de comunicación”, observó Cantril y Allport, “preeminente como medio de control social y epocal en su influencia sobre los horizontes mentales de los hombres”. El trabajo atrajo la atención del oficial de la División de Humanidades de la Fundación Rockefeller, John Marshall. Consciente de la conexión de Dartmouth, Marshall alentó al emprendedor Cantril a solicitar ayuda a la Fundación. La solicitud de Cantril dio como resultado una subvención de $ 67,000 para una carta de dos años del “Radio Research Project” (RRP) en la Universidad de Princeton. Allí Cantril procedió a desarrollar estudios que evaluaban los efectos de la radio en las audiencias.

En 1938, Cantril también se convirtió en editor fundador de la Public Opinion Quarterly de la Fundación Rockefeller, un órgano estrechamente asociado con los esfuerzos de guerra psicológica del gobierno de los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial. Cuando la aventura de Princeton comenzó otro psicólogo entrenado cerca de Rockefeller, el Director de Investigación de la CBS Frank Stanton, fue nombrado investigador principal del RRP, pero tomó un papel secundario de Director Asociado debido a su posición en la red de difusión. En esta época, el sociólogo austríaco Paul Lazarsfeld fue reclutado para unirse a Cantril. Así, Cantril, Stanton y Lazarsfeld estaban estrechamente afiliados y estaban en una posición ideal para emprender un importante estudio en el que participaban la opinión pública y la persuasión. La oportunidad de tal análisis se presentó cuando la CBS transmitió la interpretación de Orson Welles de La Guerra de los Mundos de H. G. Wells el 30 de octubre de 1938. Lazarsfeld consideró el evento como especialmente digno de mención e inmediatamente pidió a Stanton fondos de la CBS para investigar la reacción de lo que en ese momento fue el mayor acto inmediato de persuasión masiva en la historia humana. Durante los meses siguientes se recolectaron entrevistas con los oyentes de La Guerra de los Mundos, se le proporcionaron a Stanton en la CBS y posteriormente se analizaron en el estudio de Cantril en 1940, The Invasion From Mars: A Study in the Psychology of Panic. En 1948, el Dr. Cantril se convirtió en Director de Programa para la UNESCO en París, estudiando el papel que las tensiones internacionales juegan en la causa de las guerras.

El interés de la Fundación Rockefeller por la persuasión doméstica continuó durante toda la guerra. Entre 1938 y 1944, por ejemplo, la organización dirigió un total de $250,000 para producir películas educativas y documentales a través del Centro Cinematográfico Americano. A finales de la década de 1940, los funcionarios de la Fundación habían desarrollado un interés aún más pronunciado en la gestión de las opiniones. Como dice el informe anual de la Fundación en 1948 (página 228), “La comprensión de la comunicación y el cambio de actitud es importante para nuestro sistema educativo, para quienes dirigen grandes organizaciones y para aquellos que están preocupados por la opinión y el comportamiento políticos”. Con este fin, la Fundación Rockefeller dedicó una cantidad sin precedentes de fondos a la investigación de la guerra psicológica.

En los días de la Guerra Fría, la propaganda era a menudo tan descaradamente obvia para el occidental acostumbrado a la libertad que era más fácilmente identificable como tal. La Fundación Rockefeller comprendió que el pueblo estadounidense necesitaba ser sometido a formas más sofisticadas de manipulación si el impulso gradual para el gobierno global se vendiera efectivamente en las próximas décadas. El informe anual de 1954 de la Fundación explica:

“Aunque se cree que las películas, la televisión y los cómics son efectivos para contribuir al aumento de la delincuencia juvenil en este país, estos y otros medios de comunicación de masas parecen ser mucho menos efectivos cuando se aplican al fin deseable de promover el bien de la ciudadanía o una ideología democrática positiva en la ‘guerra fría’.”

El Programa de Agricultura Mexicana (MAP) de la Fundación Rockefeller (RF), que funcionó entre 1943 y 1965, ahora se le atribuye el lanzamiento de la transformación global conocida como “Revolución Verde“. MAP fue el primer esfuerzo agrícola intensivo de la RF y su primera operación desde la División Internacional de Salud (IHD). El éxito de MAP finalmente alentó a los Fideicomisarios de la RF a suspender el IHD para situar a la agricultura en el centro de un modelo ampliado de investigación y promoción en salud pública. MAP proporcionó la base para el CIMMYT. Aunque los avances más grandes vendrían en el trigo, el maíz fue la primera tarea de MAP debido a su centralidad en la dieta mexicana.

El Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT) es una institución de investigación y capacitación sin fines de lucro dedicada al desarrollo de variedades mejoradas de trigo y maíz, y la introducción de mejores prácticas agrícolas a los pequeños agricultores para ayudar a mejorar sus medios de subsistencia. Los primeros pasos hacia la creación del CIMMYT fueron tomados en 1943 cuando los esfuerzos cooperativos del gobierno mexicano y la Fundación Rockefeller condujeron a la creación de la Oficina de Estudios Especiales, una organización dentro de la Secretaría de Agricultura de México, ahora Secretaria de Agricultura, Ganadería , Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). El objetivo de la oficina era garantizar la seguridad alimentaria en México y en el extranjero a través de la selección selectiva de plantas y la mejora de los cultivos. Los principales donantes son la Fundación Africana de Tecnología Agrícola, la Fundación Bill y Melinda Gates, el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, el CGIAR, el Banco Mundial, la Fundación Syngenta para la Agricultura Sostenible y los gobiernos nacionales de Australia, Gran Bretaña, Canadá, Los Estados Unidos y Suiza. El criador de trigo del CIMMYT, Norman Borlaug, conocido como el padre de la Revolución Verde, ganó el Premio Nobel de la Paz en 1970.

La Oficina de Estudios Especiales se estableció en 1943 como una empresa conjunta entre la Fundación Rockefeller y el gobierno mexicano en el Programa Agrícola Mexicano, que más tarde sería conocida como la Revolución Verde. La OEE era una unidad dentro del Ministerio de Agricultura de México. Sin embargo, su director, J. George Harrar, era un empleado de la Fundación Rockefeller, y reportó al Ministro de Agricultura de México.


La Fundación Rockefeller, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Corporación Monsanto, la Fundación Syngenta y el Gobierno de Noruega, entre otros, están invirtiendo decenas de sus millones en lo que es llamado el “Banco de Semillas del Juicio Final“. Oficialmente el proyecto se llama Svalbard Global Seed Vault en la isla noruega de Spitsbergen, parte del grupo de islas Svalbard.

svalbard_vault_mountain_cutaway


En 1960 la Fundación Rockefeller, el Consejo de Desarrollo Agrícola de John D. Rockefeller III y la Fundación Ford unieron sus fuerzas para crear el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) en Los Baños, Filipinas. En 1971, el IRRI de la Fundación Rockefeller, junto con su Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo de México y otros dos centros internacionales de investigación creados por la Fundación Rockefeller y la Fundación Ford, el IITA para la agricultura tropical, Nigeria e IRRI para el arroz, Filipinas, se combinaron para formar un Grupo Consultivo Mundial sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

CGIAR se formó en una serie de conferencias privadas celebradas en el centro de conferencias de la Fundación Rockefeller en Bellagio, Italia. Los participantes clave en las charlas de Bellagio fueron George Harrar de la Fundación Rockefeller, Forrest Hill de la Fundación Ford, Robert McNamara del Banco Mundial y Maurice Strong, organizador ambiental internacional de la familia Rockefeller, quien organizó la Cumbre de la Tierra en Estocolmo en 1972. Financiado con generosas becas de estudios de la Fundación Rockefeller y la Fundación Ford, el CGIAR se encargó de llevar a los principales científicos agrícolas y agrónomos del Tercer Mundo a los Estados Unidos para “dominar” los conceptos de producción moderna de agronegocios para llevarlos de regreso a su patria. En el proceso, crearon una inestimable red de influencia para la promoción del agronegocio en esos países, especialmente la promoción de la “Revolución Genética” de los OMG en los países en desarrollo, todo ello en nombre de la ciencia y de una agricultura eficiente y libre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revolución Verde: Como ya se exploró previamente en este artículo, la Fundación Rockefeller creó la disciplina de pseudociencia llamada biología molecular en su incesante búsqueda de reducir la vida humana a la “secuencia genética definitoria” que, esperaban, podría modificarse para cambiar los rasgos humanos a voluntad. La misma Fundación Rockefeller creó la llamada Revolución Verde, a partir de un viaje a México en 1946 por Nelson Rockefeller y el ex Secretario de Agricultura del New Deal y fundador de la Compañía Pioneer Hi-Bred Seed, Henry Wallace. La Revolución Verde pretendía solucionar el problema del hambre en todo el mundo  principalmente en México, India y otros países selectos donde trabajaba Rockefeller. El ingeniero agrónomo de la Fundación Rockefeller, Norman Borlaug, ganó un Premio Nobel de la Paz por su trabajo. A través de la Revolución Verde, la Fundación Rockefeller y más tarde la Fundación Ford trabajaron mano a mano formando y apoyando los objetivos de política exterior de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la CIA. Un efecto importante de la Revolución Verde fue la despoblación del campo de los campesinos que se vieron obligados a huir a los barrios pobres de las barriadas alrededor de las ciudades en búsqueda desesperada de trabajo. No fue casualidad; formaba parte del plan de creación de mano de obra barata para las futuras manufacturas multinacionales estadounidenses, la “globalización” de los últimos años. Algunas críticas generalmente implican alguna variación del principio malthusiano de la población. Tales preocupaciones a menudo giran en torno a la idea de que la Revolución Verde es insostenible, y argumentan que la humanidad está ahora en un estado de superpoblación o sobrepaso con respecto a la capacidad sostenible de carga y las demandas ecológicas en la Tierra. En el sentido más básico, la Revolución Verde fue un producto de la globalización, como lo demuestra la creación de centros internacionales de investigación agrícola que compartieron información y financiamiento transnacional de grupos como la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). La Revolución Verde fue típicamente acompañada de grandes proyectos de riego que a menudo incluían préstamos del Banco Mundial para construir enormes presas nuevas e inundar áreas previamente establecidas y tierras agrícolas fértiles en el proceso. También se utilizaron grandes cantidades de herbicidas y pesticidas, creando mercados adicionales para los gigantes de petróleo y productos químicos. Como decía un analista, en efecto, la Revolución Verde no era más que una revolución química. En ningún momento los países en desarrollo podían pagar las enormes cantidades de fertilizantes químicos y pesticidas. Recibirían crédito cortesía del Banco Mundial y préstamos especiales del Chase Bank y otros grandes bancos de Nueva York, respaldados por garantías del Gobierno de los Estados Unidos.

El Consejo de Desarrollo Agropecuario (ADC), conocido como el Consejo de Asuntos Económicos y Culturales, Inc. durante sus primeros diez años, fue establecido en 1953 por John D. Rockefeller III como una organización “caritativa, científica y educativa” que tenía como objetivo “estimular y apoyar actividades económicas importantes y otras relacionadas para el bienestar humano “. Estaba enfocada en Asia. Desde sus comienzos, el Consejo dedicó una parte importante de sus recursos a actividades de formación e investigación en ciencias sociales, con el objetivo central de fortalecer la capacidad profesional para hacer frente a los problemas económicos y humanos de la agricultura y el desarrollo rural en Asia. En 1985 se fusionó con otros dos programas agrícolas relacionados con Rockefeller, el Centro Internacional de Investigación y Capacitación Ganadera de Winrock (que fue creado en 1973) y el Servicio de Desarrollo Agrícola Internacional (IADS) de la Fundación Rockefeller (ambos fundados por John D. Rockefeller III) para crear el Instituto Internacional de Desarrollo Agrícola Winrock.

Winrock International, es una organización sin fines de lucro con sede en Little Rock (condado de Pulaski), se pueden trazar sus raíces a un esfuerzo de investigación que el gobernador Winthrop Rockefeller (de cual toma su nombre) estableció en su casa y rancho en Petit Jean Mountain, cerca de Morrilton (condado de Conway). Winrock International trabaja en los Estados Unidos y en todo el mundo. Tiene proyectos activos en un promedio de sesenta y cinco países cada año, con énfasis en desarrollo agrícola y empresarial, energía limpia, servicios ecosistémicos, manejo forestal y de recursos naturales, desarrollo de liderazgo, asistencia técnica voluntaria y política agrícola y ambiental.

Desde hace décadas los mismos intereses, incluyendo la Fundación Rockefeller, que respaldó la Revolución Verde inicial, han trabajado para promover una segunda “Revolución Genética“, como lo denominó el presidente de la Fundación Rockefeller Gordon Conway hace varios años, la propagación de la agricultura industrial y los insumos comerciales. Gordon Conway fue Director de Agricultura para el Impacto, una subvención financiada por la Fundación Bill & Melinda Gates, que se centra en el apoyo europeo de desarrollo agrícola en África. Con el verdadero trasfondo de la Revolución Verde de la Fundación Rockefeller en mente, se vuelve especialmente curioso que la misma Fundación Rockefeller junto con la Fundación Bill & Melinda Gates, ahora inviertan millones de dólares en preservar cada semilla contra un posible escenario de “juicio final” en un proyecto llamado La Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA).

AGRA, como se llama a sí misma, es una alianza de nuevo con la misma Fundación Rockefeller que creó la “revolución genética.” Una mirada a la Junta de Administración de AGRA lo confirma. Incluye a nadie más que al ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, como presidente. En su discurso de aceptación en un evento del Foro Económico Mundial en Ciudad del Cabo Sudáfrica en junio de 2007, Kofi Annan declaró: “Acepto este desafío con agradecimiento a la Fundación Rockefeller, a la Fundación Bill & Melinda Gates y a todos los que apoyan nuestra campaña africana. Además, la junta de AGRA cuenta con un sudafricano, Strive Masiyiwa, que es un administrador de la Fundación Rockefeller. Incluye a Sylvia M. Mathews de la Fundación Bill & Melinda Gates; Mamphela Ramphele, ex Directora General del Banco Mundial (2000-2006); Rajiv J. Shah de la Fundación Gates; Nadya K. Shmavonian de la Fundación Rockefeller; Roy Steiner de la Fundación Gates. Además, una Alianza para AGRA incluye Gary Toenniessen el Director Gerente de la Fundación Rockefeller y Akinwumi Adesina, Director Asociado de la Fundación Rockefeller. Además los Programas para AGRA incluyen a Peter Matlon, Director Gerente de la Fundación Rockefeller; Joseph De Vries, Director del Programa para los Sistemas de Semillas de África y Director Asociado de la Fundación Rockefeller. Como la vieja Revolución Verde fallida en India y México, la nueva Revolución Verde de África es claramente una alta prioridad de la Fundación Rockefeller.

No es casualidad que las fundaciones de Rockefeller y Gates se unan para impulsar una Revolución Verde de estilo transgénico en África, al tiempo que están financiando tranquilamente la “bóveda de semillas del juicio final” en Svalbard, donde será custodiado por los policías de la Revolución Verde de los OMG – las Fundaciones Rockefeller y Gates, Syngenta, DuPont y CGIAR. El proyecto Svalbard estará dirigido por una organización llamada Global Crop Diversity Trust (GCDT). El GCDT fue fundado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y Bioversidad Internacional (anteriormente el Instituto Internacional de Investigación Genética de Plantas), una rama del CGIAR. Su Consejo de Administración es presidido por Margaret Catley-Carlson, quien también fue presidenta hasta 1998 del Population Council de John D. Rockefeller en Nueva York.


Discurso de David Rockefeller en la ONU a medidados de la década de 1990.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El objetivo explícito del lobby eugenésico financiado por familias de élite ricas como Rockefeller, Carnegie, Harriman y otros desde la década de 1920, ha encarnado lo que denominaron “eugenesia negativa“, el asesinato sistemático de líneas de sangre no deseadas. Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood International e íntima de la familia Rockefeller, creó algo llamado The Negro Project en 1939, basado en Harlem, el cual tenía como fin, como confió en una carta a un amigo, «exterminar a la población negra».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los esfuerzos globales de la Fundación Rockefeller para proporcionar vacunas infantiles comenzaron en 1984, después de una reunión internacional en el centro de conferencias RF en Bellagio, Italia, sobre la protección de los niños del mundo. Se reunieron delegados internacionales de los campos de la medicina, el gobierno y la filantropía para discutir el concepto de un programa global de inmunización para niños. La Iniciativa de Vacunación Infantil (CVI), iniciada en 1990, fue un esfuerzo de colaboración entre el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la OMS, el Banco Mundial y la Fundación Rockfeller, colaborando con asociados públicos y privados que incluían agencias gubernamentales, científicos y fabricantes de vacunas.

La Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) definió su misión de “salvar la vida de los niños y proteger la salud de las personas aumentando el acceso a la inmunización en los países más pobres del mundo”. Para lograr estos objetivos GAVI creó una estrategia en cuatro partes que incluye: Acelerar la utilización de vacunas infrautilizadas y nuevas, Fortalecimiento de los sistemas de salud que ofrecen vacunas, Aumentar los fondos para la vacunación y hacer que estos programas sean sostenibles, Dar forma a los mercados de vacunas, para que las vacunas permanezcan asequibles y apropiadas para los más necesitados. La Fundación Rockefeller y la Fundación Bill & Melinda Gates siguen siendo patrocinadores comprometidos de GAVI. Como parte de la Iniciativa de Equidad de Salud en curso de la Fundación Rockefeller, la organización ha asignado subvenciones para la investigación de nuevas vacunas, el estudio de los métodos de entrega y estabilización de vacunas y la promoción de la colaboración mediante reuniones, consultas y asociaciones público-privadas.

En la década de 1990, la Organización Mundial de la Salud de la ONU lanzó una campaña para vacunar a millones de mujeres en Nicaragua, México y Filipinas, (Kenia en 2014) entre 15 y 45 años de edad, supuestamente contra el tétanos. La vacuna no se administró a hombres o niños, a pesar de que de manera presumible son igualmente propensos a contraer esta enfermedad. Debido a esa curiosa anomalía, el Comite Pro Vida de México, una organización laica católica romana tuvo sospechas y sometieron a pruebas estas vacunas. Las pruebas revelaron que esa vacuna contra el tétanos de la OMS contenía gonadotrofina coriónica humana o hCG, una hormona natural que cuando se combinaba con un portador de toxoide tetánico estimulaba anticuerpos que hacían que una mujer no pudiera mantener un embarazo. Ninguna de las mujeres vacunadas fue informada. Más tarde se supo que la Fundación Rockefeller junto con el Consejo de Población de Rockefeller, el Banco Mundial (sede del CGIAR) y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos habían participado en un proyecto de 20 años de duración iniciado en 1972 para desarrollar la Vacuna contra el aborto encubierta con un portador de tétanos para la OMS. Además, el Gobierno de Noruega, anfitrión de la Bóveda de Semillas del Día del Juicio Final de Svalbard, donó $ 41 millones para desarrollar la vacuna contra el tétanos. Aquí un documento de la OMS sobre las “Vacunas Reguladoras de Fertilidad“.

En el reporte anual de 1968 (página 72) de la Fundación Rockefeller se establece:

“(…) se sabe que varios tipos de fármacos disminuyen la fertilidad masculina, pero los que se han probado tienen serios problemas de toxicidad. Se está trabajando muy poco en los métodos inmunológicos, como las vacunas, para reducir la fertilidad, y se necesita mucha más investigación para encontrar una solución”.

En el reporte anual de 1969 (páginas 85-99) de la Fundación Rockefeller se establece:

“El desarrollo de un medio simple y seguro para controlar la fertilidad humana, que sería barato, fácil de administrar a gran escala y socialmente aceptable, es objeto de intensas investigaciones en varios centros médicos importantes. Los métodos principales actualmente en uso -la pildora oral y el dispositivo intrauterino- tienen graves inconvenientes para los programas a gran escala”.

No pasó mucho tiempo antes de que todos los esfuerzos de la Fundación Rockefeller comenzaran a tener efecto. En su reporte anual de 1988 (página 27), la RF se complació en informar sobre los progresos realizados por la División de Población de la Fundación en el campo de las vacunas anti-fertilidad:

“El Instituto Nacional de Inmunología de la India completó con éxito en 1988 la primera fase de los ensayos con tres versiones de una vacuna anti-fertilidad para las mujeres. Patrocinado por el gobierno de la India y apoyado por la Fundación, los ensayos establecieron que con cada una de las vacunas probadas, se podría esperar por lo menos un año de protección contra el embarazo, basado en los niveles de anticuerpos formados en respuesta al calendario de inmunización”.

En su revisión de 1997 de las vacunas contra la fertilidad, el Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología, con sede en la India, no olvidó reconocer a su principal benefactor:

“El trabajo sobre las vacunas LHRH y HCG fue apoyado por las subvenciones de investigación de la Fundación Rockefeller, (…)”.

Tan sólo cuatro años después de que la Fundación Rockefeller lanzara operaciones de financiación masiva en vacunas contra la fecundidad, el Grupo de Trabajo fue creado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Su misión, según uno de sus miembros, es apoyar:

“la investigación básica y clínica sobre el desarrollo de vacunas anticonceptivas dirigidas contra los gametos o el embrión preimplantador. Estos estudios han implicado el uso de procedimientos avanzados en química de péptidos, tecnología de hibridomas y genética molecular, así como la evaluación de una serie de nuevos enfoques en la vacunología general. Como resultado de este esfuerzo internacional de colaboración, un prototipo de vacuna anti-HCG está siendo sometido a pruebas clínicas, lo que aumenta la posibilidad de que un nuevo método de planificación familiar esté disponible antes del final de la década actual”.

Aunque el término “Vacuna contra la Fertilidad”, acuñado por la Fundación Rockefeller, fue reemplazado por el más burocrático “Fertility Regulating Vaccine (FRV), el programa fue obviamente el mismo.

Parece que no hay límite para las ambiciones de la Fundación Rockefeller de introducir compuestos anti-fertilidad en los ya existentes “servicios de salud”, como las vacunas, o -como parece ser ahora- los productos de consumo promedio. El reporte anual de la Fundación Rockefeller de 1985 (página 96) subrayó su constante dedicación a encontrar un buen uso para la sustancia anti-fertilidad “gossypol”, o C30H30O8 – como se lee en la descripción.

“Otro interés a largo plazo de la Fundación ha sido el gossipol, un compuesto que ha demostrado tener un efecto de antifertilidad en los hombres. A finales de 1985, la Fundación había otorgado donaciones por un total aproximado de $ 1.6 millones en un esfuerzo para apoyar y estimular las investigaciones científicas sobre la seguridad y la eficacia del gosipol”.

De hecho, el gossipol, un polifenol tóxico derivado de la planta de algodón, fue identificado desde el principio en la investigación de la Fundación como un esterilizante eficaz. La cuestión era, cómo implementar o integrar la sustancia tóxica en los cultivos. En el reporte anual de la Fundación Rockefeller de 1986 (página 46), la organización admite financiar la investigación sobre el uso de compuestos reductores de la fertilidad en relación con los alimentos para su “uso generalizado”:

“Los estudios sobre anticonceptivos masculinos se centran en el gosipol, una sustancia natural extraída de la planta de algodón, e identificado por los investigadores chinos como un efecto anti-fertilidad en los hombres. Antes de que se pueda recomendar el uso generalizado, se necesita más investigación para ver si la reducción de la dosis puede eliminar efectos secundarios indeseables sin reducir su eficacia como anticonceptivo. La Fundación apoyó la investigación sobre la seguridad, reversibilidad y eficacia del gossypol en siete diferentes subvenciones de 1986″.

¿Es una coincidencia que estas mismas organizaciones, desde la Fundación Rockefeller a la Fundación Gates, y del Banco Mundial a Noruega participen también en el proyecto de bancos de semillas de Svalbard? No.


En 1998 el Presidente de los EE.UU., Bill Clinton premió a David Rockefeller con la Medalla Presidencial de la Libertad por sus esfuerzos para conseguir la “paz mundial”.

 

 

 

 

 

 

 


Iniciativa Rockefeller. Desde principios de 1993 el empresario Laurence Rockefeller comenzó un largo acercamiento a Bill Clinton para la divulgación extraterrestre, incluyendo archivos de la CIA, en lo que se convirtió en la Iniciativa Rockefeller. Al informar al fallecido Dr. John “Jack” Gibbons, entonces director de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca y asesor del Presidente, en 1993, Rockefeller provocó una revisión por la Fuerza Aérea estadounidense del legendario caso Roswell. La revisión de Roswell impulsada por Rockefeller concluyó que no había participación extraterrestre y que era un globo. Aparte de Roswell, las negociaciones de Rockefeller incluyeron un plan en curso para escribir una carta abierta directa al presidente Bill Clinton, junto con la amenaza de publicar anuncios en la prensa, pidiendo la divulgación completa y una amnistía para que los testigos oficiales se presentaran y evitaran el enjuiciamiento si sus demandas no eran cumplidas. Rockefeller parece haber sido mantenido a raya de hacer esto por el Dr. Gibbons, pero la amenaza parecía tener algún peso en la medida en que Rockefeller hizo que el señor y la señora Clinton visitaran su propio rancho. Durante las vacaciones de siete días de la familia Clinton en agosto de 1995 en el Rockefeller Teton Ranch, fuera de Jackson Hole, Wyoming, el multimillonario de 85 años informó en privado al Presidente y la Primera Dama sobre los OVNIs y sus esperanzas. Debido a la persistencia del investigador Grant Cameron, quien utilizó la Ley de Libertad de Información para obtener tanta información sobre la iniciativa, antes de compartirla con el grupo Paradigm, sabemos que la empresa continuó por poco más de un año. Una serie de cartas y notas entre Rockefeller, los co-activistas, el Dr. Gibbons y otros funcionarios revelaron el alcance de las discusiones. Los documentos también nombran a ambos Clinton como directamente involucrados en la iniciativa después de la reunión.

hillary-rockefeller-650737


En el siglo XXI, la programación de salud pública se ha vuelto a convertir en una prioridad de la Fundación Rockefeller. A través de sus iniciativas en Equidad de Salud y Transformación de Sistemas de Salud, la RF contribuye significativamente a los objetivos a largo plazo de aumentar el acceso global a la atención de la salud a través de la tecnología de salud electrónica y trabajar a través de fronteras nacionales para monitorear la transmisión de enfermedades, en la vigilancia de enfermedades.

En 2015 más de 750 víctimas demandaron a la Fundación Rockefeller, al Hospital Johns Hopkins, a la Universidad Johns Hopkins, a la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, a la Escuela de Medicina Pública Bloomberg en Johns Hopkins, y a la Corporación del Sistema de Salud Johns Hopkins, alegando que eran la fuerza impulsora detrás de los experimentos humanos en los que fueron engañadas poblaciones vulnerables de guatemaltecos y donde fueron deliberadamente expuestos a sífilis, gonorrea y otras enfermedades venéreas y patógenos, sin su consentimiento informado con el fin de probar la eficacia de los tratamientos. Los experimentos realizados en la década de 1940 fueron dirigidos a niños en edad escolar, huérfanos, pacientes de hospitales psiquiátricos, reclusos y reclutas militares.

Los experimentos de Guatemala han sido comparados con el famoso experimento de sífilis de Tuskegee, lo que llevó a la creación de la mayor parte de las normas éticas y legales que protegen ahora a los sujetos humanos de investigación. En el experimento Tuskegee, el Servicio de Salud Pública de EE.UU. estaba estudiando la progresión de la sífilis en hombres negros en la Alabama rural, y los investigadores fueron criticados por no tratar a los hombres incluso después de que se descubrió la penicilina como tratamiento para la enfermedad. En el experimento participó John Charles Cutler, quien anteriormente fuera el líder del equipo en el experimento de Guatemala. La esposa de Cutler, Eliese S. Cutler, dijo a la Universidad de Pittsburg que entiende la importancia del control de la población – la cuál calificó como una de las pasiones de su marido. La esposa de John C. Cutler admitió que ha servido en varios consejos, incluyendo Planned Parenthood, Pathfinder International y el Consejo de la Población.

En 1911, el Dr. Hideyo Noguchi del Instituto Rockefeller para la Investigación Médica inyectó a 146 pacientes del hospital (algunos de los cuales eran niños) con sífilis. Más tarde fue demandado por los padres de algunos de los niños, que contrajeron sífilis como resultado de sus experimentos.

En 2009, algunos de los multimillonarios líderes de Estados Unidos se reunieron secretamente para considerar cómo su riqueza podría utilizarse para frenar el crecimiento de la población mundial y acelerar las mejoras en salud y educación. Los filántropos que asistieron por iniciativa de Bill Gates, discutieron unir fuerzas para superar los obstáculos políticos y religiosos al cambio. Descrito como el “Club de los Buenos” por un informante, la reunión incluyó a David Rockefeller, el patriarca de la dinastía más rica de Estados Unidos, los financieros Warren Buffett y George Soros, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg y los magnates de los medios Ted Turner y Oprah Winfrey.


La Medalla Carnegie de Filantropía fue inaugurada en 2001 por representantes de las más de veinte instituciones establecidas por Andrew Carnegie en todo el mundo. Este premio, creado en la ceremonia centenaria de la carrera oficial del Sr. Carnegie como filántropo, se da a uno o más individuos. La ceremonia de 2001 se celebró el 10 de diciembre en la ciudad de Nueva York. Honró a Walter H. y Leonore Annenberg, Brook Astor, Irene Diamond, a la familia Gates, a la familia Rockefeller, a George Soros y a Ted Turner (ver video de Turner Confrontado).

NYTimes-photo-972x1024


El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) es una organización internacional no gubernamental fundada en 1961, que trabaja en el campo de la preservación de los medios salvajes y la reducción de la huella humana en el medio ambiente. Es la organización de conservación más grande del mundo con más de cinco millones de seguidores en todo el mundo, trabajando en más de 100 países, apoyando alrededor de 1,300 proyectos de conservación y medio ambiente. La idea de un fondo en nombre de los animales en peligro fue propuesta inicialmente por Víctor Stolan a Sir Julian Huxley (hermano de Aldous Huxley) en respuesta a los artículos que publicó en el periódico británico The Observer. Godfrey A. Rockefeller también desempeñó un papel importante en su creación, reuniendo el primer personal.

Rockefeller “jugó un papel importante en la fundación y creación” del World Wildlife Fund, que incluyó “la contratación del primer personal y los principales científicos”, y más tarde se desempeñó como Director Ejecutivo de 1972 a 1978. Desde 1977 hasta 2006 Se desempeñó en la Junta Directiva y el Consejo Nacional de WWF.


El programa “Ciencia del Hombre” que la Fundación Rockefeller articuló en 1933 con la ayuda de Warren Weaver pidió un mayor énfasis en la biología y la psicología y los desarrollos especiales en matemáticas, física y química que son fundamentales para esos campos, a los efectos del análisis y la conducta de control:

La ciencia ha hecho progresos significativos en el análisis y control de las fuerzas inanimadas, pero la ciencia no ha hecho igual los avances en el problema más delicado, más difícil y más importante del análisis y el control de las fuerzas animadas.

El punto culminante del programa de la Fundación Rockefeller (RF) en ciencias naturales fue su iniciativa en biología molecular, que se desarrolló desde 1933 hasta 1951 bajo el liderazgo de Warren Weaver.

La Fundación Rockefeller vertió $ 25 millones de dólares de apoyo en el programa de biología molecular de los Estados Unidos entre los años 1932 y 1959. La extensión de su influencia durante este periodo intensivo, sin embargo, fue mucho más allá de simples financiaciones. Los programas de biología molecular de la Fundación impregnaron las infraestructuras académicas de todas las instituciones críticas, con los administradores de Rockefeller en altos puestos administrativos en las universidades.

El término “biología molecular“, de hecho, fue acuñado en 1938 por Warren Weaver, en ese entonces director de la división de ciencias naturales de Rockefeller, para cambiar el nombre por tercera vez al programa originalmente conocido comopsychobiology“, cuyo objetivo era la racionalización de comportamiento humano.”

 La llamada ‘Psicobiología’, el nuevo plan cooperativo surgió originalmente como una simple unidad MS-NS (Medical Science – Natural Science) repartida en nueve lotes de investigación:

  • Psicobiología (Psiquiatría – Neurofisiología)
  • Secreciones Internas (Hormonas, enzimas, etc)
  • Nutrición (Vitaminas, etc)
  • Efectos de la Radiación
  • Biología del Sexo
  • Embriología Experimental y Química
  • Genética
  • Fisiología General (fisiología celular, conducción nerviosa)
  • Biofísica y Bioquímica

Los oficiales de la Fundación crearon un sistema informal pero de facto de revisión por pares, con asesores científicos proporcionándoles un conocimiento detallado del tráfico académico y científicos y administradores consultando a su juicio sobre nombramientos académicos, reputaciones, personalidades, viajes y proyectos potenciales. Warren Weaver, director de la División de Ciencias Naturales de la Fundación, a menudo fue invitado a sentarse en las reuniones de la facultad.

En su libro de 1993La visión molecular de la vida“, la Dra. Lily E. Kay, a quien un obituario de 2001 de la oficina MIT News se refiere como “una de las más destacadas historiadoras de la biología de su generación“, argumentó que la “nueva biología” ha sido creada en gran parte por la Fundación Rockefeller y su programa filial en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) a través de un consenso entre una élite científica y una élite empresarial cuyos objetivos más amplios se centran en la eugenesia y la necesidad de crear un mecanismo de control social y de ingeniería humana:

“La nueva ciencia no sólo evoluciona por selección natural de variantes disciplinarias distribuidas al azar, ni tampoco asciende por la sola fuerza convincente de sus ideas y sus líderes. Por el contrario, el auge de la nueva biología fue una expresion de los esfuerzos sistemáticos de cooperación de la clase científica de los Estados Unidos -los científicos y sus patrocinadores– para dirigir el estudio de los fenómenos animados a lo largo de las rutas seleccionadas hacia una visión compartida de la ciencia y la sociedad.”

4191XIYnNdL._SX331_BO1,204,203,200_


En abril de 2013, el presidente Obama anunció una iniciativa federal para mapear el cerebro humano, de la misma manera que el genoma humano ya había sido mapeado. La iniciativa se llamó oficialmente B.R.A.I.N., un acrónimo de “Investigación del Cerebro Mediante la Mejora Innovadora de Neurotecnologías. Los más importantes neurólogos desarrollaron rápidamente una estrategia de investigación de 12 años para el Instituto Nacional de Salud (NIH) para alcanzar los objetivos. El NIH estableció un grupo de trabajo de alto nivel del Comité Asesor del director del NIH (ACD) para ayudar a dar forma a esta nueva iniciativa. Este grupo de trabajo, es presidido por la Dra. Cornelia “Cori” Bargmann (de la Universidad Rockefeller) y el Dr. William Newsome (de la Universidad de Stanford).

Una propuesta para desarrollar una nueva forma de controlar de forma remota las células cerebrales de Sarah Stanley, una investigadora asociada en el Laboratorio de Genética Molecular, dirigido por Jeffrey M. Friedman de la Universidad Rockefeller, se encuentra entre las primeras en recibir los fondos de la iniciativa B.R.A.I.N. del Presidente de los EE.UU. Barack Obama. El proyecto hará uso de una técnica llamada radiogenetica que combina el uso de ondas de radio o campos magnéticos con nanopartículas para activar las neuronas encendiendolas o apagandolas.


David Rockefeller, último nieto sobreviviente del oligarca del petróleo John D. Rockefeller, está muerto. Nos dicen que murió durmiendo a la edad de 101 el pasado 20 de marzo de 2017, y con él la tercera generación de la infame dinastía Rockefeller llega a su fin.

 

 

 

 

 


TECNOCRACIA

Según el bisnieto de John D., Jay Rockefeller, Internet representa una seria amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU.. Él expresó:

“Realmente casi te hace elaborar la pregunta ¿habría sido mejor si nunca hubiéramos inventado Internet? Todo el mundo es atacado, cualquiera puede hacerlo. La gente dice, bueno es China y Rusia, pero podría haber algún chico en Letonia haciendo lo mismo.”

 

 

 

Muchos podrían pensar que Internet fue un golpe duro para la agenda de la familia Rockefeller y sus compañeros oligarcas, miembros de la sociedad intercambiando información de una manera en la que nunca antes se habría pensado. Pero nada más alejado de la realidad. La tecnocracia siempre fue parte del plan de la élite, y para que la tecnocracia pudiera instaurarse plenamente era necesario un continuo intercambio de información en tiempo real por parte de todos los miembros de la sociedad.

Un documento de 2010 de la Fundación Rockefeller, “Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional” imagina diversos desastres y posibles respuestas a ellos. Una parte del texto que llama la atención es:

“Se implementaron nuevos sistemas coordinados a nivel mundial para monitorear la capacidad de uso de energía, incluidas las redes inteligentes y las tecnologías de reconocimiento de patrones de abajo hacia arriba. Estos esfuerzos produjeron resultados reales: para 2022, las nuevas proyecciones mostraron una disminución significativa en el aumento de los niveles de carbono en la atmósfera”.

Inspirado por el éxito de este experimento en una acción global colectiva, se intensificaron las iniciativas coordinadas a gran escala. Surgieron estructuras centralizadas de supervisión y gobierno global, no solo para el uso de la energía sino también para los estándares de enfermedades y tecnología. “Tales sistemas y estructuras requerían niveles de transparencia mucho mayores, lo que a su vez requería una mayor recopilación de datos, procesamiento y retroalimentación.

Los enormes y benignos sistemas de “sousveillance” permitieron a los ciudadanos acceder a datos, todos disponibles públicamente, en tiempo real y reaccionar. Los estados-nación perdieron parte de su poder e importancia a medida que la arquitectura global se fortaleció y surgieron estructuras de gobierno regional. “Las entidades internacionales de supervisión como la ONU tomaron nuevos niveles de autoridad, al igual que los sistemas regionales como la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), la Nueva Asociación para el Desarrollo de África (NEPAD) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD)”.

En febrero de 2019, La Fundación Rockefeller marcó el lanzamiento público de Atlas AI, una empresa social establecida por la Fundación y un equipo de profesores de la Universidad de Stanford para desarrollar productos de datos para apoyar el desarrollo global. Atlas AI trabaja en la intersección de la economía del desarrollo, la ciencia de los cultivos, la teledetección y la inteligencia artificial para generar información detallada sobre la pobreza, el rendimiento de los cultivos y las tendencias económicas en el África subsahariana. A principios de esta semana, Atlas AI nombró a Victoria Coleman, anteriormente Directora de Tecnología de la Fundación Wikimedia, como la primera Directora Ejecutiva de la organización.

The Rockefeller Foundation Atlas AI

Una Corporación-B fundada en asociación con la Fundación Rockefeller en 2018, Atlas AI utiliza algoritmos de aprendizaje automático y una amplia gama de datos reales de verdad para estimar la actividad económica y el rendimiento de los cultivos a partir de imágenes satelitales. Atlas AI valida sus modelos contra conjuntos de datos estándar de oro recopilados por socios multilaterales en el campo, y sus métodos están respaldados por investigaciones científicas rigurosamente revisadas por pares.


Los primeros 13 días después de la concepción humana se han mantenido como un misterio para la ciencia. Pero en mayo de 2016, los investigadores de la Universidad Rockefeller fueron los primeros en ver –y crecerembriones humanos en laboratorio durante 13 días (la cantidad máxima permitida desde el punto de vista ético). Los investigadores crecieron uno en un laboratorio, dándole insulina y otros nutrientes. Esto demostró que un embrión en sí mismo contiene el manual de instrucciones genéticas para su desarrollo, y no se comparte con la madre (al menos no inicialmente).

 

 

Jacques Loeb. fisiólogo y biólogo estadounidense de origen alemán que trabajó en 1910 en el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica en Nueva York, donde dirigió un departamento creado para él. Permaneció en el Instituto Rockefeller (ahora Universidad Rockefeller) hasta su muerte. A lo largo de la mayor parte de estos años Loeb pasó sus veranos en el Laboratorio de Biología Marina en Woods Hole (a la que la Fundación Rokefeller donó medio millón de dólares en 1924), Massachusetts, realizando experimentos sobre diversos invertebrados marinos. Fue allí donde Jacques Loeb realizó su experimento más famoso, la partenogénesis artificial. Loeb fue capaz de hacer que los huevos de erizos de mar comenzaran el desarrollo embrionario sin espermatozoides. Esto se logró mediante ligeras modificaciones químicas del agua en la que se guardaban los huevos, las cuales sirvieron de estímulo para comenzar el desarrollo. Antes de trabajar para el Instituto Rockefeller fue llamado en 1982 a la Universidad de Chicago (fundada por John D. Rockefeller) como profesor asistente de fisiología y biología experimental, convirtiéndose en profesor asociado en 1895 y profesor de fisiología en 1899. John B. Watson el “padre del conductismo (es el estudio experimental objetivo y natural de la conducta)”, fue un estudiante de las clases neurología de Loeb en la Universidad de Chicago.

 


Rockefellers premiados en Japón

El senador Jay Rockefeller dice que está profundamente honrado de recibir el prestigioso Gran Cordón de la Orden del Sol Naciente del gobierno japonés. El premio reconoce el trabajo de Rockefeller para fortalecer la relación económica y cultural entre los dos países. Rockefeller vivió y estudió en Japón durante 3 años a fines de los años cincuenta. Él dice que la relación que finalmente construyó entre Virginia Occidental y Japón ha llevado a la inversión de miles de millones de dólares y miles de empleos bien pagados. Rockefeller ha dirigido casi una docena de misiones comerciales a Japón, recibió visitantes japoneses a Virginia Occidental y ha sido fundamental para llevar a más de 20 compañías japonesas al estado, incluidas NGK Spark Plugs, Nissin y Toyota.

El 12 de febrero de 2014, el Gobierno de Japón otorgó al Senador John D. Rockefeller IV el Gran Cordón de la Orden del Sol Naciente en reconocimiento a sus importantes contribuciones para fortalecer y promover tanto la relación económica como el entendimiento mutuo entre Japón y Estados Unidos. Estados Siguiendo el texto completo de los comentarios preparados por el senador Rockefeller al recibir el honor:

Más actualizaciones muy pronto….

La Crisis de la Ciencia

Clic en la imagen para ir al video….

crisis

En 2015, un estudio del Instituto de Dieta y Salud con algunos resultados sorprendentes lanzó una serie de artículos click-bait con titulares explosivos:

“El chocolate acelera la pérdida de peso”, insistió uno de esos titulares.

“Los científicos dicen que comer chocolate puede ayudarte a perder peso”, declaró otro.

“Perder un 10% más de peso al comer una barra de chocolate todos los días … ¡No es broma!”, prometió otro.

Solo había un problema: esto era una broma.

El principal investigador del estudio, “Johannes Bohannon”, se presentó en mayo de ese año para revelar que su nombre era en realidad John Bohannon, el “Instituto de Dieta y Salud” no era más que un sitio web, y el estudio mostrando los mágicos efectos de pérdida de peso del consumo de chocolate era falso. El engaño fue la creación de un reportero de televisión alemán que quería “demostrar lo fácil que es convertir la mala ciencia en grandes titulares detrás de las modas de la dieta”.

Dada la amplitud con la que se dio a conocer la sorprendente conclusión del estudio, desde las páginas de Bild, el periódico más grande de Europa hasta los televisores de Texas y Australia, esa demostración tuvo un éxito notable. Pero aunque es tentador escribir esta historia como una demostración sobre periodistas crédulos y el analfabetismo científico de la prensa, el engaño sirve como una ventana a una historia mucho más grande y mucho más preocupante.

Esa historia es la crisis de la ciencia.


Lo que hace que el estudio de la pérdida de peso del chocolate sea tan revelador no es que fuera completamente falso; es que en un sentido importante no era falso. Bohannes realmente realizó un estudio de pérdida de peso y los datos realmente apoyan la conclusión de que los sujetos que comieron chocolate con una dieta baja en carbohidratos pierden peso más rápido que los de una dieta sin chocolate. De hecho, las dietas de chocolate incluso tuvieron mejores lecturas de colesterol. El truco estaba en cómo los datos fueron interpretados y reportados.

Como Bohannes explicó en su confesión post-engaño:

“Aquí hay un pequeño secreto científico: si se mide una gran cantidad de cosas sobre una pequeña cantidad de personas, es casi seguro que obtendrás un resultado estadísticamente significativo. Nuestro estudio incluyó 18 medidas diferentes (peso, colesterol, sodio, niveles de proteínas en la sangre, calidad del sueño, bienestar, etc.) de 15 personas. (Se abandonó un sujeto). El diseño del estudio es una receta para los falsos positivos”.

Verás, encontrar un “resultado estadísticamente significativo” suena impresionante y ayuda a los científicos a publicar su artículo en revistas de alto impacto, pero la “importancia estadística” es, de hecho, fácil de falsificar. Si, como Bohannes, utiliza un tamaño de muestra pequeño y mide 18 variables diferentes, es casi imposible no encontrar un resultado “estadísticamente significativo”. Los científicos lo saben, y el proceso de revisar los datos para encontrar resultados “estadísticamente significativos” (pero en última instancia, sin sentido) es tan común que tiene su propio nombre: “p-hacking” o “dragado de datos“.

Pero el p-hacking sólo raspa la superficie del problema. Desde la confluencia de factores hasta el sesgo de la normalidad, las presiones de publicación y el fraude absoluto, la antigua imagen prístina de la ciencia y los científicos como fuente imparcial de conocimiento sobre el mundo se ha visto seriamente socavada en la última década.

Aunque este tipo de problemas no son de ninguna manera nuevos, se pusieron de moda cuando John Ioannidis, un médico, investigador y escritor del Centro de Investigación para la Prevención de Stanford, sacudió a la comunidad científica con su artículo “Por qué la mayoría de los hallazgos de investigación publicados son falsos“. El documento de 2005 trata sobre la preocupación de que “los hallazgos de investigación más recientes publicados son falsos”, afirmando que “para muchos campos científicos actuales, los hallazgos de investigación afirmados a menudo pueden ser simplemente medidas precisas del sesgo prevaleciente”. El documento ha alcanzado un estado icónico, convirtiéndose en el documento más descargado en la Biblioteca Pública de la Ciencia y ha lanzando una conversación sobre resultados falsos, datos falsos, sesgos, manipulación y fraude en la ciencia que continúa hasta hoy.

JOHN IOANNIDIS: Este es un artículo que presenta prácticamente un modelo matemático de cuáles son las posibilidades de que un hallazgo de investigación que se publica en la literatura sea cierto. Y utiliza diferentes parámetros, diferentes aspectos, en términos de: Lo que sabemos antes; qué tan probable es que algo sea verdadero en un campo; ¿Cuántos sesgos hay tal vez en el campo? qué tipo de resultados obtenemos; y cuáles son las estadísticas que se presentan para el resultado específico.

Me ha humillado que este trabajo haya atraído tanta atención y personas de diferentes campos científicos, que abarcan no solo la biomedicina, sino también la ciencia psicológica, la ciencia social, incluso la astrofísica y otras disciplinas más remotas- se han sentido atraídas por lo que el papel estaba tratando de hacer.

SOURCE: John Ioannidis on Moving Toward Truth in Scientific Research

Desde que despegó el documento de Ioannidis, la “crisis de la ciencia” se ha convertido en una preocupación general, generando titulares en la prensa convencional como The Washington Post, The Economist y The Times Higher Education Supplement. Incluso ha sido recogido por publicaciones científicas como Scientific American, Nature y phys.org.

Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Y qué tan malo es, de verdad? ¿Y qué significa para una sociedad cada vez más dependiente de la tecnología que algo se pudra en el estado de la ciencia?

Para comprender el alcance de este dilema, debemos darnos cuenta de que la “crisis” de la ciencia no es una crisis en absoluto, sino una serie de crisis interrelacionadas que llegan al corazón de la forma en que se practica la ciencia institucional hoy en día.

Primero, está la crisis de la replicación.

Este es el canario en la mina de carbón de la crisis científica en general, ya que nos dice que un porcentaje sorprendente de los estudios científicos, incluso los publicados en revistas académicas de primer nivel que son a menudo considerado como el estándar de oro para la investigación experimental, no pueden ser reproducidos de manera fiable. Este es un síntoma de una crisis más grande porque la reproducibilidad se considera una piedra angular del proceso científico.

En pocas palabras, un experimento es reproducible si los investigadores independientes pueden ejecutar el mismo experimento y obtener los mismos resultados en una fecha posterior. No se necesita un científico espacial para entender por qué esto es importante. Si un experimento realmente revela alguna verdad fundamental sobre el mundo, entonces ese experimento debería producir los mismos resultados en las mismas condiciones en cualquier lugar y en cualquier momento (todas las demás cosas siendo iguales).

Bueno, no todas las cosas son iguales.

En los primeros años de esta década, el Centro para la Ciencia Abierta dirigió un equipo de 240 investigadores voluntarios en una búsqueda para reproducir los resultados de 100 experimentos psicológicos. Todos estos experimentos fueron publicados en tres de las revistas de psicología más prestigiosas. Los resultados de este intento de replicar estos experimentos, publicado en 2015 en un documento sobre “Estimación de la reproducibilidad de la ciencia psicológica“, fueron abismales. Solo se pudieron reproducir 39 de los resultados experimentales.

Peor aún para aquellos que defenderían la ciencia institucional de sus críticos, estos resultados no se limitan al ámbito de la psicología. En 2011, Nature publicó un artículo que mostraba que los investigadores solo podían reproducir entre el 20 y el 25 por ciento de los 67 estudios de fármacos preclínicos publicados. Publicaron otro artículo el año siguiente con un resultado aún peor: los investigadores solo pudieron reproducir seis de un total de 53 estudios de cáncer “de referencia”. Esa es una tasa de reproducibilidad del 11%.

Estos estudios por si solos son persuasivos, pero la cereza del pastel llegó en mayo de 2016 cuando Nature publicó los resultados de una encuesta a más de 1,500 científicos que encontraron que el 70% de ellos habían intentado y no habían podido reproducir los resultados experimentales publicados en algún momento. La encuesta cubrió a investigadores de una amplia gama de disciplinas, desde físicos y químicos hasta científicos de la tierra y medioambientales, e investigadores médicos y una variedad de otros.

Entonces, ¿por qué existe una incapacidad tan extendida para reproducir resultados experimentales? Hay una serie de razones, cada una de las cuales nos da otra ventana a la mayor crisis de la ciencia.

La respuesta más simple es la que fundamentalmente sacude la creencia generalizada de que los científicos son buscadores de la verdad desinteresados ​​que nunca soñarían con publicar un resultado falso o engañar deliberadamente a otros.

JAMES EVAN PILATO: La encuesta arroja luz sobre la investigación de balanceo de la “crisis”.

Más del 70% de los investigadores han intentado y fracasado en reproducir los experimentos de otro científico, y más de la mitad no han podido reproducir sus propios experimentos. Estas son algunas de las reveladoras cifras que surgieron de la encuesta de Nature a 1,576 investigadores que respondieron un breve cuestionario en línea sobre la reproducibilidad en la investigación.

Los datos revelan actitudes a veces contradictorias hacia la reproducibilidad. Aunque el 52% de los encuestados está de acuerdo en que hay una “crisis” de reproducibilidad significativa, menos del 31% piensa que no reproducir los resultados publicados significa que el resultado es probablemente incorrecto, y la mayoría dice que todavía confían en la literatura publicada.

Los datos sobre cuán reproducible es la literatura científica son raros y generalmente sombríos. Los análisis más conocidos, de psicología y biología del cáncer, encontraron tasas de alrededor del 40% y 10%, respectivamente.

Así que, el titular de este artículo, James, que tomamos de nuestro amigo Doug en BlackListed News: “El 40% de los científicos admite que el fraude es siempre o a menudo un factor que contribuye a la investigación irreproducible“.

SOURCE: Scientists Say Fraud Causing Crisis of Science – #NewWorldNextWeek

De hecho, los datos muestran que la crisis de fraude en los círculos científicos es incluso peor de lo que admitirán los científicos. Un estudio publicado en 2012 encontró que el fraude o la sospecha de fraude era responsable del 43% de las retractaciones científicas, con mucho la principal causa de retracción. El estudio demostró un aumento del 1000% en fraudes científicos (informados) desde 1975. Junto con la “publicación duplicada” y el “plagio”, la mala conducta de una forma u otra representó dos tercios de todas las retractaciones.

Tanto para los científicos como para los divulgadores desinteresados.

De hecho, los casos de fraude científico están apareciendo cada vez más en los titulares de estos días.

El año pasado, se descubrió que Kohei Yamamizu, del Centro para Investigación y Aplicación de Células iPS, había fabricado completamente los datos de su artículo de 2017 en la revista Stem Cell Reports, y a principios de este año se descubrió que la fabricación de datos de Yamamizu era más amplia de lo que se pensaba, con un documento de 2012 que también se está retirando debido a datos dudosos.

Se descubrió que otra investigadora japonesa, Haruko Obokata, había manipulado imágenes para obtener su estudio histórico sobre la creación de células madre publicado en Nature. El estudio se retiró y uno de los coautores de Obokata se suicidó cuando se descubrió el fraude.

Historias similares de fraude detrás de documentos retraídos de células madre, avances en transistores a escala molecular, estudios psicológicos y una gran cantidad de investigaciones adicionales cuestionan los fundamentos del moderno sistema de ciencia reproducible revisada por pares, que se supone que mitiga la actividad fraudulenta al revisar cuidadosamente y, cuando corresponda, repetir una investigación importante.

Hay una serie de razones por las cuales el fraude y la mala conducta están aumentando, y estos se relacionan con más problemas estructurales que revelan aún más la crisis en la ciencia.

Como la crisis de la publicación.

Ahora todos hemos oído hablar de “publicar o perecer”. Significa que solo los investigadores que tienen un flujo constante de artículos publicados a su nombre son considerados para las posiciones lujosas en la academia moderna.

Esta presión no es una fuerza abstracta o no declarada; Es directa y explícita. Hasta hace poco, el departamento médico del Colegio Imperial de Londres dijo a los investigadores que su objetivo era “publicar tres artículos por año, incluido uno en una revista de prestigio con un factor de impacto de al menos cinco”. En los departamentos de todo el mundo académico se promulgan pautas y cuotas similares.

Y así, al igual que con cualquier sistema basado en cuotas, las personas encontrarán una forma de hacer trampa en su camino hacia la meta. Algunos adjuntan sus nombres al trabajo con el que tienen poco que ver. Otros publican en revistas de pago que publicarán cualquier cosa por una pequeña tarifa. Y otros simplemente falsifican sus datos hasta obtener un resultado que acaparará los titulares y ganará un lugar en una revista de alto perfil.

Es fácil ver cómo los datos fraudulentos o irreproducibles resultan de esta presión. La presión para publicar, a su vez, presiona a los investigadores para que produzcan datos que serán “nuevos” e “inesperados”. Un estudio que encuentra que tomar 5 tazas de café al día aumenta la probabilidad de cáncer del tracto urinario (o disminuye la probabilidad de un derrame cerebral) es infinitamente más interesante (y, por lo tanto, publicable) que un estudio que encuentra resultados mixtos, o no tiene un efecto perceptible. Por lo tanto, los estudios que encuentren un resultado sorprendente (o que puedan manipularse para mostrar resultados sorprendentes) se publicarán y los que tengan resultados negativos no. Esto hace que sea mucho más difícil para los futuros científicos obtener una evaluación precisa del estado de la investigación en cualquier campo dado, ya que innumerables experimentos con resultados negativos nunca se publican, y por lo tanto nunca ven la luz del día.

Pero la presión para publicar en revistas de alto impacto, revisadas por pares, en sí levanta el espectro de otra crisis: La Crisis de la Revisión por Pares.

El proceso de revisión por pares está diseñado como un control contra el fraude, la investigación descuidada y otros problemas que surgen cuando los editores de revistas determinan si publicar un artículo. En teoría, el editor de la revista pasa el documento a otro investigador en el mismo campo, quien puede verificar que la investigación es objetiva, relevante, novedosa y suficiente para su publicación.

En la práctica, el proceso nunca es tan sencillo.

De hecho, el sistema de revisión por pares está lleno de abusos, pero pocos casos son tan flagrantes como el de Hyung-In Moon. Moon era un investigador de plantas medicinales en la Universidad Dongguk en Gyeongju, Corea del Sur, que despertó sospechas por la facilidad con la que se revisaron sus artículos. La mayoría de los investigadores están demasiado ocupados para revisar otros artículos, pero el editor de The Journal of Enzyme Inhibition and Medicinal Chemistry se dio cuenta de que los revisores de los artículos de Moon no solo estaban siempre disponibles, sino que, por lo general, presentaban sus notas de revisión dentro de las 24 horas. Cuando el editor se enfrentó a este trabajo sospechosamente rápido, Moon admitió que él mismo había escrito la mayoría de las críticas. Simplemente había jugado con el sistema, donde la mayoría de las revistas piden a los investigadores presentar nombres de los colaboradores potenciales para sus artículos, mediante la creación de nombres falsos y direcciones de correo electrónico y luego la presentó de “críticas” de su propio trabajo.

Sin embargo, más allá de la incentivación del fraude y las oportunidades para jugar con el sistema, el proceso de revisión por pares tiene otros problemas más estructurales. En ciertos campos especializados, solo hay un puñado de científicos calificados para revisar nuevas investigaciones en la disciplina, lo que significa que esta camarilla forma efectivamente un equipo de guardianes en toda una rama de la ciencia. A menudo se conocen personalmente, lo que significa que cualquier nueva investigación que realicen será revisada por uno de sus asociados cercanos (o sus rivales directos). Este sistema de “revisión de conocidos” también ayuda a consolidar el dogma en cámaras de eco donde las mismas pocas personas que asisten a las mismas conferencias y realizan investigaciones en la misma línea pueden evitar que personas ajenas a enfoques nuevos ingresen al campo de estudio.

En los casos más atroces, al igual que con los investigadores en la órbita de la Unidad de Investigación del Clima en la Universidad de East Anglia, se ha sorprendido a grupos de científicos conspirando para expulsar a un editor de una revista que publicó artículos que desafiaron su propia investigación e incluso conspiraron para “Redefinir lo que es la literatura de revisión por pares” para evitar absolutamente que los investigadores rivales se publiquen.

Entonces, en resumen: sí, hay una crisis de replicación en la ciencia. Y sí, es causada por una crisis de fraude. Y sí, el fraude está motivado por una crisis de publicación. Y sí, esas crisis se ven agravadas por una crisis de revisión por pares.

¿Pero qué crea este ambiente en primer lugar? ¿Cuál es el factor impulsor que mantiene todo este sistema frente a todas estas crisis? La respuesta no es difícil de entender. Es lo mismo que presiona todos los demás aspectos de la economía: la financiación.

Los laboratorios modernos que investigan cuestiones de vanguardia involucran tecnología costosa y grandes equipos de investigadores. Los tipos de laboratorios que producen resultados verdaderamente innovadores en el entorno de hoy son los que están bien financiados. Y solo hay dos formas en que los científicos pueden obtener grandes subvenciones en nuestro sistema actual: grandes empresas o grandes gobiernos. Por lo tanto, no debería sorprender que los resultados “científicos”, tan sospechosos de sesgos, fraudes y manipulaciones que constituyen las crisis de la ciencia, estén a la venta por parte de los científicos que están dispuestos a proporcionar datos dudosos a cambio de dólares sucios a grandes corporaciones y agencias gubernamentales políticamente motivadas.

RFK JR: “Simpsonwood” fueron las transcripciones de una reunión secreta que se llevó a cabo entre la CDC y 75 representantes de la industria de las vacunas en la que revisaron un informe que la CDC había pedido —el estudio de Verstraeten— la base de datos de seguridad de vacunas de cien mil niños en los Estados Unidos. Y cuando lo vieron ellos mismos, dijeron: “Es imposible dar masajes a estos datos para que la señal desaparezca. No se puede negar que existe una conexión entre el autismo y el timerosal en las vacunas”. Y esto es lo que dijeron. Yo no dije esto. Esto es lo que sus propios científicos [dijeron] y su propia conclusión de los mejores médicos, las personas más importantes de la CDC, las personas más importantes de la industria de lesiones farmacéutias.

Y ya saben, cuando tuvieron esta reunión no la tuvieron en Atlanta, que era la sede de la CDC, sino en Simpsonwood en un centro de conferencias privado, porque creían que eso les permitiría aislarse de una solicitud de la corte bajo la Ley de Libertad de Información y no tendrían que divulgar las transcripciones de estas reuniones al público. Alguien transcribió las reuniones y pudimos conseguirlas. Los tienen hablando sobre el estudio Verstraeten y dicen que hay un vínculo claro, no solo con el autismo sino con toda la gama de trastornos neurológicos (retraso del habla, retraso del lenguaje, todo tipo de trastornos de aprendizaje, TDA, trastorno de hiperactividad) y la inyección de estas vacunas.

[. . .] y al final de esa reunión toman algunas decisiones. Uno es Verstraeten, el hombre que diseñó quien realizó el estudio, fue contratado al día siguiente por GlaxoSmithKline y enviado a Suiza, y seis meses después envía un estudio rediseñado que incluye a cohortes que son demasiado jóvenes para haber sido diagnosticadas como autistas. Entonces él carga el estudio, los datos, y le dicen al público que han perdido todos los datos originales. Esto es lo que dice la CDC hasta hoy: que no sabe qué pasó con los datos originales en el estudio Verstraeten. Y publicaron este otro estudio que es corrupto y torcido, lo que llamamos ciencia del tabaco hecha por un grupo de bioestitutos, científicos torcidos que intentan engañar al público estadounidense.

Luego Kathleen Stratton, de la CDC y la OIM, dice: “Lo que necesitamos es algunos estudios que refuten el vínculo”. Así que trabajan con la industria de las vacunas para iniciar estos cuatro estudios falsos europeos realizados por empleados de la industria de las vacunas, financiados por industria de vacunas y publicado en la revista American Academy of Pediatrics, que recibe el 80% de sus ingresos de la industria de vacunas. Y ninguno de estos científicos revela ninguno de sus innumerables conflictos que las reglas de ética convencionales requieren que hagan. No lo están divulgado.

SOURCE: RFK JR. Vaccine Cover Up SIMPSONWOOD MEMO

TOM CLARKE: 64,000 personas murieron. Decenas de miles hospitalizados. Un país paralizado por un virus.

Las predicciones del impacto de la gripe porcina en Gran Bretaña fueron sombrías. La respuesta del gobierno: gastar cientos de millones de libras en anuncios de antivirales y vacunas y folletos. Pero diez meses después de la pandemia, solo 355 británicos han muerto y, a nivel mundial, el virus no ha estado a la altura de nuestros temores.

¿Fueron engañados los gobiernos para prepararse para lo peor? Los políticos en Bruselas ahora están pidiendo una investigación sobre el papel que desempeñaron las compañías farmacéuticas para influir en las decisiones políticas que llevaron a una ola de gastos de la gripe porcina.

WOLFGANG WODARG: Debe haber un proceso para obtener más transparencia [acerca de] cómo funcionan las decisiones en la OMS y quién influye en las decisiones de la OMS y cuál es el papel de la industria farmacéutica allí. Sospecho sobre los procesos que están detrás de esta pandemia.

TOM CLARKE: el Comité del Consejo de Europa desea que la investigación se centre en la decisión de la Organización Mundial de la Salud de reducir el umbral requerido para que se declare formalmente una pandemia.

MARGARET CHAN: el mundo se encuentra ahora al inicio de la pandemia de influenza de 2009.

REPORTERO: Cuando esto sucedió en junio del año pasado, el gobierno tuvo que activar enormes contratos pre-preparados para medicamentos y vacunas con los fabricantes. También quieren explorar los lazos entre los asesores clave de la OMS y las compañías farmacéuticas.

PAUL FLYNN: ¿Quién está decidiendo cuál es el riesgo? ¿Son las compañías farmacéuticas las que quieren vender medicamentos o es alguien que toma una decisión basada en el peligro percibido? En este caso, parece que el peligro era muy exagerado. ¿Y fue exagerado por las compañías farmacéuticas para ganar dinero?

SOURCE: Channel 4 News Exposes Swine Flu Scandal

JAMES CORBETT: Y un ejemplo perfecto de eso surgió el mes pasado cuando se descubrió, reveló: “¡Oh Dios mío! ¿Quién lo hubiera pensado?”: Las personas que consumen edulcorantes artificiales como el aspartame tienen tres veces más probabilidades de sufrir una forma común de apoplejía que otras. ¿Quién lo hubiera pensado (excepto todos los que han estado despechando advertencias sobre el aspartamo durante décadas y décadas)?

Y si quiere saber más sobre el aspartamo y cómo se aprobó en primer lugar, puede volver atrás y escuchar mi podcast anterior sobre “Conozca a Donald Rumsfeld“, en el que hablamos sobre su papel en lograr que el aspartamo sea aprobado para consumo humano. Pero sí, ahora, décadas después, salen con un estudio que muestra: “Bueno, muchachos, no tenemos idea, pero ¿adivinen qué? ¡Aparentemente causa derrames cerebrales!

 

Y esto es particularmente irritante, supongo, porque si hace incluso un par de años atrás, el periódico de registro, “Old Grey Lady”, el New York Times (y todas las demás publicaciones, para ser justos) que alguna vez intentaron abordar esto siempre diría que los edulcorantes son mejores que el azúcar para ti. Y apuntarían a un puñado de estudios. Los mismos estudios cada vez, incluido, quiero decir, como un ejemplo de este estudio de 2007 que fue un estudio de revisión por pares [que se realizó] a través de varios estudios diferentes que se habían publicado, y esto fue realizado por un “panel de expertos”, ya que se dijo en ese momento. Y fue citado en todos estos diferentes informes por el New York Times y otros que mostraban que el aspartame era incluso más seguro que el azúcar y el bla, bla, bla. Y cuando realmente vio el estudio en sí, descubrió que, ¡he aquí!, el “panel de expertos” fue creado por algo llamado “el grupo de bardana”, que era una firma de consultoría que trabajaba para la industria alimentaria, entre otras, y era en ese caso particular contratado por ajinomoto, que la gente podría conocer como productor de aspartame.

Entonces, sí, tienes a los fabricantes de aspartame contratando consultores para armar paneles de expertos científicos que luego concluyen diciendo: “¡Sí! El aspartamo es dulce como la miel y es bueno para ti como respirar oxígeno. ¡Es tan maravilloso! ¡Oh, es como el maná del cielo!” Y he aquí que estaban mintiendo. ¿Quién lo hubiera pensado? ¿Quién hubiera imaginado que el proceso científico podría estar tan corrompido?

SOURCE: The Weaponization of “Science”

Lamentablemente, no faltan ejemplos de cómo los intereses comerciales han sesgado la investigación en una variedad de disciplinas.

En algunos casos, los datos inconvenientes simplemente se ocultan al público. Esto fue lo que sucedió con el “Proyecto 259“, un experimento de alimentación en el que las ratas de laboratorio se dividieron en dos grupos: a uno se le dio una dieta alta en azúcar y al otro se le dio una llamada “dieta PRM básica” de cereales, soja, harina de pescado blanco y levadura seca. Los resultados fueron asombrosos. El estudio no solo proporcionó la primera evidencia experimental de que el azúcar y el almidón en realidad se metabolizan de manera diferente, sino que también encontró que la “sacarosa puede tener un papel en la patogénesis del cáncer de vejiga”. Pero el Proyecto 259 estaba siendo financiado por algo llamado “Fundación de Investigación del Azúcar”, que tiene vínculos organizativos con la asociación comercial de la industria azucarera de los Estados Unidos. Como resultado, el estudio se archivó, los resultados se guardaron del público y se necesitaron 51 años para que los investigadores desenterraran el experimento y lo publicaran. Pero esto fue demasiado tarde para la generación de víctimas que creó The Sugar Conspiracy, que se planteó con una dieta baja en grasa y alta azúcar que ahora se sabe que es tóxica.

En otros casos, la industria patrocina en secreto e incluso promueve de forma encubierta una investigación cuestionable que refuerza las afirmaciones sobre la seguridad de sus productos. Este es el caso de Johnson & Johnson, que se enfrentaba a un posible escándalo debido a las revelaciones de que su polvo para bebés contenía amianto. Contrataron a un médico italiano para que realizara un estudio sobre la salud de los mineros del talco en los Alpes italianos, e incluso le dijeron lo que debería encontrar en el estudio: datos que “mostrarían que la incidencia de cáncer en estos sujetos no es diferente de la de La población italiana o el grupo de control rural”. Cuando el médico regresó con los datos tal como se les indicó, J&J no estaba contento con la forma y el estilo de los escritos del estudio, por lo que se lo entregaron a un escritor fantasma científico para que lo preparara para su publicación. El artículo publicado por Ghostwritten en el Journal of Occupational and Environmental Medicine, y la investigación fue citada por un artículo de revisión en el British Journal of Industrial Medicine ese mismo año, que concluyó que no hay pruebas que sugieran que el “uso normal” del talco cosmético representa un peligro para la salud. Ese artículo de revisión fue escrito por Gavin Hildick-Smith, el ejecutivo médico de Johnson & Johnson que había encargado el estudio italiano, dictó sus conclusiones y lo envió a la redacción de fantasmas. Sin embargo, el Dr. Hildick-Smith no reveló este conflicto en su artículo de revisión.

La lista de tales abusos tan atroces de las instituciones y procesos “científicos” es aparentemente interminable, con más historias que surgen semanalmente. Los sitios web como Retraction Watch intentan documentar el fraude y la mala conducta en la ciencia tal como se revela, pero las historias sobre la mano corporativa detrás de los estudios de investigación clave o las conspiraciones para encubrir una investigación inconveniente se informan de manera fortuita y generalmente reciben poca atención por parte del público.

Pero estos no son temas nuevos. Ha habido quienes nos advierten sobre la peligrosa confluencia del dinero, el poder del gobierno y la ciencia desde el nacimiento de la era moderna.

DWIGHT D. EISENHOWER: Hoy en día, el inventor solitario, haciendo pequeños retoques en su taller, ha sido eclipsado por grupos de trabajo de científicos en laboratorios y campos de prueba. De la misma manera, la universidad libre, históricamente la fuente de las ideas libres y el descubrimiento científico, ha experimentado una revolución en la conducción de la investigación. En parte debido a los enormes costos involucrados, un contrato gubernamental se convierte virtualmente en un sustituto de la curiosidad intelectual. Por cada pizarra vieja hay ahora cientos de computadoras electrónicas nuevas.

La perspectiva de la dominación de los académicos de la nación por el empleo federal, las asignaciones de proyectos y el poder del dinero está siempre presente, y debe considerarse seriamente.

Sin embargo, al mantener la investigación y el descubrimiento científicos con respeto, como deberíamos, también debemos estar atentos al peligro igual y opuesto de que la política pública en sí misma pueda ser cautiva de una élite científico-tecnológica.

SOURCE: Eisenhower Farewell Address

En su advertencia anticipada, Eisenhower no solo dio un nombre al “complejo militar-industrial” que ha estado trabajando para dirigir la política exterior estadounidense desde el final de la Segunda Guerra Mundial, sino que también advirtió cómo el gobierno puede dar forma al curso de la Investigación científica con su financiación. ¿Es de extrañar, entonces, que los contratistas militares como Raytheon, Lockheed Martin y Northrop Grumman estén entre los principales financiadores en investigación de vanguardia en nanotecnología, computación cuántica, “optimización de sistemas humanos” y otros esfuerzos científicos importantes? ¿O que la propia Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa del Pentágono proporciona miles de millones de dólares por año para ayudar a encontrar aplicaciones militares para avances en la informática, biología molecular, robótica y otras investigaciones científicas de alto costo?

¿Y qué significa esto para los investigadores que buscan innovar en áreas que no tienen uso militar o comercial?

Sí, no hay una sola crisis de la ciencia, sino múltiples crisis. Y, al igual que muchas otras crisis, encuentran una raíz común en las presiones que provienen de la financiación de la investigación industrial a gran escala e intensiva en capital.

Pero esto no es simplemente un problema de dinero, y no será resuelto por el dinero. Hay más profundas raíces sociales, políticas y estructurales de esta crisis que deberán abordarse antes de que entendamos cómo mitigar verdaderamente estos problemas y aprovechar el poder transformador de la investigación científica para mejorar nuestras vidas. En la próxima edición de The Corbett Report, examinaremos y analizaremos las diversas propuestas para resolver la crisis de la ciencia.

Resolver esta crisis, estas crisis, es importante. El método científico es valioso. No debemos tirar al bebé del conocimiento científico con el agua de la corrupción científica. Pero debemos dejar de tratar la ciencia como una bola mágica 8 que puede resolver todos nuestros problemas sociales y políticos. Y debemos dejar de venerar a los científicos como una clase cuasi sacerdotal cuyos dictados están fuera de toda duda por las masas sucias.

Después de todo, cuando una encuesta de Ipsos MORI descubrió que nueve de cada diez británicos confiarían en que los científicos “obedecerían las reglas”, incluso el comité editorial de Nature se vio obligado a preguntar: “¿Cuántos científicos dirían lo mismo?”

-James Corbett-

La Verdadera Razón de porque EE.UU. quiere un cambio de régimen en Venezuela

Clic en la imagen para ir al video…

maxresdefault

Los Estados Unidos y sus aliados han decidido lanzar su peso en otro intento de golpe de Estado en Venezuela. Como de costumbre, afirman que sus objetivos son la democracia y la libertad. Nada podría estar más lejos de la verdad.

El 23 de enero de 2019, el líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaidó, se declaró presidente interino y pidió a las fuerzas armadas que desobedecieran al gobierno. Muy pocos habían oído hablar de este hombre; en realidad, nunca se había postulado para presidente. Guaidó es el jefe de la asamblea nacional de Venezuela; una posición muy similar al presidente de la cámara.

A los pocos minutos de esta declaración, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, entró en Twitter y reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela; descartando a la administración de Nicolás Maduro como “ilegítimo”. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, siguió instando a los militares de Venezuela a “restaurar la democracia”, afirmando que EE. UU. Respaldaría al señor Guaidó en sus intentos de establecer un gobierno. También prometieron 20 millones de dólares en ayuda “humanitaria”. Para poner esto en contexto, Trump quedó registrado diciendo que “no iba a descartar una opción militar” en Venezuela.

Esto equivale aproximadamente a que Nancy Pelosi o Mitch Mcconnell se declaren a sí mismos como presidente, pidan a los militares que derrocen a Trump e hicieran que China se comprometa a financiar y ayudar en el esfuerzo.

Ahora, si estás en el lado al que realmente no le importaría ver a Donald Trump destituido de su cargo, te aliento a que imagines que reemplazas el nombre de Trump con Obama, Bush, Merkel o Macron.

Sabes que ha habido muchas protestas en Francia, y los chalecos amarillos han exigido que Macron renuncie… ¿Por qué no restauramos la democracia en París?

Si Donald Trump puede decidir por capricho qué líderes son legítimos y cuáles serán depuestos por un tweet, ¿qué tipo de precedente establece eso? ¿Y quién es el siguiente? La gran ironía aquí es que los mismos medios de comunicación que criticaron a Trump como un “presidente ilegítimo cuya elección está manchada por un fraude“, ahora están llamando las ambiciones de cambio de régimen en Venezuela “audaces”. No solo se han negado a criticar el movimiento, sino que, de hecho, lo consideran una “victoria potencial de la política exterior” y una “victoria política en casa”.

Vamos a aclarar esto, Trump es un presidente ilegítimo y debería ser destituido de su cargo (debido a la interferencia de Rusia), ¿pero estás perfectamente cómodo con el mismo presidente ilegítimo que derrota a los gobiernos extranjeros a través de Twitter?

Aunque el apoyo a Guaidó fue rápidamente interrumpido por los aliados más confiables de Washington, y elogiado por casi todos los medios de comunicación occidentales, los militares venezolanos respondieron condenando el golpe y volvieron a confirmar su lealtad a Maduro.

Rusia, China y Turquía también emitieron declaraciones condenando la intromisión de los Estados Unidos y advirtieron contra más interferencias. Para el 25 de enero, los informes estaban llegando de que ya había 400 contratistas militares rusos en el terreno. (Bueno, eso escaló rapidamente.)

Ese mismo día, Pompeo anunció que Elliott Abrams, el hombre que supervisó las guerras de cambio de régimen en Nicaragua y El Salvador, estuvo profundamente involucrado en el escándalo de Irán Contra, y que fue un arquitecto tanto de la guerra de Irak como del intento de golpe de 2002 en Venezuela (que culminó con el secuestro del predecesor de Maduro, Hugo Chávez), estaría a cargo del esfuerzo por “restaurar la democracia y la prosperidad en su país”.

Entonces, ¿por qué supones que Washington realmente quiere un cambio de régimen en Venezuela? Tendrías que ser bastante ingenuo para creer el sentimiento de “democracia y prosperidad”.

El gobierno de Trump critica a Maduro como autoritario, mientras acurruca a Mohammad Bin Salman, un dictador de asesinatos en masa conocido por desmembrar a los reporteros que no le gustan.

Hablan de cómo la economía venezolana está en ruinas, pero de acuerdo a su propia admisión (y de acuerdo con las Naciones Unidas), las sanciones de los Estados Unidos han desempeñado un papel importante en la creación de esa situación.

¿El motivo real podría tener algo que ver con el hecho de que en Venezuela se encuentran las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, y que las compañías petroleras occidentales fueron expulsadas del país en 2007?

Preguntémosle a Donald Trump:

“Con respecto a Libia… Me interesa Libia si tomamos el petróleo. Si no tomamos el petróleo no nos interesa. Tenemos que tener… mira, si tenemos guerras, tenemos que ganar la guerra. Lo que hacemos es tomar el control del país y entregarle las llaves a las personas que no nos gustan. Te diré lo que… Irak, el 100%, Irán se hace cargo de Irak después de que nos vayamos, y lo que realmente sucede con Irak es que quieren los campos petroleros. Y tengo muy buena autoridad de que Irán probablemente ni siquiera estará disparando una bala porque se llevan mejor con los líderes iraquíes mejor que nosotros. Después de todas esas vidas, y después de todo el dinero que gastamos. Y si eso va a suceder, tomamos el petróleo”.

El antecesor de Maduro, Hugo Chávez, nacionalizó la industria petrolera y utilizó los ingresos para financiar su visión socialista para el país. Ahora, se puede argumentar que esta visión era defectuosa y horriblemente mal administrada, sin embargo, tenía un fuerte apoyo público para este mandato; tanto apoyo, de hecho, que cuando los conspiradores del golpe de Estado respaldados por los Estados Unidos secuestraron a Hugo Chávez en 2002, las multitudes salieron a las calles en masa y lo reincorporaron rápidamente.

Lo que nos lleva de vuelta a Juan Guaidó. No hay mucha información disponible sobre el Sr. Guaidó, pero si busca al hombre que lo eligió para dirigir al partido de la oposición Voluntad Popular, encontrarás las huellas de Washington por todas partes. Leopoldo López, el fundador de Voluntad Popular, orquestó las protestas en 2002 que llevaron al secuestro de Hugo Chávez.

No es un secreto que los Estados Unidos han estado financiando a Voluntad Popular durante años. De hecho, aún puede encontrar documentos en state.gov que admiten haber canalizado al menos 5 millones de dólares para “apoyar los esfuerzos de construcción de la competencia política”. Tampoco es un secreto que los funcionarios de los Estados Unidos se reunieron con organizadores de golpes en 2018. Pero si hubiera alguna duda de que Guaidó es el títere de Washington, la llamada de Mike Pence el día antes del golpe para asegurar el apoyo de los Estados Unidos debería ser suficiente.

“¡Pero Maduro es un mal líder!”

¿Comparado con quien? ¿A qué modelo de buen gobierno llamaremos modelo? ¿Trump? ¿Theresa May? ¿Angela Merkel? ¿Macron? Toma tu tiempo.

Esto no es democracia, es una toma de poder neocolonial. Juan Guaidó nunca se postuló para la oficina que reclamó, y el hecho de que él se confabulara directamente con una nación extranjera para derrocar al hombre que fue elegido presidente lo marca como un traidor.

Juan Guaidó es un títere. Si es instalado, servirá a los intereses que compraron su boleto. Se privatizará la industria petrolera de Venezuela y las empresas occidentales extraerán las ganancias del país.

Lo que está sucediendo en Venezuela en este momento es una repetición del golpe de estado de 1973 respaldado por los Estados Unidos en Chile, donde el presidente democráticamente elegido de Chile, Salvador Allende, fue derrocado y reemplazado por la dictadura militar de Pinochet. Pinochet asesinó a más de 3000 opositores políticos durante su gobierno y torturó a más de 30,000, pero era amigable con los intereses comerciales estadounidenses, por lo que Washington miró hacia otro lado.

Se podría argumentar que Maduro es incompetente. Se podría argumentar que sus teorías económicas son basura. (Lo mismo se puede decir de los tipos en traje que exigen su eliminación). Pero la realidad del asunto es que a menos que usted sea un ciudadano venezolano, la forma en que se gobierna Venezuela no es en realidad asunto suyo.

Teniendo en cuenta cómo sucedieron las cosas en Irak, Afganistán, Libia, Siria y Ucrania, uno pensaría que la gente se daría cuenta. Cuando se trata de difundir la democracia, apestas. Las operaciones de cambio de régimen de los Estados Unidos no han dejado más que caos, muerte y destrucción a su paso. Si quieres hacer del mundo un lugar mejor, tal vez, solo tal vez, deberías empezar por casa.

-SCG-

Reino Espacial de Asgardia: El Gobierno Tecnocrático del Futuro está aquí

Clic en la imagen para ir al video…

asgardia

Asgardia será una nación completamente desarrollada e independiente habitada en una órbita terrestre baja. Comenzó con un satélite, Asgardia-1, que se lanzó en 2017, será seguido de un lanzamiento de una constelación de satélites orbitales en 2019-2020, y más tarde por otras constelaciones de satélites y Arcas espaciales, así como por asentamientos en la Luna.

La Conspiración de la Primera Guerra Mundial: Un Nuevo Orden Mundial

Clic en la imagen para ir al video…

maxresdefault-2

PARTE TRES – UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

21 de febrero de 1916.

Una semana de lluvia, viento y densa niebla a lo largo del Frente Occidental finalmente se rompen y por un momento hay silencio en las colinas al norte de Verdún. Ese silencio se rompe a las 7:15 AM cuando los alemanes lanzan un bombardeo de artillería anunciando el inicio de la batalla más grande que el mundo haya visto.

Miles de proyectiles están volando en todas direcciones, algunos silbando, otros aullando, otros gimiendo, y todos se unen en un rugido infernal. De vez en cuando pasa un torpedo aéreo, haciendo un ruido como un gigantesco automóvil. Con un tremendo golpe, una proyectil gigante estalla bastante cerca de nuestro puesto de observación, rompiendo el cable del teléfono e interrumpiendo toda comunicación con nuestras baterías. Un hombre sale de inmediato para reparaciones y se arrastra sobre su estómago a través de todo este lugar donde explotan minas y proyectiles. Parece bastante imposible que se escape en la lluvia de proyectiles, que supera cualquier cosa imaginable; Nunca ha habido tal bombardeo en la guerra. Nuestro hombre parece estar envuelto en explosiones, y se refugia de vez en cuando en los cráteres de los proyectiles que forman un panal en el suelo; finalmente llega a un lugar menos tormentoso, arregla sus cables y luego, como sería una locura intentar regresar, se establece en un gran cráter y espera a que pase la tormenta.

Más allá, en el valle, masas oscuras se mueven sobre el suelo cubierto de nieve. Es la infantería alemana avanzando en formaciones empacadas a lo largo del valle del ataque. Se ven como una gran alfombra gris que se desenrolla sobre el país. Telefoneamos a través de las baterías y comienza el baile. La vista es infernal. En la distancia, en el valle y en las laderas, los regimientos se extienden y, a medida que se despliegan, llegan nuevas tropas. Hay un silbido sobre nuestras cabezas. Es nuestro primer proyectil. Cae justo en medio de la infantería enemiga. Llamamos por teléfono, contándoles a nuestras baterías su golpe, y un diluvio de proyectiles pesados ​​se vierte sobre el enemigo. Su posición se vuelve crítica. A través de gafas podemos ver hombres enloquecidos, hombres cubiertos de tierra y sangre, cayendo uno sobre el otro. Cuando la primera ola del asalto es diezmada, el suelo está salpicado de montones de cadáveres, pero la segunda ola ya está presionando.

Este oficial anónimo del personal francés relata la ofensiva de artillería que abrió la Batalla de Verdún, relatando la escena como un heroico oficial de comunicaciones francés que repara la línea telefónica de las baterías de artillería francesa, permitiendo un contraataque contra la primera ola de infantería alemana, trae una dimensión humana a un conflicto que está más allá de la comprensión humana. La salva de apertura de ese bombardeo de artillería solo, con 1,400 cañones de todos los tamaños, dejó caer 2.5 millones de proyectiles en un frente de 10 kilómetros cerca de Verdun en el noreste de Francia durante cinco días de carnicería casi ininterrumpida, convirtiendo un campo de otro modo soñoliento en una pesadilla apocalíptica de proyectiles, cráteres, árboles arrancados y pueblos en ruinas.

Para cuando la batalla terminó 10 meses más tarde, un millón de víctimas quedaron en su estela. Un millón de historias de valentía rutinaria como la del oficial de comunicaciones francés. Y Verdún estaba lejos de ser el único signo de que la versión majestuosa y desinfectada de la guerra del siglo XIX era algo del pasado. Una carnicería similar tuvo lugar en Somme y Gallipoli, Vimy Ridge, Galicia y otros cien campos de batalla. Una y otra vez, los generales arrojaron a sus hombres a picadoras de carne, y una y otra vez los cadáveres yacían esparcidos al otro lado de esa matanza.

¿Pero cómo sucedió tal derramamiento de sangre? ¿Con qué propósito? ¿Qué significó la Primera Guerra Mundial?

La explicación más simple es que la mecanización de los ejércitos del siglo XX había cambiado la lógica de la guerra en sí misma. En esta lectura de la historia, los horrores de la Primera Guerra Mundial fueron el resultado de la lógica dictada por la tecnología con la que se luchó.

Fue la lógica de las armas de asedio que bombardearon al enemigo desde más de 100 kilómetros de distancia. Era la lógica del gas venenoso, encabezado por Bayer y su Escuela de Guerra Química en Leverkusen. Fue la lógica del tanque, el avión, la ametralladora y todos los demás implementos mecanizados de destrucción lo que convirtió a la matanza en masa en un hecho mundano de guerra.

Pero esto es sólo una respuesta parcial. Más que solo la tecnología estaba en juego en esta “Gran Guerra”, y la estrategia militar y las batallas de un millón de bajas no fueron las únicas formas en que la Primera Guerra Mundial había cambiado el mundo para siempre. Al igual que el inimaginable asalto de artillería en Verdún, la Primera Guerra Mundial destruyó todas las verdades del Viejo Mundo, dejando tras de sí un páramo ardiente.

Un páramo que podría transformarse en un Nuevo Orden Mundial.

Para los aspirantes a ingenieros de la sociedad, la guerra, con todos los horrores que la acompañaban, era la forma más fácil de demoler las antiguas tradiciones y creencias que se encontraban entre ellos y sus objetivos.

Esto fue reconocido desde el principio por Cecil Rhodes y su camarilla original de co-conspiradores. Como hemos visto, fue menos de una década después de la fundación de la sociedad de Cecil Rhodes para lograr la “paz del mundo” que se enmendó esa visión para incluir la guerra en Sudáfrica, y luego se enmendó nuevamente para incluir enredar el Imperio Británico en una guerra mundial.

Muchos otros se convirtieron en participantes voluntariosos en esa conspiración porque también ellos podían beneficiarse de la destrucción y el derramamiento de sangre.

Y la forma más fácil de entender esta idea es en su nivel más literal: ganancias.

La guerra es una estafa. Siempre lo ha sido.

Es posiblemente la más antigua, fácilmente la más rentable, seguramente la más cruel. Es la única internacional en alcance. Es la única en la que los beneficios se cuentan en dólares y las pérdidas en vidas.

Una estafa se describe mejor, creo, como algo que no es lo que parece a la mayoría de la gente. Solo un pequeño grupo “interno” sabe de qué se trata. Se lleva a cabo en beneficio de muy pocos, a expensas de muchos. A partir de la guerra unas pocas personas hacen enormes fortunas.

En la Primera Guerra Mundial un mero puñado cosechó los beneficios del conflicto. Al menos 21,000 nuevos millonarios y multimillonarios se hicieron en los Estados Unidos durante la Guerra Mundial. Muchos admitieron sus enormes ganancias de sangre en sus declaraciones de impuestos. ¿Cuántos otros millonarios de guerra falsificaron sus declaraciones de impuestos que nadie sabe?

¿Cuántos de estos millonarios de guerra llevaban un rifle en los hombros? ¿Cuántos de ellos cavaron una zanja? ¿Cuántos de ellos sabían lo que significaba pasar hambre en una excavación infestada de ratas? ¿Cuántos de ellos pasaron noches sin dormir, asustados, esquivando proyectiles, metralla y balas de ametralladoras? ¿Cuántos de ellos pararon el empuje de bayoneta de un enemigo? ¿Cuántos de ellos fueron heridos o muertos en la batalla?

Major General Smedley Butler

Como el infante de marina más condecorado de la historia de los Estados Unidos en el momento de su muerte, Smedley Butler sabía de qué hablaba. Habiendo visto la acuñación de esas decenas de miles de “nuevos millonarios y multimillonarios” a partir de la sangre de sus compañeros soldados, su famoso grito de guerra, La guerra es una estafa, ha resonado entre el público desde que comenzó, en sus memorables palabras, “tratando de educar a los soldados fuera de la clase lechón”.

De hecho, la especulación de la guerra en Wall Street comenzó incluso antes de que Estados Unidos se uniera a la guerra. Aunque, como lo señaló el socio de J.P. Morgan, Thomas Lamont, al estallar la guerra en Europa, “se instó a los ciudadanos estadounidenses a permanecer neutrales en la acción, en palabra e incluso en pensamiento, nuestra firma nunca había sido neutral en ningún momento; No sabíamos cómo serlo. Desde el principio, hicimos todo lo posible para contribuir a la causa de los Aliados”. Cualquiera sea la lealtad personal que pueda haber motivado a los directores del banco, esta fue una política que iba a generar dividendos para el banco Morgan que incluso los banqueros más codiciosos apenas podrían haber soñado antes de que comenzara la guerra.

El propio John Pierpont Morgan murió en 1913, antes de la aprobación de la Ley de la Reserva Federal que había administrado antes del estallido de la guerra en Europa, pero la Casa de Morgan se mantuvo firme, con el banco Morgan bajo el mando de su hijo John Pierpont Morgan, Jr., manteniendo su posición como financiero prominente en Estados Unidos. El joven Morgan se movió rápidamente para aprovechar las conexiones de su familia con la comunidad bancaria de Londres y el banco Morgan firmó su primer acuerdo comercial con el Consejo del Ejército Británico en enero de 1915, solo cuatro meses después de la guerra.

Ese contrato inicial, una compra de caballos por 12 millones de dólares para el esfuerzo de guerra británico para ser negociado en los EE. UU. por la Casa de Morgan, fue solo el comienzo. Al final de la guerra, el banco Morgan había negociado transacciones por $ 3 mil millones para el ejército británico, equivalente a casi la mitad de todos los suministros estadounidenses vendidos a los aliados en toda la guerra. Arreglos similares con los gobiernos francés, ruso, italiano y canadiense hicieron que los miles de millones de corredores bancarios aportaran más para el esfuerzo de guerra aliado.

Pero este juego de financiación de la guerra no estuvo exento de riesgos. Si las potencias aliadas perdieran la guerra, el banco Morgan y los otros bancos importantes de Wall Street perderían el interés en todo el crédito que les habían otorgado. En 1917, la situación era grave. El sobregiro del gobierno británico con Morgan fue de más de $ 400 millones de dólares, y no estaba claro que incluso ganarían la guerra, y mucho menos estarían en condiciones de pagar todas sus deudas cuando terminara la lucha.

En abril de 1917, solo ocho días después de que EE. UU. declarara la guerra a Alemania, el Congreso aprobó la Ley de Préstamos de Guerra que otorga un crédito de $ 1 mil millones a los Aliados. El primer pago de $ 200 millones fue para los británicos y la cantidad total se entregó de inmediato a Morgan como pago parcial de su deuda al banco. Cuando, unos días más tarde, $ 100 millones fueron asignados al gobierno francés, también fue devuelto a las arcas de Morgan. Pero las deudas continuaron aumentando y, a lo largo de 1917 y 1918, el Tesoro de los Estados Unidos, con la ayuda del miembro de la Sociedad de Peregrinos y el reconocido anglofilo Benjamin Strong, presidente de la recién creada Reserva Federal, pagó en silencio las deudas de guerra de las potencias aliadas a J.P. Morgan.

DOCHERTY: Lo que creo que es interesante es también el punto de vista de los banqueros aquí. América estaba tan profundamente involucrada en el financiamiento de la guerra. Había tanto dinero que solo podía reembolsarse mientras Gran Bretaña y Francia ganaran. Pero si hubieran perdido, la pérdida en el principal mercado de la bolsa de valores estadounidense, sus grandes gigantes industriales, habría sido terrible. Así que América estaba profundamente involucrada. No la gente, como siempre es el caso. No es el ciudadano ordinario a quien le importa. Pero el establecimiento financiero que, si lo desea, trató todo el asunto como si fuera un casino y puso todo el dinero en un extremo del tablero y tuvo que venir bien para ellos.

Así que todo esto está sucediendo. Quiero decir, personalmente siento que el pueblo estadounidense no se da cuenta de lo engañados que estaban por sus Carnegies, sus J.P. Morgan, sus grandes banqueros, sus Rockefeller, por los multimillonarios que surgieron de esa guerra. Porque ellos fueron los que obtuvieron los beneficios, no los que perdieron a sus hijos, sus nietos, cuyas vidas fueron arruinadas para siempre por la guerra.

Después de que Estados Unidos entró oficialmente en la guerra, los buenos tiempos para los banqueros de Wall Street mejoraron aún más. Bernard Baruch, el poderoso financiero que llevó personalmente a Woodrow Wilson a la sede del Partido Demócrata en Nueva York “como un caniche en una cuerda” para recibir sus órdenes de marcha durante las elecciones de 1912, fue designado para encabezar la recién creada “Junta de Industrias de Guerra”.

Con la histeria de la guerra en su apogeo, Baruch y los financieros e industriales de Wall Street que poblaron la junta recibieron poderes sin precedentes sobre la fabricación y producción en toda la economía estadounidense, incluida la capacidad de establecer cuotas, fijar precios, estandarizar productos y, como la investigación posterior del Congreso mostró, acolchonó los costos para que el verdadero tamaño de las fortunas que los explotadores de la guerra extrajeron de la sangre de los soldados muertos quedaran ocultos al público.

Al gastar fondos del gobierno a una tasa anual de $ 10 mil millones, la junta acuñó a muchos nuevos millonarios en la economía estadounidense, millonarios que, como Samuel Prescott Bush, de la infame familia Bush, pasaron a formar parte del Consejo de Industrias de Guerra. Se dijo que el propio Bernard Baruch se había beneficiado personalmente de su posición como jefe de la Junta de Industrias de Guerra por una suma de $ 200 millones.

El alcance de la intervención del gobierno en la economía hubiera sido impensable pocos años antes. La Junta Nacional de Trabajo de Guerra se creó para mediar en los conflictos laborales. La Ley de Control de Alimentos y Combustibles se aprobó para otorgar al gobierno el control sobre la distribución y venta de alimentos y combustibles. La Ley de Asignaciones del Ejército de 1916 estableció el Consejo de Defensa Nacional, poblado por Baruch y otros financieros e industriales prominentes, quienes supervisaron la coordinación del sector privado con el gobierno en materia de transporte, producción industrial y agrícola, apoyo financiero para la guerra y moral pública. En sus memorias al final de su vida, Bernard Baruch se regodeaba abiertamente:

La experiencia [de la junta de industrias de guerra] tuvo una gran influencia en el pensamiento de los negocios y el gobierno. [El] WIB había demostrado la efectividad de la cooperación industrial y la ventaja de la planificación y dirección del gobierno. Ayudamos a interrumpir los dogmas extremos de laissez faire, que durante tanto tiempo habían moldeado el pensamiento económico y político estadounidense. Nuestra experiencia enseñó que la dirección de la economía por parte del gobierno no tiene por qué ser ineficiente o antidemocrática, y sugerimos que en tiempos de peligro era imperativo.

Pero no fue simplemente para llenar los bolsillos de los bien conectados que se libró la guerra. Más fundamentalmente, fue la oportunidad de cambiar la conciencia misma de toda una generación de hombres y mujeres jóvenes.

Para la clase de aspirantes a ingenieros sociales que surgieron en la Era Progresista, desde el economista Richard T. Ely hasta el periodista Herbert Croly y el filósofo John Dewey, la “Gran Guerra” no fue una horrible pérdida de vidas o una visión de la barbarie que fue posible en la era de la guerra mecanizada, sino una oportunidad para cambiar las percepciones y actitudes de las personas sobre el gobierno, la economía y la responsabilidad social.

Dewey, por ejemplo, escribió sobre “Las posibilidades sociales de la guerra“.

En todos los países en guerra ha habido la misma demanda que en el momento de una gran tensión nacional, la producción con fines de lucro está subordinada a la producción para el uso. La posesión legal y los derechos de propiedad individual han tenido que ceder ante los requisitos sociales. La antigua concepción de lo absoluto de la propiedad privada ha recibido al mundo en un golpe del que nunca se recuperará por completo.

Todos los países en todos los lados del conflicto mundial respondieron de la misma manera: maximizando su control sobre la economía, sobre la manufactura y la industria, sobre la infraestructura e incluso sobre las mentes de sus propios ciudadanos.

Alemania tuvo su Kriegssozialismus, o socialismo de guerra, que colocó el control de toda la nación alemana, incluida su economía, sus periódicos y, a través de la conscripción, su gente, bajo el estricto control del Ejército. En Rusia, los bolcheviques utilizaron este “socialismo de guerra” alemán como base para su organización de la naciente Unión Soviética. En Canadá, el gobierno se apresuró a nacionalizar los ferrocarriles, prohibir el consumo de alcohol, instituir la censura oficial de los periódicos, imponer el servicio militar obligatorio, y de manera infame, introducir un impuesto a la renta personal como una “medida temporal de la guerra” que continúa hasta hoy.

El gobierno británico pronto reconoció que el control de la economía no era suficiente; La guerra en casa significaba el control de la información en sí. Al estallar la guerra, crearon la Oficina de Propaganda de Guerra en la Casa de Wellington. El propósito inicial de la oficina era persuadir a Estados Unidos para que entrara en la guerra, pero ese mandato pronto se expandió para moldear y dar forma a la opinión pública a favor del esfuerzo de guerra y del propio gobierno.

El 2 de septiembre de 1914, el jefe de la Oficina de Propaganda de Guerra invitó a veinticinco de los autores más influyentes de Gran Bretaña a una reunión secreta. Entre los presentes en la reunión: G.K. Chesterton, Ford Madox Ford, Thomas Hardy, Rudyard Kipling, Arthur Conan Doyle, Arnold Bennett y H.G. Wells. No revelado hasta décadas después de que terminara la guerra, muchos de los presentes acordaron escribir material de propaganda que promocionara la posición del gobierno sobre la guerra, que el gobierno conseguiría que las imprentas comerciales, incluida la Oxford University Press, publicaran como obras aparentemente independientes.

Bajo el acuerdo secreto, Arthur Conan Doyle le escribió To Arms! John Masefield escribió Gallipoli y The Old Front Line. Mary Humphrey Ward escribió England’s Effort y Towards the Goal. Rudyard Kipling escribió The New Army in Training. G K. Chesterton escribió The Barbarism of Berlin. En total, la Oficina publicó más de 1,160 folletos de propaganda a lo largo de la guerra.

Más tarde, Hillaire Belloc racionalizó su trabajo al servicio del gobierno: “A veces es necesario mentir de manera perjudicial para los intereses de la nación”. El corresponsal de guerra William Beach Thomas no tuvo tanto éxito en la batalla contra su propia conciencia: “Fui a fondo y profundamente avergonzado de lo que había escrito por la buena razón de que no era cierto… la vulgaridad de enormes titulares y la enormidad de su propio nombre no disminuyeron la vergüenza”.

Pero los esfuerzos de la Oficina no se limitaron al mundo literario. Cine, artes visuales, carteles de reclutamiento; ningún medio para sacudir los corazones y las mentes del público fue pasado por alto. Para 1918, los esfuerzos del gobierno por moldear la percepción de la guerra, ahora oficialmente centralizados bajo un “Ministro de Información”, Lord Beaverbrook, era el proveedor de propaganda más afinado que el mundo había visto hasta ahora. Incluso la propaganda extranjera, como el infame Tío Sam que fue más allá de un cartel de reclutamiento para convertirse en un elemento básico de la iconografía del gobierno estadounidense, se basó en un cartel de propaganda británico con Lord Kitchener.

Control de la economía. Control de poblaciones. Control del territorio. Control de la información. La Primera Guerra Mundial fue una bendición para todos aquellos que querían consolidar el control de muchos en manos de unos pocos. Esta fue la visión que unió a todos los participantes en las conspiraciones que llevaron a la guerra misma. Más allá de Cecil Rhodes y su sociedad secreta, había una visión más amplia del control global para los aspirantes a gobernantes de la sociedad que buscaban lo que los tiranos habían codiciado desde los albores de la civilización: el control del mundo.

La Primera Guerra Mundial fue simplemente la primera salva en el intento de esta camarilla de crear no un reordenamiento de esta sociedad o esa economía, sino un Nuevo Orden Mundial.

GROVE: Lo que la Primera Guerra Mundial permitió a estos globalistas, a estos anglófilos, a estas personas que querían que la unión angloparlante reinara en todo el mundo, lo que les permitió hacer, fue militarizar el pensamiento estadounidense. Y lo que quiero decir con esto es que había un informante llamado Norman Dodd. Fue el investigador principal del comité Reese que investigó cómo las fundaciones sin fines de lucro estaban influyendo en la educación estadounidense alejándola de la libertad. Y lo que encontraron fue que la [Fundación] Carnegie para la Paz Internacional buscaba entender cómo hacer de Estados Unidos una economía de guerra, cómo tomar el aparato del estado, cómo cambiar la educación para lograr que las personas consuman continuamente, cómo aumentar la producción de armas.

Y luego, una vez que sucedió esto en la Primera Guerra Mundial, si observas lo que sucedió en la década de 1920, tienes a gente como el General de División Smedley Butler, quien utiliza al ejército de los EE.UU. Para promover el interés corporativo en América Central y del Sur y está haciendo cosas muy cáusticas para los indígenas, en la medida en que en realidad estas no eran políticas norteamericanas antes de la Guerra Hispanoamericana en 1898. Lo que significa que ir y emprender acciones militares extranjeras no era parte de la estrategia diplomática de Estados Unidos antes de nuestro compromiso con el Imperio Británico a finales de 1800 y como se incrementó después de la muerte de Cecil Rhodes. De modo que lo que estas personas obtuvieron fue el punto de apoyo para el gobierno mundial desde el cual podrían superar el globalismo, lo que llamaron un “Nuevo Orden Mundial”.

La creación de este “Nuevo Orden Mundial” no fue un mero juego de salón. Significó un redibujado completo del mapa. El colapso de los imperios y las monarquías. La transformación de la vida política, social y económica de franjas enteras del globo. Gran parte de este cambio tuvo lugar en París en 1919, cuando los vencedores repartieron el botín de la guerra. Pero parte de esto, como la caída de los Romanov y el ascenso de los bolcheviques en Rusia, tuvo lugar durante la propia guerra.

En retrospectiva, la caída del Imperio ruso en medio de la Primera Guerra Mundial parece inevitable. El malestar había estado en el aire desde la derrota de Rusia por parte de los japoneses en 1905, y la ferocidad de los combates en el Frente Oriental, junto con las dificultades económicas, que afectaron especialmente a los pobres urbanos superpoblados y sobrecargados de Rusia, hicieron que el país estuviera listo para una revuelta. Esa revuelta ocurrió durante la llamada “Revolución de febrero”, cuando al zar Nicolás le fue arrebatado el poder y se instaló un gobierno provisional en su lugar.

Pero ese gobierno provisional, que continuó procesando la guerra a instancias de sus aliados franceses y británicos, estaba compitiendo por el control del país con el soviet de Petrogrado, una estructura de poder rival establecida por los socialistas en la capital rusa. La lucha por el control entre los dos cuerpos llevó a disturbios, protestas y, en última instancia, batallas en la calle.

Rusia en la primavera de 1917 era un polvorín a la espera de explotar. Y en abril de ese año, dos contendientes, uno llamado Vladimir Lenin y otro llamado Leon Trotsky, fueron lanzados directamente a ese barril de pólvora por ambos lados de la Gran Guerra.

Vladimir Lenin, un revolucionario comunista ruso que había estado viviendo en el exilio político en Suiza, vio en la Revolución de febrero su oportunidad de impulsar una revolución marxista en su tierra natal. Pero aunque por primera vez en décadas su regreso a esa patria fue políticamente posible, la guerra hizo que el viaje en sí fuera una imposibilidad. De manera famosa, fue capaz de negociar un acuerdo con el Estado Mayor alemán para permitir que Lenin y una docenas de otros revolucionarios cruzaran a través de Alemania de camino a Petrogrado.

El razonamiento de Alemania para permitir el infame paseo en “tren sellado” de Lenin y sus compatriotas es, como cuestión de estrategia de guerra, sencillo. Si una banda de revolucionarios pudiera regresar a Rusia y atascar al gobierno provisional, entonces el ejército alemán que lucha contra ese gobierno se beneficiaría. Si los revolucionarios realmente llegaran al poder y sacaran a Rusia de la guerra por completo, mucho mejor.

Pero el otro lado curioso de esta historia, el que demuestra cómo el compañero revolucionario comunista de Lenin, Leon Trotsky, fue pastoreado desde Nueva York, donde había estado viviendo mucho más allá de sus ingresos como escritor para publicaciones periódicas socialistas, a través de Canadá, donde fue detenido e identificado como un revolucionario en ruta hacia Rusia, y hacia Petrogrado, es mucho más increíble. Y, como era de esperar, esa historia es principalmente evitada por los historiadores de la Primera Guerra Mundial.

Antony Sutton, autor de Wall Street y la Revolución Bolchevique, fue uno de los estudiosos que no se alejó de la historia, cuya minuciosa investigación de documentos del Departamento de Estado, registros del gobierno canadiense y otros artefactos históricos combinaron los detalles del improbable viaje de Trotsky.

ANTONY C. SUTTON: Trotsky estaba en Nueva York. No tenía ingresos. Sumé sus ingresos por el año que estuvo en Nueva York; era alrededor de seiscientos dólares, sin embargo, vivía en un apartamento, tenía una limusina con chofer, tenía un refrigerador, lo cual era muy raro en esos días.

Se fue de Nueva York y se fue a Canadá de camino a la revolución. Él tenía $ 10,000 en oro con él. No ganó más de seiscientos dólares en Nueva York. Fue financiado desde Nueva York, no hay duda al respecto. Los británicos lo sacaron de la nave en Halifax, Canadá. Tengo los archivos canadienses; Ellos sabían quién era él. Sabían quién era Trotsky, sabían que iba a comenzar una revolución en Rusia. Las instrucciones de Londres vinieron para poner a Trotsky de nuevo en el barco con su grupo y se les permitió seguir adelante.

Así que no hay duda de que Woodrow Wilson, quien emitió el pasaporte para Trotsky, y los financieros de Nueva York, que financiaron a Trotsky, y el Ministerio de Asuntos Exteriores británico le permitieron a Trotsky realizar su parte en la revolución.

SOURCE: Wall Street Funded the Bolshevik Revolution – Professor Antony Sutton

Después de haber logrado impulsar la Revolución Bolchevique en noviembre de 1917, uno de los primeros actos de Trotsky en su nuevo cargo como Comisario Popular de Asuntos Exteriores fue publicar los “Tratados y Entendimientos Secretos” que Rusia había firmado con Francia y Gran Bretaña. Estos documentos revelaron las negociaciones secretas en las que las potencias de la Entente habían acordado dividir el mundo colonial después de la guerra. El alijo de los documentos incluía acuerdos sobre “La partición de la Turquía asiática”, creando el moderno Medio Oriente a partir de los restos del Imperio Otomano; “El Tratado con Italia”, prometiendo territorio conquistado al gobierno italiano a cambio de su ayuda militar en la campaña contra Austria-Hungría; un tratado “Re-dibujo de las fronteras de Alemania”, que promete a Francia su deseo de volver a adquirir Alsace-Lorraine y reconoce “la total libertad de Rusia para establecer sus fronteras occidentales”; documentos diplomáticos relacionados con las propias aspiraciones territoriales de Japón; y una serie de otros tratados, acuerdos y negociaciones.

Uno de estos acuerdos, el Acuerdo Sykes-Picot entre Gran Bretaña y Francia, que se firmó en mayo de 1916, ha crecido en la infamia durante décadas. El acuerdo dividió la Turquía moderna, Jordania, Irak, Siria y el Líbano entre la Triple Entente y, aunque la revelación del acuerdo causó mucha vergüenza para los británicos y los franceses y los obligó a retirarse públicamente del mapa de Sykes-Picot, sirvió de base para algunas de las líneas arbitrarias en el mapa del Medio Oriente moderno, incluida la frontera entre Siria e Irak. En los últimos años, ISIS ha afirmado que parte de su misión es “poner el último clavo en el ataúd de la conspiración Sykes-Picot“.

Otras conspiraciones territoriales, como la Declaración Balfour, firmada por Arthur Balfour, que luego actuó como Secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno británico y dirigida a Lord Walter Rothschild, uno de los co-conspiradores de la sociedad secreta original de Cecil Rhodes, son menos conocidas hoy en día. La Declaración de Balfour también jugó un papel importante en la configuración del mundo moderno al anunciar el apoyo británico al establecimiento de una patria judía en Palestina, que no estaba bajo el mandato británico en ese momento. Aún menos conocido es que el documento no se originó en Balfour sino en el propio Lord Rothschild y se envió al conspirador de la Mesa Redonda Alfred Milner para su revisión antes de ser entregado.

GROVE: Así que este era Lord: se le conoce como Lord Walter Rothschild, y profesionalmente es un zoólogo. Hereda mucha riqueza en una familia de muy alto estatus. Persigue su arte y su ciencia y sus teorías e investigaciones científicas. Pero tiene museos zoológicos y está recolectando especímenes. Y es el famoso Rothschild que está montando la tortuga gigante y guiándola con un trozo de lechuga en su bastón, y hay un trozo de lechuga que cuelga de la boca de las tortugas. Y siempre lo he usado: aquí está la metáfora de los banqueros, como si estuvieran guiando a las personas con estímulo-respuesta. Esta tortuga, no puede hacer preguntas. No puede cuestionar su obediencia. Así que ese es Lord Walter Rothschild.

Tring museum Walter Rothschild

¿Por qué es importante? Bueno, él y su familia son algunos de los primeros financistas y patrocinadores de Cecil Rhodes y los promotores de su última voluntad y testamento. Y en la cuestión de que Estados Unidos regresó al Imperio Británico, hay artículos en los periódicos: hay uno en 1902 en el que Lord Rothschild dice: “Sería bueno tener a Estados Unidos en el Imperio Británico”. También es el Lord Rothschild a quien se dirige la Declaración Balfour.

Así que en 1917 hay una carta de acuerdo enviada por el gobierno británico, de Arthur Balfour, a Lord Rothschild. Ahora Lord Rothschild y Arthur Balfour, se conocen entre sí. Tienen una larga historia juntos y hay muchos socialistas fabianos en toda esta historia de lo que condujo a la Primera Guerra Mundial. Específicamente con Balfour, actúa como agente del gobierno británico y dice: “Vamos a regalar esta tierra que no es realmente nuestra, y se la daremos a ustedes en su grupo”. El problema es que los británicos también habían prometido esa misma tierra a los árabes, por lo que ahora la Declaración de Balfour va en contra de algunos de los planes de política exterior que ya se han prometido a estos otros países.

La otra cosa interesante acerca de la Declaración Balfour es que acaba de celebrar su centenario, por lo que el año pasado tuvieron un sitio que tenía toda la historia de la Declaración Balfour. Podías ver los originales que iban de Lord Rothschild a Lord Milner para cambios y que venían a través de Arthur Balfour y luego se enviaban de vuelta como una carta oficial de la monarquía, básicamente. Así que eso es interesante. Pero también hay entrevistas en las que el actual Lord Rothschild, Lord Jacob Rothschild, comenta sobre la historia de sus antepasados ​​y sobre cómo lograron el estado judío en 1947–48 debido a la Declaración de Balfour.

Así que hay mucha historia para desempacar allí, pero la mayoría de las personas, una vez más, no son conscientes del documento, y mucho menos de la muy interesante historia que hay detrás, y mucho menos de lo que realmente significa en la historia más grande.

Más de dos décadas después de que Cecil Rhodes lanzara la sociedad secreta que diseñaría la llamada “Gran Guerra”, algunos como Alfred Milner y Walter Rothschild todavía estaban en eso, conspirando para utilizar la guerra que habían llevado a cabo para promover su propia agenda geopolítica. Pero en el momento del Armisticio en noviembre de 1918, ese grupo de conspiradores se había expandido enormemente, y la escala de su agenda había crecido junto con él. No se trataba de un pequeño círculo de amigos que habían envuelto al mundo en la primera guerra verdaderamente mundial, sino de una red poco tejida de intereses superpuestos, separados por océanos y unidos en una visión compartida de un nuevo orden mundial.

Milner, Rothschild, Gray, Wilson, House, Morgan, Baruch y literalmente decenas de otros tuvieron su papel en esta historia. Algunos eran ingeniosos conspiradores, otros simplemente buscaban maximizar las oportunidades que la guerra les brindaba para alcanzar sus propios fines políticos y financieros. Pero en la medida en que los que están detrás de la conspiración de la Primera Guerra Mundial compartieron una visión, fue el mismo deseo que motivó a los hombres a lo largo de la historia: la oportunidad de remodelar el mundo a su propia imagen.

ENTREVISTADOR: Solo dinos otra vez: ¿por qué?

SUTTON: ¿Por qué? No encontrarás esto en los libros de texto. Sospecho que la causa es una sociedad mundial planificada y controlada en la que usted y yo no encontraremos las libertades para creer y pensar y hacer lo que creemos.

SOURCE: Wall Street Funded the Bolshevik Revolution – Professor Antony Sutton

DOCHERTY: La guerra es un instrumento de cambio masivo, eso lo sabemos. Es un instrumento de cambio masivo en particular para aquellos que son derrotados. En una guerra donde todos son derrotados, entonces es simplemente un elemento de cambio masivo, y ese es un concepto muy profundo que hace reflexionar. Pero si todos pierden, o si todos excepto “nosotros”, dependiendo de quiénes somos “nosotros”, pierden, entonces “nosotros” estaremos en condiciones de reconstruir a nuestra imagen.

RAICO: En total, en la guerra, quién sabe, murieron unos 10 o 12 millones de personas. La gente experimentó cosas, tanto en combate como la gente que regresaba a casa comprendiendo lo que estaba sucediendo, eso los aturdió. Ya sabes, es casi como si, durante unas pocas generaciones, los pueblos de Europa hubieran sido incrementados, algo así como un rebaño de ovejas por sus pastores. ¿De acuerdo? A través de la industrialización. A través de la difusión de ideas e instituciones liberales. A través de la disminución de la mortalidad infantil. El alza en el nivel de vida. La población de Europa era enormemente mayor que nunca. Y ahora llegó el momento de sacrificar una parte de las ovejas para los propósitos de los que tenían el control.

SOURCE: The World at War (Ralph Raico)

Para los que tenían el control, la Primera Guerra Mundial había sido los dolores de parto de un Nuevo Orden Mundial. Y ahora, las parteras de esta monstruosidad se inclinaron hacia París para participar en su entrega.

EL FINAL (DEL PRINCIPIO)

En todo el mundo, el 11 de noviembre de 1918, la gente estaba celebrando, bailando en las calles, bebiendo champán, saludando el Armisticio que significó el fin de la guerra. Pero en el frente no hubo celebración. Muchos soldados creían que el Armisticio era solo una medida temporal y que la guerra pronto continuaría. Cuando llegó la noche, la quietud, sobrenatural en su penetración, comenzó a devorar sus almas. Los hombres estaban sentados alrededor de chimeneas, las primeras que habían tenido en el frente. Estaban tratando de tranquilizarse de que no había baterías enemigas que los espiaran desde la siguiente colina y que ningún avión de bombardeo alemán se acercaría para destruirlos. Hablaban en voz baja. Estaban nerviosos.

Después de largos meses de intensa tensión, de encerrarse en el peligro mortal diario, de pensar siempre en términos de guerra y del enemigo, la abrupta liberación de todo esto fue una agonía física y psicológica. Algunos sufrieron un colapso nervioso total. Algunos, de un temperamento más estable, comenzaron a esperar que algún día regresarían a sus hogares y al abrazo de sus seres queridos. Algunos solo podían pensar en las pequeñas cruces que marcaban las tumbas de sus compañeros. Algunos cayeron en un sueño agotado. Todos quedaron desconcertados por la repentina falta de sentido de su existencia como soldados, y a través de sus abundantes recuerdos desfilaron esa rápida cabalgata en movimiento de Cantigny, Soissons, St. Mihiel, Meuse-Argonne y Sedan.

¿Qué vendría después? Ellos no sabían, y apenas les importaba. Sus mentes estaban entumecidas por el choque de la paz. El pasado consumió toda su conciencia. El presente no existía, y el futuro era inconcebible.

Colonel Thomas R. Gowenlock, 1st Division, US Army

Poco sabían esas tropas lo acertadas que estaban. Mientras el público se regocijaba por el estallido de la paz después de cuatro años de la carnicería más sangrienta que la raza humana había soportado, los mismos conspiradores que habían provocado esta pesadilla ya estaban convergiendo en París para la siguiente etapa de su conspiración. Allí, detrás de puertas cerradas, comenzarían su proceso de dividir el mundo para satisfacer sus intereses, sentar las bases y preparar la conciencia pública para un nuevo orden internacional, preparando el escenario para un conflicto aún más brutal en el futuro y trayendo los peores temores de los soldados cansados ​​de la batalla para el futuro a buen término. Y todo en nombre de la “paz”.

El general francés, Ferdinand Foch, remarcó el famoso Tratado de Versalles: “Esto no es una paz. Es un armisticio durante 20 años”. Como sabemos ahora, su declaración fue muy precisa.

El armisticio del 11 de noviembre de 1918 pudo haber marcado el final de la guerra, pero no fue el final de la historia. Ni siquiera fue el principio del fin. Fue, en el mejor de los casos, el final del principio.

-James Corbett-

La Conspiración de la Primera Guerra Mundial: El Frente Estadounidense

Por más difícil que fuera para la Mesa Redonda maniobrar el Imperio Británico hacia la guerra con Alemania, sería mucho más difícil para sus compañeros de viaje estadounidenses convencer a los Estados Unidos de su neutralidad y llevarlos a la Primera Guerra Mundial. La camarilla iba a tener que aprovechar su control sobre la prensa y las posiciones gubernamentales clave para comenzar a moldear la percepción pública e inculcar un sentimiento de guerra. Y una vez más, los recursos completos de estos co-conspiradores motivados fueron puestos en juego en la tarea. 

Clic en la imagen para ir al video…

maxresdefault

7 de mayo de 1915.

El “Coronel” Edward Mandell House se dirige a reunirse con el Rey George V, quien ascendió al trono después de la muerte de Edward VII en 1910. Lo acompaña Edward Gray, secretario de relaciones exteriores británico y acólito del Grupo Milner. Los dos hablan “de la probabilidad de que un transatlántico se hunda” y House informa a Gray que “si esto se hiciera, una llama de indignación barrería a todo Estados Unidos, lo que probablemente nos llevaría a la guerra”.

Una hora más tarde, en el Palacio de Buckingham, el Rey George V pregunta por un evento aún más específico.

“Nos sorprendió hablar, extrañamente, de la probabilidad de que Alemania hunda un transatlántico, …Él dijo: ‘Supongamos que deberían hundir el Lusitania con pasajeros estadounidenses a bordo…. ‘”

Y, por una notable coincidencia, a las 2:00 de la tarde, apenas unas horas después de que tuvieron lugar estas conversaciones, eso es precisamente lo que sucedió.

El Lusitania, uno de los buques de pasajeros más grandes del mundo, está en ruta desde Nueva York a Liverpool cuando es golpeado por un torpedo de un submarino alemán. Se hunde hasta el fondo en minutos, matando a 1,198 pasajeros y tripulantes, incluidos 128 estadounidenses. El desastre, representado como un ataque descarado e inesperado contra un buque de pasajeros inocente, ayuda a cambiar la opinión pública sobre la guerra en los Estados Unidos. Para el estadounidense promedio, la guerra de repente no se siente como una preocupación estrictamente europea.

Cada aspecto de la historia fue, como sabemos ahora, un engaño. El Lusitania no era un inocente buque de pasajeros sino un crucero mercante armado oficialmente listado por el Almirantazgo británico como un barco de guerra auxiliar. Estaba equipado con una armadura adicional, diseñado para transportar doce cañones de seis pulgadas y equipado con anaqueles de proyectiles para contener municiones. En su viaje transatlántico, el barco llevaba “material de guerra”, específicamente, más de 4 millones de balas de rifle .303 y toneladas de municiones, incluidos proyectiles, polvos, fusibles y pistolas de algodón, “en bodegas de carga sin refrigeración que estaban marcadas como queso, mantequilla y ostras”. Este manifiesto secreto fue oficialmente negado por el gobierno británico generación tras generación, pero en 2014, un total de 99 años después del evento, finalmente se publicaron los documentos internos del gobierno en los que el gobierno admitió el engaño.

Y, lo más notable de todo, según la propia cuenta de Edward Mandell House, tanto Edward Gray como el propio Rey George V estaban discutiendo el hundimiento del Lusitania apenas unas horas antes de que ocurriera el evento.

Es una historia que proporciona una ventana a la larga campaña de la sociedad secreta para llevar a los Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial. Pero para entender esta historia, tenemos que encontrarnos con Edward Mandell House y los otros co-conspiradores de Milner Group en los Estados Unidos.

Por extraño que parezca, no hubo escasez de tales conspiradores en los Estados Unidos. Algunos, como los miembros de la influyente Pilgrims Society, fundada en 1902 para el “fomento de la buena comunidad angloamericana”, compartieron la visión de Rhodes de un imperio mundial angloamericano unido; otros simplemente fueron atraídos por la promesa de dinero. Pero cualquiera que sea su motivación, aquellos que simpatizan con la causa de la Mesa Redonda incluían a algunas de las personas más ricas y poderosas de los Estados Unidos en ese momento.

Muchas de estas figuras se encontraban en el corazón de Wall Street, en las instituciones bancarias y financieras que giraban en torno a J.P. Morgan and Company. John Pierpont Morgan, o “Pierpont”, como prefería que lo llamaran, era el núcleo del sector bancario de Estados Unidos de principios de siglo. Comenzando en Londres en 1857 en la empresa de banca mercantil de su padre, el joven Pierpont regresó a Nueva York en 1858 y se embarcó en una de las carreras más notables de la historia del mundo.

Ganando su dinero para financiar a los barones ladrones estadounidenses de finales del siglo XIX, desde los ferrocarriles de Vanderbilt hasta la compra de The New York Times por Adolph Simon Ochs y la compra de Carnegie Steel, Morgan amasó un imperio financiero que, en la década de 1890, ejercía más poder que el propio Tesoro de los Estados Unidos. Se unió a sus aliados cercanos, la Casa de Rothschild, para rescatar al gobierno de los Estados Unidos durante una escasez de oro en 1895 y alivió el Pánico de 1907 (el cuál él ayudó a precipitar) al bloquear a 120 de los banqueros más prestigiosos del país en su biblioteca y obligándolos a llegar a un acuerdo con un préstamo de $ 25 millones para mantener el sistema bancario a flote.

Como vimos en “Siglo de la esclavitud: La historia de la Reserva Federal“, Morgan y sus asociados estaban muy felices de utilizar las crisis bancarias que ellos ayudaron a crear para impulsar la opinión pública hacia la creación de un banco central... siempre y cuando ese banco central fuera propiedad y dirigido por Wall Street, por supuesto.

Pero su plan inicial, el Plan Aldrich, fue reconocido inmediatamente como una estrategia de Wall Street. Morgan y sus colegas banqueros tendrían que encontrar una cobertura adecuada para su aprobación en el Congreso, incluido, preferiblemente, un Presidente con suficiente cobertura progresiva para dar a la nueva “Ley de la Reserva Federal” un aire de legitimidad. Y encontraron a su candidato ideal en el presidente políticamente desconocido de la Universidad de Princeton, Woodrow Wilson, un hombre al que iban a disparar directamente a la Casa Blanca con la ayuda de su hombre de referencia y co-conspirador de la Mesa Redonda, Edward Mandell House.

Richard Grove, TragedyandHope.com.

GROVE: Woodrow Wilson era un profesor desconocido en la Universidad de Princeton que, al leer todo lo que he leído sobre él, no era el tipo más inteligente, pero era lo suficientemente inteligente como para aprender cuando otras personas tenían buenas ideas y luego se topa con este tipo llamado Coronel House.

El Coronel House, se crió en Beaumont, Texas, y el padre del Coronel House era como un pirata corsario de contrabando al estilo Rhett Butler durante la guerra de los Confederados con la Unión. Así que el Coronel House: en primer lugar, no es un coronel. Es como un título que se dio a sí mismo para hacerlo parecer más de lo que era. Pero sí provenía de una familia conectada políticamente en el sur que estaba haciendo negocios con los británicos durante la Guerra Civil. Así que el Coronel House a principios de 1900 hace de Woodrow Wilson su protegido y el propio Coronel House está siendo manipulado por unas pocas personas y por las capas del establecimiento angloamericano por encima de él, por lo que nos quedamos con la personalidad pública de Woodrow Wilson. Y aquí está él.

Y él tiene esto, ya sabes, todo este nuevo Sistema de la Reserva Federal que entrará durante su administración, que también fue una especie de precursor para llevar a Estados Unidos a la guerra porque cambió nuestra dependencia financiera de ser autosuficientes e imprimir nuestro propio dinero libre de deudas para ser asegurado a banqueros internacionales que nos cobran cuando imprimen dinero de la nada y cobran a las generaciones futuras por ello.

La elección de Woodrow Wilson muestra una vez más cómo opera el poder detrás de escena para subvertir el voto popular y la voluntad del público. Sabiendo que Wilson, quien es políticamente desconocido, tendría pocas posibilidades de ser elegido en lugar del más popular y afable William Howard Taft, Morgan y sus aliados bancarios financiaron a Teddy Roosevelt en un boleto de terceros para dividir el voto republicano. La estrategia funcionó y la verdadera elección de los banqueros, Woodrow Wilson, llegó al poder con solo el cuarenta y dos por ciento del voto popular.

Con Wilson en el cargo y el Coronel House dirigiendo sus acciones, Morgan y sus conspiradores obtienen su deseo. 1913 vio la aprobación tanto del impuesto federal sobre la renta como de la Ley de la Reserva Federal, consolidando así el control de Wall Street sobre la economía. La Primera Guerra Mundial, elaborada en Europa ocho meses después de la creación de la Reserva Federal, iba a ser la primera prueba completa de ese poder.

Pero por más difícil que fuera para la Mesa Redonda sacar al Imperio Británico de su “espléndido aislamiento” del continente y llevarlo a la red de alianzas que precipitaron la guerra, sería mucho más difícil para sus compañeros de viaje estadounidenses persuadir a los Estados Unidos fuera de su propia postura aislacionista. Aunque la guerra hispanoamericana había visto el advenimiento del imperialismo estadounidense, la idea de que Estados Unidos se involucrara en “esa guerra europea” todavía estaba lejos de la mente del estadounidense promedio.

Un editorial de 1914 del New York Sun captura el sentimiento de la mayoría de los Estados Unidos en el momento del estallido de la guerra en Europa:

“No hay nada razonable en una guerra como esa para la que Europa se ha estado preparando, y sería una locura que este país se sacrifique por el frenesí de las políticas dinásticas y el choque de odios antiguos que exhorta al Viejo Mundo a su destrucción.”

The Sun no fue de ninguna manera único en su evaluación. Una votación realizada entre 367 periódicos en todo Estados Unidos en noviembre de 1914 encontró solo 105 periódicos pro-aliados y 20 pro-alemanes, la mayoría (242 de ellos) permanecieron firmemente neutrales y recomendaron que el Tío Sam permanezca fuera del conflicto.

Una vez más, tal como lo hicieron en Gran Bretaña, la camarilla tendría que apalancar su control de la prensa y las posiciones gubernamentales clave para comenzar a moldear la percepción pública e infundir el sentimiento pro guerra. Y una vez más, los recursos completos de estos co-conspiradores motivados fueron puestos en juego en la tarea.

Uno de los primeros proyectiles en este aluvión de propaganda que penetró en la conciencia estadounidense fue la “Violación de Bélgica”, un catálogo de atrocidades poco creíbles presuntamente cometidas por las fuerzas alemanas en su invasión y ocupación de Bélgica al comienzo de la guerra. De una manera que se convertiría en la norma en la propaganda del siglo XX, las historias tenían un núcleo de verdad; no hay duda de que hubo atrocidades cometidas y civiles asesinados por las fuerzas alemanas en Bélgica. Pero la propaganda que se derivó de esos núcleos de verdad fue tan exagerada en sus intentos de retratar a los alemanes como bestias inhumanas que sirve como un ejemplo perfecto de la propaganda de guerra.

RICHARD GROVE: La población estadounidense en ese momento tenía muchos alemanes. Del treinta al cincuenta por ciento de la población tenía relaciones con Alemania, por lo que tenía que haber una campaña de propaganda muy inteligente. Hoy se lo conoce como “bebés en bayonetas”. Entonces, si no te interesa la Primera Guerra Mundial, pero piensas que es interesante estudiar propaganda para no volverte a engañar, escríbelo en tu motor de búsqueda favorito: “bebés en bayonetas, Primera Guerra Mundial”. Verás cientos de carteles diferentes donde los alemanes están atacando bebés con bayonetas y eso provoca emociones y no te da los detalles de nada. Y las emociones impulsan las guerras, no los hechos. Los hechos se omiten y se eliminan todo el tiempo para crear guerras, por lo que creo que volver a poner los hechos podría ayudar a prevenir guerras. Pero sí sé que les gusta llevar a la gente a la emoción. Los bebés en bayonetas logrando que EE.UU. entre en la Primera Guerra Mundial, es una parte clave de ello.

GERRY DOCHERTY: Niños a los que les cortaron los brazos. Monjas que fueron violadas. Cosas impactantes, cosas realmente impactantes. El oficial canadiense que fue clavado en la cruz de Andrew en la puerta de una iglesia y fue desangrándose hasta morir. Estos fueron los grandes mitos que se vendieron para difamar y derribar toda la imagen de cualquier justificación de la acción alemana e intentar influenciar a Estados Unidos en la guerra.

Gerry Docherty, coautor de Historia Oculta: Los Orígenes Secretos de la Primera Guerra Mundial.

DOCHERTY: Eso no quiere decir que no hubo atrocidades en ambos lados. La guerra es un acontecimiento atroz y siempre hay víctimas. Absolutamente. Y no ofrezco justificación para ello. Pero las mentiras, el innecesario abuso de la propaganda.

Incluso cuando en Gran Bretaña decidieron que reunirían el volumen definitivo de pruebas para presentarlas al mundo, la persona a la que solicitaron hacer esto fue el ex embajador británico en los Estados Unidos, un hombre llamado Bryce, quien, fue muy querido en los Estados Unidos. Y su evidencia fue publicada y presentada y hubo una serie de historias tras historias. Pero luego se descubrió que, de hecho, a las personas que tomaron la evidencia no se les había permitido hablar directamente con ninguno de los belgas, pero en realidad lo que estaban haciendo era escuchar a un intermediario o agentes que supuestamente habían tomado estas historias.

Y cuando uno de los miembros del comité oficial dijo: “Espera, ¿puedo hablar con alguien directamente?” “No.” “¿No?” Se resignó. No permitiría que su nombre fuera presentado con el [informe oficial]. Y esa es la medida en que esto es historia falsa. Ni siquiera es aceptable llamarlo noticia falsa. Es simplemente asqueroso.

La campaña tuvo su efecto previsto. Horrorizado por las historias que emergen de Bélgica: historias recogidas y amplificadas por los miembros de la mesa redonda en la prensa británica, incluidos el influyente Times y el espeluznante Daily Mail, dirigido por el aliado de Milner, Lord Northcliffe: la opinión pública estadounidense comenzó a alejarse de la visualización de la guerra como una disputa europea sobre un archiduque asesinado y hacia ver la guerra como una lucha contra los malvados alemanes y sus “pecados contra la civilización”.

La culminación de esta campaña de propaganda fue el lanzamiento del “Informe del Comité sobre los supuestos atropellos alemanes“, más conocido como “El Informe Bryce”, compilado para el “Gobierno de Su Majestad Británica” y presidido por el vizconde James Bryce, quien, no casualmente, fue el ex embajador británico en América y un amigo personal de Woodrow Wilson. El informe fue una farsa, basado en 1,200 declaraciones recolectadas por examinadores que “no tenían autoridad para administrar un juramento”. El comité, que no tenía permitido hablar con un solo testigo en sí, tenía la tarea de analizar este material y decidir qué debía ser incluido en el informe final. Como era de esperar, las atrocidades muy reales que los alemanes habían cometido en Bélgica, la quema de Louvain, Andenne y Dinant, por ejemplo, fueron opacadas por las historias sensacionalistas (y completamente imposibles de verificar) de bebés en bayonetas y otros actos de villanía.

El informe en sí mismo, concluyendo que los alemanes habían roto sistemáticamente y de forma premeditada las “reglas y usos de la guerra”, se publicó el 12 de mayo de 1915, solo cinco días después del hundimiento del Lusitania. Directamente entre estos dos eventos, el 9 de mayo de 1915, el Coronel House, el hombre al que Wilson llamó su “segunda personalidad” y su “yo independiente”, escribió un telegrama, que el Presidente leyó a su gabinete y fue recogido por los periódicos a través del país.

“América ha llegado a la separación de los caminos, cuando debe determinar si defiende la guerra civilizada o no civilizada. Ya no podemos seguir siendo espectadores neutrales. Nuestra acción en esta crisis determinará el papel que jugaremos cuando se haga la paz y hasta qué punto podemos influir en un acuerdo para el bien duradero de la humanidad. Estamos siendo pesados en la balanza, y nuestra posición entre las naciones está siendo evaluada por la humanidad”.

Pero a pesar de todo este asalto propagandístico, el público estadounidense seguía en gran parte en contra de entrar en la guerra. Fue en este contexto que el mismo grupo de financieros de Wall Street que había llevado a Wilson a la Casa Blanca presidió las elecciones presidenciales de 1916, unas que el país sabía que concluirían de manera decisiva la neutralidad de Estados Unidos en la guerra o su decisión de enviar fuerzas para participar en el combate europeo por primera vez en la historia.

Los banqueros no dejaron nada al azar. Wilson, quien predeciblemente seguiría el liderazgo de House en todos los asuntos, incluida la guerra, seguía siendo su candidato preferido, pero su competidor, Charles Evan Hughes, no era menos hombre de Wall Street. Las raíces de Hughes eran como un abogado de Wall Street; su firma representó a New York, Westchester y Boston Railroad Company para J.P. Morgan and Company, y la clase de Biblia Bautista que dirigió contó con muchos miembros ricos e influyentes, entre ellos John D. Rockefeller, Jr.

El afable Hughes fue una dura competencia para el Wilson de madera y sin encanto, pero la importancia de la neutralidad estadounidense fue tal que “Él nos sacó de la guerra” se convirtió en el lema central de la campaña que hizo que Wilson regresara a la Casa Blanca.

DOCHERTY: Y luego, por supuesto, llegó la famosa elección de 1916. Wilson no era popular, pero Wilson, simplemente, no tenía ningún tipo de persona pública que encantara a la gente. Por el contrario, era un pez frío. Tenía vínculos dudosos con varios de los que son poderosos en Wall Street. Pero su propaganda para la elección fue “Él nos mantuvo fuera de la guerra”. “Era un hombre, vota por Wilson, nos mantuvo fuera de la guerra”. Y luego prometió que seguiría manteniendo a Estados Unidos fuera de la guerra, y de hecho, por supuesto, en unos meses, Estados Unidos fue lanzado a la guerra por su propio gobierno.

“Él nos mantuvo fuera de la guerra”. Pero al igual que en la elección británica de 1906, en la que el público británico votó abrumadoramente por el Partido Liberal de Henry Campbell-Bannerman y su plataforma de paz solo para lograr que los Milneritas del gabinete entraran en acuerdos secretos para provocar la guerra, así también fue engañado el público estadounidense en las urnas en 1916.

De hecho, en el otoño de 1915, más de un año antes de que se celebraran las elecciones, Edward Mandell House, el tirador de cuerdas de Wilson, estaba involucrado en una negociación secreta con Edward Gray, el Milnerita que dirige la oficina exterior de Gran Bretaña. Esa negociación, que durante mucho tiempo se ocultó al público, pero finalmente se reveló cuando se publicaron los documentos de House en 1928, muestra hasta qué punto Gray y House estaban dispuestos a llevar a Estados Unidos a la guerra del lado de los Aliados y contra los alemanes.

El 17 de octubre de 1915, House redactó una carta a Gray que llamó “una de las cartas más importantes que escribí”. Antes de enviarla, la dividió en dos mensajes codificados separados, para asegurarse de que no sería legible si fueran interceptados. En él, presentó un plan para llevar a los Estados Unidos a la guerra con Alemania bajo la falsa pretensión de una “conferencia de paz”.

Estimado señor Edward:

...En mi opinión, sería una calamidad mundial si la guerra continuara hasta un punto en que los Aliados no pudieran, con la ayuda de los Estados Unidos, lograr una paz en la línea que tú y yo hemos discutido tantas veces.

En mi opinión, después de consultar con su Gobierno, debo ir a Berlín y decirles que fue el propósito del Presidente intervenir y detener esta guerra destructiva, siempre que el peso de los Estados Unidos arrojado del lado que aceptó nuestra propuesta pudiera hacerlo.

Por supuesto, no le haría saber a Berlín cualquier entendimiento con los Aliados, sino que más bien les haría pensar que nuestra propuesta sería rechazada por los Aliados. Esto podría inducir a Berlín a aceptar la propuesta, pero, si no lo hicieran, el propósito sería intervenir....

Quizás al darse cuenta de la gravedad de lo que se estaba proponiendo, Woodrow Wilson, el hombre que más tarde sería elegido por su capacidad de mantener a Estados Unidos fuera de la guerra, simplemente agregó la palabra “probablemente” a la seguridad de House de que Estados Unidos se uniría a la guerra.

Las negociaciones para este plan continuaron durante el otoño de 1915 y el invierno de 1916. Al final, el gobierno británico se opuso a la propuesta porque la idea de que los alemanes podrían realmente aceptar la paz, incluso una paz de desarme mediada por los Estados Unidos, no fue suficiente. Querían aplastar a Alemania por completo y nada menos que la derrota total sería suficiente. Habría que fabricar otra pretensión para enredar a los Estados Unidos en la guerra.

Cuando, en la mañana del 7 de mayo de 1915, House aseguró a Gray y al rey George que el hundimiento del Lusitania causaría “una llama de indignación [para] barrer todo Estados Unidos”, tenía razón. Cuando dijo que “probablemente nos llevaría a la guerra”, se equivocó. Pero al final, fue el tema naval el que finalmente se convirtió en el pretexto de la entrada de Estados Unidos en la guerra.

Los libros de historia de la época, siguiendo el patrón familiar de minimizar las provocaciones aliadas y centrándose solo en las reacciones alemanas, resaltan la política alemana de guerra submarina sin restricciones que llevó a la derrota del Lusitania. La práctica, que pedía a los submarinos alemanes atacar a los buques mercantes a la vista, estaba en contravención de las normas internacionales del mar en ese momento, y era ampliamente aborrecida como bárbara. Pero la política no fue instituida por ninguna locura de sangre por parte del Kaiser; Fue en respuesta a la política de Gran Bretaña de romper las reglas internacionales del mar.

Al estallar la guerra en 1914, los británicos habían usado su posición de superioridad naval para comenzar un bloqueo de Alemania. Esa campaña, descrita como “una de las empresas más grandes y complejas intentadas por ambos lados durante la Primera Guerra Mundial”, involucró la declaración de todo el Mar del Norte como zona de guerra. Como un llamado “bloqueo distante”, que involucra la minería indiscriminada de toda una región de alta mar, la práctica violaba directamente la Declaración de París de 1856. La naturaleza indiscriminada del bloqueo: declarar el suministro más básico, como el algodón, e incluso la comida misma para ser “contrabando”, fue una violación de la Declaración de Londres de 1909.

Más concretamente, como un intento de matar de hambre a todo un país para que se sometiera, fue un crimen contra la humanidad. Eventualmente reducido a una dieta de hambre de 1,000 calorías por día, la tuberculosis, el raquitismo, el edema y otras enfermedades comenzaron a atacar a aquellos alemanes que no sucumbieron al hambre. Al final de la guerra, la Oficina Nacional de Salud en Berlín calculó que 763,000 personas habían muerto como resultado directo del bloqueo. Perversamente, el bloqueo no terminó con la guerra. De hecho, ahora que la costa báltica de Alemania se ha agregado efectivamente al bloqueo, la inanición continuó e incluso se intensificó hasta 1919.

Frente a las protestas del embajador austriaco por la ilegalidad del bloqueo británico, el Coronel House, ahora presidente de facto de Estados Unidos, simplemente observó: “Se olvida de agregar que Inglaterra no está ejerciendo su poder de una manera objetable, ya que está controlada por un democracia.”

Este doble estándar no fue la excepción, sino la regla cuando se trataba de aquellos en el establecimiento de la costa este de Estados Unidos que tenían hambre de ver a los Estados Unidos unirse a los Aliados en los campos de batalla de Europa. Como el historiador y autor Ralph Raico explicó en una conferencia de 1983, fueron estos dobles estándares los que llevaron directamente a la entrada de Estados Unidos en la guerra.

RALPH RAICO: La administración de Wilson ahora toma la posición que finalmente llevará a la guerra. El gobierno alemán debe ser responsabilizado estrictamente por la muerte de cualquier estadounidense en alta mar, independientemente de las circunstancias.

Los alemanes dicen: “Bueno, vamos a ver si podemos vivir con esto. Siempre y cuando estés dispuesto a presionar a los británicos para que modifiquen sus violaciones del derecho internacional, es decir, están colocando alimentos en la lista de materiales de contrabando, algo que nunca se había hecho antes. Como saben, los británicos sacan sus barcos mercantes de alta mar de camino a Rotterdam porque dicen que todo lo que vaya a Rotterdam irá a Alemania, por lo que sacarán los barcos estadounidenses de alta mar. Los británicos han puesto el algodón, ¡el algodón!, en la lista de contrabando, confiscando estos materiales. Interfieren con las cartas que van al continente porque creen que posiblemente haya inteligencia militar involucrada. Los británicos se están imponiendo de muchas maneras a los estadounidenses, por lo que si los responsabiliza, nos comportaremos hasta donde lleguen los submarinos”.

Este no fue el caso y la actitud de los estadounidenses hacia las violaciones británicas de los derechos neutrales fue muy diferente. Una razón es que el embajador estadounidense en Londres, Walter Hines Page, era un anglófilo extremo. Una vez, por ejemplo, recibe un mensaje de que los británicos deben dejar de interferir con los envíos de correo de Estados Unidos a puertos neutrales, y el embajador de Estados Unidos acude al ministro británico de Asuntos Exteriores, Edward Gray, y dice: “Mire el mensaje que acabo de recibir de Washington. Vamos a reunirnos y tratar de responder a esto. Esta fue su actitud. Los británicos nunca fueron a ayudar o nunca fueron sometidos al mismo nivel que los alemanes.

En casa, Theodore Roosevelt, quien en años anteriores había sido un gran amigo de los Kaiser y un gran admirador de Alemania, ahora dice que debemos entrar en esta guerra de inmediato. Además de eso, hay una campaña de preparación para la formación del ejército estadounidense, la marina estadounidense, que entrena a ciudadanos estadounidenses en técnicas de combate. En realidad, hay una especie de histeria que viaja por el país considerando que, en este momento, sin duda, no hay posibilidad de que exista algún tipo de amenaza inmediata para los Estados Unidos.

Y personas como Roosevelt y Wilson comienzan a hablar de una manera muy desafortunada. Wilson dice, por ejemplo, “en Estados Unidos tenemos demasiados estadounidenses con mezclas”, por supuesto que se refería a alemanes, irlandeses y estadounidenses, y estas personas no son totalmente leales a nuestro país. Ya se están buscando chivos expiatorios y la opinión pública está siendo despertada.

Y esta negociación diplomática, el intercambio de memorandos continúa durante los próximos años. En enero de 1917, los estadounidenses no han podido ceder a los británicos en lo más mínimo por cualquier violación británica de los derechos estadounidenses; la intensificación del bloqueo británico; los alemanes realmente sienten hambre en un sentido muy literal, especialmente las personas en el frente interno; el Kaiser es persuadido por sus almirantes y generales para comenzar la guerra submarina sin restricciones alrededor de las islas británicas.

Para entonces, la posición estadounidense se había solidificado, se había vuelto totalmente rígida, y cuando todo se ha dicho y hecho, cuando se repasan todos los memorandos y notas y principios establecidos, los Estados Unidos fueron a la guerra contra Alemania en 1917 por el derecho de los estadounidenses a viajar en barcos mercantes beligerantes armados que transportaban municiones a través de zonas de guerra. La posición de Wilson era que, incluso en ese caso, los alemanes simplemente no tenían derecho a atacar la nave siempre que haya estadounidenses en la nave. ¿Debo repetir eso? Los alemanes no podían disparar contra los beligerantes armados, es decir, los buques mercantes y armados ingleses que transportaban municiones, siempre que hubiera ciudadanos estadounidenses a bordo. Y fue por el derecho de los estadounidenses a entrar en la zona de guerra en tales buques que finalmente fuimos a la guerra.

SOURCE: The World at War (Ralph Raico)

Después de meses de deliberaciones y con la situación en el frente interno cada vez más desesperada, los comandantes militares alemanes decidieron reanudar su guerra submarina sin restricciones en 1917. Como se esperaba, los buques mercantes de Estados Unidos se hundieron, incluidos cuatro barcos solo a fines de marzo. El 2 de abril de 1917, Woodrow Wilson pronunció su histórico discurso en el que pedía al Congreso declarar la guerra a Alemania y comprometer a las tropas estadounidenses en los campos de batalla europeos por primera vez.

El discurso, hecho hace más de cien años por y para un mundo que ya hace mucho que falleció, aún resuena con nosotros hoy. Dentro de él se encuentra la retórica de la guerra que ha sido empleada por presidente tras presidente, primer ministro tras primer ministro, en país tras país y guerra tras guerra hasta el día de hoy. De ahí provienen muchas de las frases que aún hoy reconocemos como el lenguaje de los ideales elevados y las causas nobles que siempre acompañan a las guerras más sangrientas e innobles.

Con un profundo sentido del solemne e incluso trágico carácter del paso que estoy tomando y de las graves responsabilidades que conlleva, pero en la implacable obediencia a lo que considero mi deber constitucional, aconsejo al Congreso que declare el reciente curso del Gobierno Imperial alemán será, de hecho, nada menos que una guerra contra el gobierno y el pueblo de los Estados Unidos.

[…]

El mundo debe hacerse seguro para la democracia. Su paz debe ser plantada sobre los fundamentos probados de la libertad política. No tenemos fines egoístas a los cuales servir. No deseamos conquista, ni dominio. No buscamos indemnizaciones para nosotros mismos, ninguna compensación material por los sacrificios que haremos libremente. No somos más que uno de los campeones de los derechos de la humanidad. Estaremos satisfechos cuando esos derechos se hayan hecho tan seguros como la fe y la libertad de las naciones puedan hacerlos.

Cuatro días después, el 6 de abril de 1917, el Congreso de los Estados Unidos emitió una declaración de formal guerra contra el gobierno imperial alemán.

NARRADOR: Dentro de la Casa Blanca, el presidente Woodrow Wilson conversó con asesores y firmó la proclamación de guerra contra Alemania. […] En todas partes había vítores y se agitaban banderas. La retrospectiva o el cinismo nos pueden hacer sonreír al pensar que esta guerra a veces se llama Esa Gran Aventura. Nunca más veríamos que nuestra entrada en un gran conflicto entusiasmara a tantas alturas de euforia. ¿Ingenuo? Probablemente. Pero aquí había una generación de jóvenes aún no saturados por la variedad paralizadora del autoanálisis y las ciencias ficticias. ¡Ellos creyeron!

SOURCE: U.S. ENTERS WORLD WAR I, MILITARY DRAFT – 1917

A lo largo del frente occidental, los aliados se regocijaron. Los yanquis venían.

House, el Grupo Milner, los Peregrinos, los financieros de Wall Street y todos aquellos que habían trabajado tan diligentemente durante tantos años para llevar al Tío Sam a la guerra habían conseguido su deseo. Y antes de que terminara la guerra, se acumularían millones de víctimas más. Una carnicería como la que el mundo nunca había visto antes había sido completamente desatada.

Las trincheras y los bombardeos. La tierra de nadie y los ríos de sangre. El hambre y la destrucción. La división de los imperios y la erradicación de toda una generación de hombres jóvenes.

¿Por qué? ¿Para qué fue todo? ¿Qué logró? ¿Cuál fue el punto?

Hasta el día de hoy, más de 100 años después, todavía miramos hacia atrás a los horrores de esa “Gran Guerra” con confusión. Durante tanto tiempo no se nos han dicho respuestas sobre generales incompetentes y políticos ignorantes. “Es la falta de sentido de la guerra”, los maestros de esta historia fraudulenta y parcial nos han dicho con un encogimiento de hombros.

Pero, ahora que los jugadores que trabajaron para preparar el escenario para esta carnicería han sido desenmascarados, estas preguntas finalmente pueden ser respondidas.

A %d blogueros les gusta esto: