Archivo del sitio

El punto de inflexión del engaño climático

Si se cree en los antiguos y obsoletos MSM del Twitterverso, el mundo ha llegado oficialmente a su fin. Y en cierto modo, tal vez lo ha hecho. No “el” mundo, por supuesto, sino su mundo.

Eso es porque, como seguramente habrás oído ahora, Trump acaba de anunciar que los Estados Unidos saldrán del Acuerdo Climático de París.

“Estoy luchando todos los días por la gran gente de este país”, se jactó Trump en su conferencia de prensa Rose Garden anunciando su decisión sobre el acuerdo, adoptado en París en diciembre de 2015. “Por lo tanto, para cumplir con mi solemne deber de proteger a América y sus ciudadanos, los Estados Unidos se retirarán del Acuerdo Climático de París…

…Si al menos se hubiera detenido ahí. Sin embargo, después de un breve descanso con aplausos saludando al anuncio de la retirada, el simulador en Jefe completó la frase así: “pero empiezan las negociaciones para reingresar o bien el Acuerdo de París o a una verdadera y completa transacción nueva en condiciones que sean justas a los Estados Unidos , sus negocios, sus trabajadores, su gente, sus contribuyentes”. Y luego, para asegurarse de que agregó suficiente jerga política para confundir a todos, continuó: “Así que estamos saliendo, pero empezaremos a negociar y veremos si podemos hacer un trato justo. Si podemos, eso es genial, y si no podemos, está bien. “

OK entonces. Por lo tanto, Estados Unidos se está retirando del Acuerdo de París, no porque sea la punta de lanza de la estafa del carbono de 100 billones de dólares. No porque se basa en la falsa ciencia de los modelos fundamentalmente viciados con entradas fundamentalmente incorrectas. No porque nos traiga un paso más cerca de la visión articulada de Edmund Rothschild de un “banco global de conservación” para gobernar la economía mundial o el sueño tecnocrático centenario de una economía basada en la energía en la que se asignará a la gente “créditos de carbono Y obligados a racionar sus actividades en respuesta a los dictados de un gobierno mundial de facto. No, no por estas razones, sino porque el “acuerdo” no era “justo” para los “trabajadores estadounidenses”. ¿Y la Administración Trump va a comenzar inmediatamente las negociaciones para volver a entrar en el acuerdo?

¿Es este otro caso de la decisión correcta por las razones equivocadas? Y si es así, ¿debemos tomar esto como lo más cercano que se podría llegar a la victoria real en la guerra contra los monstruos de control que están tratando de implementar su visión globalista a través del fraude climático?

Pues bien, resulta que hay un punto brillante en todo esto, después de todo: El rechazo del Acuerdo de París representa un “punto de inflexión” en el debate sobre el clima.

Un “punto de inflexión”, por supuesto, es un punto de no retorno, y el concepto debe ser muy familiar para los aficionados del pánico apocalíptico climático. Ha habido tantos “puntos de inflexión climáticos” proclamados por los alarmistas durante los años que he perdido la pista. Afortunadamente, algunos investigadores intrépidos han compilado listas detalladas de estas advertencias terribles (de las cuales, aunque no lo creas, ninguna se ha hecho realidad).

failed-climate-predictions

En 1989, el Director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Noel Brown, nos advirtió que “las naciones enteras podrían ser eliminadas de la faz de la tierra por el aumento del nivel del mar si el calentamiento global no se revierte en el año 2000.”

En 2007, Rajendra Pachauri (ex presidente desacreditado del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU [IPCC]) advirtió que “si no hay acción antes de 2012, será demasiado tarde”. Curiosamente, siguieron adelante con el Acuerdo de París de todos modos, a pesar de ser tres años más allá de la fecha de vencimiento de la tierra.

En 2009, el príncipe Carlos del clan consanguíneo amante de la eugenesia de Saxe-Coburg-Gotha dio a conocer a sus leales súbditos que sólo quedaban 96 meses para salvar el planeta.

El primer ministro británico Gordon Brown no fue tan optimista. Él le dio al planeta sólo 50 días (y añadió, por miedo a que un público escéptico tentara el destino esperando 51 días para actuar, que no hay “Plan B!”).

Ya tienes la idea. “Los poderes que no deberían ser fácticos” nos han dicho ad nauseum que a menos que aceptemos el último “Tratado para Salvar el Planeta” entonces estamos todos condenados! CONDENADOS, te digo!

El Acuerdo de París no fue una excepción a esta regla. Se nos dijo una y otra vez que el acuerdo era esencial para evitar el “punto de inflexión” de dos grados centígrados de aumento de la temperatura media mundial en los próximos cien años que “los científicos predicen” significaría “aumento del nivel del mar, escasez de alimentos y agua, inundaciones y sequías” y, presumiblemente, el matrimonio de perros y gatos.

No importa que la “temperatura media global” sea un concepto inherentemente absurdo. No importa que la tesis de que el dióxido de carbono actúa como un termostato global haya sido falsificada. No importa que el modelado climático haya sido un fracaso espectacular e incomparable en los anales de la ciencia. Deberíamos simplemente confiar que de alguna manera u otra los sabios oligarcas de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático no sólo tienen la capacidad de limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1.5 grados Celsius durante los próximos 80 años (hasta el décimo de grado, no menos!), sino que tienen el conocimiento necesario para hacerlo.

Y por “oligarcas sabios” quiero decir, por supuesto, compañías petroleras, banqueros, miembros del CFR y otros miembros de la clase dominante psicópata. No se equivoquen, son ellos los que están detrás de la estafa a cada paso.

Después de todo, fue Enron y Goldman Sachs quienes fueron pioneros en las estafas de comercio de emisiones (¡que-sorpresa, sorpresa! -son un fraude completo y total de arriba a abajo). Fueron compañías como General Electric, DuPont, Johnson & Johnson, Pepsi, Siemens, AIG, BP, ConocoPhillips y GM quienes encabezaron el proyecto Waxman-Markey de 2009 al fundar la Asociación de Acción Climática de Estados Unidos, que escribió el “Plan de Acción Legislativa“. Fueron empresas como EDF, Engie, Air France, Renault y BNP Paribas las que pagaron el 20% de la factura para la propia cumbre climática de París. Y son empresas como Exxon y Shell (respaldadas, por supuesto, por la hija en jefe) quienes han sido los defensores más firmes del Acuerdo de París.

Sí, el mundo está llegando a un punto de inflexión, pero no tiene nada que ver con las pequeñas cantidades de dióxido de carbono que dan vida en la atmósfera. En cambio, el engaño climático en sí está llegando a un punto de inflexión, el punto en el que el público deja de escuchar la multitud de predicciones apocalípticas “el fin está cerca”.

La evidencia de este punto de inflexión está apareciendo en los lugares menos esperados.

Una historieta reciente de Dilbert presentó a los alarmistas por la manera en que tratan a sus críticos. En una reunión de la compañía, un científico cliente explica a Dilbert y a sus colaboradores que los climatólogos alimentan los datos de modelos climáticos cuestionables en “modelos económicos a largo plazo del tipo que nunca han sido correctos” para determinar que la actividad humana está causando cambios climáticos catastróficos. Cuando Dilbert pregunta: “¿Y si no confío en los modelos económicos?” El científico se dirige al jefe de Dilbert y pregunta “¿Quién contrató al negacionista de la ciencia?”

dt170514

La parte sorprendente no es que “Yale Climate Connections” hiciera una refutación torpe de la tira cómica, que de hecho continuó demostrando el punto mismo de la tira en si. La parte sorprendente es que el público vio tan fácilmente a través de la farsa; el video tiene el doble de pulgares abajo que los pulgares arriba y la sección de comentarios está llena de personas que señalan los defectos del video. (“La crítica se refiere a la supuesta incapacidad de los modelos para predecir el futuro”, como dice un comentarista. “El video habla de cómo estamos seguros de que la Tierra se ha calentado, es una falta de respuesta”).

Estos tipos de presiones contra el mantra aparentemente omnipresente de la “ciencia establecida” son alentadores dado el asalto 24/7 de propaganda climática al que el mundo ha sido sometido durante las últimas dos décadas y media. Y son cada vez más frecuentes.

Esto es alentador, y esta es la verdadera victoria de la retirada de Trump en París. Es el hecho de que tantas personas apoyan la idea de retirarse del Acuerdo de París. Al parecer, la gente sólo puede tomar ciertas advertencias fallidas de desgracia y tristeza antes de dejar de creer ciegamente lo que los multimillonarios para el cambio climático les están diciendo.

James Corbett

Fuente: http://theinternationalforecaster.com/topic/international_forecaster_weekly/the_climate_hoax_tipping_point

 

Anuncios

Trump no va a cancelar la Tercera Guerra Mundial después de todo #StandDownMrTrump

El 6 de abril de 2017, en el aniversario de 100 años de la entrada de EE.UU. en la Primera Guerra Mundial, Donald Trump lanzó ataques aéreos contra el gobierno sirio; En represalia por un ataque de gas supuestamente perpetrado por Assad. No hubo ninguna investigación, ni siquiera un truco como lo hicimos en 2003. Las pruebas que tenemos contradicen la historia oficial, y las apuestas son mucho mucho más altas esta vez.

Entonces, antes de que el polvo se hubiera asentado, incluso, Trump pivota en Asia. Aumentando las tácticas de intimidación, hacia Corea del Norte. Amenazando el cambio de régimen y prácticamente suplicando al ya inseguro Kim Jong-un que haga algo estúpido. Y ese es el punto. Provocar una respuesta, y luego jugar a la víctima. Si él no puede conseguirla de la manera vieja él simplemente podría hacer una.

Trump llegó a un acuerdo con el Estado Profundo, él firmó con alianza neoliberal / neoconservadora / corporativa. Ahora tienen su respaldo. Mientras lleguen a la guerra,
todo el mundo estará feliz. No se equivoquen esto es sólo el comienzo.

Esperen lo inesperado en el Mar de China Meridional, Irán, Europa del Este y en el frente de casa. La carpa de circo está bajando, pero el muchacho nos va a dar un espectáculo mientras tanto.

Trump no sólo está coqueteando con la III Guerra Mundial, sino que la está invitando. Quiere que todos sepan que está lo suficientemente loco como para apretar el gatillo; Piensa que le ayudará a retorcer algunos brazos, piensa que puede obligar a los grandes a negociar.

Pero esto no es no es un trato de bienes raíces, y esto no es un as que tiene bajo la manga. Nadie gana una guerra nuclear. Si sólo 300 de las bombas de Rusia fueran disparadas en los Estados Unidos, entre 75 y 100 millones de personas morirían en la primera media hora.

La mayor parte de la infraestructura necesaria para apoyar a la población sería destruida de inmediato: sistemas de comunicación, hospitales, transporte, centrales eléctricas, etc. Aquellos que no murieron por la explosión inicial morirían lentamente en los próximos meses por intoxicación, radiación, hambre, exposición y enfermedades. Y esto es solo la punta del iceberg. Incluso un conflicto nuclear más pequeño involucrando
sólo de 50 a 100 bombas del tamaño de las de Hiroshima enviaría a la atmósfera superior 5 millones de toneladas de escombros, provocando una caída catastrófica de las temperaturas globales, reduciendo las lluvias en todo el mundo durante una década, devastando la agricultura y provocando hambruna a escala global. Ese no es un mundo en el que quieras criar a tus hijos.

Los poderes fácticos quieren inclinar el tablero de juego, reescribir la historia y empezar de nuevo. Ellos piensan que eres demasiado estúpido, demasiado distraído, demasiado fácil de manipular por platitudes emocionales para examinar la evidencia.

Sería completamente ilógico que Assad utilizara armas químicas en esta etapa del conflicto. El ejército sirio iba ganando por medios convencionales y Rusia los apoyaba. Eso les daba una posición extremadamente fuerte para ir a las negociaciones. Assad tendría que ser un completo idiota para actuar de este modo… y no lo es.

Después está el hecho de que Assad de hecho no tenía esas armas. Según la OPAQ, las últimas armas químicas de Siria fueron entregadas para su destrucción en 2014. El mismo John Kerry confirmó esto.

¡Pero Assad usó armas químicas antes!

¿De Verdad? ¿Cuando?

Según la investigación llevada a cabo por la ONU sobre los ataques de gas de 2013, como informó la BBC, fueron los Rebeldes los que utilizaron Sarin, no Assad. Obama no dio marcha atrás en el 2013 debido a que era demasiado débil dio marcha atrás debido a que los rebeldes respaldados por EE.UU. fueron capturados con las manos en la masa y el pueblo rechazó que se salieran con la suya.

Como pueblo hicimos activismo en 2013 en contra de estos ataques aéreos. Inundamos las líneas telefónicas cuando el Congreso se acercó a la votación. No lo pedimos amablemente. Dejamos en claro que conocíamos sus nombres y direcciones y que los responsabilizaríamos personalmente de las consecuencias.

Algo curioso: cancelaron el voto, y la humanidad se alejó temporalmente del abismo.

El mismo Trump se manifestó en contra de los ataques aéreos en ese momento. Exigió una declaración formal de guerra por el Congreso de otra manera sería inconstitucional. Señaló lo estúpida y destructiva que sería tal decisión señalando como esto solo fortalecía a los yihadistas, crea más refugiados, desestabiliza la región,  pero ahora está en el poder y está decidiendo que no va a cancelar la Tercera Guerra Mundial después de todo.

El señor Trump es un mentiroso, un hipócrita y un tonto.

Él ha convertido al ejército estadounidense en la fuerza aérea de Al Qaeda. Está jugando al ventisquero con el futuro de la humanidad. Está tirando los dados con la habitabilidad
del planeta. ¡Y esta locura es bipartidista!

La alianza corporativa Neoliberal, Neocon, ha salido del armario, en una asquerosa demostración de guerra solidaria. Ellos piensan que eres demasiado estupido, demasiado distraído, demasiado débil para hacer algo al respecto. Estos corruptos en trajes no merecen tu obediencia. Ni siquiera merecen tu respeto. No es su poder, es el tuyo.

Si suficientes de ustedes se dan cuenta de esto, el juego se acabo. Es por eso que nos enfrentan entre nosotros provocando identidades grupales artificiales. Divide y venceras te hace fácil de controlar.

Las decisiones que tomemos en los próximos milisegundos de la historia humana cuentan. Mucho.

Cuando las probabilidades se apilan contra nosotros y el fracaso no es una opción debemos formular una respuesta asimétrica.

Tenemos que pensar fuera de la caja, encontrar formas creativas de romper la cadena de obediencia, y enviar un mensaje en términos intransigentes: #StandDownMrTrump retirese.

Alex Jones y Donald Trump parte de la agenda Sionista

Compinche de Rothschild seleccionado como Secretario de Comercio por Trump

40_trump_towers1

El secretario de comercio de Trump será Wilbur Ross, un inversionista multimillonario que trabajó como gerente directivo de Rothschild Inc.

Cada vez más, parece que la firma de Trump será moldeada y dirigida por banksters e individuos como Ross que se especializan en compras apalancadas y angustiadas, haciendo negocio de la montaña rusa de activos de la Reserva Federal.

También trabajó como asesor de privatización del alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani, y fue miembro de la sociedad secreta Kappa Beta Phi de Wall Street formada por altos ejecutivos financieros. Robert Rubin, Jon Corzine y John C. Whitehead, ex jefe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, confidente de Rockefeller, miembro del comite directivo de Bilderberg y presidente de Goldman Sachs. Ross es el “Grand Swipe” o líder del grupo.

El 30 de octubre de 1978, el periódico The Spotlight informó que los principales inversores que se ocultaban detrás de Resorts International fueron Meyer Lansky, Tibor Rosenbaum, William Mellon Hitchcock, David Rockefeller y miembros del clan Rothschild.

Michael Collins Piper, en su libro La Nueva Jerusalén: Poder Sionista en América describió la relación entre Donald Trump y Resorts International:

“En 1987, a raíz de la muerte de James Crosby, el jefe de Resorts International, el magnate de Nueva York, Donald Trump, entró en escena y compró su imperio del juego.

“Trump pronto se convirtió en un nombre familiar, con su personalidad colorida y su insistencia en ponerles nombre a una amplia variedad de hoteles de lujo, casas de apartamentos y otras empresas comerciales. Pero mientras el nombre “Trump” apareció en los titulares, los nombres de los verdaderos promotores detrás de Resorts International permanecieron ocultos a la vista del público”.

Cabe señalar que Ross ayudó a Trump en los 80’s a mantener sus tres casinos y otras propiedades después de que el mercado inmobiliario de la ciudad de Nueva York llegara al límite. Ross trabajaba para Rothschild en ese momento.

La conexión entre el barón Edmond de Rothschild, siendo uno de los inversionistas principales originales de Resorts International, y Rothschild Inc. permitiendo a Donald Trump retener la “propiedad” sobre los casinos de Atlantic City, lo que le salvó de la bancarrota, no debería considerarse una coincidencia.

Recordemos que Donald Trump también nombró al ex ejecutivo de Goldman Sachs, Steven Mnuchin, para que fuera su secretario del Tesoro. En 2008, IndyMac Bank en Pasadena, California, se derrumbó en uno de los mayores fracasos bancarios en la historia de los Estados Unidos. El Sr. Mnuchin dirigió a un grupo de inversionistas, entre ellos los fondos administrados por el Sr. George Soros y otros titanes de fondos de cobertura y de capital privado, que lo compraron al gobierno por unos $ 1,500 millones de dólares.

¿Realmente siguen pensando que Donald Trump llegó a la presidencia para combatir a la élite?

Fuente: http://anotherdayintheempire.com/former-senior-rothschild-crony-selected-commerce-secretary/

http://philosophyofmetrics.com/how-rothschild-inc-saved-donald-trump-freepom/

 

 

Donald Trump, un ferviente sionista al servicio de Israel

Donald_Trump_e_Israel

¿Cómo hace uno para servir como Director de Política Regional del Suroeste en AIPAC hace un año y dirigir la operación política nacional de Donald Trump hoy? Desde que Trump anunció su intención de competir para la Casa Blanca en junio pasado, Michael Glassner ha estado sirviendo como su director político nacional de campaña.

150730093329-uk-trump-trunberry-foster-lkl-00001015-large-169

Y ¿Quién es Michael Glassner? A finales de los años noventa, Glassner sirvió como asesor general de Lewis Eisenberg, el entonces Presidente de la Autoridad de Puertos de Nueva York y Nueva Jersey y un prominente líder judío republicano. Trabajó en la oficina de la autoridad portuaria a las afueras del World Trade Center, pero por fortuna lo dejó justo antes del 11-S para unirse a IDT Corp en Newark (empresa de telecomunicaciones israelí). Glassner le da crédito a su antiguo jefe, el fundador de IDT Howard Jonas, quien se refirió de Glassner como “un ferviente sionista y un tipo de AIPAC,” animándole a participar más activamente en la política pro-Israel. Intermitentemente entre 2000 y 2008. Glassner también dirigió la campaña electoral de George W. Bush en Iowa.

Glassner declaró en una entrevista que Donald Trump tendrá una política muy pro-israelí:

Él ha dicho, en general, que reconoce que Israel es nuestro principal aliado y que hará todo lo posible para proteger a Israel. Dijo eso, y creo que va a seguir diciendolo públicamente. A medida que detalle sus políticas, eso se aclarará con el tiempo. Pero creo que él ha dicho consistentemente a lo largo de su carrera, y en particular a lo largo de esta campaña, que entiende las amenazas que presentan a Israel sus vecinos e Irán. Creo que ha sido muy claro al respecto.”

A pesar de que recientemente Donald Trump se ha expresado en contra de la guerra de Irak en múltiples ocasiones, afirmando que él en todo momento estuvo en contra de una guerra en contra de Saddam Hussein, en un audio de 2002 podemos escuchar a un Trump a favor de la invasión. Todos tenemos derecho a cambiar de opinión, lo que dejar claro es que Trump miente al decir que nunca estuvo de acuerdo con dicha guerra.

Trump tampoco se muestra conforme con el consenso sobre el programa de energía nuclear iraní, que califica como “quizá el mayor desastre de contrato que he visto” y como “una desgracia para Estados Unidos” e incluso “para la humanidad”.

En una entrevista en Meet the Press el anfitrión Chuck Todd le pidió a Trump que nombrara a sus expertos en materia de seguridad nacional. Trump dijo que “probablemente” tenía dos o tres. Todd presionó al magnate paraa que diera nombres, y el primero que Trump mencionó fue, John Bolton, embajador de la administración de George W. Bush ante las Naciones Unidas. “Él es, ya sabes, un hueso duro de roer, sabe de lo que está hablando”, dijo Trump.

BN-HB145_BOLTON_G_20150220162138

Bolton ha sido durante mucho tiempo uno de los más agresivos de todos los halcones neoconservadores. Fue parte del equipo de Bush-Cheney y afirmó que Saddam Hussein había acumulado armas de destrucción masiva y que la guerra era la única opción. Como un alto funcionario del Departamento de Estado antes de la invasión de Irak en 2003, Bolton empujó las falsas afirmaciones de que Irak había obtenido tubos de aluminio y uranio para su supuesto programa de armas nucleares.

Bolton también apoyó a Laurie Mylroie en la teoría que afirmaba que Saddam Hussein estuvo detrás de los ataques del 11 de septiembre de 2001. En 1997, fue uno de varios conservadores que escribieron al presidente Bill Clinton y le instaron a atacar a Saddam.

En agosto de 2015, Trump también defendió que Israel posea arsenal nuclear declarando: “Bueno, creo que no tienen otra opción. De verdad creo que no tienen otra opción. Creo que las tienen y que no tienen otra opción. Se tienen que proteger.

El lunes 21 de marzo Trump se presentó en la conferencia de AIPAC, y aunque muchos asumieron que dado que Trump auto-financia su campaña, no sería tan dependiente del lobby pro-Israel, y que pudiera ser que, de ser elegido, en realidad trazara un camino de independencia lejos de la servidumbre habitual por parte de los EE.UU. hacia Israel, pero esa idea parece haber sido equivocada.

40101fc1-cadc-459a-8685-9673b1ec461b

El discurso pronunciado por Trump ante el AIPAC esa misma noche es tal vez el discurso más adulador que cualquier candidato, posiblemente, podría haber dado.

Trump no sólo no hizo ninguna mención de los asentamientos ilegales y guardo silencio sobre el tema del robo de tierra y la destrucción de viviendas palestinas, sino que acusó a los palestinos de terrorismo, de enseñar a sus hijos a odiar a los judíos, y prometió mover la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. Pero ¿los judíos no enseñan a sus hijos a odiar a los palestinos?

“Israel no nombra plazas públicas con el nombre de terroristas”, dijo Trump. No, sólo los elige como primer ministro.

AIPAC es una organización cuyo objetivo es promover el interés de un Estado de apartheid que mata de forma rutinaria mujeres y niños, y cuando aparece un candidato presidencial en un podio y expresa su acuerdo con estos objetivos, entonces tal vez se deben tomar sus palabras con mucho cuidado.

A continuación unos fragmentos del discurso de Trump en AIPAC:

Me dirijo hoy a ustedes como un partidario de por vida y verdadero amigo de Israel. Soy un recién llegado a la política, pero no en apoyar al Estado judío.

En 2001, semanas después de los ataques sobre Nueva York y sobre Washington y, para ser sinceros, los ataques contra todos nosotros, los ataques que fueron perpetrados por los fundamentalistas islámicos, el Alcalde Rudy Giuliani visitó Israel para mostrar su solidaridad con las víctimas del terrorismo. Envié mi avión porque respaldé la misión para Israel 100%.

En primavera de 2004 durante el apogeo de la violencia en la Franja de Gaza, yo era el gran mariscal del 40avo. Desfile Saludo a Israel, la reunión indiviual más grande en apoyo del estado judío.

He venido aquí para hablar con ustedes acerca de cuál es mi posición sobre el futuro de las relaciones estadounidenses con nuestro aliado estratégico, nuestro amigo incondicional y nuestro hermano cultural, la única democracia en el Medio Oriente, el estado de Israel.

Mi prioridad número uno es desmantelar el desastroso acuerdo con Irán. Irán es un problema en Iraq, un problema en Siria, un problema en el Líbano, un problema en Yemen y será un problema muy, muy importante para Arabia Saudita. Literalmente, cada día, Irán ofrece más y mejores armas para mantener a sus estados títeres.

Hezbolá, de Líbano ha recibido armas sofisticadas anti-buques, armas antiaéreas y sistemas GPS y cohetes como muy pocas personas en todo el mundo y, ciertamente, muy pocos países tienen. Ahora están en Siria tratando de establecer otro frente contra Israel desde el lado sirio de los Altos del Golán.

En Gaza, Irán está apoyando a Hamas y la Jihad Islámica.

En segundo lugar, vamos a desmantelar totalmente la red global de terrorismo iraní, que es grande y poderosa, aunque no tan poderosa como nosotros.

Irán ha sembrado grupos terroristas en todo el mundo. Durante los últimos cinco años, Irán ha perpetrado ataques terroristas en 25 países diferentes de los cinco continentes. Tienen células terroristas en todas partes, incluso en el hemisferio occidental, muy cerca de casa.

Irán es el mayor patrocinador del terrorismo en todo el mundo. Y vamos a trabajar para desmantelar ese alcance, créanme, créanme.

Las Naciones Unidas no son un amigo de la democracia, no son un amigo de la libertad, no es amigo incluso de los Estados Unidos de América, donde, como es sabido, tiene su casa. Y les puedo asegurar que no es un amigo de Israel.

Así que con el presidente en su último año, las discusiones han estado circulando sobre un intento de llevar una resolución del Consejo de Seguridad en cuanto a un eventual acuerdo entre Israel y Palestina. Los Estados Unidos deben oponerse a esta resolución y utilizar el poder de nuestro veto, que voy a utilizar como presidente al 100%.

Cuando sea presidente, créanme, voy a vetar cualquier intento por parte de las Naciones Unidas para imponer su voluntad sobre el estado judío. Se vetará al 100%.

Cuando me convierta en presidente, los días de tratar a Israel como un ciudadano de segunda clase finalizarán el primer día.

Vamos a mover la embajada estadounidense a la capital eterna del pueblo judío, Jerusalén.

Los palestinos deben venir a la mesa sabiendo que el enlace entre los Estados Unidos e Israel es absoluta y totalmente irrompible. Y han de venir a la mesa dispuestos a aceptar que Israel es un estado judío y que existirá siempre como un estado judío.

Amo a la gente en esta sala. Amo a Israel. Amo a Israel. He estado con Israel tanto tiempo en términos de que he recibido algunos de mis más grandes honores de Israel, mi padre antes que yo, increíble. Mi hija, Ivanka, está a punto de tener un hermoso bebé judío.

Muchas gracias.

Si las ventas de Yarmulke son una indicación de las actitudes de los votantes, Donald Trump fue el claro ganador en la conferencia de AIPAC.

23_Kippa_Donald-Trump

Marc Daniels, un vendedor de kippas con logo para las campañas dijo que la gorra de Donald Trump fue por mucho su artículo más solicitado.

Según el ex-Congresista Ron Paul, en cuestiones de libertad Hillary Clinton y Donald Trump son lo mismo. Ambos apoyan al complejo militar industrial para solucionar sus problemas, ambos apoyan4 a la reserva federal, la violación de la privacidad  y por supuesto a Israel.

En el siguiente video se puede escuchar a Trump expresar parte de su política para combatir al Estado Islámico: “estamos librando una guerra muy políticamente correcta, cuando eliminas a los terroristas debes eliminar también a sus familias“. Tal vez los próximos en estar en la lista de Trump de personas (o familias) a ser elimiadas podrían ser los mexicanos en suelo estadounidense, ya que todos los mexicanos que están en EE.UU. para él son violadores, pero esa es otra historia.

¿Alguien aún piensa que Donald Trump sería parcial en algún tema que relacione a Israel?

 

Donald Trump, un peón más de Israel

A %d blogueros les gusta esto: