Archivo del sitio

Fundador de Pirate Bay: Hemos perdido el Internet, ahora todo se trata de control de daños

IMG_5089-796x531

En su inicio, Internet era un lugar maravillosamente idealista e igual. Pero el mundo apesta y lo hemos hecho cada vez más centralizado, quitándole el poder a los usuarios y entregándolo a las grandes empresas. Y lo peor es que no podemos arreglarlo – sólo podemos hacerlo un poco menos horrible.

Eso fue más o menos el núcleo de la charla del cofundador de Pirate Bay, Peter Sunde en el festival de tecnología Brain Bar Budapest. TNW se sentó con el activista pesimista y figura controvertida para discutir cómo estamos atornillados en realidad cuando se trata de descentralizar la Internet.

Olvidate del futuro, el problema es ahora

En la opinión de Sunde, la gente se centra demasiado en qué puede suceder, en vez de qué está sucediendo. A menudo recibe preguntas sobre cómo se vería un futuro digitalmente sombrío, pero la verdad es que lo estamos viviendo.

“Todo ha salido mal. Eso es lo que pasa, no se trata de lo que sucederá en el futuro, sino de lo que está sucediendo ahora mismo. Hemos centralizado todos nuestros datos a un tipo llamado Mark Zuckerberg, que es básicamente el mayor dictador del mundo, ya que no fue elegido por nadie.

Trump está básicamente en control sobre estos datos que Zuckerberg tiene, así que creo que ya estamos allí. Todo lo que podría salir mal ya ha salido mal y no creo que haya una forma de detenerlo.”

Una de las cosas más importantes a darse cuenta es que el problema no es tecnológico. “Se hizo que Internet fuera descentralizado”, dice Sunde, “pero seguimos centralizando todo lo que hay encima de Internet”.

Para apoyar esto, Sunde señala que en los últimos 10 años, casi todos las empresas o sitios web emergentes que van ganando terreno en el campo de la tecnología han sido comprado por los cinco grandes: Amazon, Google, Apple, Microsoft y Facebook. Los que logran escapar del alcance de los gigantes, a menudo terminan sumándose a la centralización.

“Ya no creamos cosas, sino cosas virtuales. Uber, Alibaba y Airbnb, por ejemplo, ¿tienen productos? No. Pasamos de este modelo basado en productos, a productos virtuales, a prácticamente ningún producto. Este es el proceso de centralización.”

Aunque debemos ser conscientes de que los efectos actuales de la centralización, no debemos pasar por alto que sólo va a empeorar. Hay una gran cantidad de próximos servicios basados en tecnología que están en riesgo de centralizarse, lo que podría tener un enorme impacto en nuestra vida cotidiana.

“Estamos muy contentos con los automóviles que se conducen solos, pero ¿quién es el dueño de los autos que se conducen solos? ¿Quién es el dueño de la información sobre a dónde pueden y no pueden ir? No quiero montarme en un automóvil que se conduce solo que no puede llevarme a un cierto lugar porque alguien ha comprado o vendido una copia ilegal de algo allí.”

Sunde cree firmemente que este es un escenario realista ya que las empresas siempre tendrán que poner sus ganancias financieras en primer lugar, antes de las necesidades de las personas y las sociedades. Es por eso que debe haber una mayor discusión ética sobre la tecnología y la propiedad, si no queremos acabar viviendo en una distopía impulsada por las empresas (peor que la actual, es decir).

Hacer una situación de mierda un poco más tolerable

Sintiéndome un poco optimista, le pregunté a Sunde si todavía podíamos luchar por la descentralización y devolver el poder a la gente. Su respuesta fue simple.

“No. Perdimos esta pelea hace mucho tiempo. La única manera de que podamos hacer alguna diferencia es limitando los poderes de estas empresas – por los gobiernos que intervienen – pero desafortunadamente la UE o los EE.UU. no parecen tener ningún interés en hacer esto.”

Así que todavía hay una oportunidad para un futuro menos horrible, pero requeriría un enorme esfuerzo político. Sin embargo, para lograr eso, el público necesita ser informado sobre la necesidad de descentralización, pero históricamente eso no es probable que suceda.

“Yo diría que nosotros, como personas, hemos perdido el Internet llevándolo de regreso a la sociedad capitalista, la cual nos estaba esperando para que lo llevaramos de vuelta. Teníamos esta pequeña apertura de un internet descentralizado pero lo perdimos siendo ingenuos. Estas empresas tratan de sonar bien con el fin de tomar el relevo, de que en realidad están “dándole” algo. Al igual que Spotify te da música y tiene una gran pasión por la música, y todo el éxito de PR alrededor de ellos.

Pero lo que nos hace a largo plazo es más como fumar. Los Big data y los Big Tobacco son realmente similares en ese sentido. Antes, no nos dimos cuenta de lo peligroso que era el tabaco en realidad, pero ahora sabemos que te da cáncer. No sabíamos que los Big Data podrían hacer algo, pero ahora sabemos que lo hacen. Hemos estado fumando toda nuestra vida los productos de Big Data y ahora no podemos dejar de fumar.”

Y al igual que con el tabaco, son los gobiernos los que necesitan crear las restricciones. Sin embargo, es difícil ver cómo cualquier gobierno – excepto para grandes jugadores como EE.UU. y la UE – se supone que sean capaces de restringir a los podrosos gigantes de la tecnología.

Sunde cree que a medida que el gigante de la UE se haga más grande, será más difícil aprobar leyes que son en realidad para los seres humanos y que dan a la gente derecho extendido. Lo cual es lamentable porque la UE tiene técnicamente el poder legislativo para hacer una diferencia real cuando se trata de la descentralización.

“La UE podría decir que si Facebook quiere operar dentro de la UE, tienen que estar de acuerdo en que todos los datos deben ser propiedad del usuario, y no de Facebook. Lo cual sería bastante simple para la UE, pero por supuesto eso haría que Facebook realmente se molestara.

Entonces cada país tendría miedo de ser el primero en implementar la ley porque Facebook se iría y todos sus ciudadanos estarían sin su tabaco. Ese es el problema que siempre tendremos.”

Sunde, sin embargo, es un poco optimista (no realmente), ya que no siente que esta lucha tiene que pasar necesariamente por los gobiernos monolíticos para llegar a algún tipo de resultado exitoso. De hecho, podría ser más probable que tenga éxito en un nivel nacional más pequeño.

En cuanto a esto, Sunde nombra a  Islandia como un ejemplo, donde el Partido Pirata, que opera en una plataforma de políticas digitales innovadoras, casi se metió en el gobierno. Cambios dramáticos a nivel nacional, no importa cuán pequeña sea la población, podría tener grandes efectos en la comunidad global. Básicamente significa que los países pueden dar el ejemplo.

Sunde, que es mitad noruego y medio finlandés, dice que otro buen ejemplo de liderar las políticas digitales a nivel nacional es cuando Finlandia hizo del acceso a Internet un derecho humano en 2010. Al dar a la gente estos derechos, el gobierno tenía que definir lo que Internet en realidad es e impedir futuros debates sobre la censura – reforzar los derechos de las personas contra una mayor centralización.

Si los estados-nación realmente pueden facilitar una mayor descentralización, como Sunde sugiere, entonces podríamos ser capaces de obstaculizar el inmenso poder de las grandes corporaciones. Países como Estonia han demostrado que los políticos pueden llegar a políticas digitales que realmente preserven los derechos de los ciudadanos en una era digital.

Sin embargo, nosotros los seres humanos somos criaturas ilógicas que no necesariamente hacemos las cosas que son buenas para nosotros: “Es mejor para la gente, pero no queremos sufrir ese único momento de inactividad de nuestro amado tabaco”.

Fuente: https://thenextweb.com/eu/2017/06/09/pirate-bay-founder-weve-lost-the-internet-its-all-about-damage-control-now/#.tnw_njjwM2dl

Nos estamos convirtiendo en Internet, Internet se está convirtiendo en nosotros

2015: El año del ascenso de la I.A. y de la caída de la humanidad

artificial_intelligence_circuit_board_face_thinkstock-100528007-primary.idge

El año 2015 fue el año de la inteligencia artificial (I.A.). El campo de la robótica ha experimentado un salto cualitativo inesperado. Pero, ¿qué explica este crecimiento exponencial?, y lo más importante, ¿es segura la I.A. para la humanidad?

Los avances en I.A. se están acelerando a un ritmo bastante rápido, señaló Jeff Dean, investigador principal en Google. Expertos en el campo se reúnen en Montreal esta semana en la conferencia de Sistemas de Procesamiento de Información Neuronal para celebrar los avances realizados en la I.A. este año y para trazar lo que viene.

¿Qué es responsable de los recientes avances realizados en la I.A.? Hay varios factores en juego. La infraestructura de computación en la nube tiene alguna responsabilidad, con su capacidad para procesar la información de manera más rápida y barata.

Además, hay más herramientas de desarrollo de software para los investigadores para jugar con ellas, que son gratuitas o relativamente baratas. En consecuencia, la tecnología central para la I.A., conocida como redes neuronales, son significativamente más baratas que lo que solían ser.

La I.A. toma la industria de la tecnología por asalto

Estos avances han llevado a que las principales industrias de alta tecnología como Google, Facebook y Microsoft salten sobre el vagon de la I.A.. Si no estás involucrado en la I.A., no eres un participante activo en la vanguardia de la tecnología. Como resultado, estos gigantes de la tecnología han invertido en sus propios laboratorios de I.A., que bombean un flujo constante de investigación y trabajos académicos.

Este año, por ejemplo, Google tomó el foco de atención en la primera plana de la revista científica Nature, con un sistema que podría aprender a jugar y convertirse en un experto en viejos juegos de Atari sin ayuda. Además, Facebook desarrolló un equipo que podría transmitir imágenes a los ciegos; Microsoft estrenó un nuevo sistema de Skype que podría traducir idiomas en tiempo real; e IBM describió a la I.A. como su mayor oportunidad de potencial crecimiento.

No son sólo los grandes gigantes de la tecnología los que están marcando una huella en el mundo de la I.A., la Starup japonesa, Preferred Networks, está produciendo sistemas de I.A. para robots industriales realizados por Fanuc, mientras que Indico Data Labs trabajan con funcionarios de Facebook para enseñar a una computadora a pintar cuadros de caras con su propia imaginación. En otras palabras, las computadoras no sólo se están volviendo cada vez más inteligentes; se están volviendo más creativas, una característica que solía ser exclusivamente solo de los humanos.

Sin lugar a dudas, una gran cantidad de sangre artificial se ha asentado en las pistas de este año. Teniendo en cuenta los avances que se han hecho, ¿qué podemos esperar de el mundo de la I.A. en el futuro cercano?

Un foco principal en la investigación de la A.I. es enseñar a las máquinas a pensar por sí mismas e idear respuestas a los obstáculos actuales. Esto podría lograrse dandole a las máquinas una versión simplista del mundo real como un entorno retratado en un videojuego pedirles explorarlo, y luego analizar sus resultados.

La I.A. se extiende más allá del mundo de los videojuegos, sin embargo. Software paralelo se podría utilizar para enseñar a la I.A. acerca de otras disciplinas, como el diagnóstico médico, ciencias ambientales y recomendaciones personales.

Un movimiento peligroso

Enseñar a los robots cómo hacerse independientes es uno de los movimientos más peligrosos que los investigadores de I.A. pueden hacer. Con el tiempo, las máquinas serán capaces de llevar a cabo una mejor investigación de la I.A. que los humanos. En este punto, estas máquinas  auto-mejoradas perseguiran sus propios objetivos, ya sea que se trate de la exploración espacial, la inversión en acciones o simplemente jugar al ajedrez.

En la búsqueda de satisfacer sus objetivos, los sistemas de I.A. agotarán el dinero, la energía y otros recursos vitales, con violencia si es necesario. Además, desarrollarán la autoprotección, que podría impedir que los oficiales traten de apagarlas.

Los defensores de la I.A. sugieren que los sistemas de I.A. podrían tener un programa moral incorporado en ellos, que dicte que las máquinas valoren la vida humana. El problema es que la ética varían según la cultura. No hay autoridad moral vinculante que dicte el código moral de una sola sociedad sobre otra, incluso dentro de nuestra propia cultura. ¿Cómo podemos esperar programar robots para valorar la vida humana si ni siquiera podemos estar de acuerdo acerca de cuándo comienza la vida humana?

El año 2015 fue por mucho uno de los mejores años para la industria de la I.A.. Esperemos que el ascenso de I.A. no de lugar a la caída de la humanidad.

robot-love-1024x693


 

Este Sistema de Inteligencia Artificial pasó la prueba de Turing

Un nuevo sistema de inteligencia artificial ha superado una prueba visual de Turing, esencialmente, demostrando que puede engañar a los humanos para hacerlos pensar que es uno de ellos.

Desarrollado por científicos del MIT, el sistema de I.A. fue diseñado para entender y digerir conjuntos de datos innumerables, todos los cuales ayudaron al robot en su última tarea para el experimento: dibujar una letra.

example-of-ai-drawing-in-mit-turing-test

Creado por Alan Turing, el padre de la informática moderna, la prueba de Turing fue diseñada para probar las capacidades de los programas de I.A. y cómo podrían ser parecidos a humanos y está destinado a generar respuestas idénticas a través de la conversación. O, en este caso, la comunicación no tradicional.

Esta prueba en particular estuvo separada en dos partes, las cuáles fueron supervisadas por un evaluador. Para la primera sección, se seleccionaron un número de encuestados para ver un carácter dibujado, es decir, un carácter que se parece a una letra del alfabeto, pero no lo es – y copiarlo, añadiendo sus propias variaciones a la figura. Para la segunda sección, se pidió a los participantes llegar a su propia carta que encaja con la agrupación que ya se habían dado.

¿Lo que los encuestados no sabían? Que entre ellos estaba el robot del MIT con I.A.

Después de que concluyeron sus figuras, se le preguntó al grupo que discerniera cuáles de las cartas fueron dibujadas por humanos y cuáles fueron elaboradas por el sistema de inteligencia artificial. Al final, las probabilidades eran 50/50 de que los participantes adivinaran correctamente, la misma suerte que uno tendría al lanzar una moneda.

“En el actual panorama de la I.A., ha habido un montón de atención a los patrones de clasificación“, dijo el codesarrollador de sistemas Joshua Tenenbaum, un profesor en el Departamento de Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT, en un comunicado oficial difundido por la universidad. Pero lo que se ha perdido es que la inteligencia no es sólo acerca de la clasificación o el reconocimiento, sino de pensar“.

Esto es en parte por qué, a pesar de que estamos estudiando caracteres escritos a mano, no somos tímidos sobre el uso de una palabra como concepto'”, agregó, sin dejar de explicar la autenticidad derivada de las formas del robot. Porque hay un montón de cosas que hacemos aún mucho más ricas, los conceptos más complejos que podemos hacer con estos caracteres. Podemos entender con que están construidos. Podemos entender las partes. Podemos entender cómo utilizarlo de diferentes maneras, la forma de hacer otros nuevos.

La investigación fue presentada en la revista Science, escrita por Brenden Lago, ahora un estudiante de post-doctorado en la Universidad de Nueva York, quien obtuvo su Ph.D. en ciencia cognitiva del MIT el año pasado, mientras estaba en el equipo de Tenenbaum, junto con Tenenbaum y Ruslan Salakhutdinov.

Fuentes: http://www.techtimes.com/articles/115525/20151211/this-artificial-intelligence-system-passed-the-turing-test.htm

http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-12-08/why-2015-was-a-breakthrough-year-in-artificial-intelligence

http://glitch.news/2015-12-10-2015-the-rise-of-a-i-and-the-fall-of-humanity.html

A %d blogueros les gusta esto: