Archivo del sitio

CFR impulsa la planificación centralizada para fusionar la educación con la economía

educayshon

Las políticas educativas del CFR son prácticamente idénticas a la tecnocracia histórica que quería desarrollar la educación como un “sistema continental de condicionamiento humano”. Esta es la misma mentalidad que produjo Alphas, Betas y Deltas en Brave New World de Huxley.

Los globalistas del Consejo de Relaciones Exteriores instan a los funcionarios estatales y locales, así como a otros líderes, a transformar el sistema educativo, alegando que los cambios inminentes en la economía y el lugar de trabajo requerirán trabajadores que estén debidamente “educados” y “capacitados”. para el nuevo paradigma. El esfuerzo busca “aplicar ingeniería inversa” a cada parte del sistema de educación y capacitación de la fuerza laboral, y garantizar que los componentes estén “todos en pie”. En entrevistas con The New American, dos de los miembros del grupo de trabajo del CFR involucrados en el desarrollo de las recomendaciones advirtió sobre grandes problemas para Estados Unidos si las ideas de la organización no se aplicaban, y pronto.

Sin embargo, también en entrevistas con The New American, expertos en educación, críticos del gobierno tecnocrático y legisladores líderes dieron la voz de alarma sobre los esquemas propuestos por el CFR. Un experto argumentó que las políticas educativas desarrolladas por el grupo de trabajo se parecen a las herramientas utilizadas por los regímenes totalitarios, como las dictaduras comunistas de la Unión Soviética y China. Otro experto condenó las ideas por llevar a Estados Unidos hacia la tecnocracia. Un destacado educador expresó conmoción por el hecho de que el informe no mencionara los problemas muy reales y muy graves con el sistema educativo actual. Y teniendo en cuenta la larga historia de los miembros de CFR de traicionar a Estados Unidos y la libertad en todo el mundo para avanzar en el globalismo y la tiranía, los legisladores advirtieron que hay muy buenas razones para preocuparse.

Según el informe del Grupo de trabajo del CFR, denominado “El trabajo por delante: máquinas, habilidades y liderazgo de los EE. UU. En el siglo XXI“, Estados Unidos enfrentará cambios masivos en los próximos años. Especialmente preocupante para el panel del CFR detrás del informe es el crecimiento de la automatización y la tecnología, que desplazará a un gran número de trabajadores estadounidenses en una amplia gama de industrias. Todo eso es cierto, por supuesto. Pero cualquier esfuerzo por vender cambios drásticos, incluido un Gran Gobierno aún más grande y una enorme variedad de nuevas políticas inconstitucionales, debe tener al menos un núcleo de verdad para sonar aceptable. Este esfuerzo no es una excepción.

La trama es audaz y completa. En el artículo titulado “CFR: Estados Unidos necesita más migración masiva, mayor estado de bienestar“, The New American exploró las enormes transformaciones que el poderoso CFR está llevando a cabo en relación con los programas de bienestar social y la inmigración. En resumen, con el pretexto de preparar a Estados Unidos para el futuro, el CFR argumentó que el gobierno de EE. UU. debe expandir masivamente el tamaño y el alcance del gobierno, que van desde la atención médica y la jubilación hasta el aumento de la inmigración. Suecia y Dinamarca, dos de las naciones con los gobiernos más hinchados de la Tierra, son elogiadas como modelos exitosos. Curiosamente, incluso al advertir sobre la inminente pérdida de empleos para los trabajadores estadounidenses, el informe del CFR abogó por un aumento de la inmigración.

El otro componente clave de la agenda “Work Ahead” del CFR trata sobre la “educación”. De hecho, el informe del CFR afirma que Estados Unidos necesita transformaciones “dramáticas” en el sistema educativo. Gran parte de esto debe ser impulsado por el gobierno, argumentó el grupo globalista. Simplemente “esperar y esperar que el mercado resuelva los desafíos”, según el informe del CFR, “no es una respuesta adecuada”. No se dejó claro por qué. Más bien, el CFR afirmó solo que el fracaso en proporcionar “la educación” que aparentemente los estadounidenses indefensos supuestamente “necesitan” para el futuro sería peligroso. Tampoco estaba claro por qué los estadounidenses no podían asumir la responsabilidad de su educación.

En una entrevista telefónica con The New American, el director del proyecto del equipo de trabajo de CFR, Ted Alden, dijo que el objetivo del esfuerzo era “hacer de la máxima prioridad nacional preparar a la fuerza laboral estadounidense para los cambios que se avecinan”. Según Alden, el asunto que Estados Unidos hizo “mejor que cualquier otro país” estaba impulsando la educación financiada con impuestos para todos. “A principios del siglo XX, Estados Unidos lideró a todos los países en términos de trasladar a los estadounidenses a la educación secundaria y luego a la educación postsecundaria con el G.I. Bill “, dijo cuando se le preguntó por qué el sistema de mercado no podía hacer frente a los cambios que se avecinaban. “Mucho de esto vino del gobierno estatal y local. Esta es una historia familiar que manejamos bien en el siglo XX “.

Recomendaciones del CFR

Entre los diversos cambios y recomendaciones que el CFR está vendiendo:

  • Asegurarse de que el colegio y la universidad estén “al alcance de todos los estadounidenses”, presumiblemente al obligar a los contribuyentes a pagar todo o al encadenar a los jóvenes estadounidenses a niveles de deuda cada vez mayores que no pueden pagar.
  • Vincular “la educación más estrechamente con los resultados de empleo”. “Se necesita un cambio en el pensamiento, desde ver la educación y el trabajo como actividades distintas y separadas hasta considerarlos como estrechamente vinculados”, continúa el informe.
  • Brindar “asesoramiento ampliado para los estudiantes para que los ubiquen en caminos exitosos de la educación al trabajo”, ya que aparentemente el gobierno sabe mejor en qué “camino” deberían estar esos niños. Las escuelas gubernamentales también deben establecer “vías guiadas” para dirigir a los estudiantes hacia lo que los planificadores centrales creen que será necesario en el futuro.
  • Recopilar más datos sobre los estudiantes para ser difundidos por el gobierno, sobre todo, desde la educación hasta la carrera, para hacer que toda la planificación central funcione. “Washington debería expandir y mejorar su propia recopilación y difusión de datos”, dice el informe, y agrega que el sector privado también debe ser reclutado en este esquema de Big Data.
  • Concentrar un mayor énfasis en el “aprendizaje permanente”, que “requerirá cambios en el comportamiento” de los empleados. Esto significa que los adultos deben estar constantemente listos y dispuestos a volver al gobierno para recibir más de la así llamada educación para mantenerse al día con los cambios en la sociedad y la economía.
  • Insistir en que los gobiernos estatales y locales hagan un mejor trabajo de planificación centralizada e incorporen sus ideas sobre lo que la sociedad y la economía necesitan en el sistema educativo. Entre otras políticas, al sacar una página del libro de jugadas soviético, las autoridades deben “realizar evaluaciones detalladas de las habilidades de la población y las necesidades de mano de obra de los empleadores locales”, argumentó el grupo de trabajo CFR. “Diseñar e implementar opciones educativas apropiadas depende de una evaluación sólida de las necesidades de la fuerza laboral de los empleadores locales y el nivel de educación y habilidades de la fuerza laboral del estado”. También se requiere: “estrecha colaboración entre los gobiernos estatales, las instituciones educativas y los empleadores”.
  • Incluir nuevos “estándares de preparación para el lugar de trabajo” en los planes de estudio de las escuelas intermedias y secundarias, que requieren que el establecimiento educativo prediga el futuro de la economía y prepare a todos los niños en consecuencia. “Los estándares de preparación de habilidades estarían alineados con las habilidades que están o estarán en demanda de trabajos de calidad en el futuro o en el presente”, agregó el informe, señalando que los estándares serían revisados ​​continuamente por “creadores de estándares”. Estos estándares deberían incluir “hábitos de la mente “, dijo el CFR crípticamente, sin dar más detalles.
  • Hacer que el gobierno federal cree “cuentas de aprendizaje permanente” para proporcionar dinero para que todos puedan seguir el “aprendizaje permanente”. Este sería “un programa nacional para ayudar a financiar el reciclaje a mitad de carrera”, dijo el CFR sin citar ninguna disposición de la Constitución de los Estados Unidos que autorizaría tal programa.
  • Hacer que el gobierno federal desarrolle un sistema de clasificación nacional para las escuelas, basándose en los esfuerzos de la administración Obama. Si bien esto aparentemente ayudaría a los estudiantes a decidir qué universidades ofrecen el mejor valor, también ayudaría al gobierno federal a demonizar y marginar a las instituciones educativas que resisten el creciente extremismo que ha infectado la educación superior.
  • Lanzar campañas de propaganda a través del gobierno federal y los gobiernos estatales que involucren a figuras públicas de deportes y entretenimiento para “alentar a los jóvenes a tomar las mejores decisiones educativas posibles para trabajar”. No estaba claro de inmediato cómo las autoridades determinarían cuál es la mejor educación posible y que opciones de trabajo serían. Deben usarse las redes sociales y otras herramientas, según el informe.

Choque de civilizaciones 2.0

nif_clash

Los lectores recordarán que el último artículo de este blog terminó en una especie de rompecabezas intelectual. En otras palabras: si la narrativa de la Masacre de la Plaza de Tiananmen que se usa habitualmente para demonizar al gobierno chino en el escenario mundial es demostrablemente incorrecta (incluso por la admisión de diplomáticos de los EE. UU. y reporteros de la BBC), ¿por qué el gobierno chino no dice nada?

Como se concluyó en “La verdad sobre Tiananmen“:

Este tipo de silencio frente al ataque es insondable para la mente occidental. Cuando alguien está difundiendo rumores y mentiras fácilmente desmentibles sobre usted, usted habla. Usted establece el registro correcto. Te defiendes. Haces algo... ¿o tú no lo haces?

Bueno, tal vez una clave para desbloquear este misterio está en la estipulación: la mente occidental. Todos entendemos que el silencio es consentimiento y que cualquier persona que permanezca en silencio ante las acusaciones está admitiendo tácitamente su culpabilidad, ¿verdad? ¿Pero quién es “nosotros”? ¿Nuestra comprensión compartida del significado del silencio proviene de un patrimonio cultural específico? Y si es así, ¿cuál es la comprensión compartida del significado de silencio para los chinos?

Resulta que las culturas asiáticas en general (y específicamente la cultura china) tienen una percepción muy diferente del significado del silencio. Puedes regresar a Lao Tzu y al Tao Te Ching para confirmar que, para la mente china, el silencio no es un signo de culpa o debilidad, sino que, por el contrario, “el silencio es una fuente de gran fortaleza“.

Esta no es una observación trivial. De hecho, llega al corazón de uno de los problemas que enfrentan los posibles guerreros de la nueva guerra comercial entre Estados Unidos y China. A diferencia de otras rivalidades (económicas, geopolíticas o de otro tipo) en las que podemos pensar en el pasado, la rivalidad entre el Imperio Británico y los alemanes que formaron parte de la justificación de la Conspiración de la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, no enfrentamos una competencia entre dos poderes que comparten raíces religiosas, étnicas, lingüísticas o culturales, sino dos poderes que están completamente separados en todos esos aspectos.

En otras palabras, lo que enfrentamos cuando Estados Unidos y China se preparan para enfrentarnos en la Nueva Guerra Fría no es simplemente un choque de poderes. Es un Choque de civilizaciones!

Si estás poniendo los ojos en blanco sobre el “Choque de civilizaciones”, ten en cuenta que esta no es mi formulación. Es del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

En el “Future Security Forum” patrocinado por Raytheon en Washington el mes pasado, Kiron Skinner, Director de Planificación de Políticas en el Departamento de Estado de Pompeo, opinó sobre este choque de civilizaciones:

“Cuando pensamos en la Unión Soviética en esa competencia [la Guerra Fría], en cierto modo, fue una lucha dentro de la familia occidental. […] Esta [lucha entre Estados Unidos y China] es una lucha con una civilización realmente diferente”, y una ideología diferente, y Estados Unidos no ha tenido eso antes … […] En China tenemos un competidor económico, tenemos un competidor ideológico, uno que realmente busca un tipo de alcance global que muchos de nosotros no lo esperaba hace un par de décadas. Y creo que también es sorprendente que sea la primera vez que tendremos un gran competidor de poder que no sea caucásico”.

No caucásico? De Verdad? No estoy conteniendo el aliento para que la multitud de guerreros de la justicia social comience a protestar a las personas que literalmente están enmarcando la conquista geopolítica en términos de grupos étnicos. O las personas que le están diciendo a los reporteros que ciertos grupos étnicos están “impulsados ​​genéticamente a cooptar, penetrar [y] ganar favor“. O las personas que piden el desarrollo de armas biológicas específicas para la raza. O las personas que realmente están desarrollando armas biológicas específicas de la raza.

Y mientras esperamos que los SJW y los NPC muestren un poco de indignación por cuestiones de consecuencias históricas mundiales (¿Bohemian Grove, alguien?), Reflexionemos sobre lo lejos que están las normas de la retórica diplomática que Skinner ha desviado en sus declaraciones. Para estar seguros, este no es el típico disparate evasivo y eufemístico que estamos acostumbrados a escuchar de los belicistas del Departamento de Estado. Sorprendentemente, es aún peor.

Por un lado, los comentarios de Skinner oscurecen un juego de manos. Ella implica que, dado que China es un competidor, es un enemigo que debe ser combatido. Como Daniel Larison escribe en su artículo sobre el discurso:

“La mayor parte de las críticas a esta ‘estrategia’ se han centrado comprensiblemente en la retórica del ‘choque de civilizaciones’ que Skinner está utilizando, pero un error aún mayor es la suposición de todo esto de que hay una ‘pelea’ que Estados Unidos tiene que tener con China. Independientemente de cuán “diferente” pueda ser China, no se sigue que Estados Unidos tenga que participar en una rivalidad al estilo de la Guerra Fría con el gobierno chino. Esta “estrategia” apesta a tratar de esencializar la cultura y la raza. “Las diferencias son la base para alimentar las tensiones con otra potencia importante. Se cita a Skinner diciendo: ‘No se puede tener una política sin un argumento por debajo’, y en este caso tanto el argumento como la política son terribles”.

Precisamente. Esta idea del “choque de civilizaciones” es solo una conveniente justificación post-hoc para una política de agresión predeterminada. Pero eso no es sorprendente. Si miras hacia atrás en la historia del término, encontrarás que eso es todo lo que alguna vez fue.

Aunque la frase ahora está más relacionada con Samuel P. Huntington y su libro de 1996 sobre The Clash of Civilizations and the Remaking of World Order, en realidad se remonta más allá de eso. Huntington articuló por primera vez lo que se convertiría en la base de su libro en un artículo en la edición de verano de 1993 de (sorpresa, sorpresa) del periodicucho de propaganda del CFR Foreign Affairs. Pero antes de eso, este término armado fue desplegado por primera vez por Bernard Lewis, a quien Executive Intelligence Review marca memorablemente como un “espía orientalista británico“.

Lewis fue un sionista, un títere imperial y un negacionista del genocidio armenio, cuyo trabajo de colocación del marco pseudo-intelectual para la guerra de terror de Washington fue elogiado por Darth Cheney en 2006. Lewis, Cheney nos aseguró, era “un hombre de un fuerte carácter moral y un carácter amable “que se destacó por” su gran humanidad, su gran sentido del humor y su espíritu amable”, que traducido del cheneyes, significa que era un psicopático imperialista cuyo trabajo académico era valioso solo en la medida en que los neocons y otros belicistas podrían usarlo para justificar sus guerras de agresión. Lewis también presentó a su buen amigo (y al estafador deshonrado) Ahmed Chalabi a la neoconservación en los días posteriores al 11-S, lo que ayudó a que la camarilla redirigiera la ira de Estados Unidos desde Afganistán y Al-CIA-da a Irak y Saddam Hussein.

En “The Roots of Muslim Rage“, publicado en septiembre de 1990 en The Atlantic, Lewis argumentó que la lucha moderna entre las potencias occidentales y los terroristas del Medio Oriente no es nada nuevo, sino la inevitable culminación de una guerra de siglos contra la cristiandad (y el cristianismo) por los musulmanes. De hecho, según Lewis: “Esto no es menos que un choque de civilizaciones: la reacción quizás irracional, pero seguramente histórica, de un antiguo rival contra nuestra herencia judeocristiana, nuestro presente secular y la expansión mundial de ambos”.

Para ser justo con Lewis, su artículo contiene matices y termina con una petición de comprensión, tolerancia y coexistencia:

“Con este fin, debemos esforzarnos por lograr una mejor apreciación de otras culturas religiosas y políticas, a través del estudio de su historia, su literatura y sus logros. Al mismo tiempo, podemos esperar que intenten lograr una mejor comprensión de nosotros, y especialmente que ellos comprendan y respeten, incluso si no eligen adoptar por sí mismos, nuestra percepción occidental de la relación adecuada entre religión y política”.

Pero Lewis no era un palurdo; sabía exactamente lo que su introducción del meme del “choque de civilizaciones” haría para dirigir el discurso sobre el Medio Oriente. Y, como era de esperar, solo tres años después, el Mini-Mi de Brzezinski, Samuel Huntington, se apropió de la frase “Choque de civilizaciones” para lanzar una nueva era de belicismo imperial:

“Las grandes divisiones entre la humanidad y la fuente dominante del conflicto serán culturales. Los estados nacionales seguirán siendo los actores más poderosos en los asuntos mundiales, pero los principales conflictos de la política global se producirán entre naciones y grupos de diferentes civilizaciones. El choque de civilizaciones dominará la política global. Las líneas de falla entre las civilizaciones serán las líneas de batalla del futuro”.

En opinión de Huntington, el mundo se divide en ocho grandes civilizaciones: la sínica (china, vietnamita, coreana), la japonesa, la hindú, la islámica, la ortodoxa (rusa), la occidental, la latinoamericana y (“posiblemente”) la Africana. Si bien estas civilizaciones han existido de alguna forma u otra durante siglos, si no milenios, los avances modernos en tecnología han puesto en contacto estas civilizaciones que antes eran distantes y separadas. El resultado, inevitablemente, es una lucha por el dominio y el choque homónimo de civilizaciones que, según predijo, conduciría a una “pequeña guerra de líneas de fallas” entre el Islam y Occidente, y (de manera intrigante) una “guerra intercivilizacional de estados centrales” entre Estados Unidos y China.

Yo diría “Puedes ver a dónde va esto”, pero tal vez debería decir “Puedes ver a dónde nos ha llevado este pensamiento”. Animada e informada por el mito fundador de la guerra contra el terror, la mentira del 11 de septiembre (creada por un experto en la “creación y gestión del mito público“), esta narración del “choque de civilizaciones” se ha utilizado para justificar dos décadas. de guerra en Afganistán. Ha arrojado a Irak al caos. Ha llevado las bombas de amor humanitarias sobre Libia. Ha fomentado una guerra de poder terrorista en Siria y ha dado lugar a I-CIA-SIS. Y, dados los acontecimientos recientes, parece que nos está impulsando rápidamente hacia una guerra contra Irán.

Y ahora, tal como lo programó predictivamente Huntington, se nos pide que aceptemos el advenimiento de una “guerra intercivilizadora de estados centrales” entre Estados Unidos y China.

Ya se habló del lenguaje como arma.

Por supuesto, como sabrán los que están familiarizados con mi trabajo, este conflicto entre Estados Unidos y China se está gestionando tras bambalinas. Los peldaños superiores de la escala globalista han construido cuidadosamente a China para que sea el fantasma del siglo XXI, en la forma en que construyeron a los soviéticos para ser el fantasma del siglo XX. Pero para lograr que el público se involucre en este conflicto, deben presentar al público una narrativa que dé sentido a esta nueva amenaza inminente y existencial. Y así como la amenaza del terrorismo islámico ha llenado ese rol durante las últimas dos décadas, la amenaza de los comunistas chinos (lea: los TechnocracyComs) está aquí para cumplir ese rol en las próximas décadas, precisamente como escribió Samuel Huntington hace 26 años.

Mientras tanto, los chinos están cumpliendo su papel en este espectáculo de marionetas geopolíticas. Según informes, una reciente delegación comercial estadounidense a Pekín fue acorralada por un miembro del Politburó chino que “describía la relación entre Estados Unidos y China como un ‘choque de civilizaciones’ y se jactaba de que el sistema controlado por el gobierno de China era muy superior a la ‘cultura mediterránea’ del oeste, con sus divisiones internas y su agresiva política exterior”. Y la embajada de China en EE. UU. dio una belicosa respuesta similar a esta nueva narrativa:

“Quien intente patrocinar y acosar a los chinos en cualquier nombre, o predicar un ‘choque de civilizaciones’ para resistir la tendencia de los tiempos, nunca tendrá éxito”, dijo la embajada. “Sólo terminarán en el montón de cenizas de la historia”.

Así que aquí estamos, con las líneas de batalla del siglo XXI formando exactamente lo que los expertos globalistas del CFR “predijeron” hace casi tres décadas. Pero ahora que sabes que el bombo de “Choque de civilizaciones!” es una narración falsa creada por belicistas para motivar al público a luchar la Guerra Fría 2.0, sabrás reír con burla cada vez que un títere político intente venderte la idea. Y si decides jugar al juego del Choque de civilizaciones, dispararás cada vez que escuches la frase invocada en los próximos años.

-James Corbett-

Megapost Rockefeller

screen-shot-2014-09-22-at-3-58-07-pm


APELLIDO ROCKEFELLER

El nombre es una versión americanizada del alemán Rokkenfelder o Rockenfeller, es decir, de Rockenfeld. Esto indica los últimos orígenes de la familia, que se remonta a los pueblos de Ehlscheid, Segendorf y Fahr, (todos suburbanizados a Neuwied). Estos están cerca del pequeño asentamiento de Rockenfeld, parte del barrio Feldkirchen de Neuwied. En Alemania, Rockenfeller es conocido como un apellido. El primer ancestro conocido es Goddart Rockenfeller (1590, Fahr). La familia Rockefeller desciende de Johann Peter Rockenfeller (1682-1763), nieto de Goddart. Johann inmigró a Nueva Jersey desde el Palatinado alemán en 1723 y adquirió grandes propiedades.

Godfrey Rockefeller nació el 24 de septiembre de 1783 en Albany, Nueva York. Sus padres fueron William y Christina Rockefeller. William y Christina eran primos terceros, el abuelo de William era Johann Peter Rockefeller.


William Avery “Bill” Rockefeller Sr. nació el 13 de noviembre de 1810, fue el hijo mayor del empresario / agricultor Godfrey Lewis Rockefeller. William fue un estafador estadounidense conocido por el alias de Dr. William Levingston, nombre que asumió después de ser acusado de violar a una niña de 15 años en Cayuga en 1849. Trabajó como leñador y luego como vendedor ambulante identificándose como “médico botánico” y vendedor de elixires. Dos de sus hijos fueron co-fundadores de Standard Oil, John Davison Rockefeller (nacido el 8 de julio de 1839) y William Avery Rockefeller Jr. (nacido el 31 de mayo de 1841).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El clan Rockefeller nunca ha sido exactamente “normal”. Desde que William Avery Rockefeller, el padre de John D., abandonó por completo el nombre de Rockefeller para tomar la persona de “Dr. Bill Levingston, célebre especialista en cáncer”. El nombre era un ardid, por supuesto, como todo lo demás acerca de William A. Rockefeller. No era ni médico, ni Levingston, ni especialista en cáncer (y mucho menos célebre), pero el cambio de nombre se hizo necesario después de que sus años de engañar con su aceite de serpiente, el matrimonio bigámono y la violación finalmente lo alcanzaron. Un padre itinerante, había una cosa que “el Diablo Bill”, como era conocido por sus víctimas, se aseguró de enseñar al joven John D. Rockefeller, futuro barón ladrón:

Engaño a mis muchachos cada vez que puedo, dijo William Rockefeller una vez alardeando a uno de sus confidentes. “Quiero hacerlos astutos. Hago negocios con los muchachos y los embozo y les gano cada vez que puedo. Quiero hacerlos astutos.”


John Davison Rockefeller Sr. (8 de julio deWcPhQZb8EdKGCVYzjtbZgead 1839 – 23 de mayo de 1937) hijo de William Avery RockefellerÉl es ampliamente considerado el estadounidense más rico de todos los tiempos, y la persona más rica de la historia moderna. John D. Rockefeller revolucionó la industria del petróleo y, junto con otros importantes industriales contemporáneos como el magnate del acero Andrew Carnegie, definió la estructura de la filantropía moderna.

rockefeller


PETRÓLEO

Standard Oil Co. Inc. fue una empresa estadounidense de producción, transporte, refinado y comercialización de petróleo. Establecida eStandard_Oil_Company_1878n 1870 por John D. Rockefeller junto con su hermano menor William Rockefeller como una corporación en Ohio, era el refinador más grande de petróleo de todo el mundo en su tiempo. Su polémica historia como una de las primeras y más grandes corporaciones multinacionales del mundo terminó en 1911, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que Standard Oil era un monopolio ilegal. John D. Rockefeller fue fundador, presidente y principal accionista. Con la disolución del fideicomiso de Standard Oil en 34 empresas más pequeñas, Rockefeller se convirtió en el hombre más rico del mundo, ya que el ingreso inicial de estas empresas individuales resultó ser mucho mayor que el de una sola empresa más grande. Sus sucesores como ExxonMobil, BP y Chevron se cuentan entre las compañías con mayores ingresos en todo el mundo. Según algunas estimaciones, ajustandolo a dólares actuales su riqueza habría tenido un valor de más de $ 660 mil millones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El fin de Standard Oil no fue el fin de los Rockefeller, con el paso de los años, el nombre Rockefeller ha llegado a extender su influencia en todo el mundo, creando y controlando varias instituciones filantrópicas, bancos, Universidades, think tanks, institutos de investigación científica, etc.

Esso es un nombre comercial para ExxonMobil y sus empresas relacionadas. El nombre es una versión fonética de las iniciales de Standard Oil de John D. Rockefeller anterior a 1911 (SO = Esso), y como tal se convirtió en el foco de mucho litigio y restricción reguladora en los Estados Unidos. En 1972 fue sustituido en gran parte en los Estados Unidos por la marca Exxon después de que compró Humble Oil, mientras que Esso se mantuvo ampliamente utilizado en otros lugares. En la mayor parte del mundo, la marca Esso y la marca Mobil son las principales marcas de ExxonMobil, con la marca Exxon todavía en uso sólo en Estados Unidos junto a Mobil.

Mobil, antes conocida como la Compañía Petrolera Socony-Vacuum. Después de la desintegración de la Standard Oil de John D. Rockefeller en 1911, se fundó la Standard Oil Company de Nueva York, o Socony, junto con otras 33 compañías sucesoras. En 1920, la empresa registró el nombre de “Mobiloil” como marca registrada. Fue una de las Siete Hermanas que dominaron la industria global del petróleo desde mediados de los años 40 hasta los años 70.

4.-The-Seven-Sisters.-Source-Petrosociety

Exxon fue la marca de la empresa de petróleo y recursos naturales Exxon Corporation, antes de 1972 conocida como Standard Oil Company de Nueva Jersey. Standard Oil Company de Nueva Jersey fue una de las Siete Hermanas.

Chevron Corporation (NYSE: CVX) es una multinacional estadounidense de energía. Una de las compañías sucesoras de la Standard Oil de John D. Rockefeller. Tiene su sede en San Ramon, California, y está activa en más de 180 países. Chevron se dedica a todos los aspectos de las industrias de petróleo, gas natural y energía geotérmica, incluyendo la exploración y producción de hidrocarburos; refinado, comercialización y transporte; fabricación y venta de productos químicos; y generación de energía. Chevron es una de las compañías petroleras más grandes del mundo; a partir de 2014, ocupó el tercer lugar en la lista de Fortune 500 de las principales corporaciones privadas y públicas de Estados Unidos y la decimosexta en la lista Fortune Global 500 de las 500 principales corporaciones en todo el mundo. También fue una de las Siete Hermanas.

Exxon Mobil Corporation es una multinacional estadounidense de petróleo y gas con sede en Irving, Texas. Es el descendiente directo más grande de la Compañía Standard Oil de John D. Rockefeller, y fue formada el 30 de noviembre de 1999 por la fusión de Exxon (anteriormente Standard Oil Company de Nueva Jersey) y Mobil (anteriormente la Standard Oil Company de Nueva York). ExxonMobil es la séptima empresa más grande del mundo en términos de ingresos, así como por capitalización de mercado. La compañía fue clasificada novena a nivel mundial en la lista Forbes Global 2000 en 2016. ExxonMobil fue la segunda empresa más rentable en el Fortune 500 en 2014.

article-2657681-1ec0242d00000578-762_634x480

Barón del petróleo John D. Rockefeller, fotografiado con su familia en 1916.

John D.Rockefeller fue parte de los llamados Robber Barons o “barones ladrones” lo cual es una metáfora despectiva de la crítica social aplicada originalmente a ciertos empresarios estadounidenses de finales del siglo XIX que usaban métodos inescrupulosos para hacerse ricos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CIENCIAS Y EDUCACIÓN

La Universidad de Chicago fue refundada dos años después de la quiebra de la Universidad de Chicago original (1857-1886). La nueva escuela abrió sus puertas en 1890, después de que la vieja escuela se renombró como la Antigua Universidad de Chicago. Fue fundada por John D. Rockefeller y la Sociedad de Educación Bautista Estadounidense, la nueva escuela fue construida a partir de los restos intelectuales y sociales de la institución anterior. John D. Rockefeller después diría: “es la mejor inversión que he hecho“.

Jerez-TV-Rockefeller-University-01

La Universidad Rockefeller es una universidad privada estadounidense ubicada en la ciudad de Nueva York, ofrece educación de postgrado y post-doctoral. Esta lleva a cabo investigaciones sobre todo en las ciencias biológicas y ciencias médicas, y ha producido o atraído a muchos premios Nobel. La Universidad Rockefeller fue fundada en junio de 1901 como el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica, a menudo llamado simplemente el Instituto Rockefeller por John D. Rockefeller. En 1965, el nombre del Instituto Rockefeller se cambió a Universidad Rockefeller. Durante sus primeras seis décadas, el Instituto se centró en la investigación básica para desarrollar la ciencia básica, la investigación aplicada como la ingeniería biomédica, y, desde 1910, cuando El Hospital Rockefeller abrió en su campus como la primera instalación de Estados Unidos para la investigación clínica en ciencia clínica. El lema de la Universidad es: “Scientia pro bono humani generis (Ciencia para el beneficio de la humanidad)”.

Los investigadores de la Universidad Rockefeller fueron los primeros en cultivar el agente infeccioso asociado con la sífilis, mostraron que los virus pueden ser oncogénicos, y permitieron la biología del tumor de campo, desarrollaron técnicas de cultivo de tejidos, desarrollaron la práctica de la vacunación de viajes, identificaron el fenómeno de la enfermedad autoinmune, desarrollaron la virología como un campo independiente, desarrollaron el primer antibiótico péptido, obtuvieron el primer aislamiento de EE.UU.  del virus influenza A y primer aislamiento de virus influenza B, mostraron que los genes son estructuralmente compuestos de ADN, descubrieron los grupos sanguíneos, resolvieron que las partículas de virus son cristales de proteínas, contribuyeron al desarrollo de la biología celular de campo, resolvieron la estructura del anticuerpo, desarrollaron el tratamiento con metadona de la adicción a la heroína, idearon el cóctel de fármacos del el SIDA, e identificaron la hormona leptina reguladora del apetito.

La Rockefeller University Press publica el Journal of Experimental Medicine, el Journal of Cell Biology, y el Journal of General Physiology.

Rockefeller

La Fundación Rockefeller fue fundada el 14 de Mayo de 1913 por John D. Rockefeller, su hijo John D. Rockefeller Jr. y Frederick Taylor Gates. Al comienzo la fundación fue global en su enfoque y concentrada en su primera década enteramente en las ciencias, la salud pública y la educación médica. En 1901, Gates había persuadido a Rockefeller para que financiara la creación del Instituto Rockefeller de Investigación Médica (RIMR) para investigar las causas, prevención y cura de las enfermedades. Mientras que el apoyo financiero para el RIMR se desembolsó inicialmente en pequeños incrementos, en 1928 la organización había recibido $ 65 millones en fondos Rockefeller. En 1913 la fundación creó la División Internacional de la Salud (IHD) (fue la antecesora de la Organización Mundial de la Salud), la primera asignación de fondos para trabajar fuera de los EE.UU., que lanzó la fundación a las actividades internacionales de salud pública. La Comisión estableció y dotó la primera escuela del mundo de Higiene y Salud Pública, en la Universidad Johns Hopkins, y más tarde en la Universidad de Harvard, y luego dedicó más de $ 25 millones en el desarrollo de otras escuelas de salud pública en los EE.UU. y en 21 países extranjeros – ayudando a establecer a los Estados Unidos como el líder mundial en medicina e investigación científica. En 1914, la fundación creó la Junta Médica de China, que estableció la primera universidad de la salud pública en China, el Peking Union Medical College (PUMC), en 1921; este fue nacionalizado posteriormente, cuando los comunistas tomaron el país en 1949.

International House New York, también conocido como I-House, es una residencia privada, sin fines de lucro y centro de programa para estudiantes de posgrado, académicos que participan en la investigación, los pasantes y pasantes. International House abrió sus puertas en 1924 con fondos de John D. Rockefeller Jr. (que posteriormente financió casas idénticas en la Universidad de Chicago y la Universidad de California en Berkeley), así como la familia Cleveland H. Dodge. Otros miembros de la familia Rockefeller que han formado parte del consejo de administración incluyen Abby Aldrich Rockefeller, John D. Rockefeller III, David y Peggy Rockefeller, David Rockefeller Jr., Abby M. O’Neill y Peter M. O’Neill. Entre os miembros honorarios y presidentes se encuentran: Henry Kissinger, Gerald Ford y Paul Volcker.

El Consejo Médico de China (CMB) fue creado en 1914 como una de las primeras divisiones operativas de la Fundación Rockefeller (RF). Con la dotación de $ 12 millones e incorporada por separado como CMB, Inc. cuando la Fundación fue reorganizada en 1928, el objetivo del consejo era modernizar la educación médica y mejorar la práctica de la medicina en China.

También en 1914, los administradores de la Fundación establecieron un nuevo Departamento de Relaciones Industriales, invitando a William Lyon Mackenzie King para dirigirlo. Se convirtió en un asesor de confianza de junior a través de la masacre de Ludlow, cambiando su actitud con respecto a los sindicatos; Sin embargo la participación de la fundación en las relaciones industriales fue criticada por promover los intereses comerciales de la familia.

Algunas de las infames actividades de la Fundación incluyen:

  • Financiar diversos programas eugenésicos alemanes, incluyendo el laboratorio de Otmar Freiherr von Verschuer, para quien trabajó Josef Mengele antes de ir a Auschwitz.
  • Construcción del Instituto Kaiser Wilhelm para la Investigación del Cerebro con una subvención de $ 317,000 en 1929, con la continuación de apoyo a las operaciones del Instituto bajo Ernst Rüdin en los próximos años.

Un programa importante fue su División de Ciencias Médicas, que financió ampliamente la anticoncepción de las mujeres y el sistema reproductivo humano en general. Otros fondos fueron a la endocrinología en las universidades de Estados Unidos, la herencia humana, la biología de los mamíferos, fisiología y la anatomía humana, la psicología y los estudios del comportamiento sexual humano.

La Organización de la Salud de la Liga de las Naciones (LNHO) desempeñó un papel fundamental en las políticas de estabilización durante el período entreguerras. La salud pública fue considerada como el principal factor en este contexto histórico debido a las consecuencias de la guerra, el colapso postguerra de la economía y muchas crisis internacionales profundas. La LNHO fue la piedra angular de la acción internacional en muchos campos de la salud: epidemias, lucha contra la desnutrición y enfermedades infecciosas (malaria, tuberculosis y fiebre amarilla), mortalidad infantil, abuso de drogas, definición de normas (biológicas, dietéticas, etc.), la producción y compilación de registros epidemiológicos, políticas de salud pública y profesionalización. En el proceso de formación de expertos en salud internacional, la colaboración de la LNHO con la División Internacional de Salud (IHD) de la Fundación Rockefeller (RF) fue extremadamente importante, tanto para la definición de objetivos y programas como para el desarrollo financiero apoyo.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el papel de la IHD se volvió más difícil de definir. La OMS se convirtió en la organización dominante en el campo de la salud pública. El IHD jugó brevemente con la idea de la defensa de la salud universal y la medicina social, pero estos objetivos fueron abandonados bajo el peso del debate interno. La Fundación Rockefeller (RF) moldeó profundamente a la OMS y mantuvo relaciones largas y complejas con ella, incluso cuando ambas instituciones cambiaron con el tiempo. En el boletín de 1986 de la Organización Mundial de la Salud, esta relación se describe con cierto detalle. Mientras se investigaba la efectividad del “gosipol” como un “agente antifertilidad”, el boletín dice:

“La Fundación Rockefeller ha apoyado estudios clínicos limitados en China y estudios clínicos de pequeña escala en Brasil y Austria. La dosis administrada en el actual ensayo chino se ha reducido de 20 mg a 10-15 mg / día durante la fase de carga para ver si la oligospermia severa en lugar de azoospermia consistente sería adecuada para un efecto aceptable, no tóxico y reversible. Por su parte, tanto el programa de reproducción humana de la OMS como el de la Fundación Rockefeller están apoyando estudios en animales para definir mejor el mecanismo de acción del gossipol“.

La Comisión Sanitaria Rockefeller para la Erradicación de la Anquilostomiasis (RSC) fue una campaña que operó desde 1909 hasta 1915 para erradicar la anquilostomiasis (ancyclostomiasis) en el Sur de los Estados Unidos. La campaña fue lanzada con una donación de $ 1 millón de dólares por John D. Rockefeller “para lograr un movimiento cooperativo de la profesión médica, funcionarios de salud pública, juntas de comercio, iglesias, escuelas, prensa y otras agencias para la curación y prevención de la enfermedad de la anquilostomiasis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través del Laura Spelman Rockefeller Memorial (LSRM), establecido por John D. Rockefeller en 1918 y llamado así por su esposa, la fortuna Rockefeller fue por primera vez dirigida a apoyar la investigación en ciencias sociales. Durante sus primeros años de trabajo, el LSRM otorgó fondos principalmente a los trabajadores sociales, con sus decisiones de financiación guiadas principalmente por John D. Rockefeller Jr. En 1922, Beardsley Ruml fue contratado para dirigir el LSRM, y más decididamente cambió el enfoque de la Filantropía Rockefeller sobre las ciencias sociales, estimulando la creación de centros de investigación universitarios, y  creando el Consejo de investigación de Ciencias sociales. En enero de 1929, los fondos LSRM se duplicaron en la Fundación Rockefeller, en una importante reorganización.


RELIGIÓN

El Blackstone Memorial de 1891 fue una petición escrita por William Eugene Blackstone, un restauracionista cristiano, a favor de la entrega de Palestina a los Judios. Fue firmado por muchos ciudadanos estadounidenses importantes y presentado al presidente Benjamin Harrison. La iniciativa fue financiada por John D. Rockefeller y J. P. Morgan.

El Movimiento Mundial Inter-iglesia, que comenzó en 1919 fue fundado por John D. Rockefeller Jr., hijo de John D. Rockefeller. Charles E. Harvey, profesor de historia en la Universidad Estatal de California, escribió una historia del Movimiento Mundial Inter-Iglesia en un documento de 1982 titulado “John D. Rockefeller, Jr., y el Movimiento Mundial Inter-iglesia de 1919-1920: Un ángulo diferente en el Movimiento Ecuménico”. El objetivo de IWM era consolidar las iglesias en una sola organización que controlaría la dirección de las iglesias como un todo. El IWM, en las propias palabras de Rockefeller tenía una inclinación globalista. Él escribió:

“No creo que podamos sobreestimar la importancia de este Movimiento. Según lo veo, es capaz de tener una influencia mucho más trascendental que la Liga de las Naciones para lograr la paz, la satisfacción, la buena voluntad y la prosperidad entre la gente de la tierra”.

-John D. Rockefeller, Jr., to John D. Rockefeller, April 21, 1920-

Como era de esperar, el Consejo Federal de Iglesias -que se fusionó con el Consejo Nacional de Iglesias en 1950- recibió importantes fondos de John D. Rockefeller Jr. [1] Utilizando una estructura corporativa similar de iglesias en la que el Movimiento Mundial Inter-Iglesia fue pionera, el el programa desarrolló varias agendas para que las adopten las iglesias, con el gobierno mundial nombrado como el objetivo final. Según lo informado por la revista Time en 1942.


351484520

Miles de científicos e investigadores de todo el mundo han recibido fondos de la fundación y becas para estudios avanzados en las principales disciplinas científicas. Además, la fundación ha proporcionado donaciones importantes y, a menudo sustanciales de investigación para financiar conferencias y ayudar con los estudios publicados, así como financiación a los departamentos y programas, de una vasta gama de organizaciones educativas y de política exterior, incluyendo: Council on Foreign Relations (CFR), Royal Institute of International Affairs (RIIA), Carnegie Endowment for International Peace, Brookings Institution, World Bank, Harvard University, Yale University, Princeton University, Columbia University, University of the Philippines, Los Baños, McGill University, Montreal Neurological Institute, Library of Congress, Bodleian Library, Population Council, Social Science Research Council, National Bureau of Economic Research, National Institute of Public Health of Japan, Group of Thirty, London School of Economics, University of Lyon, France, Trinidad Regional Virus Laborator, Results for Development Institute, Center for Health Market Innovations, entre muchas otras.


BANCA

Los cuatro jinetes de la banca (Bank of America, JP Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo) eran dueños de los cuatro jinetes del petróleo (Exxon Mobil, Royal Dutch / Shell, BP y Chevron Texaco); en tándem con Deutsche Bank, BNP, Barclays y otros gigantes europeos del dinero. Pero su monopolio sobre la economía global no terminaría en el borde del asunto petrolero.

La Mutual Alliance Trust Company fue una compañía fiduciaria formada en Nueva York en 1902, con fundadores como Cornelius Vanderbilt y William Rockefeller. El 27 de enero de 1914, el Banco de la Reserva Nacional fue tomado por la Mutual Alliance Trust Company.

Chase Manhattan BankChase National Bank se formó en 1877 por John Thompson. Fue nombrado en honor al ex Secretario del Tesoro de los Estados Unidos y Jefe de Justicia Salmon P. Chase, aunque Chase no tenía una conexión con el banco. El Chase National Bank adquirió una serie de bancos más pequeños en la década de 1920, a través de su Chase Securities Corporation. Sin embargo, su adquisición más significativa fue la Equitable Trust Company de Nueva York en 1930, el mayor accionista de la cual era John D. Rockefeller Jr. Esto hizo a Chase el banco más grande de EE.UU. y de hecho, en el mundo. En 1955, Chase National Bank y The Manhattan Company se fusionaron para crear The Chase Manhattan Bank. En 1969, bajo el liderazgo de David Rockefeller, el banco pasó a formar parte de una compañía bancaria, Chase Manhattan Corporation. David Rockefeller empezó como asistente de gerente en el departamento extranjero. Allí financió el comercio internacional de una serie de productos básicos, como el café, el azúcar y los metales. Esta posición también mantuvo relaciones con más de 1,000 bancos corresponsales en todo el mundo. Sirvió en otros cargos y se convirtió en presidente en 1960. Fue presidente y director ejecutivo de Chase Manhattan de 1969 a 1980 y permaneció como presidente hasta 1981. En 1954, Rockefeller se convirtió en presidente del comité encargado de decidir la ubicación de la nueva sede del banco. Al año siguiente, su decisión de erigir el edificio en el área de Wall Street fue aceptada; Posteriormente fue visto como una decisión que revivió directamente el distrito financiero del centro de la ciudad. En 1960, la sede se completó bajo su dirección en One Chase Manhattan Plaza, en Liberty Street, en el centro de Manhattan, justo enfrente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. En la década de 1960, David Rockefeller y otros hombres de negocios formaron el Comité Asesor Internacional de Chase (IAC), que en 2005 constaba de veintiocho hombres de negocios prominentes de diecinueve naciones en todo el mundo, muchos de los cuales eran sus amigos personales. David Rockefeller se convirtió posteriormente en presidente hasta que se retiró de ese puesto en el IAC en 1999. Después de la fusión de Chase con JP Morgan, este comité fue renombrado el Consejo Internacional, y contiene figuras prominentes como Henry Kissinger, Riley P. Bechtel (del Grupo Bechtel ), André Desmarais, George Shultz, Tony Blair, el actual presidente. Históricamente, figuras destacadas en el IAC han incluido a Gianni Agnelli (un socio de larga data que pasó treinta años en el comité), John Loudon (presidente de Royal Dutch-Shell), C. Douglas Dillon, David Packard, Lee Kuan Yew y Henry Ford II. En diciembre de 2000, la combinación de Chase Manhattan completó la adquisición de J.P. Morgan & Co. en una de las mayores concentraciones bancarias hasta la fecha. La empresa combinada fue renombrada JPMorgan Chase. En 2004, el banco adquirió el Bank One, convirtiendo a Chase en el mayor emisor de tarjetas de crédito en los Estados Unidos. JPMorgan Chase añadió Bear Stearns & Co. y Washington Mutual a sus adquisiciones en 2008 y 2009, respectivamente.

El Sistema de la Reserva Federal es el sistema de banca central de los Estados Unidos de América. Fue creada el 23 de diciembre de 1913, con la promulgación de la Ley de la Reserva Federal, luego de una serie de pánicos financieros (en particular el pánico de 1907) que llevaron al deseo de un control central del sistema monetario para aliviar las crisis financieras. A lo largo de los años, acontecimientos como la Gran Depresión en la década de 1930 y la Gran Recesión durante la década de 2000 han llevado a la expansión de los roles y responsabilidades del Sistema de Reserva Federal.

En 1910, Nelson Aldrich (prominente político estadounidense y un líder del Partido Republicano) y los ejecutivos que representaban a los bancos de J.P. Morgan, Rockefeller y Kuhn, Loeb & Co., se aislaron durante diez días en la isla de Jekyll, Georgia. Los ejecutivos incluyeron a Frank A. Vanderlip, presidente del National City Bank de Nueva York, asociado con los Rockefeller; Henry Davison, socio principal de J.P. Morgan Company; Charles D. Norton, presidente del First National Bank de Nueva York; y el Coronel Edward M. House, quien luego se convertiría en el asesor más cercano del Presidente Woodrow Wilson y fundador del Consejo de Relaciones Exteriores. Allí, Paul Warburg de Kuhn, Loeb, & Co. dirigió los procedimientos y escribió las características principales de lo que se llamaría el Plan Aldrich. Warburg escribiría más tarde que “El tema de una tasa de descuento uniforme (tasa de interés) se discutió y resolvió en la isla Jekyll”. El proyecto de ley de Aldrich encontró mucha oposición de los políticos. Los críticos acusaron a Aldrich de ser parcial debido a sus estrechos vínculos con banqueros ricos como J. P. Morgan y John D. Rockefeller, Jr., (yerno de Aldrich). La mayoría de los republicanos favorecieron el Plan Aldrich, pero careció del apoyo suficiente en el Congreso para aprobarlo porque los estados rurales y occidentales lo vieron como algo qque estaba favoreciendo al “establecimiento oriental”. En contraste, los demócratas progresistas favorecían un sistema de reservas de propiedad y operado por el gobierno; creían que la propiedad pública del banco central terminaría con el control de Wall Street sobre el suministro de moneda estadounidense. Los demócratas conservadores lucharon por un sistema de reserva de propiedad privada, aunque descentralizado, que aún estaría libre del control de Wall Street.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

John Francis Hylan, alcalde número 92 de Nueva York expresó en un discurso en 1922 lo siguiente:

JOHN_FRANCIS_HYLAN_DISCURSO

Citibank es la división de consumo de la multinacional de servicios financieros Citigroup. Citibank fue fundado en 1812 como City Bank of New York, después First National City Bank of New York. En 1952, James Stillman Rockefeller fue elegido presidente del National City Bank of New York. Stillman era un descendiente directo de la familia Rockefeller a través de la rama de William Rockefeller (el hermano de John D.). En 1960, su segundo primo, David Rockefeller, se convirtió en presidente de Chase Manhattan Bank, el rival del National City en Nueva York por su posición dominante en la industria bancaria en los Estados Unidos.


EUGENESIA

La eugenesia (del griego ευγονική /eugoniké/, que significa ‘buen origen’: de εὖ /eu/ [‘bueno’], y γένος /guénos/ [‘origen’, ‘parentesco’]) es una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos. El origen de la eugenesia está fuertemente arraigado al surgimiento del darwinismo social a finales del siglo XIX. El eugenismo pretendería el aumento de personas más fuertes, sanas, inteligentes o de determinada etnia o grupo social para lo que promueve directa o indirectamente la no procreación de aquellos que no poseen esas cualidades llegando a considerar su aplicación como una ventaja en el ahorro de recursos económicos para los países.

Eugenics_congress_logo

La eugenesia no es un fenómeno histórico muerto y enterrado – sus influyentes raíces y tentáculos son profundos y duraderos. Y el número de la pérdidas de vidas humanas como resultado de esta ideología supremacísta es de decenas de millones. La eugenesia comenzó como un movimiento de supremacía racial elitista que alistó a científicos académicos muy respetados en una campaña evangélica para controlar la reproducción humana.

1926exhibit

Exhibición sobre la eugenesia de 1926

La Oficina de Registros Eugenésicos (ERO) de la Institución Carnegie fue fundada en 1910 y financiada principalmente por Mary Harriman, viuda del barón del ferrocarril E. H. Harriman (miembro de Skull & Bones), la familia Rockefeller y la Institución Carnegie hasta 1939. La oficina defendió las leyes que llevaron a la esterilización forzada de muchos estadounidenses que categorizó como “socialmente inadecuados”. Fue la última de tres organizaciones científicas, establecidas en Cold Spring Harbor (Hogar del Proyecto Genoma Humano), Nueva York. El Laboratorio de Biología (1890) y la Estación Experimental de Evolución (1903). La estación se convirtió en una de las primeras instituciones estadounidenses en estudiar la genética.

En 1894, John D. Jr escribió un ensayo, “Los peligros para Estados Unidos que surgen de la inmigración irrestricta“, denunciando a los inmigrantes como “la escoria de las ciudades extranjeras; el vagabundo, el mendigo y el indolente… ignorantes y apenas mejores que las bestias.

La Oficina de Higiene Social en la ciudad de Nueva York fue una agencia constituida por John D. Rockefeller, Jr. en 1913 para “el estudio, mejoramiento y prevención de esas condiciones sociales, crímenes y enfermedades que afectan negativamente el bienestar de la sociedad”. La labor de la Oficina se vio influenciada por la opinión de que existe una base biológica para el crimen. En 1918, Katherine Bement Davis se convirtió en el jefe de la Oficina. La esterilización obligatoria fue vista por muchos como una forma de reducir la incidencia de las enfermedades mentales y el retraso mental en la población general de los Estados Unidos. Davis era una eugenista y durante su mandato como Secretario General, ella afilió a la Oficina con líderes en el campo de la eugenesia como Harry Laughlin, Charles Davenport y E. S. Gosney, director de la Fundación para el Mejoramiento Humano en California. En 1924, Davis aceptó un puesto en el Comité de Eugenesia del Consejo Asesor de los Estados Unidos.

John D. Rockefeller, Jr. mostró especialmente su interés en el trabajo de Davenport desde el principio. Mantuvieron una correspondencia regular sobre una serie de cuestiones de eugenesia. En enero de 1912, cuando un plan para institucionalizar que las condenadas “mentalmente deficientes” fueran detenidas de tener hijos llegó a la superficie, el joven heredero de Rockefeller escribió a Davenport sus pensamientos sobre el plan. Por su parte, Junior declaró que “este plan me parece inmensamente importante. Señala una manera científica de escapar de los males que nuestros tribunales tienen la intención de corregir, pero en realidad sólo aumentan.” Después de que Davenport respondió que el plan sólo funcionaría si incluía una proyección eugenical de los convictos, Junior contribuyó con $ 200,000 para fundar tal instituto. El Instituto de Criminología de Nueva York fue administrado por el propio Buró de Higiene Social de Rockefeller y formado por trabajadores formados en la Oficina de Registros Eugenésicos.

La Sociedad Estadounidense de Eugenesia, fue fundada en 1922 por Henry Fairfiild Osborn, Presidente del Museo Estadounidense de Historia Natural y fue una gran organización coordinadora de diversas facciones. Bajo la dirección de Frederick Osborn la sociedad comenzó a poner mayor énfasis en cuestiones de control de población, genética y, más tarde, genética médica. En 1930, la Sociedad incluía principalmente individuos prominentes y ricos, y la membresía incluía muchos no científicos. Frederick Osborn jugó un papel central en la fundación en 1936 de la oficina de la investigación de la población en la universidad de Princeton, uno de los prinicpales centros demográficos de investigación y formación. Osborn fue uno de los fideicomisarios fundadores del Pioneer Fund en 1937, una fundación caritativa encargada de promover la eugenesia. La Sociedad cambió su nombre en 1972 a la Sociedad para el Estudio de la Biología Social; y nuevamente en 2008 a Sociedad de Biodemografía y Biología Social. Los promotores estadounidenses de la eugenesia incluyeron profesionales altamente fiables, incluidos médicos, líderes nacionales, organizaciones benéficas y respetadas fundaciones empresariales. La Sociedad colaboró con el Departamento de Agricultura y con varias agencias estatales en la formulación de políticas públicas destinadas a restringir la tasa de nacimiento de los seres humanos considerados genética, étnica o socialmenteno aptos“. Notables proponentes de la eugenesia son:

La Institución Carnegie, la Fundación Rockefeller, la fortuna del ferrocarril de Harriman, la Universidad de Harvard, la Universidad de Princeton, la Universidad de Yale, la Universidad de Stanford, la Asociación Médica de Estados Unidos, Margaret Sanger, Oliver Wendell Holmes, Robert Yerkes, Woodrow Wilson, el Museo Estadounidense de Historia Natural, la Asociación Genética Estadounidense y un arrollador conjunto de agencias gubernamentales de la obscura Oficina de Estadísticas Vitales de Virginia del Departamento de Estado de EE.UU.” (Edwin Black. War on the Weak: Eugenics and American’s Campaign to Create a Master Race, 2003).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Charles R. Stockard, presidente de la junta del Instituto Rockefeller para la Investigación Médica (1935-1939) y líder eugenecista, dio la voz de alarma para la esterilización con gran urgencia. En una mesa redonda en la Academia de Medicina de Nueva York organizada por la Sociedad Estadounidense de Eugenesia en 1937, Stockard dijo que la raza humana se enfrentaba a un “exterminio final” a no ser que la propagación de “las existencias defectuosas y de bajo grado” pudieran ser “absolutamente impedidas”.

La Oficina de Investigación Clínica (CRB) fue fundada en 1923 por Margaret Sanger y fue la primera clínica de control de la natalidad legal en los Estados Unidos, integrada en su totalidad por mujeres médicos y trabajadores sociales.  La clínica recibió una amplia financiación de John D. Rockefeller Jr. y su familia, quien continuó haciendo donaciones anónimas a causas de Sanger en las próximas décadas.

La American Birth Control League (ABCL) fue fundada por Margaret Sanger en 1921 en la Primera Conferencia Estadounidense de Control de la Natalidad en la ciudad de Nueva York. Sanger popularizó el término “control de natalidad“. John D. Rockefeller Jr. donó cinco mil dólares a la American Birth Control League de Sanger en 1924 y una segunda vez en 1925. La organización promovió la fundación de clínicas de control de natalidad, sobre todo para la población latina y negra. En junio de 1928, Sanger renunció como presidente de la Liga Estadounidense de Control de la Natalidad, fundando el Comité Nacional para la Legislación Federal de Control de la natalidad y separando la Oficina de Investigación Clínica de Control de la Natalidad de la Liga. En 1939 las dos se reconciliaron y se fusionaron para formar la Federación Estadounidense de Control de Natalidad. En 1942 el nombre fue cambiado a Federación de Planificación Familiar de EE.UU. o Planned Parenthood que actualmente es el mayor proveedor de servicios de salud reproductiva, incluyendo la aborción, en los Estados Unidos. En su Informe Anual de 2014, informó haber ver más de 2.5 millones de pacientes en más de 4 millones de visitas clínicas y la realización de un total de casi 9.5 millones de servicios diferenciados incluyendo 324,000 abortos. *El premio Margaret Sanger de 1967 en Liderazgo Mundial fue entregado a John D. Rockefeller III, según informó Planned Parenthood-World Population. Margaret Sanger sobre la campaña de la natalidad: “La campaña de control de la natalidad no es meramente un valor eugenésico, pero es prácticamente idéntico a los objetivos finales de la eugenesia” y sobre la eugensia: “La eugenesia es… la vía más adecuada y completa a la solución de los problemas raciales, políticos y sociales.”

El Instituto de Relaciones Humanas de Yale fue financiado por la Fundación Rockefeller entre 1925 y 1940 con cerca de 7 millones de dólares. El dinero se destinó a la investigación en ciencias del comportamiento, que fue apoyada por los representantes de las fundaciones que tenían como objetivo “mejorar la humanidad” bajo un esfuerzo informal, vagamente definido como ingeniería humana. Los científicos del comportamiento en la Universidad de Yale, encabezados por el presidente James R. Angell y el psicobiólogo Robert M. Yerkes, aprovecharon la generosidad de la fundación elaborando programas de investigación dirigidos a investigar, después sugerir, formas de controlar, el comportamiento sexual y social.

El Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia fue fundado en 1927 en Berlín, Alemania. La Fundación Rockefeller apoyó tanto al Instituto Kaiser Wilhelm de Psiquiatría como al Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia. La Fundación Rockefeller financió parcialmente el edificio actual del Instituto, la construcción de dos laboratorios y ayudó a mantener a flote el Instituto durante la Depresión entregando 655,000 dólares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ernst Rüdin fue un suizo alemán psiquiatra, genetista y eugenicista. Rüdin fue influenciado por su entonces cuñado, y amigo de mucho tiempo y colega, Alfred Ploetz, que era considerado el “padre” de la higiene racial y de hecho había acuñado el término en 1895. Esta era una forma de eugenesia, inspirada por el darwinismo social, que había ganado un cierto renombre a nivel internacional, al igual que la esterilización voluntaria u obligatoria de los pacientes psiquiátricos, inicialmente en Estados Unidos. Rüdin hizo campaña a favor de esto desde el principio. En una conferencia sobre el alcoholismo en 1903, argumentó para la esterilización de ‘alcohólicos incurables’, pero su propuesta fue rechazada rotundamente. En 1904 fue nombrado co-editor en jefe del Archivo de nueva creación para la Higiene Racial y Biología Social , y en 1905 fue uno de los co-fundadores de la Sociedad alemana de Higiene Racial. Sostenía que la atención médica para los enfermos mentales, alcohólicos, epilépticos y otros era una distorsión de las leyes naturales de la selección natural y que la medicina debía ayudar a limpiar la piscina genética. En 1930 Rüdin fue un líder alemán representante en el Primer Congreso Internacional de Higiene Mental, celebrado en Washington, Estados Unidos, argumentando a favor de la eugenesia. En 1932 se convirtió en presidente de la Federación Internacional de Organizaciones Eugenecistas. La Fundación Rockefeller financió a numerosos investigadores internacionales para que visitaran y trabajaran en el departamento de genética psiquiátrica de Rudin, incluso ya por 1939. Estos incluyen Eliot Slater y Erik Stromgren, considerados los padres fundadores de la genética psiquiátrica en Gran Bretaña y Escandinavia, respectivamente, así como Franz Josef Kallmann que se convirtió en una figura destacada en la investigación de gemelos en los EE.UU. después de emigrar en 1936 (Kallmann afirmaba en 1935 que las ‘anomalías menores’ en los familiares no afectados de los esquizofrénicos deberían ser motivo para la esterilización obligatoria).

A continuación un texto donde la Fundación Rockefeller se deslinda del movimiento eugenecista alemán llevado a cabo durante el mandato de Hitler:

“El antiguo y destacado papel que los científicos alemanes jugaron en la investigación del cerebro y el papel central de la psicobiología dentro del espectro de las actividades de la RF (Fundación Rockefeller) agravó, en todo caso, las dificultades generales de la RF después de la toma del poder nazi en este campo particular de las actividades. Durante la República de Weimar, la RF se mantuvo ocupada en la restauración de la reputación de Alemania en relación con la investigación del cerebro, dando grandes cantidades de dinero para la construcción y mantenimiento de nuevos centros de investigación en psiquiatría y las neurociencias, como la Deutsche Forschungsanstalt fur Psychiatrie (DFA) en Munich, el Kaiser Wilhelm-Institut für Hirnforschung (Institutot Kaiser Wilhelm para la Investigación del cerebro), y el Neurologisches Labor en Breslau. Además de estos compromisos a gran escala, la RF ha financiado, durante la década de 1920 y principios de 1930, algunos proyectos de varios científicos involucrados en la eugenesia y las enfermedades hereditarias que pronto se convirtieron en aliados del nuevo régimen y sus ambiciones por una ciencia racial, como, por ejemplo, el programa de Ernst Rudin de una epidemiología de las enfermedades nerviosas y la psiquiátrica heredada, o la clínica de pacientes externos de Walther Jaensch para la medicina constitucional en la Charité. Por lo que yo puedo determinar a partir de un estudio inicial del material de archivo, la RF se retiró de los proyectos más contaminados ideológicamente, pero continuó la financiación de proyectos similares que si se llevaron a cabo por científicos de reputación incuestionable. Por ejemplo, en 1933, la RF comenzó a financiar un proyecto del psiquiatra Johannes Lange, director de la clínica psiquiátrica en Breslau, para investigar la herencia de enfermedades mentales; el proyecto continuó incluso después de que Werner Wagner sucedió a Lange, que murió en 1938.”

Después de que los nazis empañaron el nombre de la eugenesia a los ojos del público, la Sociedad de Eugenesia de los Estados Unidos inició un proceso conocido como Criptoeugenesia; cambiando el nombre y la función exterior del movimiento eugenésico, manteniendo sus ideas y metas centrales. Como el cofundador de la American Eugenics Society, Frederick Osborn escribió:

“Los objetivos eugenésicos tienen más probabilidades de ser alcanzados bajo un nombre que no sea eugenesia”.

Así Eugenics Quarterly, una revista co-fundada por Osborn para la publicación de la investigación eugenésica, cambió su nombre en 1970 a Biología Social. La sociedad estadounidense de la eugenesia fue renombrada sociedad para el estudio de la biología social. Osborn mismo tomó las riendas del Consejo de Población, que había sido creado por John D. Rockefeller III en 1952 para centrarse en la amenaza de la expansión de las poblaciones no blancas; entre los primeros donantes del Consejo de Población se encontraban el Rockefeller Brothers Fund y la Fundación Ford, pero los Estados Unidos y los gobiernos extranjeros se convertirían en los mayores patrocinadores financieros del consejo. La Sociedad de Eugenesia simplemente trasladó sus oficinas a la sede del Consejo de Población y los dos grupos se fusionaron.

En 1968, el Consejo de Población y la familia Rockefeller proporcionaron fondos para que Daniel Callahan fundara el Hastings Center, uno de los más antiguos e influyentes institutos académicos de investigación de bioética, con muchos de los principales bioeticistas como Ezekiel Emanuel y Peter Singer. El vínculo se hace aún más transparente por el hecho de que el director fundador del Centro Hastings, Theodosius Dobzhansky, fue presidente de la American Eugenics Society (1964-1973), mientras que el fundador de Hastings Callahan se convirtió en director de la Eugenics Society (1987- 1992).

En 1969, el cuarto presidente del Consejo de Población, Bernard Berelson, publicó un artículo titulado “Más allá de la planificación familiar” en los estudios trimestrales del consejo sobre planificación familiar. Aparentemente, como un esfuerzo para promover la discusión sobre el “problema” del crecimiento continuo de la población, el documento ofreció legitimidad a las sugerencias de políticas más draconianas, como agregar “agentes de control de la fertilidad” al suministro de agua en las zonas urbanas, la esterilización temporal de todas las mujeres jóvenes “a través de anticonceptivos de cápsula del tiempo”, licencias comercializables para tener hijos, la esterilización obligatoria de hombres con tres o más hijos, programas con incentivos para los que inicien la práctica efectiva de la anticoncepción y pagos por periódos de no embarazo.


CAMBIO CLIMÁTICO

La Carta de la Tierra es una declaración internacional de valores fundamentales y principios considerados útiles por sus partidarios para construir una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el siglo XXI. La idea de la Carta de la Tierra se originó en 1987, por Maurice Strong y Mikhail Gorbachev como miembros del Club de Roma, cuando la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo pidió una nueva carta para guiar la transición hacia el desarrollo sostenible.

Uno de los principales creadores de la Carta de la Tierra fue Steven Clark Rockefeller, quien, entre otras cosas, es profesor emérito de Religión en el Middlebury College, un duro promotor de Planned Parenthood, director de los Asesores de Filantropía Rockefeller y miembro asesor del Rockefeller Brothers Fund. Según el texto con una entrevista de 2001 con Rockefeller, “él presidió el comité internacional de redacción de la Carta de la Tierra y también es miembro de la Comisión de la Carta de la Tierra y del Comité Directivo…”.

Pero quizás lo más notable de Maurice Strong, esta omnipresente figura del movimiento ecologista del siglo XX, fue su trasfondo: un millonario conectado con David Rockefeller de la mancha petrolera de Alberta, que dividió su tiempo entre la campaña ambiental y las principales compañías petroleras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Survival of Spaceship Earth” de 1972 es la película globalista de propaganda de la ONU donde John D. Rockefeller III aparece como comentarista “experto” hablando sobre los peligros de la superpoblación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (NIESR) es el instituto independiente de investigación y think-tank más antiguo de Gran Bretaña con sede en Londres, Inglaterra. Fue establecido en 1938 con fondos de la Fundación Rockefeller. Su objetivo es promover una comprensión más profunda de la interacción de las fuerzas económicas y sociales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Henry Murray psicólogo conductual estadounidense trabajó con la OSS (la cual más tarde se convertiría en la CIA), desarrollando pruebas psicológicas para evaluar espías potenciales. También ideó metodologías para interrogar a los prisioneros de guerra. Sus experimentos en Harvard continuaron sin problemas desde su trabajo con la OSS. El estudio de Murray, financiado por el Pentágono, la CIA y la Fundación Rockefeller, se titulaba “Evaluaciones multiformes del desarrollo de la personalidad entre hombres talentosos del colegio“. Según el hermano de Ted Kaczynski, David, este programa no era un ejercicio académico estéril; él lo describe como “una conspiración de investigadores psicológicos que usaron tácticas engañosas para estudiar los efectos del trauma emocional y psicológico en sujetos humanos inconscientes”. A principios de la década de 1920, Murray pasó 2 años en el Instituto Rockefeller realizando investigación biomédica en embriología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En julio de 1969, el Presidente Richard Nixon presentó un “Mensaje Especial al Congreso sobre Problemas de Crecimiento Poblacional”. En marzo de 1970, el presidente Nixon firmó un proyecto de ley que establecía la Comisión sobre Crecimiento de la Población y el Futuro Estadounidense, también conocida como la Comisión Rockefeller, por su presidente, John D. Rockefeller III. En 1972, la Comisión publicó sus recomendaciones.

La Comisión del Presidente de Estados Unidos sobre actividades de la CIA en los Estados Unidos fue creada durante el gobierno de Gerald Ford en 1975 para investigar las actividades de la Agencia Central de Inteligencia y otras agencias de inteligencia dentro de los Estados Unidos. La comisión fue encabezada por el vicepresidente, Nelson Rockefeller, y también fue conocida como la Comisión Rockefeller. La comisión emitió un informe único en 1975, tocando ciertos abusos de la CIA, incluidos la apertura de correspondencia y la vigilancia de los grupos disidentes nacionales. La Comisión difundió el Proyecto MKULTRA, un estudio de control mental de la CIA. También estudió las cuestiones relacionadas con el asesinato de John F. Kennedy.

RockefellerCommissionSwearingIn1975

Juramento de la Comisión Rockefeller en 1975.


Gran parte de la riqueza Rockefeller ha estado encerrada en el notable fideicomiso familiar de 1934 (que tiene la mayor parte de la fortuna y madura a la muerte de la cuarta generación), y el fideicomiso de 1952, ambos administrados por el Chase Bank. Estos fideicomisos han consistido en acciones de las empresas sucesoras de Standard Oil y otras inversiones diversificadas, así como en las considerables propiedades inmobiliarias de la familia. Ellos son administrados por un comité de confianza que supervisa la fortuna. La gestión de esta fortuna hoy también recae en los administradores de dinero profesionales que supervisan la principal compañía de cartera, Rockefeller Financial Services, que controla todas las inversiones de la familia, ahora que el Rockefeller Center ya no es propiedad de la familia. El actual presidente es David Rockefeller Jr.

En 1992, tenía cinco brazos principales:

  • Rockefeller & Co. (Gestión de dinero: Las universidades han invertido parte de sus dotaciones en esta empresa);
  • Venrock Associates (Capital de riesgo: una inversión a principios de Apple Computer fue una de las muchas que hizo con las empresas de nueva creación en Silicon Valley);
  • Rockefeller Trust Company (Maneja cientos de fideicomisos familiares);
  • Rockefeller Insurance Company (Administra un seguro de responsabilidad civil para los miembros de la familia);
  • Acadia Risk Management (Corredor de Seguros: Contrata las políticas para las vastas colecciones de arte de la familia, bienes raíces y aviones privados.)

En 2012 RIT Capital Partners (RIT) dio a conocer la adquisición del 37% de participación en Rockefeller Financial Services. RIT presidida por Lord (Jacob) Rothschild, es un fideicomiso de inversiones con cotización en Londres, con activos netos de alrededor de 1,900 millones de libras esterlinas (2,976 millones de dólares). RIT anunció una asociación con el Grupo Edmond de Rothschild (EdR), a través de la cual EdR pasó a ser accionista en RIT junto a las participaciones de la familia de Lord Rothschild. La creación de esta sociedad con la familia Rockefeller es verdaderamente histórica. Esperamos desarrollar nuestras actividades conjuntas de inversión en los mercados globales de capitales, comentó Lord Rothschild, presidente de la junta directiva de RIT.

De acuerdo con un informe preparado para los miembros del Congreso de Estados Unidos llamado “Probando la Fortuna de los Rockefeller” publicado en Noviembre de 1974 y redactado por dos profesores de la Universidad de California (G. William Domhoff y Charles L. Schwartz), estas son algunas de las grandes corporaciones que tenían  múltiples enlaces con la familia Rockefeller (en 1974):

General Motors, Exxon, Chrysler, General Electric, Mobil Oil, IBM, U.S. Steel, RCA, Eastman Kodak, Union Carbide, Caterpillar Tractor, Xerox, W.R. Grace, General Foods, Singer, Ralston Purina, Honeywell, Bendix, Colgate-Palmolive, American Can, TRW, National Steel, Uniroyal, Republic Steel, American Motors, FMC, Warner-Lambert, Allied Chemical, U.S. Industries, Raytheon, Eaton, Standard Oil Ohio, Teledyne, Nabisco, Kennecott Copper, Bristol-Myers, Burroughs, Illinois Central Inds, Studebaker-Worthington, Amer. Smelting & Refining, Eli Lilly, Corning Glass, Emerson Electric, Scott Paper, Carrier, Avco, Hewlett-Packard, Diamond Shamrock, Cerro, Universal Oil Products, Airco, Int’l Minerals & Chemicals, Cluett Peabody, Harris-Intertype, Carborundum, Sybron, Texasgulf, Gannet, Ceco, First National City Corp, Chase Manhattan Corp, Manufacturers Hanover Corp, Chemical New York Corp, Bankers Trust New York Corp, First Chicago Corp, Marine Midland Banks Inc., Wells Fargo & Co., Charter New York Corp,  Mellon National Corp, First National Boston Corp, National Detroit Corp, Bank of New York Corp, Cleveland Trust Corp, Detroit Bank Corp, Lincoln First Bank Inc., Southeast Banking Corp., American Express, Marriott, Prudential, Metropolitan, New York Life, Equitable Life Assurance, New England Mutual, Mutual Benefit, entre otras.


Otro personaje de alto nivel que ha servido en gran medida a los intereses eugenésicos de los Rockefeller es Henry Kissinger. Nelson Rockefeller reclutó a Henry Kissinger, que estaba entonces en la facultad de la Universidad de Harvard, como director del Proyecto de Estudios Especiales.

Nelson_Rockefeller_with_Henry_Kissinger_January_3,_1975.jpg

Henry Kissinger y Nelson Rockefeller.

La Fundación Rockefeller apoyó las primeras iniciativas de Henry Kissinger, tales como su dirección de los Seminarios Internacionales de la Universidad de Harvard y la temprana política exterior de la revista Confluencia, ambos proyectos establecidos por él cuando todavía era un estudiante graduado.

Henry Kissinger fue el redactor del infame Memorandum de Estudio para la Seguridad Nacional 200 (NSSM200) sobre despoblación en los países tercemundistas. El documento expresa: “¿Se consideraría el alimento un instrumento de poder nacional?… ¿Están los Estados Unidos dispuestos a aceptar el racionamiento de alimentos para ayudar a las personas que no pueden o no controlarán el crecimiento de su población?” “El rendimiento de la planificación familiar” y “el control de la población” deben tomarse en cuenta para “en la evaluación de las necesidades de asistencia para USAID”.

En Henry Kissinger, David Rockefeller encontró un agente político con una perspectiva internacional y nacional similar a la suya. Se conocieron por primera vez en 1954, cuando Kissinger fue nombrado director de un Consejo de estudio sobre armas nucleares del Consejo de Relaciones Exteriores del que David era miembro. La relación se desarrolló hasta el punto de que Kissinger fue invitado a formar parte del consejo de administración del Rockefeller Brothers Fund. Rockefeller consultó con Kissinger en numerosas ocasiones, como por ejemplo en los intereses del Chase Bank en Chile y la posibilidad de la elección de Salvador Allende en 1970 y apoyó plenamente su iniciativa de “apertura de China” en 1971, ya que ofrecía oportunidades bancarias para el Chase Bank.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En noviembre de 1979, David Rockefeller se convirtió en un incidente internacional cuando él y Henry Kissinger, junto con John J. McCloy y ayudantes de Rockefeller, persuadieron al presidente Jimmy Carter a través del Departamento de Estado de admitir al Shah de Irán, Mohammad Reza Pahlavi, en los EE.UU. para el tratamiento hospitalario de linfoma. Esta acción precipitó directamente lo que se conoce como la crisis de los rehenes de Irán y colocó a Rockefeller bajo intenso escrutinio mediático (particularmente del New York Times) por primera vez en su vida pública. En su libro Diario de la Casa Blanca, Carter escribió sobre el asunto: “El 9 de abril de 1979 entró David Rockefeller, aparentemente para inducirme a que el Shah llegara a los Estados Unidos, Rockefeller, Kissinger y Brzezinski parecen estar adoptando esto como un proyecto conjunto…”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Rockefeller declaró en su libro “Memorias” lo siguiente:

“Durante más de un siglo, los extremistas ideológicos en los extremos del espectro político han aprovechado incidentes bien publicitados para atacar a la familia Rockefeller de la excesiva influencia que ejercen sobre las instituciones políticas y económicas. Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, y caracterizan a mi familia, y a mí como “internacionalistas”, y nos culpan de conspirar con otros alrededor del mundo para construir un mundo más integrado en la estructura política y económica mundial – un mundo único, por así decirlo. Si este es el cargo, me declaro culpable, y me siento orgulloso de ello.” (Memorias, David Rockefeller, p.405)

David Rockefeller también conoció a Mikhail Gorbachev y se sintió muy impresionado por su encanto y facilidad. En la reunión, el banquero le preguntó al líder final de la Unión Soviética cómo planeaba “abrir” la economía soviética y si el rublo se volvería convertible. Pero el multimillonario no recibió respuesta entonces del nuevo líder.

Михаил Горбачев и Дэвид Рокфеллер

La Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo es una universidad pública de investigación. Durante años no fue más que una organización de documentos conocida como la Universidad de Buffalo. No fue hasta la década de 1960, dado el enérgico apoyo del gobernador Nelson Rockefeller, que abrió sus primeros campus. El entonces gobernador pidió a la nueva universidad fijar sus horizontes más allá de simplemente proporcionar una educación universitaria aceptable. Él desafió a esforzarse por alcanzar niveles verdaderamente superiores de estudio e investigación. Se convirtió en la primera institución pública en Nueva York o Nueva Inglaterra en unirse a la Asociación de Universidades Estadounidenses y por lo tanto a la Universidad Estatal de Nueva York. El Instituto A. Nelson Rockefeller para la Gobernanza se define a si mismo como: “El brazo investigador de políticas públicas de la Universidad Estatal de Nueva York”.

jp-rockefeller1-sub-master675

Nietos de John D. Rockefeller; de izquierda a derecha: David, Lawrence, John D. III, Nelson y Winthrop. Se desconoce la fecha.

La Sociedad de las Américas es una organización dedicada a la educación, el debate y el diálogo en las Américas, fue creada por David Rockefeller en 1965. La Sociedad de las Américas promueve la comprensión de los temas económicos, políticos, culturales y literarios que definen y desafían a las Américas hoy en día, incluyendo todas partes desde el Círculo Polar Ártico hasta el extremo sur de Argentina. La Sociedad de las Américas organiza entrevistas, discursos, podcasts, exposiciones, lecturas y presentaciones musicales en su sede e informa sobre las actualizaciones del Congreso, y eventos locales.

El Consejo de las Américas es una organización empresarial estadounidense cuyo objetivo es promover el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos en todo el continente americano. Este incluye a Canadá, México y el Caribe, así como a América del Sur. Sus miembros comparten un compromiso común para el desarrollo económico y social, los mercados abiertos, el estado de derecho y la democracia en todo el hemisferio occidental. Los miembros del Consejo se componen de las principales compañías internacionales que representan a un amplio espectro de sectores, como la banca y las finanzas, servicios de consultoría, productos de consumo, energía y minería, fabricación, medios, tecnología y transporte. El grupo fue fundado en 1965 por David Rockefeller y un grupo de hombres de negocios afines, basados en la creencia fundamental de que los mercados libres y las empresas privadas ofrecen los medios más eficaces para lograr el crecimiento económico y la prosperidad regionales. Desde ese momento, la afiliación ha crecido a más de 200 empresas de primera línea que representan la mayoría de la inversión privada de EE.UU. en América Latina. El Consejo acoge presidentes, ministros, banqueros centrales, funcionarios del gobierno y los principales expertos en economía, política, negocios y finanzas. Ha sido un partidario de los acuerdos de libre comercio y ha sido fundamental en la concepción del NAFTA y CAFTA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Rockefeller expandió en gran medida sus conexiones cuando asistió en 1954 a la reunión inaugural que tuvo lugar en Países Bajos del Grupo Bilderberg, que agrupa a los magnates más trascendentes de nuestro tiempo, políticos activos en los gobiernos y casi todos los medios de comunicación masivos. Este agrupamiento se creó para controlar la política y economía mediante la banca. Durante los años posteriores, ha sido un asistente constante y miembro del comité de dirección, encargado de confeccionar la lista de invitados para cada reunión anual. Rockefeller afirma que la función de Bilderberg no se centra en resolver disputas, sino que los participantes son ‘libres para informar sobre lo que han oído a sus jefes de gobierno’. Claramente estas reuniones anuales son de carácter secreto en el sentido que no se permite prensa y son totalmente herméticas, con el fin de no desvelar sus intereses. A causa de la insatisfacción provocada por el fracaso en la tentativa de incluir a Japón en este grupo, en 1973 David Rockefeller creó la Comisión Trilateral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de activistas cantaron Feliz Cumpleaños a David Rockefeller a las afueras de la reunión Bilderberg de 2011 en Sankt Moritz, Suiza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Skull and Bones: Percy Rockefeller director de Standard Oil, Remington Arms y Brown Brothers Harriman (en B.B.H. trabajaron Prescot Bush, Alan Greenspan, W. Averell Harriman, Robert Roosa), fue miembro de la sociedad secreta Skull and Bones la cual tiene su sede en la Universidad de Yale. Otro miembro de la dinastía Rockefeller que perteneció a Skull and Bones fue John Rockefeller Prentice quien fuera pionero en la inseminación artificial en animales de granja.

rockefellerdynasty

Skull and Bones en 1900, Percy Rockefeller sentado a la derecha

La Comisión Trilateral es un grupo de discusión no gubernamental, no partidista, fundado por David Rockefeller en julio de 1973, para fomentar una cooperación más estrecha entre América del Norte, Europa Occidental y Japón. Zbigniew Brzezinski, asesor de seguridad nacional del presidente Jimmy Carter, de 1977 a 1981, profesor de la Universidad de Columbia y asesor de Rockefeller que era especialista en asuntos internacionales, dejó su puesto para organizar el grupo. Otros miembros fundadores son Alan Greenspan y Paul Volcker; ambos líderes posteriores de la Reserva Federal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

International Executive Service Corps es una organización sin ánimo de lucro de desarrollo económico internacional con sede en Washington, DC. IESC fue fundada en 1964 por David Rockefeller, States M. Mead III, Frank Pace, Sol Linowitz y otros líderes empresariales estadounidenses. El IESC ha trabajado en África subsahariana, Europa y Eurasia, Asia y el Cercano Oriente, y América Latina y el Caribe. Geekcorps es una división del IESC (ver video).

La Sociedad japonesa es la organización líder en EE.UU. comprometida en profundizar la comprensión mutua entre los Estados Unidos y Japón en un contexto global. Fue fundada el 19 de mayo de 1907 por un grupo de prominentes personas de negocios y filántropos de Nueva York, muchos de los cuales dieron forma a las políticas de intercambio y colaboración que guiaron a la Sociedad hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, las actividades se reanudaron poco a poco, la administración de John D. Rockefeller III de 1952-1978 condujo a una visión unificada, una base financiera sólida y una misión revitalizada que sigue inspirando y sostiene a la organización en la actualidad.

La Sociedad de Asia es una organización sin fines de lucro que se centra en educar al mundo sobre Asia. Cuenta con varios centros en los Estados Unidos (Houston, Los Ángeles, San Francisco, Washington DC y Nueva York) y en todo el mundo (Hong Kong, Manila, Mumbai, Seúl, Shanghai y Sydney). Estos centros son supervisados por la sede de la Sociedad en Nueva York, que incluye un museo que exhibe la colección Rockefeller de arte asiático y exhibiciones rotativas con piezas de muchos países asiáticos como China, Japón, India, Irán y Corea. La Sociedad de Asia fue fundada en 1956 por John D. Rockefeller III. Inicialmente establecida para promover un mayor conocimiento de Asia en los EE.UU., hoy la Sociedad es una institución global-con oficinas en todo Estados Unidos y Asia- que cumple su mandato educativo a través de una amplia gama de programación interdisciplinaria. A medida que las economías y las culturas se han vuelto más interconectadas, los programas de la Sociedad se han ampliado para abordar las cuestiones asiáticas, los efectos de la globalización y las preocupaciones apremiantes en Asia, incluidos los derechos humanos, la condición de la mujer y las cuestiones medioambientales y mundiales como el VIH / SIDA.

El Consejo Asiático Cultural (ACC) es una organización estadounidense sin ánimo de lucro dedicada a promover el intercambio cultural entre los Estados Unidos y Asia. Creado en 1963 por John D. Rockefeller III. El ACC entrega el Premio John D. Rockefeller a un individuo de Asia o Estados Unidos que haya hecho una contribución significativa a la comprensión, práctica o estudio internacional de las artes visuales o escénicas de Asia.

Naciones Unidas. El complejo de la Sede de las Naciones Unidas se construyó en etapas con el complejo central terminado entre 1948 y 1952. El terreno fue comprado al promotor inmobiliario William Zeckendorf, Nelson Rockefeller arregló esta compra, después de que una oferta inicial para localizarlo en la finca de la familia Rockefeller de Kykuit fuera rechazada por estar demasiado aislada de Manhattan. La compra de $ 8.5 millones de dólares (ajustada por la inflación a $ 84.7 millones) fue financiada por su padre, John D. Rockefeller, Jr., quien la donó a la ciudad. La familia de Rockefeller poseía los apartamentos de la ciudad de Tudor a través de la primera avenida de los mataderos. Wallace Harrison, consejero personal de arquitectura de la familia Rockefeller y cuñado de una hija de Rockefeller, sirvió como Director de Planificación de la Sede de las Naciones Unidas. Su firma, Harrison y Abramovitz, supervisaron la ejecución del diseño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE; Peterson Institute), hasta el año 2006 el Instituto de Economía Internacional (IIE), es un centro de estudios privado y sin fines de lucro centrado en la economía internacional, con sede en Washington, D.C. David Rockefeller pertenece a la junta de directores. El presidente del instituto es Peter G. Peterson, es uno de los fundadores del Grupo Blackstone.

Peter G.Peterson fue invitado en 1969 por John D. Rockefeller III, el Presidente del CFR John J. McCloy, y el ex secretario del Tesoro, Douglas Dillon para presidir una Comisión de Fundaciones y Filantropía privada, que se conoció como la Comisión Peterson. Entre sus recomendaciones aprobadas por el gobierno estuvo que se requiriera anualmente a las fundaciones desembolsar un porcentaje mínimo de sus fondos. En 1971, fue nombrado Asistente del Presidente para Asuntos Económicos Internacionales por el presidente Richard Nixon. En 1972, se convirtió en Secretario de Comercio, una posición que ocupó durante un año. Fue Presidente y CEO de Lehman Brothers (1973-1977) y Lehman Brothers, Kuhn, Loeb Inc. (1977-1984). Sucedió a David Rockefeller como Presidente del Consejo de Relaciones Exteriores en 1985 y sirvió hasta su retiro en 2007. Actualmente se desempeña como administrador de La Sociedad japonesa de la familia Rockefeller y del Museo de Arte Moderno, y anteriormente fue miembro de la junta de Rockefeller Center Properties, Inc. También fue Presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York entre 2000 y 2004.

larry_mcdonald_rockefeller_nwo


En sus memorias, David Rockefeller dice que para que el Chase creciera internacionalmente era necesario aprender a interactuar con regímenes que “se oponían a los principios democráticos y al funcionamiento del mercado libre”, pero que dominaban gran parte del mundo. El multimillonario consideraba a la URSS como uno de esos regímenes. Logró establecer relaciones con los líderes soviéticos y Chase se convirtió en el primer banco estadounidense en abrir una oficina de representación en la Unión Soviética.

La oficina de representación de Chase abrió en 1973 en el mismo centro de la capital soviética. Antes de esto, Rockefeller se había reunido regularmente con representantes del público soviético y funcionarios del estado de la URSS durante más de 10 años, y sus reuniones se realizaban en el formato de las llamadas Conferencias de Dartmouth que se organizaron por primera vez en los EE. UU. y la URSS por iniciativa del Presidente Dwight D. Eisenhower. Tenían la intención de fomentar la cooperación entre las dos superpotencias durante la Guerra Fría.


CFR

El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), fundado en 1921, es una organización estadounidense de 4900 miembros, sin fines de lucro, editor y think tank especializado en política exterior y asuntos internacionales de Estados Unidos. Tiene su sede en la ciudad de Nueva York, con una oficina adicional en Washington, D.C .. Su membresía ha incluido altos políticos, más de una docena de secretarios de estado, directores de la CIA, banqueros, abogados, profesores y figuras de altos medios de comunicación. El CFR promueve la globalización, el libre comercio, la reducción de las regulaciones financieras de las corporaciones transnacionales y la consolidación económica en bloques regionales como el TLCAN o la Unión Europea y elabora recomendaciones de políticas que reflejan estos objetivos. Las reuniones del CFR convocan a funcionarios gubernamentales, líderes empresariales mundiales y destacados miembros de la comunidad de inteligencia y política exterior para discutir temas internacionales. CFR publica la revista bimensual Foreign Affairs y dirige el Programa de Estudios David Rockefeller, que influye en la política exterior haciendo recomendaciones a la administración presidencial y la comunidad diplomática, testificando ante el Congreso, interactuando con los medios de comunicación y editando temas de política exterior. A finales de la década de 1930, la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller empezaron a aportar grandes cantidades de dinero al Consejo. A partir de 1939 y con una duración de cinco años, el Consejo logró una mayor prominencia dentro del gobierno y el Departamento de Estado, cuando estableció los Estudios de Guerra y Paz estrictamente confidenciales, financiados totalmente por la Fundación Rockefeller. El secreto que rodeaba a este grupo era tal, que los miembros del Consejo que no participaron en sus deliberaciones eran completamente inconscientes de la existencia del grupo de estudio. Cuando Hamilton Fish Armstrong anunció en 1970 que dejaría el mando de Foreign Affairs después de 45 años, el nuevo presidente del CFR David Rockefeller se acercó a un amigo de la familia, William Bundy, para hacerse cargo de la posición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El grupo de los treinta, a menudo abreviado G30, es un organismo internacional de financieros y académicos líderes que tiene como objetivo profundizar la comprensión de las cuestiones económicas y financieras y examinar las consecuencias de las decisiones tomadas en los sectores público y privado relacionadas con estos temas. Las áreas temáticas dentro del interés del grupo incluyen: el mercado de divisas, los mercados internacionales de capitales, las instituciones financieras internacionales, los bancos centrales y su supervisión de los servicios financieros y los mercados y las cuestiones macroeconómicas como los mercados de productos y de trabajo. El grupo fue fundado en 1978 por Geoffrey Bell a iniciativa de la Fundación Rockefeller, que también proporcionó la financiación inicial para el cuerpo. Su primer presidente fue Johannes Witteveen, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional. El grupo está formado por treinta miembros e incluye a los jefes de los principales bancos privados y bancos centrales, así como miembros de instituciones académicas e internacionales. Los actuales miembros del grupo incluyen a los actuales y antiguos jefes de los bancos centrales de Argentina, Brasil, Gran Bretaña, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Israel, Italia, Japón, México, Polonia, Singapur, España y Suiza. Como dos presidentes del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, dos presidentes del Banco Central Europeo, un presidente del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, dos presidentes del Banco de Pagos Internacionales, dos economistas en jefe del Fondo Monetario Internacional, un jefe Economista del Banco Mundial, y el ex presidente de México. Celebra dos reuniones anuales y organiza seminarios, simposios y grupos de estudio. Tiene su sede en Washington, D.C.

Empire State Plaza. La Governor Nelson A. Rockefeller Empire State Plaza (conocida comúnmente como la Empire State Plaza, y menos formalmente como el South Mall) es un complejo de varios edificios del gobierno estatal en el centro de Albany, Nueva York. El complejo fue construido entre 1965 y 1976 con un costo total estimado de $ 2 mil millones. La plaza fue idea del gobernador Nelson Rockefeller, que se inspiró para crear el nuevo complejo de gobierno después de que la princesa Beatrix de los Países Bajos visitó Albania para una celebración de la historia holandesa de la zona. Paseando con la princesa a través de una sección de la ciudad conocida coloquialmente como “el intestino”, Rockefeller quedo avergonzado. Más tarde dijo, “no hay duda de que la ciudad no se veía como creo que la princesa pensó que iba a verse”.

WTC. La construcción del primer World Trade Center fue concebido como un proyecto de renovación urbana, encabezado por David Rockefeller, para ayudar a revitalizar el Bajo Manhattan. Durante el período de posguerra, el crecimiento económico se concentró en el centro de Manhattan, en parte estimulado por el Rockefeller Center, que se desarrolló en la década de 1930. Mientras tanto, el Bajo Manhattan quedó fuera del auge económico. Una excepción fue la construcción de One Chase Manhattan Plaza en el Distrito Financiero por David Rockefeller, quien dirigió los esfuerzos de renovación urbana en el Bajo Manhattan. En 1958, Rockefeller estableció la Asociación Downtown-Lower Manhattan (DLMA).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Rockefeller Group es una compañía privada estadounidense con sede en la ciudad de Nueva York, principalmente involucrada en operaciones inmobiliarias en los Estados Unidos. Es una filial de Mitsubishi Estate Co. La compañía comenzó con el desarrollo del Rockefeller Center.


El Rockefeller Center es un gran complejo que consta de 19 edificios comerciales de gran altura que cubren un área de 89,000 m2 entre las calles 48 y 51 en Nueva York. Comisionado por la familia Rockefeller, está ubicado en el centro de Midtown Manhattan, que abarca la zona entre la Quinta Avenida y la Sexta Avenida. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1987. Fue el proyecto privado más grande de construcción emprendido nunca en tiempos modernos. El Rockefeller Center fue nombrado en honor de John D. Rockefeller, Jr., que arrendó el espacio de la Universidad de Columbia en 1928 y lo desarrolló a partir de 1930. Rockefeller inicialmente planeó un sindicato para construir un teatro de ópera para el Metropolitan Opera en el sitio, pero cambió sus planes después de la caída del mercado bursátil de 1929 y los continuos retrasos del Metropolitan para mantener un arrendamiento más favorable, haciendo a Rockefeller avanzar sin ellos.

rockefeller_center


ARTE

El Museo Rockefeller, antes el museo arqueológico de Palestina, es un museo de arqueología situado en Jerusalén del este que contiene una colección grande de artefactos desenterrados en las excavaciones conducidas en “Mandatory Palestina”, en los años 20 y los años 30. El museo está bajo la dirección del Museo de Israel y alberga la sede de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Cuando estalló la Guerra de los Seis Días de 1967, el museo fue capturado por una brigada de paracaidistas israelíes. Su torre hexagonal fue utilizada como mirador. La feroz lucha tuvo lugar aquí entre las fuerzas israelíes y jordanas, culminando en una victoria israelí. El museo entonces fue renombrado oficialmente como el Museo Rockefeller. Algunos de los Rollos del Mar Muerto descubiertos en Qumran entre 1947 y 1956, compuestos de textos y comentarios judíos, fueron alojados aquí.

El Museo de Arte Moderno (MoMA) fue desarrollado en 1929 principalmente por Abby Aldrich Rockefeller (esposa de John D. Rockefeller, Jr.) y dos de sus amigas. El hijo de Abby Rockefeller, Nelson fue seleccionado por el consejo de administración para convertirse en su presidente en 1939. David Rockefeller, también se unió a la junta directiva del museo en 1948 y se hizo cargo de la presidencia cuando Nelson fue elegido gobernador de Nueva York en 1958. Tanto David Rockefeller Jr. como Sharon Percy Rockefeller (esposa del senador Jay Rockefeller) actualmente se sientan en el consejo de administración.

En 1932 el artista mexicano Diego Rivera fue comisionado para hacer un mural en medio del Rockefeller Center de Manhattan. En 1934, el trabajo del legendario artista fue cincelado de la pared. A Rivera se le pidió que mostrara a un hombre en la encrucijada, mirando con incertidumbre pero con esperanza y con visión elevada a la elección de un curso que conduzca a un futuro nuevo y mejor. El dibujo original para el mural -y lo que Rivera aceptó pintar- incluía a tres hombres que unían las manos en el centro: un soldado, un obrero y un campesino.

13-tercer-boceto_custom-aae4f25dae48019f05cbb6d930083d9a79cb6a70-s800-c85

Un primer bosquejo del mural que Rivera debía pintar. Cortesía del museo Frida Kahlo.

“Desafortunadamente, lo que pintó fue diferente al esbozo”, dijo David Rockefeller Sr. al Museo de Arte Moderno en 2012. Luego, el periódico World Telegram publicó el titular: “Rivera pinta escenas de la actividad comunista y John D. Jr. paga la cuenta”. Rivera envió a sus ayudantes a buscar una foto de Lenin porque, dijo, “Si quieren comunismo, pintaré comunismo. Además de eso, según David Rockefeller Sr., Rivera agregó un panel que la familia sintió como un retrato poco halagador de su padre. “La foto de Lenin estaba a la derecha, y a la izquierda, una foto de mi padre bebiendo martinis con una ramera y varias otras cosas que eran poco halagadoras para la familia y claramente inadecuadas para tenerlas en el Rockefeller Center”, dijo David Rockefeller. Rivera había persuadido a sus patrones para que le permitieran pintar un fresco – pintura sobre yeso húmedo en lugar de sobre lienzo. Eso significaba que el trabajo no podía ser movido. Después de una ráfaga de cartas pidiendo a Rivera que reemplazara a Lenin y la declaración del artista de que él preferiría ver la obra destruida que mutilada, Rivera fue despedido y el trabajo finalmente fue cincelado.

rivera_wall_custom-fb26656fd5f607e7cee05d6d2b79fcb1c807f7a0-s800-c85

Recreación de Rivera, después de que la versión original del Rockefeller Center fuera destruida en 1934. Esta versión es llamada “Hombre, Controlador del Universo”.

Centro Lincoln para las Artes Escénicas es un consorcio de líderes cívicos y otros dirigidos y bajo la iniciativa de John D. Rockefeller III, construyó Lincoln Center como parte del “Lincoln Square Renewal Project” durante el programa de renovación urbana de Robert Moses en los años 50 y 60. Rockefeller fue el presidente inaugural del Lincoln Center desde 1956 y se convirtió en su presidente en 1961. Se le atribuye la recaudación de más de la mitad de los 184,5 millones de dólares en fondos privados necesarios para construir el complejo, incluyendo el uso de sus propios fondos; El Rockefeller Brothers Fund también contribuyó al proyecto.

En 1991, la familia recibió el Premio de Honor del Museo Nacional del Edificio por cuatro generaciones preservando y creando algunos de los edificios y lugares más importantes de los Estados Unidos. David Rockefeller aceptó el premio en nombre de la familia.

Fundado en 1994, el Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos (DRCLAS) de Harvard trabaja para aumentar el conocimiento de las culturas, economías, historias, medio ambiente y asuntos contemporáneos de América Latina pasada y presente.


En 2018, después de la muerte de David Rockefeller Sr. a los 101 años de edad, se realizó la subasta de caridad más importante jamás organizada. El total de los 1,500 objetos que comprendía la Colección de Peggy y David Rockefeller alcanzó $ 832,573,469 superando las expectativas iniciales y estableciendo el mayor total para una colección privada en una subasta, casi duplicando el récord anterior de la Colección de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé, que totalizaron $ 443 millones. Todos los ingresos del patrimonio de la subasta de caridad más importante de la historia se destinarán a una docena de organizaciones filantrópicas que Peggy y David Rockefeller apoyaron durante su vida, en beneficio de continuar la investigación científica, la educación superior, el apoyo a las artes, el desarrollo económico sostenible e iniciativas de conservación de tierras, entre otras. Los precios más altos de la serie incluían el Fillette à la corbeille fleurie de Picasso, que alcanzó los $ 115,000,000; Nymphéas en fleur de Monet, que se vendió por un récord de $ 84,687,500, y Odalisque couchée aux magnolias de Matisse, que se compró por $ 80,750,000, otro récord de subastas de los artistas. Además de Monet y Matisse, se establecieron récords de subastas de artistas para Diego Rivera (The Rivals, $ 9,762,500, que también estableció un récord para una obra de arte latinoamericana), Eugène Delacroix, Jean-Baptiste-Camille Corot, Armand Seguin, Giorgio Morandi, Odilon Redon, Gilbert Stuart, Charles Sheeler, Charles Ephraim Burchfield, Fairfield Porter, Stefan Hirsch, Morris Cole Graves, Elizabeth Strong-Cuevas y Saliba Douaihy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El New York Blood Center (NYBC) es una de las mayores organizaciones basadas en la comunidad, de extracción y distribución de sangre sin fines de lucro en los Estados Unidos. Fue fundada por Lawrence Rockefeller y evolucionó para controlar en gran medida la industria internacional de los bancos de sangre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un compañero de cuarto de Nelson Rockefeller en Dartmouth College a finales de 1920, Hadley Cantril tomó un doctorado en psicología en Harvard, siendo coautor de The Psychology of Radio con su mentor de doctorado Gordon Allport en 1935. En 1939, Cantril estableció el Centro de Escucha de Princeton para estudiar la Propaganda de Radio de Alemania. Durante este tiempo también recibió una subvención de la Fundación Rockefeller para establecer una Oficina de Investigación de Opinión Pública. Esto lo trajo en contacto con George Gallup y Archibald Crossley, dos de los pioneros de la opinión pública más innovadores de la época. “La radio es un medio completamente nuevo de comunicación”, observó Cantril y Allport, “preeminente como medio de control social y epocal en su influencia sobre los horizontes mentales de los hombres”. El trabajo atrajo la atención del oficial de la División de Humanidades de la Fundación Rockefeller, John Marshall. Consciente de la conexión de Dartmouth, Marshall alentó al emprendedor Cantril a solicitar ayuda a la Fundación. La solicitud de Cantril dio como resultado una subvención de $ 67,000 para una carta de dos años del “Radio Research Project” (RRP) en la Universidad de Princeton. Allí Cantril procedió a desarrollar estudios que evaluaban los efectos de la radio en las audiencias.

En 1938, Cantril también se convirtió en editor fundador de la Public Opinion Quarterly de la Fundación Rockefeller, un órgano estrechamente asociado con los esfuerzos de guerra psicológica del gobierno de los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial. Cuando la aventura de Princeton comenzó otro psicólogo entrenado cerca de Rockefeller, el Director de Investigación de la CBS Frank Stanton, fue nombrado investigador principal del RRP, pero tomó un papel secundario de Director Asociado debido a su posición en la red de difusión. En esta época, el sociólogo austríaco Paul Lazarsfeld fue reclutado para unirse a Cantril. Así, Cantril, Stanton y Lazarsfeld estaban estrechamente afiliados y estaban en una posición ideal para emprender un importante estudio en el que participaban la opinión pública y la persuasión. La oportunidad de tal análisis se presentó cuando la CBS transmitió la interpretación de Orson Welles de La Guerra de los Mundos de H. G. Wells el 30 de octubre de 1938. Lazarsfeld consideró el evento como especialmente digno de mención e inmediatamente pidió a Stanton fondos de la CBS para investigar la reacción de lo que en ese momento fue el mayor acto inmediato de persuasión masiva en la historia humana. Durante los meses siguientes se recolectaron entrevistas con los oyentes de La Guerra de los Mundos, se le proporcionaron a Stanton en la CBS y posteriormente se analizaron en el estudio de Cantril en 1940, The Invasion From Mars: A Study in the Psychology of Panic. En 1948, el Dr. Cantril se convirtió en Director de Programa para la UNESCO en París, estudiando el papel que las tensiones internacionales juegan en la causa de las guerras.

El interés de la Fundación Rockefeller por la persuasión doméstica continuó durante toda la guerra. Entre 1938 y 1944, por ejemplo, la organización dirigió un total de $250,000 para producir películas educativas y documentales a través del Centro Cinematográfico Americano. A finales de la década de 1940, los funcionarios de la Fundación habían desarrollado un interés aún más pronunciado en la gestión de las opiniones. Como dice el informe anual de la Fundación en 1948 (página 228), “La comprensión de la comunicación y el cambio de actitud es importante para nuestro sistema educativo, para quienes dirigen grandes organizaciones y para aquellos que están preocupados por la opinión y el comportamiento políticos”. Con este fin, la Fundación Rockefeller dedicó una cantidad sin precedentes de fondos a la investigación de la guerra psicológica.

En los días de la Guerra Fría, la propaganda era a menudo tan descaradamente obvia para el occidental acostumbrado a la libertad que era más fácilmente identificable como tal. La Fundación Rockefeller comprendió que el pueblo estadounidense necesitaba ser sometido a formas más sofisticadas de manipulación si el impulso gradual para el gobierno global se vendiera efectivamente en las próximas décadas. El informe anual de 1954 de la Fundación explica:

“Aunque se cree que las películas, la televisión y los cómics son efectivos para contribuir al aumento de la delincuencia juvenil en este país, estos y otros medios de comunicación de masas parecen ser mucho menos efectivos cuando se aplican al fin deseable de promover el bien de la ciudadanía o una ideología democrática positiva en la ‘guerra fría’.”

El Programa de Agricultura Mexicana (MAP) de la Fundación Rockefeller (RF), que funcionó entre 1943 y 1965, ahora se le atribuye el lanzamiento de la transformación global conocida como “Revolución Verde“. MAP fue el primer esfuerzo agrícola intensivo de la RF y su primera operación desde la División Internacional de Salud (IHD). El éxito de MAP finalmente alentó a los Fideicomisarios de la RF a suspender el IHD para situar a la agricultura en el centro de un modelo ampliado de investigación y promoción en salud pública. MAP proporcionó la base para el CIMMYT. Aunque los avances más grandes vendrían en el trigo, el maíz fue la primera tarea de MAP debido a su centralidad en la dieta mexicana.

El Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT) es una institución de investigación y capacitación sin fines de lucro dedicada al desarrollo de variedades mejoradas de trigo y maíz, y la introducción de mejores prácticas agrícolas a los pequeños agricultores para ayudar a mejorar sus medios de subsistencia. Los primeros pasos hacia la creación del CIMMYT fueron tomados en 1943 cuando los esfuerzos cooperativos del gobierno mexicano y la Fundación Rockefeller condujeron a la creación de la Oficina de Estudios Especiales, una organización dentro de la Secretaría de Agricultura de México, ahora Secretaria de Agricultura, Ganadería , Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). El objetivo de la oficina era garantizar la seguridad alimentaria en México y en el extranjero a través de la selección selectiva de plantas y la mejora de los cultivos. Los principales donantes son la Fundación Africana de Tecnología Agrícola, la Fundación Bill y Melinda Gates, el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, el CGIAR, el Banco Mundial, la Fundación Syngenta para la Agricultura Sostenible y los gobiernos nacionales de Australia, Gran Bretaña, Canadá, Los Estados Unidos y Suiza. El criador de trigo del CIMMYT, Norman Borlaug, conocido como el padre de la Revolución Verde, ganó el Premio Nobel de la Paz en 1970.

La Oficina de Estudios Especiales se estableció en 1943 como una empresa conjunta entre la Fundación Rockefeller y el gobierno mexicano en el Programa Agrícola Mexicano, que más tarde sería conocida como la Revolución Verde. La OEE era una unidad dentro del Ministerio de Agricultura de México. Sin embargo, su director, J. George Harrar, era un empleado de la Fundación Rockefeller, y reportó al Ministro de Agricultura de México.


La Fundación Rockefeller, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Corporación Monsanto, la Fundación Syngenta y el Gobierno de Noruega, entre otros, están invirtiendo decenas de sus millones en lo que es llamado el “Banco de Semillas del Juicio Final“. Oficialmente el proyecto se llama Svalbard Global Seed Vault en la isla noruega de Spitsbergen, parte del grupo de islas Svalbard.

svalbard_vault_mountain_cutaway


En 1960 la Fundación Rockefeller, el Consejo de Desarrollo Agrícola de John D. Rockefeller III y la Fundación Ford unieron sus fuerzas para crear el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) en Los Baños, Filipinas. En 1971, el IRRI de la Fundación Rockefeller, junto con su Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo de México y otros dos centros internacionales de investigación creados por la Fundación Rockefeller y la Fundación Ford, el IITA para la agricultura tropical, Nigeria e IRRI para el arroz, Filipinas, se combinaron para formar un Grupo Consultivo Mundial sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

CGIAR se formó en una serie de conferencias privadas celebradas en el centro de conferencias de la Fundación Rockefeller en Bellagio, Italia. Los participantes clave en las charlas de Bellagio fueron George Harrar de la Fundación Rockefeller, Forrest Hill de la Fundación Ford, Robert McNamara del Banco Mundial y Maurice Strong, organizador ambiental internacional de la familia Rockefeller, quien organizó la Cumbre de la Tierra en Estocolmo en 1972. Financiado con generosas becas de estudios de la Fundación Rockefeller y la Fundación Ford, el CGIAR se encargó de llevar a los principales científicos agrícolas y agrónomos del Tercer Mundo a los Estados Unidos para “dominar” los conceptos de producción moderna de agronegocios para llevarlos de regreso a su patria. En el proceso, crearon una inestimable red de influencia para la promoción del agronegocio en esos países, especialmente la promoción de la “Revolución Genética” de los OMG en los países en desarrollo, todo ello en nombre de la ciencia y de una agricultura eficiente y libre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revolución Verde: Como ya se exploró previamente en este artículo, la Fundación Rockefeller creó la disciplina de pseudociencia llamada biología molecular en su incesante búsqueda de reducir la vida humana a la “secuencia genética definitoria” que, esperaban, podría modificarse para cambiar los rasgos humanos a voluntad. La misma Fundación Rockefeller creó la llamada Revolución Verde, a partir de un viaje a México en 1946 por Nelson Rockefeller y el ex Secretario de Agricultura del New Deal y fundador de la Compañía Pioneer Hi-Bred Seed, Henry Wallace. La Revolución Verde pretendía solucionar el problema del hambre en todo el mundo  principalmente en México, India y otros países selectos donde trabajaba Rockefeller. El ingeniero agrónomo de la Fundación Rockefeller, Norman Borlaug, ganó un Premio Nobel de la Paz por su trabajo. A través de la Revolución Verde, la Fundación Rockefeller y más tarde la Fundación Ford trabajaron mano a mano formando y apoyando los objetivos de política exterior de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la CIA. Un efecto importante de la Revolución Verde fue la despoblación del campo de los campesinos que se vieron obligados a huir a los barrios pobres de las barriadas alrededor de las ciudades en búsqueda desesperada de trabajo. No fue casualidad; formaba parte del plan de creación de mano de obra barata para las futuras manufacturas multinacionales estadounidenses, la “globalización” de los últimos años. Algunas críticas generalmente implican alguna variación del principio malthusiano de la población. Tales preocupaciones a menudo giran en torno a la idea de que la Revolución Verde es insostenible, y argumentan que la humanidad está ahora en un estado de superpoblación o sobrepaso con respecto a la capacidad sostenible de carga y las demandas ecológicas en la Tierra. En el sentido más básico, la Revolución Verde fue un producto de la globalización, como lo demuestra la creación de centros internacionales de investigación agrícola que compartieron información y financiamiento transnacional de grupos como la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). La Revolución Verde fue típicamente acompañada de grandes proyectos de riego que a menudo incluían préstamos del Banco Mundial para construir enormes presas nuevas e inundar áreas previamente establecidas y tierras agrícolas fértiles en el proceso. También se utilizaron grandes cantidades de herbicidas y pesticidas, creando mercados adicionales para los gigantes de petróleo y productos químicos. Como decía un analista, en efecto, la Revolución Verde no era más que una revolución química. En ningún momento los países en desarrollo podían pagar las enormes cantidades de fertilizantes químicos y pesticidas. Recibirían crédito cortesía del Banco Mundial y préstamos especiales del Chase Bank y otros grandes bancos de Nueva York, respaldados por garantías del Gobierno de los Estados Unidos.

El Consejo de Desarrollo Agropecuario (ADC), conocido como el Consejo de Asuntos Económicos y Culturales, Inc. durante sus primeros diez años, fue establecido en 1953 por John D. Rockefeller III como una organización “caritativa, científica y educativa” que tenía como objetivo “estimular y apoyar actividades económicas importantes y otras relacionadas para el bienestar humano “. Estaba enfocada en Asia. Desde sus comienzos, el Consejo dedicó una parte importante de sus recursos a actividades de formación e investigación en ciencias sociales, con el objetivo central de fortalecer la capacidad profesional para hacer frente a los problemas económicos y humanos de la agricultura y el desarrollo rural en Asia. En 1985 se fusionó con otros dos programas agrícolas relacionados con Rockefeller, el Centro Internacional de Investigación y Capacitación Ganadera de Winrock (que fue creado en 1973) y el Servicio de Desarrollo Agrícola Internacional (IADS) de la Fundación Rockefeller (ambos fundados por John D. Rockefeller III) para crear el Instituto Internacional de Desarrollo Agrícola Winrock.

Winrock International, es una organización sin fines de lucro con sede en Little Rock (condado de Pulaski), se pueden trazar sus raíces a un esfuerzo de investigación que el gobernador Winthrop Rockefeller (de cual toma su nombre) estableció en su casa y rancho en Petit Jean Mountain, cerca de Morrilton (condado de Conway). Winrock International trabaja en los Estados Unidos y en todo el mundo. Tiene proyectos activos en un promedio de sesenta y cinco países cada año, con énfasis en desarrollo agrícola y empresarial, energía limpia, servicios ecosistémicos, manejo forestal y de recursos naturales, desarrollo de liderazgo, asistencia técnica voluntaria y política agrícola y ambiental.

Desde hace décadas los mismos intereses, incluyendo la Fundación Rockefeller, que respaldó la Revolución Verde inicial, han trabajado para promover una segunda “Revolución Genética“, como lo denominó el presidente de la Fundación Rockefeller Gordon Conway hace varios años, la propagación de la agricultura industrial y los insumos comerciales. Gordon Conway fue Director de Agricultura para el Impacto, una subvención financiada por la Fundación Bill & Melinda Gates, que se centra en el apoyo europeo de desarrollo agrícola en África. Con el verdadero trasfondo de la Revolución Verde de la Fundación Rockefeller en mente, se vuelve especialmente curioso que la misma Fundación Rockefeller junto con la Fundación Bill & Melinda Gates, ahora inviertan millones de dólares en preservar cada semilla contra un posible escenario de “juicio final” en un proyecto llamado La Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA).

AGRA, como se llama a sí misma, es una alianza de nuevo con la misma Fundación Rockefeller que creó la “revolución genética.” Una mirada a la Junta de Administración de AGRA lo confirma. Incluye a nadie más que al ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, como presidente. En su discurso de aceptación en un evento del Foro Económico Mundial en Ciudad del Cabo Sudáfrica en junio de 2007, Kofi Annan declaró: “Acepto este desafío con agradecimiento a la Fundación Rockefeller, a la Fundación Bill & Melinda Gates y a todos los que apoyan nuestra campaña africana. Además, la junta de AGRA cuenta con un sudafricano, Strive Masiyiwa, que es un administrador de la Fundación Rockefeller. Incluye a Sylvia M. Mathews de la Fundación Bill & Melinda Gates; Mamphela Ramphele, ex Directora General del Banco Mundial (2000-2006); Rajiv J. Shah de la Fundación Gates; Nadya K. Shmavonian de la Fundación Rockefeller; Roy Steiner de la Fundación Gates. Además, una Alianza para AGRA incluye Gary Toenniessen el Director Gerente de la Fundación Rockefeller y Akinwumi Adesina, Director Asociado de la Fundación Rockefeller. Además los Programas para AGRA incluyen a Peter Matlon, Director Gerente de la Fundación Rockefeller; Joseph De Vries, Director del Programa para los Sistemas de Semillas de África y Director Asociado de la Fundación Rockefeller. Como la vieja Revolución Verde fallida en India y México, la nueva Revolución Verde de África es claramente una alta prioridad de la Fundación Rockefeller.

No es casualidad que las fundaciones de Rockefeller y Gates se unan para impulsar una Revolución Verde de estilo transgénico en África, al tiempo que están financiando tranquilamente la “bóveda de semillas del juicio final” en Svalbard, donde será custodiado por los policías de la Revolución Verde de los OMG – las Fundaciones Rockefeller y Gates, Syngenta, DuPont y CGIAR. El proyecto Svalbard estará dirigido por una organización llamada Global Crop Diversity Trust (GCDT). El GCDT fue fundado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y Bioversidad Internacional (anteriormente el Instituto Internacional de Investigación Genética de Plantas), una rama del CGIAR. Su Consejo de Administración es presidido por Margaret Catley-Carlson, quien también fue presidenta hasta 1998 del Population Council de John D. Rockefeller en Nueva York.


Discurso de David Rockefeller en la ONU a medidados de la década de 1990.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El objetivo explícito del lobby eugenésico financiado por familias de élite ricas como Rockefeller, Carnegie, Harriman y otros desde la década de 1920, ha encarnado lo que denominaron “eugenesia negativa“, el asesinato sistemático de líneas de sangre no deseadas. Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood International e íntima de la familia Rockefeller, creó algo llamado The Negro Project en 1939, basado en Harlem, el cual tenía como fin, como confió en una carta a un amigo, «exterminar a la población negra».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los esfuerzos globales de la Fundación Rockefeller para proporcionar vacunas infantiles comenzaron en 1984, después de una reunión internacional en el centro de conferencias RF en Bellagio, Italia, sobre la protección de los niños del mundo. Se reunieron delegados internacionales de los campos de la medicina, el gobierno y la filantropía para discutir el concepto de un programa global de inmunización para niños. La Iniciativa de Vacunación Infantil (CVI), iniciada en 1990, fue un esfuerzo de colaboración entre el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la OMS, el Banco Mundial y la Fundación Rockfeller, colaborando con asociados públicos y privados que incluían agencias gubernamentales, científicos y fabricantes de vacunas.

La Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) definió su misión de “salvar la vida de los niños y proteger la salud de las personas aumentando el acceso a la inmunización en los países más pobres del mundo”. Para lograr estos objetivos GAVI creó una estrategia en cuatro partes que incluye: Acelerar la utilización de vacunas infrautilizadas y nuevas, Fortalecimiento de los sistemas de salud que ofrecen vacunas, Aumentar los fondos para la vacunación y hacer que estos programas sean sostenibles, Dar forma a los mercados de vacunas, para que las vacunas permanezcan asequibles y apropiadas para los más necesitados. La Fundación Rockefeller y la Fundación Bill & Melinda Gates siguen siendo patrocinadores comprometidos de GAVI. Como parte de la Iniciativa de Equidad de Salud en curso de la Fundación Rockefeller, la organización ha asignado subvenciones para la investigación de nuevas vacunas, el estudio de los métodos de entrega y estabilización de vacunas y la promoción de la colaboración mediante reuniones, consultas y asociaciones público-privadas.

En la década de 1990, la Organización Mundial de la Salud de la ONU lanzó una campaña para vacunar a millones de mujeres en Nicaragua, México y Filipinas, (Kenia en 2014) entre 15 y 45 años de edad, supuestamente contra el tétanos. La vacuna no se administró a hombres o niños, a pesar de que de manera presumible son igualmente propensos a contraer esta enfermedad. Debido a esa curiosa anomalía, el Comite Pro Vida de México, una organización laica católica romana tuvo sospechas y sometieron a pruebas estas vacunas. Las pruebas revelaron que esa vacuna contra el tétanos de la OMS contenía gonadotrofina coriónica humana o hCG, una hormona natural que cuando se combinaba con un portador de toxoide tetánico estimulaba anticuerpos que hacían que una mujer no pudiera mantener un embarazo. Ninguna de las mujeres vacunadas fue informada. Más tarde se supo que la Fundación Rockefeller junto con el Consejo de Población de Rockefeller, el Banco Mundial (sede del CGIAR) y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos habían participado en un proyecto de 20 años de duración iniciado en 1972 para desarrollar la Vacuna contra el aborto encubierta con un portador de tétanos para la OMS. Además, el Gobierno de Noruega, anfitrión de la Bóveda de Semillas del Día del Juicio Final de Svalbard, donó $ 41 millones para desarrollar la vacuna contra el tétanos. Aquí un documento de la OMS sobre las “Vacunas Reguladoras de Fertilidad“.

En el reporte anual de 1968 (página 72) de la Fundación Rockefeller se establece:

“(…) se sabe que varios tipos de fármacos disminuyen la fertilidad masculina, pero los que se han probado tienen serios problemas de toxicidad. Se está trabajando muy poco en los métodos inmunológicos, como las vacunas, para reducir la fertilidad, y se necesita mucha más investigación para encontrar una solución”.

En el reporte anual de 1969 (páginas 85-99) de la Fundación Rockefeller se establece:

“El desarrollo de un medio simple y seguro para controlar la fertilidad humana, que sería barato, fácil de administrar a gran escala y socialmente aceptable, es objeto de intensas investigaciones en varios centros médicos importantes. Los métodos principales actualmente en uso -la pildora oral y el dispositivo intrauterino- tienen graves inconvenientes para los programas a gran escala”.

No pasó mucho tiempo antes de que todos los esfuerzos de la Fundación Rockefeller comenzaran a tener efecto. En su reporte anual de 1988 (página 27), la RF se complació en informar sobre los progresos realizados por la División de Población de la Fundación en el campo de las vacunas anti-fertilidad:

“El Instituto Nacional de Inmunología de la India completó con éxito en 1988 la primera fase de los ensayos con tres versiones de una vacuna anti-fertilidad para las mujeres. Patrocinado por el gobierno de la India y apoyado por la Fundación, los ensayos establecieron que con cada una de las vacunas probadas, se podría esperar por lo menos un año de protección contra el embarazo, basado en los niveles de anticuerpos formados en respuesta al calendario de inmunización”.

En su revisión de 1997 de las vacunas contra la fertilidad, el Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología, con sede en la India, no olvidó reconocer a su principal benefactor:

“El trabajo sobre las vacunas LHRH y HCG fue apoyado por las subvenciones de investigación de la Fundación Rockefeller, (…)”.

Tan sólo cuatro años después de que la Fundación Rockefeller lanzara operaciones de financiación masiva en vacunas contra la fecundidad, el Grupo de Trabajo fue creado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Su misión, según uno de sus miembros, es apoyar:

“la investigación básica y clínica sobre el desarrollo de vacunas anticonceptivas dirigidas contra los gametos o el embrión preimplantador. Estos estudios han implicado el uso de procedimientos avanzados en química de péptidos, tecnología de hibridomas y genética molecular, así como la evaluación de una serie de nuevos enfoques en la vacunología general. Como resultado de este esfuerzo internacional de colaboración, un prototipo de vacuna anti-HCG está siendo sometido a pruebas clínicas, lo que aumenta la posibilidad de que un nuevo método de planificación familiar esté disponible antes del final de la década actual”.

Aunque el término “Vacuna contra la Fertilidad”, acuñado por la Fundación Rockefeller, fue reemplazado por el más burocrático “Fertility Regulating Vaccine (FRV), el programa fue obviamente el mismo.

Parece que no hay límite para las ambiciones de la Fundación Rockefeller de introducir compuestos anti-fertilidad en los ya existentes “servicios de salud”, como las vacunas, o -como parece ser ahora- los productos de consumo promedio. El reporte anual de la Fundación Rockefeller de 1985 (página 96) subrayó su constante dedicación a encontrar un buen uso para la sustancia anti-fertilidad “gossypol”, o C30H30O8 – como se lee en la descripción.

“Otro interés a largo plazo de la Fundación ha sido el gossipol, un compuesto que ha demostrado tener un efecto de antifertilidad en los hombres. A finales de 1985, la Fundación había otorgado donaciones por un total aproximado de $ 1.6 millones en un esfuerzo para apoyar y estimular las investigaciones científicas sobre la seguridad y la eficacia del gosipol”.

De hecho, el gossipol, un polifenol tóxico derivado de la planta de algodón, fue identificado desde el principio en la investigación de la Fundación como un esterilizante eficaz. La cuestión era, cómo implementar o integrar la sustancia tóxica en los cultivos. En el reporte anual de la Fundación Rockefeller de 1986 (página 46), la organización admite financiar la investigación sobre el uso de compuestos reductores de la fertilidad en relación con los alimentos para su “uso generalizado”:

“Los estudios sobre anticonceptivos masculinos se centran en el gosipol, una sustancia natural extraída de la planta de algodón, e identificado por los investigadores chinos como un efecto anti-fertilidad en los hombres. Antes de que se pueda recomendar el uso generalizado, se necesita más investigación para ver si la reducción de la dosis puede eliminar efectos secundarios indeseables sin reducir su eficacia como anticonceptivo. La Fundación apoyó la investigación sobre la seguridad, reversibilidad y eficacia del gossypol en siete diferentes subvenciones de 1986″.

¿Es una coincidencia que estas mismas organizaciones, desde la Fundación Rockefeller a la Fundación Gates, y del Banco Mundial a Noruega participen también en el proyecto de bancos de semillas de Svalbard? No.


En 1998 el Presidente de los EE.UU., Bill Clinton premió a David Rockefeller con la Medalla Presidencial de la Libertad por sus esfuerzos para conseguir la “paz mundial”.

 

 

 

 

 

 

 


Iniciativa Rockefeller. Desde principios de 1993 el empresario Laurence Rockefeller comenzó un largo acercamiento a Bill Clinton para la divulgación extraterrestre, incluyendo archivos de la CIA, en lo que se convirtió en la Iniciativa Rockefeller. Al informar al fallecido Dr. John “Jack” Gibbons, entonces director de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca y asesor del Presidente, en 1993, Rockefeller provocó una revisión por la Fuerza Aérea estadounidense del legendario caso Roswell. La revisión de Roswell impulsada por Rockefeller concluyó que no había participación extraterrestre y que era un globo. Aparte de Roswell, las negociaciones de Rockefeller incluyeron un plan en curso para escribir una carta abierta directa al presidente Bill Clinton, junto con la amenaza de publicar anuncios en la prensa, pidiendo la divulgación completa y una amnistía para que los testigos oficiales se presentaran y evitaran el enjuiciamiento si sus demandas no eran cumplidas. Rockefeller parece haber sido mantenido a raya de hacer esto por el Dr. Gibbons, pero la amenaza parecía tener algún peso en la medida en que Rockefeller hizo que el señor y la señora Clinton visitaran su propio rancho. Durante las vacaciones de siete días de la familia Clinton en agosto de 1995 en el Rockefeller Teton Ranch, fuera de Jackson Hole, Wyoming, el multimillonario de 85 años informó en privado al Presidente y la Primera Dama sobre los OVNIs y sus esperanzas. Debido a la persistencia del investigador Grant Cameron, quien utilizó la Ley de Libertad de Información para obtener tanta información sobre la iniciativa, antes de compartirla con el grupo Paradigm, sabemos que la empresa continuó por poco más de un año. Una serie de cartas y notas entre Rockefeller, los co-activistas, el Dr. Gibbons y otros funcionarios revelaron el alcance de las discusiones. Los documentos también nombran a ambos Clinton como directamente involucrados en la iniciativa después de la reunión.

hillary-rockefeller-650737


En el siglo XXI, la programación de salud pública se ha vuelto a convertir en una prioridad de la Fundación Rockefeller. A través de sus iniciativas en Equidad de Salud y Transformación de Sistemas de Salud, la RF contribuye significativamente a los objetivos a largo plazo de aumentar el acceso global a la atención de la salud a través de la tecnología de salud electrónica y trabajar a través de fronteras nacionales para monitorear la transmisión de enfermedades, en la vigilancia de enfermedades.

En 2015 más de 750 víctimas demandaron a la Fundación Rockefeller, al Hospital Johns Hopkins, a la Universidad Johns Hopkins, a la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, a la Escuela de Medicina Pública Bloomberg en Johns Hopkins, y a la Corporación del Sistema de Salud Johns Hopkins, alegando que eran la fuerza impulsora detrás de los experimentos humanos en los que fueron engañadas poblaciones vulnerables de guatemaltecos y donde fueron deliberadamente expuestos a sífilis, gonorrea y otras enfermedades venéreas y patógenos, sin su consentimiento informado con el fin de probar la eficacia de los tratamientos. Los experimentos realizados en la década de 1940 fueron dirigidos a niños en edad escolar, huérfanos, pacientes de hospitales psiquiátricos, reclusos y reclutas militares.

Los experimentos de Guatemala han sido comparados con el famoso experimento de sífilis de Tuskegee, lo que llevó a la creación de la mayor parte de las normas éticas y legales que protegen ahora a los sujetos humanos de investigación. En el experimento Tuskegee, el Servicio de Salud Pública de EE.UU. estaba estudiando la progresión de la sífilis en hombres negros en la Alabama rural, y los investigadores fueron criticados por no tratar a los hombres incluso después de que se descubrió la penicilina como tratamiento para la enfermedad. En el experimento participó John Charles Cutler, quien anteriormente fuera el líder del equipo en el experimento de Guatemala. La esposa de Cutler, Eliese S. Cutler, dijo a la Universidad de Pittsburg que entiende la importancia del control de la población – la cuál calificó como una de las pasiones de su marido. La esposa de John C. Cutler admitió que ha servido en varios consejos, incluyendo Planned Parenthood, Pathfinder International y el Consejo de la Población.

En 1911, el Dr. Hideyo Noguchi del Instituto Rockefeller para la Investigación Médica inyectó a 146 pacientes del hospital (algunos de los cuales eran niños) con sífilis. Más tarde fue demandado por los padres de algunos de los niños, que contrajeron sífilis como resultado de sus experimentos.

En 2009, algunos de los multimillonarios líderes de Estados Unidos se reunieron secretamente para considerar cómo su riqueza podría utilizarse para frenar el crecimiento de la población mundial y acelerar las mejoras en salud y educación. Los filántropos que asistieron por iniciativa de Bill Gates, discutieron unir fuerzas para superar los obstáculos políticos y religiosos al cambio. Descrito como el “Club de los Buenos” por un informante, la reunión incluyó a David Rockefeller, el patriarca de la dinastía más rica de Estados Unidos, los financieros Warren Buffett y George Soros, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg y los magnates de los medios Ted Turner y Oprah Winfrey.


La Medalla Carnegie de Filantropía fue inaugurada en 2001 por representantes de las más de veinte instituciones establecidas por Andrew Carnegie en todo el mundo. Este premio, creado en la ceremonia centenaria de la carrera oficial del Sr. Carnegie como filántropo, se da a uno o más individuos. La ceremonia de 2001 se celebró el 10 de diciembre en la ciudad de Nueva York. Honró a Walter H. y Leonore Annenberg, Brook Astor, Irene Diamond, a la familia Gates, a la familia Rockefeller, a George Soros y a Ted Turner (ver video de Turner Confrontado).

NYTimes-photo-972x1024


El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) es una organización internacional no gubernamental fundada en 1961, que trabaja en el campo de la preservación de los medios salvajes y la reducción de la huella humana en el medio ambiente. Es la organización de conservación más grande del mundo con más de cinco millones de seguidores en todo el mundo, trabajando en más de 100 países, apoyando alrededor de 1,300 proyectos de conservación y medio ambiente. La idea de un fondo en nombre de los animales en peligro fue propuesta inicialmente por Víctor Stolan a Sir Julian Huxley (hermano de Aldous Huxley) en respuesta a los artículos que publicó en el periódico británico The Observer. Godfrey A. Rockefeller también desempeñó un papel importante en su creación, reuniendo el primer personal.

Rockefeller “jugó un papel importante en la fundación y creación” del World Wildlife Fund, que incluyó “la contratación del primer personal y los principales científicos”, y más tarde se desempeñó como Director Ejecutivo de 1972 a 1978. Desde 1977 hasta 2006 Se desempeñó en la Junta Directiva y el Consejo Nacional de WWF.


El programa “Ciencia del Hombre” que la Fundación Rockefeller articuló en 1933 con la ayuda de Warren Weaver pidió un mayor énfasis en la biología y la psicología y los desarrollos especiales en matemáticas, física y química que son fundamentales para esos campos, a los efectos del análisis y la conducta de control:

La ciencia ha hecho progresos significativos en el análisis y control de las fuerzas inanimadas, pero la ciencia no ha hecho igual los avances en el problema más delicado, más difícil y más importante del análisis y el control de las fuerzas animadas.

El punto culminante del programa de la Fundación Rockefeller (RF) en ciencias naturales fue su iniciativa en biología molecular, que se desarrolló desde 1933 hasta 1951 bajo el liderazgo de Warren Weaver.

La Fundación Rockefeller vertió $ 25 millones de dólares de apoyo en el programa de biología molecular de los Estados Unidos entre los años 1932 y 1959. La extensión de su influencia durante este periodo intensivo, sin embargo, fue mucho más allá de simples financiaciones. Los programas de biología molecular de la Fundación impregnaron las infraestructuras académicas de todas las instituciones críticas, con los administradores de Rockefeller en altos puestos administrativos en las universidades.

El término “biología molecular“, de hecho, fue acuñado en 1938 por Warren Weaver, en ese entonces director de la división de ciencias naturales de Rockefeller, para cambiar el nombre por tercera vez al programa originalmente conocido comopsychobiology“, cuyo objetivo era la racionalización de comportamiento humano.”

 La llamada ‘Psicobiología’, el nuevo plan cooperativo surgió originalmente como una simple unidad MS-NS (Medical Science – Natural Science) repartida en nueve lotes de investigación:

  • Psicobiología (Psiquiatría – Neurofisiología)
  • Secreciones Internas (Hormonas, enzimas, etc)
  • Nutrición (Vitaminas, etc)
  • Efectos de la Radiación
  • Biología del Sexo
  • Embriología Experimental y Química
  • Genética
  • Fisiología General (fisiología celular, conducción nerviosa)
  • Biofísica y Bioquímica

Los oficiales de la Fundación crearon un sistema informal pero de facto de revisión por pares, con asesores científicos proporcionándoles un conocimiento detallado del tráfico académico y científicos y administradores consultando a su juicio sobre nombramientos académicos, reputaciones, personalidades, viajes y proyectos potenciales. Warren Weaver, director de la División de Ciencias Naturales de la Fundación, a menudo fue invitado a sentarse en las reuniones de la facultad.

En su libro de 1993La visión molecular de la vida“, la Dra. Lily E. Kay, a quien un obituario de 2001 de la oficina MIT News se refiere como “una de las más destacadas historiadoras de la biología de su generación“, argumentó que la “nueva biología” ha sido creada en gran parte por la Fundación Rockefeller y su programa filial en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) a través de un consenso entre una élite científica y una élite empresarial cuyos objetivos más amplios se centran en la eugenesia y la necesidad de crear un mecanismo de control social y de ingeniería humana:

“La nueva ciencia no sólo evoluciona por selección natural de variantes disciplinarias distribuidas al azar, ni tampoco asciende por la sola fuerza convincente de sus ideas y sus líderes. Por el contrario, el auge de la nueva biología fue una expresion de los esfuerzos sistemáticos de cooperación de la clase científica de los Estados Unidos -los científicos y sus patrocinadores– para dirigir el estudio de los fenómenos animados a lo largo de las rutas seleccionadas hacia una visión compartida de la ciencia y la sociedad.”

4191XIYnNdL._SX331_BO1,204,203,200_


En abril de 2013, el presidente Obama anunció una iniciativa federal para mapear el cerebro humano, de la misma manera que el genoma humano ya había sido mapeado. La iniciativa se llamó oficialmente B.R.A.I.N., un acrónimo de “Investigación del Cerebro Mediante la Mejora Innovadora de Neurotecnologías. Los más importantes neurólogos desarrollaron rápidamente una estrategia de investigación de 12 años para el Instituto Nacional de Salud (NIH) para alcanzar los objetivos. El NIH estableció un grupo de trabajo de alto nivel del Comité Asesor del director del NIH (ACD) para ayudar a dar forma a esta nueva iniciativa. Este grupo de trabajo, es presidido por la Dra. Cornelia “Cori” Bargmann (de la Universidad Rockefeller) y el Dr. William Newsome (de la Universidad de Stanford).

Una propuesta para desarrollar una nueva forma de controlar de forma remota las células cerebrales de Sarah Stanley, una investigadora asociada en el Laboratorio de Genética Molecular, dirigido por Jeffrey M. Friedman de la Universidad Rockefeller, se encuentra entre las primeras en recibir los fondos de la iniciativa B.R.A.I.N. del Presidente de los EE.UU. Barack Obama. El proyecto hará uso de una técnica llamada radiogenetica que combina el uso de ondas de radio o campos magnéticos con nanopartículas para activar las neuronas encendiendolas o apagandolas.


David Rockefeller, último nieto sobreviviente del oligarca del petróleo John D. Rockefeller, está muerto. Nos dicen que murió durmiendo a la edad de 101 el pasado 20 de marzo de 2017, y con él la tercera generación de la infame dinastía Rockefeller llega a su fin.

 

 

 

 

 


TECNOCRACIA

Según el bisnieto de John D., Jay Rockefeller, Internet representa una seria amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU.. Él expresó:

“Realmente casi te hace elaborar la pregunta ¿habría sido mejor si nunca hubiéramos inventado Internet? Todo el mundo es atacado, cualquiera puede hacerlo. La gente dice, bueno es China y Rusia, pero podría haber algún chico en Letonia haciendo lo mismo.”

 

 

 

Muchos podrían pensar que Internet fue un golpe duro para la agenda de la familia Rockefeller y sus compañeros oligarcas, miembros de la sociedad intercambiando información de una manera en la que nunca antes se habría pensado. Pero nada más alejado de la realidad. La tecnocracia siempre fue parte del plan de la élite, y para que la tecnocracia pudiera instaurarse plenamente era necesario un continuo intercambio de información en tiempo real por parte de todos los miembros de la sociedad.

Un documento de 2010 de la Fundación Rockefeller, “Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional” imagina diversos desastres y posibles respuestas a ellos. Una parte del texto que llama la atención es:

“Se implementaron nuevos sistemas coordinados a nivel mundial para monitorear la capacidad de uso de energía, incluidas las redes inteligentes y las tecnologías de reconocimiento de patrones de abajo hacia arriba. Estos esfuerzos produjeron resultados reales: para 2022, las nuevas proyecciones mostraron una disminución significativa en el aumento de los niveles de carbono en la atmósfera”.

Inspirado por el éxito de este experimento en una acción global colectiva, se intensificaron las iniciativas coordinadas a gran escala. Surgieron estructuras centralizadas de supervisión y gobierno global, no solo para el uso de la energía sino también para los estándares de enfermedades y tecnología. “Tales sistemas y estructuras requerían niveles de transparencia mucho mayores, lo que a su vez requería una mayor recopilación de datos, procesamiento y retroalimentación.

Los enormes y benignos sistemas de “sousveillance” permitieron a los ciudadanos acceder a datos, todos disponibles públicamente, en tiempo real y reaccionar. Los estados-nación perdieron parte de su poder e importancia a medida que la arquitectura global se fortaleció y surgieron estructuras de gobierno regional. “Las entidades internacionales de supervisión como la ONU tomaron nuevos niveles de autoridad, al igual que los sistemas regionales como la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), la Nueva Asociación para el Desarrollo de África (NEPAD) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD)”.

En febrero de 2019, La Fundación Rockefeller marcó el lanzamiento público de Atlas AI, una empresa social establecida por la Fundación y un equipo de profesores de la Universidad de Stanford para desarrollar productos de datos para apoyar el desarrollo global. Atlas AI trabaja en la intersección de la economía del desarrollo, la ciencia de los cultivos, la teledetección y la inteligencia artificial para generar información detallada sobre la pobreza, el rendimiento de los cultivos y las tendencias económicas en el África subsahariana. A principios de esta semana, Atlas AI nombró a Victoria Coleman, anteriormente Directora de Tecnología de la Fundación Wikimedia, como la primera Directora Ejecutiva de la organización.

The Rockefeller Foundation Atlas AI

Una Corporación-B fundada en asociación con la Fundación Rockefeller en 2018, Atlas AI utiliza algoritmos de aprendizaje automático y una amplia gama de datos reales de verdad para estimar la actividad económica y el rendimiento de los cultivos a partir de imágenes satelitales. Atlas AI valida sus modelos contra conjuntos de datos estándar de oro recopilados por socios multilaterales en el campo, y sus métodos están respaldados por investigaciones científicas rigurosamente revisadas por pares.


Los primeros 13 días después de la concepción humana se han mantenido como un misterio para la ciencia. Pero en mayo de 2016, los investigadores de la Universidad Rockefeller fueron los primeros en ver –y crecerembriones humanos en laboratorio durante 13 días (la cantidad máxima permitida desde el punto de vista ético). Los investigadores crecieron uno en un laboratorio, dándole insulina y otros nutrientes. Esto demostró que un embrión en sí mismo contiene el manual de instrucciones genéticas para su desarrollo, y no se comparte con la madre (al menos no inicialmente).

 

 

Jacques Loeb. fisiólogo y biólogo estadounidense de origen alemán que trabajó en 1910 en el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica en Nueva York, donde dirigió un departamento creado para él. Permaneció en el Instituto Rockefeller (ahora Universidad Rockefeller) hasta su muerte. A lo largo de la mayor parte de estos años Loeb pasó sus veranos en el Laboratorio de Biología Marina en Woods Hole (a la que la Fundación Rokefeller donó medio millón de dólares en 1924), Massachusetts, realizando experimentos sobre diversos invertebrados marinos. Fue allí donde Jacques Loeb realizó su experimento más famoso, la partenogénesis artificial. Loeb fue capaz de hacer que los huevos de erizos de mar comenzaran el desarrollo embrionario sin espermatozoides. Esto se logró mediante ligeras modificaciones químicas del agua en la que se guardaban los huevos, las cuales sirvieron de estímulo para comenzar el desarrollo. Antes de trabajar para el Instituto Rockefeller fue llamado en 1982 a la Universidad de Chicago (fundada por John D. Rockefeller) como profesor asistente de fisiología y biología experimental, convirtiéndose en profesor asociado en 1895 y profesor de fisiología en 1899. John B. Watson el “padre del conductismo (es el estudio experimental objetivo y natural de la conducta)”, fue un estudiante de las clases neurología de Loeb en la Universidad de Chicago.

 


Rockefellers premiados en Japón

El senador Jay Rockefeller dice que está profundamente honrado de recibir el prestigioso Gran Cordón de la Orden del Sol Naciente del gobierno japonés. El premio reconoce el trabajo de Rockefeller para fortalecer la relación económica y cultural entre los dos países. Rockefeller vivió y estudió en Japón durante 3 años a fines de los años cincuenta. Él dice que la relación que finalmente construyó entre Virginia Occidental y Japón ha llevado a la inversión de miles de millones de dólares y miles de empleos bien pagados. Rockefeller ha dirigido casi una docena de misiones comerciales a Japón, recibió visitantes japoneses a Virginia Occidental y ha sido fundamental para llevar a más de 20 compañías japonesas al estado, incluidas NGK Spark Plugs, Nissin y Toyota.

El 12 de febrero de 2014, el Gobierno de Japón otorgó al Senador John D. Rockefeller IV el Gran Cordón de la Orden del Sol Naciente en reconocimiento a sus importantes contribuciones para fortalecer y promover tanto la relación económica como el entendimiento mutuo entre Japón y Estados Unidos. Estados Siguiendo el texto completo de los comentarios preparados por el senador Rockefeller al recibir el honor:

Más actualizaciones muy pronto….

Conoce a tu enemigo: El Instituto Real de Asuntos Internacionales

1 yvkos3ik0eqaknhmj7x40a

Los lectores de esta columna ya sabrán todo sobre el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR). La influencia del CFR en la configuración de la agenda de política exterior de Washington fue una vez ridiculizada como “teoría de la conspiración”. Pero, como suele ser el caso, esa “teoría de la conspiración” es ahora una simple cuestión de la que los propios conspiradores bromean abiertamente. Sin embargo, lo que sí sé es que el CFR es en realidad una rama de una organización un poco más antigua y poco conocida: el Instituto Real de Asuntos Internacionales. La idea para el grupo se elaboró ​​en una sesión informal durante la conferencia de paz de París de 1919. El Instituto se formalizó el año siguiente, primero como el Instituto Británico de Asuntos Internacionales, y luego, después de recibir su Royal Charter, como el Instituto Real de Asuntos Internacionales.

El grupo se ha convertido en sinónimo de Chatham House, su sede en St. James ‘Square, Londres, y es ampliamente reconocido entre los expertos en política exterior como el think tank más influyente del mundo.

En los años transcurridos desde su creación, RIIA ha abierto sucursales en países de la Commonwealth británica y en todo el mundo, incluido el Consejo de Relaciones Exteriores, nacido en gran parte de la misma reunión de París de 1919 que dio origen al Instituto, el Instituto Australiano de Asuntos Internacionales, el Instituto de Asuntos Internacionales de Sudáfrica, el Instituto de Asuntos Internacionales de Pakistán, el Consejo Internacional Canadiense y otras organizaciones similares.

Oficialmente, el Instituto Real de Asuntos Internacionales, al igual que sus diversas organizaciones filiales, es un grupo de expertos no gubernamentales sin fines de lucro que promueve el análisis de asuntos internacionales y asuntos mundiales en temas como energía, medio ambiente y recursos, economía internacional y seguridad internacional y el derecho internacional. También como sus organizaciones filiales, la mayoría de las publicaciones y actas del grupo están abiertas al público y están disponibles gratuitamente a través de su sitio web o su revista, International Affairs. Necesitarás una cuenta de “Oxford Academic” si deseas acceder a Asuntos Internacionales en línea para leer temas importantes como “Política mundial 100 años después de la Conferencia de paz de París” por la bisnieta de David Lloyd George y la ex fideicomisaria de Rhodes, Margaret MacMillan.

La organización está financiada por socios, patrocinadores y una lista de miembros corporativos que se leen como un quién es quién de la corporatocracia, incluidos Chevron, AIG, Bloomberg, Toshiba, Morgan Stanley, Goldman Sachs, Lockheed Martin, Royal Dutch Shell, ExxonMobil y docenas de otras corporaciones, instituciones y gobiernos extranjeros. Chatham House atrae constantemente a algunos de los oradores más conocidos en una amplia gama de temas, publicando informes que establecen la agenda de la política global, no solo para Gran Bretaña, sino también para gran parte del resto del mundo desarrollado.

Aunque la mayoría de sus actividades son de acceso público, es quizás, de manera reveladora, por su política de mantener ciertas reuniones privadas que la organización es la más conocida. La política se llama La Regla de Chatham House y establece:

“Cuando una reunión, o parte de ella, se lleva a cabo bajo la Regla de la Casa Chatham, los participantes tienen la libertad de usar la información recibida, pero no se puede revelar la identidad ni la afiliación de los oradores, ni la de ningún otro participante.

La regla es ostensiblemente invocada para alentar el debate sobre temas polémicos, y la teoría es que los individuos prominentes no estarían dispuestos a discutir sus puntos de vista completos sobre estos temas si su identidad y afiliaciones se dieran a conocer públicamente. Algunas de las reuniones secretas más infames y criticadas del mundo, incluida la conferencia de Bilderberg, se adhieren a las Reglas de la Casa Chatham e invitan a cargos de secreto e influencia oculta.

Cuando se trata de un grupo como el Instituto Real de Asuntos Internacionales, es difícil argumentar que tales cargos están fuera de lugar.

Que el grupo publique su revista de Asuntos Internacionales bajo los auspicios de la Universidad de Oxford habla de las raíces históricas del think tank. Nacido de las cenizas de la Primera Guerra Mundial, la RIIA fue creada por las mismas personas que crearon “La Conspiración de la Primera Guerra Mundial”. Como ya sabrán los espectadores de mi trabajo sobre el tema, la “Gran Guerra” fue en parte diseñada por una sociedad secreta (no tan secreta) creada formalmente por Cecil Rhodes en 1891.

La sociedad de Rhodes fue diseñada para funcionar en lo que G. Edward Griffin ha denominado “La fórmula de Quigley”, en la que una pequeña camarilla crea una organización más grande que puebla con colaboradores de ideas afines de quienes mantienen los objetivos y metas reales de la sociedad. Por este método, un pequeño grupo de conspiradores puede dirigir a ciertos fines a grupos de cientos o incluso miles de personas. Como señala G. Edward Griffin, el trabajo de Carroll Quigley, especialmente The Anglo-American Establishment, alertó al público sobre la existencia de este grupo y algunos de sus miembros clave, desde Alfred Milner y Lord Esher hasta Lionel Curtis y Lord Lothian.

Excluido en gran medida de los libros de historia de hoy, Alfred Milner fue un periodista que fue sacado de la oscuridad por Stead, quien lo nombró como editor asistente en el Pall Mall Gazette. Stead y Rhodes utilizaron su influencia para que Milner fuera nombrado Alto Comisionado para África del Sur en 1897, una posición importante e influyente en los años previos a la Guerra de los Bóeres. Milner fue mentor de un grupo de jóvenes abogados y administradores, en su mayoría afiliados a la Universidad de Oxford, que se conoció como el “Jardín de niños de Milner“. Estas figuras se convirtieron en algunas de las figuras más influyentes en los asuntos extranjeros de principios del siglo 20 en el Imperio Británico, incluyendo Lord Lothian, Philip Henry Karr, Robert Henry Brand de Lazard Brothers, 1st Baron Tweedsmuir, y Lionel Curtis, el reconocido fundador del Instituto Real de Asuntos Internacionales.

Desde su inicio, el grupo tenía la intención de ser una tienda parlante para que los líderes del establishment anglo-estadounidense debatieran, decidieran y pusieran en práctica su agenda, que luego podría entregarse personalmente a cualquier político que estuviera en el cargo en el momento indicado. Esta actitud elitista hacia el gobierno se incorporó desde el momento en que se fundó el grupo. Como señalan Jim Macgregor y Gerry Docherty en su libro, Prolongando la agonía: Cómo el Establishment anglo-americano extendió deliberadamente la Primera Guerra Mundial:

“Ellos [los miembros de la sociedad secreta de Rhodes] tomaron el exitoso Grupo de Mesa Redonda y lo remodelaron en el Instituto de Asuntos Internacionales. Asfixiados con palabras que cuando se decodificaban significaban que trabajarían juntos para determinar la dirección futura de un mundo en rápido cambio, Lionel Curtis abogó por que “la política nacional debería estar formada por una concepción de los intereses de la sociedad en general”. Con esto se refería a los intereses del Establecimiento angloamericano. Hablaba de los asentamientos que se habían realizado en París como resultado de la opinión pública en varios países, y explicó la necesidad de diferenciar entre la opinión pública “correcta” e “incorrecta”. Con escalofriante certeza, anunció que “La opinión pública correcta fue producida principalmente por un pequeño número de personas en contacto real con los hechos que habían pensado en los problemas involucrados”. Habló de la necesidad de “cultivar una opinión pública en los diversos países del mundo” y propuso la creación de un grupo de expertos de alto nivel “estrictamente limitado” que comprende a los “expertos” afines de las delegaciones británica y estadounidense. Se organizó un comité de selección, dominado por completo por agentes de la élite secreta para evitar “una gran masa de miembros incompetentes”. El pensamiento por excelencia de la clase dominante británica. Una nueva élite angloamericana de membresía aprobada fue auto-seleccionada”.

En los últimos años, RIIA, el portavoz más visible del legado de esta sociedad secreta, ha sido responsable de los informes sobre por qué el oro no es una alternativa viable al actual sistema monetario internacional, un análisis de las elecciones iraníes de 2009 que informaron reportes de todo el mundo acerca de las “irregularidades” de esa elección, un artículo de opinión del Secretario de Relaciones Exteriores británico que insta a un armamentismo exhaustivo del ciberespacio, y muchos otros documentos, publicaciones, conferencias y presentaciones influyentes.

Al final, lo que quizás sea más intrigante para aquellos que están interesados ​​en examinar cómo funciona el poder en la sociedad no es necesariamente el origen secreto de un grupo como el Instituto Real de Asuntos Internacionales, o incluso la forma en que lo han manipulado, configurado y encubierto, controlando la política exterior británica durante décadas, o cómo ha logrado ejercer una influencia tan considerable en los asuntos mundiales a través de sus diversas organizaciones filiales. En cambio, lo más fascinante de Chatham House es que está muy abierto.

Muchas de sus reuniones y procedimientos están a disposición del público. Sus socios y miembros corporativos se publican en su página web. Su revista se publica abiertamente y se pone a disposición del público. Su historia, una vez envuelta en un misterio, ha quedado al descubierto por más de medio siglo. Y aún así, a pesar de todo, RIIA rara vez se discute como un importante centro de poder en la sociedad del siglo XXI.

De alguna manera, quizás este sea su mayor logro: ocultar su enorme influencia y su papel continuo en la dirección de la geopolítica global, no ocultándose bajo un manto de secretos como el Grupo Bilderberg, Skull and Bones u otras sociedades secretas, sino poniéndose tanto en el punto de vista público que parece mundano. Después de todo, debe notarse que esta es precisamente la forma en que Rhodes imaginó que funcionaría tal organización, y la existencia e influencia continuada de esa idea, se manifestó más abiertamente en Chatham House, el CFR y sus think tanks hermanos alrededor del mundo, podría servir como el ejemplo perfecto de cómo algunos de los secretos más grandes del mundo están ocultos a simple vista.

-James Corbett-

David M. Rubenstein es nombrado presidente del Consejo del CFR

photo_63097_landscape_650x433

David M. Rubenstein, cofundador y director gerente de la firma de capital privado Carlyle Group y asistente regular al Grupo Bilderberg ha sido nombrado presidente de la junta del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) a partir del 1 de julio.

Rubenstein sucede tanto a la ex Representante de Comercio de los Estados Unidos, Carla A. Hills, presidenta y directora general de Hills & Company, y al ex secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Robert E. Rubin, quienes están concluyendo sus mandatos de diez años como copresidentes.

Rubenstein ha sido miembro del CFR y director de la Junta por más de una década, y ha sido vicepresidente desde 2012.

David M. Rubenstein es cofundador y co-CEO de The Carlyle Group, una de las mayores firmas de capital privado del mundo. Desde que cofundó la firma en 1987, Carlyle ha crecido para gestionar más de 170,000 millones de dólares de 33 oficinas en todo el mundo.

 

La biografía no autorizada de David Rockefeller

Clic en la imagen para ver el video…

hqdefault

David Rockefeller, último nieto sobreviviente del oligarca del petróleo John D. Rockefeller, está muerto. Nos dicen que murió durmiendo a la edad de 101 el pasado 20 de marzo de 2017, y con él la tercera generación de la infame dinastía Rockefeller (la cuarta si se cuenta al padre bigamista de John D., el vendedor de aceite de serpiente) llega a su fin fin.

Así que, ¿eso qué significa? ¿Cómo podemos medir la vida de alguien que ha moldeado el mundo moderno hasta tal punto?

Una medida de un hombre, dirán algunos, son los amigos que deja atrás. En ese sentido, considere a las personas que ahora están dando un paso adelante para rendir homenaje a David Rockefeller y su legado.

La familia del crimen Clinton: “David Rockefeller era un hombre de negocios consumado, un gran humanitario, y un erudito serio. Era un hombre bueno y bueno para todos los que lo conocían. Hillary y yo estamos agradecidos por su amistad y su extraordinaria vida”.

Y la familia del crimen Bush: “Muchos lo conocían como uno de los filántropos más generosos -y de los más brillantes Puntos de Luz- cuyo cuidado y compromiso con la más amplia gama de causas dignas tocaban y levantaban innumerables vidas. David también era muy activo en los asuntos nacionales e internacionales, y sus conexiones y su aptitud para los asuntos lo convirtieron en un asesor valioso para los presidentes de ambos partidos -el tuyo ciertamente incluido”.

Y el sindicato del crimen, el Consejo de Relaciones Exteriores: “El Sr. Rockefeller fue el miembro que más tiempo sirvió en el Consejo, uniéndose en 1941. Él sirvió en la junta directiva durante 36 años, 15 como presidente. En reconocimiento a las numerosas contribuciones intelectuales, financieras y de liderazgo del Sr. Rockefeller, se nombró en su honor al emblemático Programa de Estudios del Consejo, un centro de reflexión de renombre internacional.

Tanto como el testamento de Bush y Clinton y los criminales del CFR -que han dejado un rastro de muerte y destrucción a su paso- nos dice sobre el tipo de persona que Rockefeller fue, hay otro dicho que parece aún más adecuado: “La medida de un hombre es lo que hace con poder”.

Ciertamente, pocos hombres en la historia han sido administradores de una riqueza tan vasta, y, por extensión, tener tanto poder.

Presidente y CEO de Chase Manhattan. Presidente del Consejo de Relaciones Exteriores. Fundador de la Comisión Trilateral. Miembro fundador de Bilderberg y asesor de su comité directivo. De hecho, la vertiginosa serie de bancos, corporaciones, think tanks, fundaciones y organizaciones supranacionales de las que David Rockefeller era miembro ni siquiera cuenta toda la historia del poder que ejercía. Habiendo aprendido una valiosa lección sobre el poder y la riqueza de su abuelo, siempre tuvo el cuidado de interpretarse más como un observador de los acontecimientos o participante menor en las organizaciones y movimientos que de hecho fundó, financió y llevó a buen término.

Narrador: Una reunión especial televisada en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York ofrece una ventana a la historia real. El orador, el vicepresidente Dick Cheney, toma una pregunta de David Rockefeller.

David Rockefeller: Vicepresidente, he disfrutado todo su discurso, pero estaba especialmente feliz de que haya apoyado tan fuertemente al tratado de libre comercio para todas las Américas, tema que me preocupa desde hace muchos años Y particularmente recientemente. Y creo que es absolutamente esencial para la fortaleza de nuestra economía.

Narrador: El papel de Rockefeller en la campaña por un TLC fue mucho más central de lo que él retrata. Rockefeller cultivó a los líderes latinoamericanos a quienes se podía contar para apoyar tal propuesta. Tanto la Cumbre de Miami de 1994 como la propuesta de la FTAA fueron concebidas y alimentadas por la red creada por Rockefeller. Entre los patrocinadores del evento de Miami destacaron el Consejo de las Américas, fundador y presidente honorario: David Rockefeller; La sociedad de las Américas, presidente: David Rockefeller; El Foro de las Américas, fundador: David Rockefeller; El Instituto de Economía Internacional, financiero y miembro del consejo: David Rockefeller; La Comisión Trilateral, fundador y presidente honorario: David Rockefeller.

(SOURCE: Important Info About David Rockefeller, Dick Cheney & CFR)

Creciendo en la casa de John D. Rockefeller, Jr., administrador de la fortuna familiar y controlador de la infame Fundación Rockefeller, David y sus hermanos sabían desde temprana edad que tendrían que tomar decisiones casi sin paralelo en la historia humana, capaces de dar forma a los acontecimientos no sólo en casa, sino en todo el mundo. Un mundo que estaban ansiosos por dividirse entre sí.

Peter Johnson: El año 1952 marca el final de la transición de John D. Rockefeller, Jr., a sus hijos. Es a partir de ese momento que el tipo de “generación de hermanos” comienza a tener el reconocimiento, la visibilidad y el control efectivo sobre las cosas que les permite hacer el tipo de cosas que quieren.

Peter Collier, biógrafo: Los hermanos estaban ansiosos por conseguir el dinero. A diferencia de su padre para quien el dinero había sido asociado con tal mal, cargado con tal peligro. Había una sensación de que este dinero podría ser usado para fines personales ahora. Para perseguir sus objetivos profesionales y sociales.

Narrador: John D. III continuó dirigiendo las filantropías familiares, pero estaba emergiendo de la sombra de su padre a través de su trabajo en el control de la población y las relaciones entre Estados Unidos y Asia. Laurance, que había heredado el toque de negocios de su abuelo, era un capitalista de riesgo pionero. Él invirtió en la aviación, las nuevas tecnologías, y construyó centros turísticos tropicales con un ojo a la conservación. David, el intelectual de la familia, era ya, a la edad de 37 años, vicepresidente senior de The Chase Bank y se estaba convirtiendo en un campeón de la renovación urbana. Incluso Winthrop había encontrado un interés propio. En 1952, fue a Arkansas para divorciarse de Bobo Sears.

Allí, se enamoró de una meseta de montaña, llamada Petite Jean, y la transformó en un rancho de ganado, Winrock Farms. “Este es mi programa”, exultó. “No tiene nada que ver con ningún proyecto de la familia Rockefeller”.

El Rockefeller más más a la vista pública, Nelson, era un miembro prominente del gobierno de Dwight D. Eisenhower. A la vez un Guerrero Frío y un Liberal Social, Nelson bombardeó al cauteloso Presidente con ideas, pero fueron ignoradas en gran medida.

“He aprendido una cosa”, le confió a un asociado cuando salió de Washington, “no puedes tener influencia en el gobierno si no has sido elegido”.

Nelson regresó a Nueva York, “como un monarca exiliado que viene a retomar su trono”, en palabras de un biógrafo. Laurance se hizo a un lado, cediendo a Nelson la presidencia del Rockefeller Center. John cedió a regañadientes el control del Fondo de los Hermanos Rockefeller, la filantropía de los hermanos.

Era 1956. los EE.UU. estaba en el pináculo de su prestigio, y los Rockefellers eran la primera familia de la nación no sólo de la abundancia sino también del poder.

Peter Collier, Biógrafo: Si hubo un establecimiento en EE.UU. en los años 50, fueron estos hermanos Rockefeller. Estos jóvenes han tomado su lugar como estos miembros absolutamente únicos de una familia única. Son, en cierto sentido, la punta de este tipo de siglo estadounidense, la experiencia norteamericana, este optimismo que impulsa a Estados Unidos en la posguerra.

Jay Rockefeller: Estaban en muchos sentidos en el centro de la vida empresarial, la vida de conservación, la vida ambiental, la vida política. Estaban en medio de eso. Es exactamente donde querían estar. Y les encantó

Narrador: Cincuenta años después del mordaz ataque de Ida Tarbell a John D. Rockefeller, Sr. en la revista McClure, la revista Fortune publicó un brillante perfil de sus nietos.

Se decía que cada hermano valía más de 100 millones de dólares. Pero más importante que su riqueza, sostuvo Fortune, era el vasto imperio social que los hermanos comandaban. Desde su sede en Manhattan, su influencia llegó a todas las esferas.

Joe Persico: A lo largo de los años, a través de las empresas filantrópicas de Rockefeller, las organizaciones benéficas, el apoyo a la ciencia, sus empresas comerciales, se había desarrollado una red que se extendía y estaba interconectada con prácticamente todos los centros de poder en nuestro país y en el extranjero. Así que esta fue la verdadera fuerza y el poder de la familia lo cual va mucho más allá del solo dinero.

Peter Collier, biógrafo: A veces se burlan de ello, dicen: “Bueno, David tiene Europa, Nelson va a tener América Latina, y ya sabes, John D., III, Asia”, y luego ellos hacen alguna broma sobre lo que Winthrop consiguió, ya sabes, lo que sería algo así como Arkansas. Pero, sin embargo, había algo realmente detrás de la broma. “

(SOURCE: American Experience: The Rockefellers)

El clan Rockefeller nunca ha sido exactamente “normal”. Desde que William Avery Rockefeller, el padre de John D., abandonó por completo el nombre de Rockefeller para tomar la persona de “Dr. Bill Levingston, célebre especialista en cáncer”. El nombre era un ardid, por supuesto, como todo lo demás acerca de William Rockefeller. No era ni médico, ni Levingston, ni especialista en cáncer (y mucho menos célebre), pero el cambio de nombre se hizo necesario después de que sus años de engañar con el aceite de serpiente, el matrimonio bigámono y la violación finalmente lo alcanzaron. Un padre itinerante, había una cosa que “el Diablo Bill”, como era conocido por sus víctimas, se aseguró de enseñar al joven John D. Rockefeller, futuro barón ladrón:

“Engaño a mis muchachos cada vez que puedo”, dijo William Rockefeller una vez alardeando a uno de sus confidentes. “Quiero hacerlos astutos. Yo negocio con los muchachos y los embozo y los golpeo cada vez que puedo. Quiero hacerlos afilados.”

Ese fruto egoísta nunca cayó lejos del árbol Rockefeller, y es una señal reveladora que David Rockefeller abra sus Memorias de 2002 con este cuento egoísta del funeral de su propio abuelo:

Después del servicio, como todo el mundo se movía, el señor Yordi, el criado del abuelo, me hizo un gesto. Yordi, un pulcro compañero suizo, había sido criado del abuelo y compañero constante durante treinta años. Lo conocía bien, pero siempre había sido reservado en mi presencia. Me acerqué a él, y él me tiró a un lado, en un pasillo desierto. -Ya sabe, señor David -comenzó (desde el momento en que recuerdo, el personal siempre se dirigía a nosotros de esa manera, “señor Rockefeller” era demasiado confuso con tantos de nosotros que tenían ese nombre, y los nombres de pila habían sido demasiado familiares), “de todos los hermanos, tu abuelo siempre pensó que tú eras el más parecido a él.” Debo haber parecido muy sorprendido. Era lo último que esperaba que dijera. -Sí -dijo-, tú eras por mucho su favorito. Le di las gracias de manera poco torpemente, pero él simplemente hizo un gesto con la mano y dijo: “No, no, sólo pensé que debías saberlo.” Realmente no sabía qué hacer con eso. Pensé que habría sido Nelson, pero podría fingir que no estaba contento.

Incluso allí, escribiendo sobre la muerte de su propio abuelo unos 65 años después, David Rockefeller no pudo resistirse a hacer el momento acerca de sí mismo y de su propio lugar como sucesor del trono de su abuelo. Si nada más, el hogar de Rockefeller levantó las estacas de la rivalidad del hermano en un grado significativo.

Pero no sólo la sangre de Rockefeller fluía a través de las venas de David y sus hermanos. Su madre, Abby Aldrich Rockefeller, era la hija del senador Nelson Aldrich, uno de los políticos más influyentes de su edad.

Paul George: Y luego, por supuesto, su madre, y usted escribió tan encantador sobre los dos, pero su madre era un miembro de la familia Aldrich, y era, entre otras cosas, una familia política muy poderosa. Y sé que en mi lectura y enseñanza de la historia americana el senador Aldrich fue una fuerza importante en Estados Unidos hace cien años.

David Rockefeller: Es cierto que fue senador por 33 años y fue Presidente del Senado por varios años. Así que desempeñó un papel importante en la política exterior y doméstica de Estados Unidos durante ese período. Desafortunadamente murió, al igual que los tres de mis cuatro abuelos, el año en que yo nací, así que nunca lo conocí. Pero mi madre lo admiraba mucho y viajaba mucho con él y siempre me sentía muy orgulloso de lo que hizo en el Senado.

(Source: Miami International Book Fare: David Rockefeller interviewed by Dr. Paul George)

La breve descripción de David resume la verdadera importancia central del Senador Nelson Aldrich, al que muchos llamaron “el Gerente General de la Nación”. Como figura clave del influyente Comité de Finanzas del Senado, Aldrich supervisó la moneda nacional. Fue en esta capacidad que presidió un cónclave secreto en Jekyll Island con los intereses bancarios más ricos y poderosos de la nación en 1910. Como se describe en El Siglo de la Esclavitud: La historia de la Reserva Federal, fue esa reunión, realizada en completo secreto y oculta al público hasta décadas después de que ocurriera, lo que finalmente dio a luz al propio sistema de la Reserva Federal.

De hecho, es en el matrimonio de la riqueza de John D. Rockefeller, Jr. y la influencia de negocios con la influencia bancaria y política de Abby Aldrich que podemos entender mejor el dominio de la conquista mundial de la “Generación de los Hermanos” del clan Rockefeller.

Sus vidas enteras, David y sus hermanos fueron envueltos en el capullo de la riqueza que vino con su herencia de Rockefeller-Aldrich. Nunca, sin la ayuda del ejército de ayudantes de cámara, enfermeras, camareras y sirvientes que estaban disponibles para atender a todos sus caprichos, incluso sus juegos infantiles se jugaban en la segura comodidad del lujo. David y sus hermanos iban a patinar hasta la Quinta Avenida a la escuela cada mañana, seguidos de cerca por un coche con chofer en caso de que se cansara. Con aparentemente ninguna ironía o sentido del absurdo, el joven David entregó cestas de comida de Acción de Gracias a las familias pobres de Harlem como parte de un proyecto escolar, acompañado por un chófer uniformado quien le entregaba las cestas para poder presentarlas a los pobres.

Fue desde dentro de esta burbuja mimada de irrealidad que David Rockefeller comenzó a formar su comprensión del mundo, y su propio lugar en él.

Cuando iba a la universidad, no había ninguna duda de que él asistiría ala de mayor élite. Estudió historia y literatura inglesa en Harvard, obtuvo su licenciatura en 1936, comenzó sus estudios de posgrado en economía en la London School of Economics, y en 1940 completó su doctorado en la Universidad de Chicago, la escuela que su abuelo había fundado. Para la sorpresa de nadie, y menos aún de David mismo, la Prensa de la Universidad de Chicago publicó debidamente la tesis de su nieto fundador sobre “Recursos no utilizados y desperdicios económicos” y al joven heredero del trono Rockefeller se le dio un puesto como secretario en la oficina del alcalde e Nueva York LaGuardia. Presionado sobre el asunto, LaGuardia insistió en que David era sólo uno de los 60 pasantes que trabajaban para él y que no recibió ningún trato especial. Lo que no mencionó es que a este pasante en particular, se le dio el uso de la oficina del alcalde.

Tampoco fue de extrañar que, al alistarse en el ejército en 1943, Rockefeller fue promovido rápidamente a capitán y asignado a la inteligencia militar, donde puso las bases para su propia red internacional de contactos de su familia para establecer una unidad de inteligencia política y económica.

Paul George: Después de terminar la escuela y casarse con Peggy en 1940, luego se convirtió en parte de los militares durante la Segunda Guerra Mundial. Si no me equivoco, ¿no estuviste aquí brevemente en Miami?

David Rockefeller: Lo estuve, de hecho. Después de mi entrenamiento básico fui enviado aquí a la guardia y como administrativo de la unidad de inteligencia latinoamericana que estaba basada en Miami. Así que recuerdo que mi principal responsabilidad era guiar la propiedad de la finca de Firestone, donde la principal amenaza por lo que pude ver era la caída de los cocos. Pero afortunadamente nunca fui golpeado por uno.

Paul George: Y esa maravillosa propiedad estaba donde hoy está el Fountainbleau. De hecho cuando construyeron el Fountainbleau a principios y mediados de los años cincuenta, lo construyeron alrededor de la finca entonces nivelaron la finca. Ese es un buen viaje.

David Rockefeller: Bueno, eso es verdad. lo era.

(Source: Miami International Book Fare: David Rockefeller interviewed by Dr. Paul George)

Estacionado en el norte de África y, eventualmente, en Francia, David nuevamente se basó en contactos familiares para establecer una unidad de inteligencia militar. Previsiblemente, también utilizó la excusa para asegurar oportunidades de negocio para sí mismo. Como él mismo relata en sus propias memorias:

Los hombres de mi generación a menudo se refieren a su servicio militar como bueno o malo. Tuve una buena guerra. Había estado confundido y aprensivo al principio, pero pronto aprendí a adaptarme y después a usar mis habilidades recién adquiridas efectivamente para el beneficio de mi país. Miro hacia atrás a los años de la guerra como un terreno de entrenamiento invaluable y como un lugar de prueba para mucho de lo que haría más adelante en mi vida. Entre otras cosas, descubrí el valor de establecer contactos con individuos bien situados como un medio para alcanzar objetivos concretos. Este sería el comienzo de un proceso de creación de redes que yo seguiría a lo largo de mi vida.

La Segunda Guerra Mundial había dejado decenas de millones de muertos, Europa era una pila de escombros y gran parte del mundo estaba en desorden. Pero le había enseñado a David Rockefeller sobre la creación de redes, por lo que fue una “buena guerra”.

Como era de esperar, su oportunidad clave de crear redes durante este período vino en la forma de su propio tío, Winthrop Aldrich. “El Tío Winthrop”, como David lo conocía, era el querido hermano menor de su madre, y el presidente de Chase National Bank, cuyo mayor accionista era el padre de David y que era popularmente conocido como el Rockefeller Family Bank. Se dice que Winthrop viajó por París justo antes de que David fuera llamado a Washington y le ofreció una carrera en el banco.

Mientras tanto, la buena guerra de David estaba llegando a su fin y sus hermanos mayores estaban ocupados trabajando para asegurar una “capital mundial permanente” en la ciudad de Nueva York.

Newsreel: Al llegar a Nueva York para elegir la sede de las Naciones Unidas, los delegados de siete naciones son bienvenidos por Grover Wayland. Deben elegir un sitio dentro de las áreas de Nueva York o Boston. El comité llama al presidente Truman en la Casa Blanca antes de proceder a inspeccionar los lugares. El este de los Estados Unidos pronto tendrá la nueva capital del mundo!

Narrador: Nelson Rockefeller, ex miembro de la delegación estadounidense en San Francisco, fue nombrado por el alcalde de Nueva York O’Dwyer para interesar a la ONU en la construcción de la feria mundial de 1939 en Flushing Meadow. Cuando la ONU rechazó esta propuesta, la familia Rockefeller consideró ofrecer parte de su propiedad, Pocantico, y propiedades adyacentes para el sitio de la sede. No se tomó ninguna decisión cuando la ONU se reunió en el otoño de 1946. La familia Rockefeller estaba más preocupada que nunca de llevar a la ONU a la ciudad de Nueva York. Las noticias de la época transmitian la atmósfera.

Newsreel: Mientras los cansados delegados de 54 naciones se preparan para terminar su reunión, el mundo hace balance de las últimas semanas, destacadas por los inicios de la cooperación. Las señales esperanzadoras son la resolución aprobada por unanimidad sobre la reducción de armamentos y los controles atómicos. Y hubo una gran noticia en los últimos días mientras los titulares dijeron otra historia: El regalo de un sitio por John D. Rockefeller, Jr. para una capital mundial permanente en Nueva York. Rápidamente aceptado, la franja a lo largo del East River de Manhattan está valorada en 8,5 millones de dólares. Un sitio ideal para la sede de los rascacielos, el área de seis bloques se extiende desde la calle 42 a 48.

Narrador: La familia Rockefeller presentó formalmente su regalo a la ONU en marzo de 1947.

John D. Rockefeller III: El futuro de este país y las vidas de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos están entrelazados con el éxito de las Naciones Unidas. En ella está la esperanza de los pueblos del mundo. Mi padre considera que es un privilegio haber participado en el desarrollo de su hogar permanente. Me alegro de entregarle, señor Lie, el cheque de mi padre.

Trygve Lie: Gracias, Sr. Rockefeller. Sr. Rockefeller, el Alcalde O’Dwyer, las Naciones Unidas le expresan su sincero agradecimiento a usted y a su padre por este magnífico regalo. Tenemos la intención de seguir adelante y crear en el este del río una sede digna y apropiada para las Naciones Unidas que se mantendrá para las generaciones venideras. Es un gran monumento a la paz y la seguridad. Su familia puede estar orgullosa de su contribución a esta causa.

John D. Rockefeller III: Muchas gracias.

Narrador: El regalo de Rockefeller cambió el curso de la historia y llevó a las Naciones Unidas a Nueva York. Es un regalo que dio apoyo práctico y moral a las jóvenes Naciones Unidas, permitiéndole así tener éxito donde la Sociedad de Naciones había fracasado. Es un regalo que impulsó la misión de las Naciones Unidas de ayudar a salvar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra.

(SOURCE: UN Loves David Rockefeller)

En abril de 1946, mientras la familia estaba asegurando la sede de su esperado gobierno global en la ciudad de Nueva York, David comenzó su trabajo en Chase como un Subgerente de 3,500 dólares al año en el Departamento de Relaciones Exteriores. Casi inmediatamente al llegar, comenzó el proceso de doblar el banco hacia su voluntad. Y así como la voluntad de sus hermanos era promover la globalización a través de la ONU, la voluntad de David era promover la globalización a través de la banca.

David Rockefeller: Yo sentía que desde los negocios norteamericanos, en respuesta a la globalización del mundo que ya estaba teniendo lugar y a la mudanza de negocios en nuestro país al extranjero para cuidar de las empresas que estaban tratando con el extranjero y que fue convirtiéndose en una parte importante de sus negocios, sentí que no podíamos hacer un buen trabajo en el cuidado de nuestros clientes estadounidenses a menos que tuviéramos sucursales en el extranjero. Así, poco a poco, en un período de unos treinta años abrimos sucursales y oficinas en unos cincuenta países alrededor del mundo, y estuvimos representados de otras maneras en muchos más que esos. Y, por supuesto, esto fue una vez algo que me interesó mucho y por lo tanto con bastante frecuencia iría a los países en los que pensaba que deberíamos estar y reunirnos con los líderes del país, así como con los líderes empresariales. Y esto, por supuesto, es esencialmente la forma en la que conozco a tanta gente como yo en todo el mundo. Y siento que fue sin duda una de las mejores cosas que hice para el banco.

(SOURCE: Revelle Forum: David Rockefeller)

David presenta la globalización del sector bancario, un proceso que él mismo encabezó, como una mera reacción a las necesidades del mundo de los negocios, pero es imposible separar los intereses comerciales de su banco de sus propios intereses comerciales o de los intereses empresariales de su red personal de amigos de la familia. Y, como con tantas otras cosas en el mundo de David Rockefeller, estos intereses empresariales e individuales convergieron en la ideología globalista que lo motivó a lo largo de su vida.

Trabajando en las filas de la escalera corporativa de Chase para convertirse eventualmente en el presidente y director ejecutivo del banco, David pronto se encontró en el corazón de la geopolítica mundial, un emisario no oficial de la familia Rockefeller y de los intereses bancarios y comerciales que representaban al resto de el mundo.

Cuando Moscú abrió sus puertas al primer banco estadounidense desde la década de 1920, fue al Chase de David Rockefeller.

Cuando Pekín hizo lo mismo, permitiendo al primer banco estadounidense desde 1949, también abrió la puerta para Rockefeller.

Cuando Estados Unidos se vio envuelto en la guerra de Vietnam, David aprovechó la oportunidad para abrir una sucursal en Saigón.

A lo largo del camino, el “proceso de crear redes” de David lo ayudó a ser amigo de la pícara galería de dictadores y déspotas.

Terence Smith: También menciona aquí un encuentro con Saddam Hussein en Irak en Bagdad. ¿Hubo algo en esa reunión hace unos 20 años que te hubiera llevado a creer que él estaría desempeñando el papel que es hoy?

David Rockefeller: No lo creo, pero a la luz de lo que ha sucedido, ciertamente lo hace aún más interesante. Lo hice, en realidad, a petición de Henry Kissinger, que era entonces Secretario de Estado. Iba a ir a esa parte del mundo, y Chase tenía negocios con el principal banco comercial de Irak. Así que yo iba por eso. Y me preguntó si también iba a verlo para decirle que querría establecer un contacto más cercano con el régimen. Consideró que era importante que nuestros dos países se comunicaran de manera más eficaz. Lo vi y él era bastante frío. Dijo que la única manera en que podríamos tener la esperanza de establecer relaciones más estrechas sería si dejáramos de apoyar a Israel. Bueno, eso no era probable que sucediera. Así que no fue una reunión terriblemente productiva, aunque en retrospectiva, ciertamente fue interesante.

(SOURCE: Conversation: David Rockefeller)

James Corbett: En 1973, David Rockefeller escribió un obituario para el dictador comunista Mao Tse-tung, el hombre personalmente responsable de más muertes que cualquier otro humano en la historia, en el que elogió la “alta moral y comunidad de propósito” engendradas por el liderazgo de Mao y reclamó su sangrienta dictadura y matanza de 60 millones de sus propios ciudadanos por ser “una de las dictaduras más importantes y exitosas” de la historia.

(SOURCE: Sunday Update 2011/01/23)

Charlie Rose: El Shah de Irán. Estaba leyendo de nuevo, antes de leer su cuenta, el libro que fue escrito por Bill William Shawcross. Un libro entero sobre eso.

David Rockefeller: Sí, lo recuerdo.

Charlie Rose: ¿Te arrepientes de eso?

David Rockefeller: Mis principales lamentaciones son que nuestro país lo obligó a salir de su cargo. Creo que Irán estaría mejor hoy si se hubiera quedado. Ciertamente es verdadero que tenía una policía secreta que hacía cosas malas, y lo mismo ocurre con esta administración. Pero creo que él vio lo que se necesitaba hacer en Irán en materia de educación y salud y en muchas otras áreas y tomó medidas para hacer algo al respecto.

(SOURCE: David Rockefeller on Charlie Rose, 2002)

Una broma popular de la era sostuvo que David Rockefeller nunca trabajó para el presidente porque él no quiso una degradación. Había más verdad en esa broma de lo que muchos se dieron cuenta. Se le ofreció la posición de secretario del Tesoro tres veces y de presidente de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal una vez, pero cambió todos estos nombramientos porque sentía que podía lograr sus metas más efectivamente a través del banco.

Pero tan incansable como Rockefeller estaba en su búsqueda de la globalización, visitando personalmente 103 países y acumulando más de 5 millones de millas aéreas mientras acumulaba una red de nada menos que 150,000 contactos para su Rolodex personal, las ambiciones de David eran más grandes de lo que él mismo podía supervisar personalmente.

Como cualquier buen líder del sindicato del crimen, necesitaría un capo. Y encontró el buque perfecto en Henry Kissinger.

Paul George: Y usted mencionó, David, Henry Kissinger, y creo que primero fue notado por la familia Rockefeller después de que escribió un trabajo muy erudito sobre armas nucleares y la guerra nuclear a finales de los años cincuenta…

David Rockefeller: Armas Nucleares y Política Exterior.

Paul George: Correcto. Fue entonces publicado y desde entonces estuvo bastante cerca de la familia Rockefeller.

David Rockefeller: Bueno, lo hizo. En realidad, supongo que fui el primero en conocerlo porque era miembro de una organización llamada Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York. Y había un grupo de estudio en ese momento que él, entonces un joven instructor en Harvard, presidía, y era un grupo para estudiar las armas nucleares y la política exterior y escribió un libro sobre él basado en el estudio. Estaba tan impresionado con él que se lo presenté a mi hermano Nelson, que entonces era gobernador en Nueva York y que entonces estaba considerando buscar la presidencia de los Estados Unidos. Se hicieron grandes amigos y en realidad, Henry se convirtió en asesor de política exterior de Nelson, siempre y cuando estuviera en la vida pública. Y creo que es uno de los estadistas internacionales más destacados del mundo. Hoy en día, incluso 30 años después de ser secretario de Estado, los jefes de Estado le preguntan cuando viaja por el mundo por su consejo.

(Source: Miami International Book Fare: David Rockefeller interviewed by Dr. Paul George)

Fue a través de Henry Kissinger que David Rockefeller podía influir en la política, sin importar quién estuviera nominalmente a cargo del país.

Cuando Chase necesitaba impedir que sus intereses mineros en Chile fueran nacionalizados por el presidente Allende, Kissinger se alegró de organizar el golpe que lo derrocó. (El encuentro entre la compañía minera y Kissinger fue, por supuesto, creado por David Rockefeller.)

Sólo Nixon podría ir a China, pero fue el emisario de Rockefeller, Henry Kissinger, quien lo precedió. Y tan pronto como las relaciones diplomáticas se normalizaron, estaba Rockefeller para abrir el primer banco comunista chino corresponsal estadounidense.

Cuando Nixon cayó, Kissinger sobrevivió a las consecuencias y mantuvo su posición como Asesor de Seguridad Nacional de Ford.

Cuando William Casey, director de campañas de Reagan, estaba ocupado arreglando la retrasada liberación de rehenes iraníes para la Sorpresa de Octubre de 1980, estaba en contacto secreto con Henry Kissinger (aunque los registros de visitantes de la campaña muestran que David Rockefeller también hizo una visita personal para asegurarse).

De manera increíble, incluso en 2006, tres décadas completas desde que dejó la oficina oficial del gobierno, se reveló que Kissinger asesoraba secretamente a Bush durante la guerra de Irak, con Cheney admitiendo que habló con Kissinger más que nadie y que Bush lo trató como un miembro de la familia con una “invitación permanente a llamar cada vez que venía a Washington”.

Incluso más increíble, en 2016, justo después de ser festejado por Obama por su carrera de difundir el globalismo de Rockefeller para la profunda clase gobernante del estado, Kissinger se reunió con Trump para decirle lo que la política exterior de Estados Unidos realmente sería bajo el gobierno de Trump.

James Evan Pilato: Así que James, tal como estamos aprendiendo hoy que estamos grabando esto – al menos aquí en los Estados Unidos es el 18 de mayo – Trump y Kissinger Hold Foreign Policy Huddle en New York:

“Donald Trump se reunió con el secretario de Estado Henry Kissinger en Nueva York el miércoles, lo último en sus esfuerzos para fortalecer su política exterior de buena fe”. La caravana de Trump se lanzó a la casa de Kissinger alrededor de las 3 pm donde la reunión de bajo perfil duró alrededor de una hora. Los ayudantes de Trump dicen que el presunto candidato presidencial del Partido Republicano y el diplomático de 92 años de edad han hablado por teléfono varias veces, y Trump le pidió hacerlo cara a cara.

(SOURCE: Kissinger Awarded by Obama on Way to Meet Trump – #NewWorldNextWeek)

Reportero: Sean, ¿cómo fue la reunión con Kissinger? ¿Puedes decirnos?

Sean Spicer: Muy bien.

Reportero: ¿Muy bien?

Sean Spicer: Si . Se conocen desde hace mucho tiempo. Hablaron sobre China, Rusia, otros puntos calientes del mundo. Fue una reunión fenomenal.

(SOURCE: Trump Meets with Kissinger, Israeli Ambassador)

John Dickerson: China, un país del que usted sabe tanto. Primero, Donald Trump ha hablado de llamarlos manipuladores de moneda de inmediato. Ha hablado de ser muy duro con China. ¿Crees que mantendrá esa postura de la campaña, o qué aprenderá sobre China cuando venga a tratar con ellos.

Henry Kissinger: Bueno, espero que no mantenga la postura durante la campaña literalmente.

(SOURCE: Kissinger warns Donald Trump to change his posture on China)

Henry Kissinger: […] Existe el impacto de la globalización y escribí cosas menores sobre eso antes. No se prestó suficiente atención al hecho de que estaba destinado a tener ganadores y perdedores. Y que los perdedores estaban obligados a tratar de expresarse en algún tipo de reacción política.

En mi opinión, en la situación actual, no se debe insistir en clavarlo en posiciones que había tomado en la campaña en la que no insiste. Si insiste en ellos, entonces, por supuesto, este acuerdo se expresará. Pero si desarrolla otro programa y deja abierta la cuestión de lo que dijo en la campaña, no se debe hacer que el desarrollo deseado.

Fareed Zakaria: ¿Está diciendo de manera muy amable que deberíamos dar la bienvenida a algunos fracasos?

(SOURCE: Henry Kissinger on meeting with Donald Trump)

Por supuesto, Rockefeller y su red no pusieron todos sus huevos globalistas en la canasta Kissinger. En cambio, David Rockefeller fue el fundador, financiador, presidente, director o miembro del consejo de una vertiginosa serie de organizaciones que utilizó como frentes para hacer avanzar sus negocios y agendas políticas en todo el mundo.

Cuando necesitaba abrir Latinoamérica para Chase, fundó el Consejo de las Américas. Cuando quiso ampliar el TLCAN en un acuerdo de libre comercio que abarca todo el hemisferio occidental, utilizó el consejo, así como otras organizaciones que personalmente fundó y financió, para impulsar el Área de Libre Comercio de las Américas.

Cuando quiso dar forma a la reconstrucción de Europa a raíz de su “buena guerra”, se sentó en el comité que creó el plan Marshall, que finalmente dirigió $ 13 mil millones del dinero de los contribuyentes estadounidenses a Rockefeller y a sus compinches empresariales.

Cuando quiso hacer lo mismo en Japón, presidió la Sociedad Japonesa que su hermano había fundado.

Canalizó el comercio de los Estados Unidos con los soviéticos en la profundidad de la Guerra Fría a través de Chase vía el Consejo de Comercio Estados Unidos-Unión Soviética que fundó y dirigió.

Y, como siempre, había los recursos inimaginables de las organizaciones filantrópicas de la familia que se superponían y en cuyos consejos se encontraba, y cuyos recursos podía dirigir para beneficiar su propia agenda: el Rockefeller Brothers Fund, el Rockefeller Family Fund, la Rockefeller University y una multitud de cuerpos similares.

Pero había otros grupos más secretos. Grupos que Rockefeller ayudó a fundar o dirigir y que atraen a sus miembros de los más altos rangos de negocios, finanzas, gobierno e incluso la realeza. Grupos tan secretos que su propia existencia fue negada durante décadas.

Grupos como el Consejo de Relaciones Exteriores. Aunque el CFR desde su fundación en la estela de la Primera Guerra Mundial había sido dirigido en gran parte por los intereses conectados con J.P. Morgan, los Rockefellers habían estado calentando al consejo y a sus intereses desde el principio. La influencia de los Rockefeller en el CFR se elevó cuando David se unió como miembro en la década de 1940, y cuando se convirtió en el director de la organización en 1970, la toma de posesión fue completa.

Narrador: Aquí está el informe anual del Consejo publicado en 1978. La lista de miembros de la organización nombra a 1878 miembros y la lista se lee como un quién es quién en EE.UU.. 10 miembros del CFR son senadores estadounidenses. Incluso más congresistas pertenecen a la organización. Sentado encima de esta pirámide inmensamente poderosa como presidente de la junta está David Rockefeller.

Como se puede ver en esta página del informe anual del CFR, 284 de sus miembros son funcionarios del gobierno de los Estados Unidos. Cualquier organización que pueda presumir de que 284 de sus miembros son funcionarios del gobierno de EE.UU. debe ser bien conocida, sin embargo, la mayoría de los estadounidenses nunca han oído hablar del Consejo de Relaciones Exteriores. Una razón por la cual esto es así es que 171 periodistas, corresponsales y ejecutivos de comunicaciones también son miembros del CFR, y no escriben sobre la organización.

De hecho, los miembros del CFR rara vez hablan de la organización en tanto que es una condición expresa de pertenencia que cualquier revelación de lo que sucede en las reuniones del CFR se considerará como motivo para la terminación de la membresía.

(SOURCE: The Insiders 1979 Trilateral Commission Council on Foreign Relations)

Aún más secreto y exclusivo fue el Grupo Bilderberg, fundado en 1954 por el Príncipe Bernhard de los Países Bajos. Reunido anualmente, el grupo ha reunido a los banqueros más ricos y poderosos del mundo, jefes corporativos, funcionarios gubernamentales y a la realeza de Europa y Norteamérica durante el último medio siglo.

Desde el principio, la conferencia fue un asunto increíblemente exclusivo, y uno en el que se exigía el máximo secreto a sus participantes. En 1954 asistieron sólo 73 personas, entre ellas el príncipe Bernhard, varios miembros del parlamento de varias naciones europeas, ministros de Relaciones Exteriores, el ex primer ministro de Francia, el director de J.P. Morgan, el presidente de Unilever y otros actores internacionales del poder. De esos 73, 10 “relatores” fueron seleccionados para introducir los puntos de discusión en la agenda y dirigir la discusión en grupo, incluyendo, por supuesto, a David Rockefeller.

A lo largo de los 63 años de existencia, el grupo ha acogido debates que han dado origen a la Unión Europea y, más tarde, el euro, planificó la crisis petrolera de 1973 y fijó el calendario para la invasión de Irak en 2003, entre muchas otros cosas.

El grupo en sí mismo ha vivido en la oscuridad casi total durante gran parte de ese tiempo, protegido del descubrimiento por los editores y directores de las organizaciones de medios de comunicación que de manera obediente cumplieron con la demanda de la reunión de secreto de los asistentes. No fue hasta que los medios de comunicación independientes basados en Internet comenzaron a cubrir las reuniones en los últimos años que el grupo se vio obligado a iniciar un sitio web oficial, y minutas de la conferencia e incluso grabaciones de la primera reunión Bilderberg se han filtrado en línea.

Príncipe Bernhard: Ustedes se pueden preguntar por qué les he pedido que vengan aquí. Tengo en mente un intercambio de puntos de vista completamente franco y abierto. Y esto está asegurado para ustedes y es esencial para nuestro éxito: no hay una cita literal de nadie. Y no hay prensa por lo que son muy libres para dejarse ir, si me permite decirlo.

(SOURCE: Recordings From the First Bilderberg Meeting in Oosterbeek, Netherlands, 1954)

Aunque como miembro fundador, ponente y asesor del comité de dirección, David tenía un notable control sobre esto, una de las organizaciones más exclusivas y poderosas del mundo, de manera notable, incluso eso no era lo suficientemente bueno para él. Preocupado por la falta de participación japonesa en las reuniones a medida que Japón creció en importancia económica, presionó a la conferencia de Bilderberg para comenzar a invitar a los miembros japoneses a las reuniones. Cuando esto fue rechazado, David inmediatamente inició otro grupo igualmente oscuro e igualmente poderoso, la Comisión Trilateral, para cumplir su visión de una conferencia norteamericana / europea / japonesa.

Charlie Rose: Entonces creó la Comisión Trilateral, en cierto sentido para desarrollar relaciones con Japón y el resto del mundo.

David Rockefeller: Exactamente. Sentía muy fuerte que Japón se había convertido en una potencia importante en el mundo y que culturalmente teníamos muy pocas relaciones con ellos. Y me pareció que eso era un error. Y así, traté primero de persuadir al grupo Bilderberg, al que has asistido y conoces, de incluir a Japón –

Charlie Rose: Sí.

David Rockefeller: – pero lo rechazaron. Ellos querían – pensaban que la relación con Europa era importante y se aferraban a ella. Así que cuando lo rechazaron, un grupo de nosotros inició la Comisión Trilateral.

Charlie Rose: Y continúa hoy, y vas a Japón en abril.

David Rockefeller: Continúa hoy. Exactamente.

(SOURCE: David Rockefeller on Charlie Rose, 2006)

Aunque una vez más David menosprecia tanto su papel en la Comisión Trilateral como su trascendencia, es de hecho otro grupo de poderosos individuos, incluyendo a múltiples miembros de todas las administraciones presidenciales estadounidenses desde su fundación en 1973, reunidos en casi total oscuridad para impulsar el globalismo de la agenda Rockefeller.

Patrick Wood: Bueno, la Comisión Trilateral, como mencioné, fue iniciada en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski y el libro de Brzezinski, Between Two Ages, creo que es lo que realmente trajo a Rockefeller, al menos para recoger a Brzezinski como cofundador de la Comisión Trilateral.

El subtítulo en su libro era “el papel de EE.UU. en la era tecnotrónica.” Descubrí justo después de que comencé a estudiar la tecnología que la era tecnotrónica significaría esencialmente tecnocracia. Eso es lo que tenemos hoy. Tienes que volver y leer el libro para encontrar eso.

Pero cuando entraron en funcionamiento, lo primero que hicieron fue presentar a un candidato presidencial. Por supuesto, recuerden, tenían todo el dinero del mundo para ponerlo, también con Rockefeller y todos los demás a su alrededor. Recogieron a Jimmy Carter y Walter Mondale como presidente y candidato a la vicepresidencia y los eligieron en 1976, a los dos. Carter entonces procedió a poner en la oficina a un tercio de los miembros estadounidenses de la Comisión Trilateral y en sus posiciones superiores del gabinete, y muchos de ellos entraron en el departamento del estado, también.

Fue una hazaña increíble, pero no fue un golpe político en mi mente. Y dijeron en esos días “Oh, no, no, no estamos interesados en la política.” Bueno, realmente no creo que lo estuvieran. Querían poner sus manos en la maquinaria económica del mundo y lo hicieron capturando el poder ejecutivo de Estados Unidos. No les importaba el Congreso, no les importaba el poder judicial. Ellos sólo se preocuparon por el motor de la prosperidad económica, si se quiere, y que era nuestro gobierno.

Por lo tanto, el primer Representante Comercial de Estados Unidos que fue nombrado para negociar tratados comerciales para el presidente era un miembro de la Comisión Trilateral. De hecho, desde entonces ha habido 12 miembros diferentes o 12 diferentes USTR que han sido nombrados por el presidente en el camino (que es durante un período de mucho tiempo). Nueve de esos 12 han sido miembros de la Comisión Trilateral. ¿Qué puedes decirle de eso que no sea “Bueno, eso te dice lo que buscaban”? Querían estar en condiciones de tener a su hombre negociando estos tratados como el TLCAN y el CAFTA y el TPP. El actual USTR, Michael Froman, que está formando la Asociación Transpacífica y también el Transatlántico que viene detrás, es un miembro de la Comisión Trilateral. ¿Cuándo se detrendrán estas cosas, ves?

Entonces tienes la situación con el Banco Mundial. El presidente del Banco Mundial siempre es nombrado por nuestro presidente; Así fue como se estableció en Bretton Woods. Europa escoge a la cabeza del FMI y así siempre eligen eso, pero ha habido ocho nombramientos al Banco Mundial desde Jimmy Carter. Seis de ellos han sido miembros de la Comisión Trilateral. Ahora usted dice: “Bueno, ¿cuál es el gran problema con el Banco Mundial?” Bueno, el Banco Mundial ha sido el principal motor de la globalización en todo el mundo. Lo tuvieron en el bolsillo todo el tiempo.

Sólo tienes que hacer la pregunta: “Bueno, ellos poseen esa posición, ellos poseen el Banco Mundial, ellos son dueños del USTR, ellos poseen absolutamente todo de la rama ejecutiva. ¿Están buscando los intereses estadounidenses? ¿Usted sabe, como nosotros en EE.UU. o gente en Canadá o lo que sea? Quiero decir, ¿saben? ¿Están cuidando a nuestra familia e incluso a los norteamericanos? No, están negociando por sí mismos. ¿Y cuáles son sus objetivos? Bueno, dijeron originalmente para crear un nuevo orden económico internacional. Así que vemos a estas personas en todas partes.

(SOURCE: Patrick Wood Exposes the Technocracy Agenda)

La fortuna de Rockefeller. Una red mundial de contactos. El banco Chase. CFR, Bilderberg y la Comisión Trilateral. Si la medida de un hombre es lo que hace con poder, entonces debería ser extraordinariamente simple tomar la medida de David Rockefeller.

Entonces, ¿qué hizo exactamente con todo este poder? Este no es un gran secreto; No hizo ningún esfuerzo para esconder sus propósitos o intenciones. Como él mismo admitió libremente en sus memorias de 2002:

Algunos incluso creen que somos parte de una camarilla secreta trabajando en contra de los mejores intereses de Estados Unidos, caracterizando a mi familia y a mí como “internacionalistas” y de conspirar con otros en todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada – un mundo único, si lo quieres. Si esa es la acusación, me declaro culpable, y estoy orgulloso de ello.

Pero la consolidación final del poder, el gobierno mundial único que será gobernado, inevitablemente, por los Rockefellers y sus filas, es sólo la mitad de este oscuro relato. Como veremos en la próxima secuela de “Cómo la élite Petrólera Conquistó el Mundo”, la agenda de un gobierno mundial no se limita a consolidar ese poder, sino a utilizarlo como un arma contra las masas.

La íntima relación entre el movimiento eugenésico y la familia Rockefeller es una parte oscura y en gran parte descubierta de su historia, pero traza una línea recta entre la Oficina de Higiene Social, la Oficina de Registros Eugénicos y otras organizaciones financiadas y promovidas por John D. Rockefeller Jr., por un lado, y John D. Rockefeller III fundador del Population Council hasta las oficinas y oficiales de la American Eugenics Society por el otro.

Es la historia de una manía pseudocientífica que barrió los corredores del poder a principios del siglo XX en EE.UU.. Una manía que privó a decenas de miles del derecho humano más fundamental, el de la procreación, y trató de privarlos de mucho más que eso, basados en nada más que la afirmación de que los pobres y los indigentes no merecían transmitir sus genes (o “protoplasma”, como los primeros empujadores de esta pseudociencia llamaron el mecanismo hereditario que aún no habían descubierto).

No es difícil ver cómo esa filosofía era inherentemente halagadora para los Rockefeller del mundo. Los ricos y poderosos merecían ser ricos y poderosos en virtud de su composición genética. ¿Quién puede discutir con eso?

Cuando la eugenesia fue finalmente expuesta como la charlatanería pseudocientífica que siempre fue, los partidarios de esta filosofía, incluyendo, por supuesto, John D. Rockefeller III, buscaron un re-branding más aceptable públicamente de estas ideas. Lo encontraron en la idea de “control de la población”, basada nuevamente en las afirmaciones no científicas de la superpoblación y su demanda implícita de eliminar a los “comedores inútiles” del tercer mundo.

Y, como siempre, estaba David Rockefeller.

William Engdahl: Y John D. Rockefeller III convirtió en un protegido de la familia Rockefeller a principios de los años setenta, al que era entonces el asesor de seguridad nacional del presidente, el presidente Nixon, con el nombre de Henry Kissinger. Tal vez algunos de ustedes han oído hablar de este caballero. Y Kissinger fue comisionado para hacer un estudio top secret llamado “NSSM 200”. Más tarde en la década de 1990 (esto fue en 1974), en la década de 1990 fue finalmente desclasificado de secreto superior y la gente podía leer lo que estaba allí. Pero se convirtió en la política oficial de los Estados Unidos por primera vez imponer la reducción de la población en lo que Kissinger llamó “países en desarrollo donde tienen un crecimiento rápido de la población” y recursos ricos y de materias primas que Occidente necesita para luchar contra la Guerra Fría: petróleo, metales, metales de tierras raras, lo que sea. Así que Kissinger argumentó que estos rápidos aumentos poblacionales crearán poblaciones que demandarán de sus gobiernos que obtengan una parte del pastel, que tengan desarrollo económico. Bueno, qué cosa obscena para las poblaciones exigir: desarrollo económico, buen nivel de vida, alimentación adecuada, vivienda, etc. No podemos permitir que eso suceda, así que tenemos que reducir las poblaciones.

(SOURCE: The Hidden Agenda of Rockefeller-Monsanto-US Gov’t — Eugenic Genetic Manipulation)

David Rockefeller: Y aquí está el dilema que todos enfrentamos. Permítanme ilustrarlo: La mejora de la salud pública ha provocado que la tasa mundial de mortalidad infantil disminuya en un sesenta por ciento en los últimos 40 años. En el mismo período, la esperanza de vida media mundial ha aumentado de 46 años en los años cincuenta a 63 años hoy. Este es un desarrollo que, como individuos, sólo podemos aplaudir. Sin embargo, el resultado de estas medidas positivas es una población mundial que ha aumentado geométricamente en el mismo corto período de tiempo a casi seis mil millones de personas y podría fácilmente superar los ocho mil millones para el año 2020. El impacto negativo del crecimiento de la población en todos nuestros ecosistemas planetarios se está volviendo cada vez más evidente.

(SOURCE: Rockefeller UN Depopulation)

Así que vamos a medir el hombre, entonces, en la forma en que utiliza su poder. Peor aún que el tirano que gobierna abiertamente por decreto es el manipulador que gobierna en las sombras. Peor que el avaro es el “filántropo” que dirige sus dones para favorecer sus propios intereses. Peor que el enemigo abierto de la humanidad es su falso amigo.

Por lo tanto, no debería sorprendernos que David Rockefeller haya sido galardonado por su vida de servicio a la camarilla de poderosos globalistas con los que él y su familia han conspirado durante generaciones.

Boutros Boutros-Ghali: Y los compromisos de la familia Rockefeller con las Naciones Unidas no terminaron con este regalo excepcional. Continúan hasta el día de hoy y son personificados por David Rockefeller, a quien honramos por su dedicación al principio democrático, por su dedicación al desarrollo y por su dedicación a la paz internacional.

(SOURCE: UN Loves David Rockefeller)

Presidente Clinton: David Rockefeller es un caballero, un estadista, un erudito, y lo más importante, un verdadero humanitario de los que nuestra Nación ha visto raramente. Comandante, lea la cita.

Teniente Comandante Huey: El Presidente de los Estados Unidos de América otorga esta Medalla Presidencial de la Libertad a David Rockefeller. A través de sus amplios esfuerzos humanitarios para promover la paz mundial, David Rockefeller ha trabajado para mejorar las vidas tanto en el país como en el extranjero. Basándose en la tradición familiar de donaciones caritativas, ha apoyado generosamente una amplia gama de programas educativos, culturales, de salud y de renovación urbana. Como cofundador del Cuerpo Internacional de Servicio Ejecutivo, ha reconocido el deber y la responsabilidad del sector privado para un mundo en necesidad. Su creación y apoyo a la Comisión Trilateral ha proporcionado un foro único para la comunicación y la resolución de problemas por los líderes mundiales. Filántropo, hombre de negocios, sirviente de la comunidad y ejemplar ciudadano global, David Rockefeller ha ganado nuestro respeto duradero y nuestro sincero agradecimiento.

(SOURCE: Medal of Freedom Ceremony 1998)

Pero incluso a la luz de todo esto, no hay victoria en la muerte de David Rockefeller. Su fallecimiento no es motivo de celebración. David Rockefeller dejó el mundo de la misma manera que entró en él: rico sin comparación, cruel sin piedad, obsesionado sólo con él y sus propios intereses. No hubo ningún momento Ebeneezer Scrooge antes de morir, no se abrió la cortina de su vida de hechos sucios, no se arrepintió de sus maneras o deshizo el daño que ha hecho.

Y no hay, por supuesto, ningún respiro de la agenda que promovió, la ideología que promovió. Sigue, ininterrumpido, en su ausencia.

Becky Quick: Donald Trump mencionó que él tenía una llamada telefónica contigo. ¿Cómo fue esa conversación?

Bill Gates: Bueno, tuve la oportunidad de hablar sobre innovación. Y mucho de su mensaje ha sido sobre cosas donde ve las cosas no tan buenas como quisiera, pero de la misma manera que el presidente Kennedy habló sobre la misión espacial y consiguió que el país lo apoyara, yo pienso que si es la educación o detener epidemias, otros avances en la salud, acabar con la polio y en este espacio de energía puede haber un mensaje muy optimista de que su administración va a organizar las cosas, deshacerse de las barreras regulatorias y tener el liderazgo estadounidense a través de la innovación. Y por supuesto mi carrera entera ha estado en esas líneas y él estaba interesado en escuchar eso. Y estoy seguro de que habrá más conversación.

(SOURCE: Bill Gates meets with President Trump – compares Trump to JFK)

No, la muerte de David Rockefeller no es motivo de celebración.

Pero hay algo que vale la pena celebrar: las personas que se están levantando en todo el mundo para identificar y exponer a los David Rockefeller del mundo. Las masas cada vez más energizadas que están aprendiendo sobre el CFR, el Grupo Bilderberg, la Comisión Trilateral, las obras de estos llamados filántropos, la verdadera agenda de estas organizaciones gubernamentales globales. Los periodistas ciudadanos que, armados con nada más que una cámara y una conexión a Internet, están retirando la cortina y revelando al mago de Oz por lo que realmente es.

Fuente: https://www.corbettreport.com/rockefeller/

David Rockefeller y Dick Cheney en el CFR

 

Clic en la imagene para ver el video…

hqdefault

David Rockefeller ha muerto, te dejamos algunos datos sobre él

El 20 de Marzo de 2017 se ha notificado el fallecimiento del banquero internacionalista David Rockefeller, nieto del famoso magnate del petróleo John D. Rockefeller. Muchos consideraban a David Rockefeller como el hombre más poderoso del planeta, una etiqueta que se ganó a pulso. La pregunta es ¿quién ocupará su lugar ahora?

David Rockefeller expandió en gran medida sus conexiones cuando asistió en 1954 a la reunión inaugural que tuvo lugar en Países Bajos del Grupo Bilderberg, el cual agrupa a los magnates más trascendentes de nuestro tiempo, políticos activos en los gobiernos y casi todos los medios de comunicación masivos. Este agrupamiento se creó para controlar la política y economía mediante la banca. Durante los años posteriores, ha sido un asistente constante y miembro del comité de dirección, encargado de confeccionar la lista de invitados para cada reunión anual. Rockefeller afirma que la función de Bilderberg no se centra en resolver disputas, sino que los participantes son ‘libres para informar sobre lo que han oído a sus jefes de gobierno’. Claramente estas reuniones anuales son de carácter secreto en el sentido que no se permite prensa y son totalmente herméticas, con el fin de no desvelar sus intereses. A causa de la insatisfacción provocada por el fracaso en la tentativa de incluir a Japón en este grupo, en 1973 David Rockefeller creó la Comisión Trilateral.

La Comisión Trilateral es un grupo de discusión no gubernamental, no partidista, fundado por David Rockefeller en julio de 1973, para fomentar una cooperación más estrecha entre América del Norte, Europa Occidental y Japón. Zbigniew Brzezinski, asesor de seguridad nacional del presidente Jimmy Carter, de 1977 a 1981, profesor de la Universidad de Columbia y asesor de Rockefeller que era especialista en asuntos internacionales, dejó su puesto para organizar el grupo. Otros miembros fundadores son Alan Greenspan y Paul Volcker; ambos líderes posteriores de la Reserva Federal.

El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), fundado en 1921, es una organización estadounidense de 4900 miembros, sin fines de lucro, editor y think tank especializado en política exterior y asuntos internacionales de Estados Unidos. Tiene su sede en la ciudad de Nueva York, con una oficina adicional en Washington, D.C .. Su membresía ha incluido altos políticos, más de una docena de secretarios de estado, directores de la CIA, banqueros, abogados, profesores y figuras de altos medios de comunicación. El CFR promueve la globalización, el libre comercio, la reducción de las regulaciones financieras de las corporaciones transnacionales y la consolidación económica en bloques regionales como el TLCAN o la Unión Europea y elabora recomendaciones de políticas que reflejan estos objetivos. Las reuniones del CFR convocan a funcionarios gubernamentales, líderes empresariales mundiales y destacados miembros de la comunidad de inteligencia y política exterior para discutir temas internacionales. CFR publica la revista bimensual Foreign Affairs y dirige el Programa de Estudios David Rockefeller, que influye en la política exterior haciendo recomendaciones a la administración presidencial y la comunidad diplomática, testificando ante el Congreso, interactuando con los medios de comunicación y editando temas de política exterior. A finales de la década de 1930, la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller empezaron a aportar grandes cantidades de dinero al Consejo. A partir de 1939 y con una duración de cinco años, el Consejo logró una mayor prominencia dentro del gobierno y el Departamento de Estado, cuando estableció los Estudios de Guerra y Paz estrictamente confidenciales, financiados totalmente por la Fundación Rockefeller. El secreto que rodeaba a este grupo era tal, que los miembros del Consejo que no participaron en sus deliberaciones eran completamente inconscientes de la existencia del grupo de estudio. Cuando Hamilton Fish Armstrong anunció en 1970 que dejaría el mando de Foreign Affairs después de 45 años, el nuevo presidente honrario del CFR David Rockefeller se acercó a un amigo de la familia, William Bundy, para hacerse cargo de la posición. En noviembre de 1979, David Rockefeller se convirtió en un incidente internacional cuando él y Henry Kissinger, junto con John J. McCloy y ayudantes de Rockefeller, persuadieron al presidente Jimmy Carter a través del Departamento de Estado de admitir al Shah de Irán, Mohammad Reza Pahlavi, en los EE.UU. para el tratamiento hospitalario de linfoma. Esta acción precipitó directamente lo que se conoce como la crisis de los rehenes de Irán y colocó a Rockefeller bajo intenso escrutinio mediático (particularmente del New York Times) por primera vez en su vida pública. En su libro Diario de la Casa Blanca, Carter escribió sobre el asunto: “El 9 de abril de 1979 entró David Rockefeller, aparentemente para inducirme a que el shah llegara a los Estados Unidos, Rockefeller, Kissinger y Brzezinski parecen estar adoptando esto como un proyecto conjunto…”

WTC. La construcción del primer World Trade Center fue concebido como un proyecto de renovación urbana, encabezado por David Rockefeller, para ayudar a revitalizar el Bajo Manhattan. Durante el período de posguerra, el crecimiento económico se concentró en el centro de Manhattan, en parte estimulado por el Rockefeller Center, que se desarrolló en la década de 1930. Mientras tanto, el Bajo Manhattan quedó fuera del auge económico. Una excepción fue la construcción de One Chase Manhattan Plaza en el Distrito Financiero por David Rockefeller, quien dirigió los esfuerzos de renovación urbana en el Bajo Manhattan. En 1958, Rockefeller estableció la Asociación Downtown-Lower Manhattan (DLMA).

En 1969, bajo el liderazgo de David Rockefeller, el Chase Manhattan Bank pasó a formar parte de una compañía bancaria, Chase Manhattan Corporation. David Rockefeller empezó como asistente de gerente en el departamento extranjero. Allí financió el comercio internacional de una serie de productos básicos, como el café, el azúcar y los metales. Esta posición también mantuvo relaciones con más de 1,000 bancos corresponsales en todo el mundo. Sirvió en otros cargos y se convirtió en presidente en 1960. Fue presidente y director ejecutivo de Chase Manhattan de 1969 a 1980 y permaneció como presidente hasta 1981. En 1954, Rockefeller se convirtió en presidente del comité encargado de decidir la ubicación de la nueva sede del banco. Al año siguiente, su decisión de erigir el edificio en el área de Wall Street fue aceptada; Posteriormente fue visto como una decisión que revivió directamente el distrito financiero del centro de la ciudad. En 1960, la sede se completó bajo su dirección en One Chase Manhattan Plaza, en Liberty Street, en el centro de Manhattan, justo enfrente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. En la década de 1960, David Rockefeller y otros hombres de negocios formaron el Comité Asesor Internacional de Chase (IAC), que en 2005 constaba de veintiocho hombres de negocios prominentes de diecinueve naciones en todo el mundo, muchos de los cuales eran sus amigos personales. David Rockefeller se convirtió posteriormente en presidente hasta que se retiró de ese puesto en el IAC en 1999.

En Henry Kissinger, David Rockefeller encontró un agente político con una perspectiva internacional y nacional similar a la suya. Se conocieron por primera vez en 1954, cuando Kissinger fue nombrado director de un Consejo de estudio sobre armas nucleares del Consejo de Relaciones Exteriores del que David era miembro. La relación se desarrolló hasta el punto de que Kissinger fue invitado a formar parte del consejo de administración del Rockefeller Brothers Fund. Rockefeller consultó con Kissinger en numerosas ocasiones, como por ejemplo en los intereses del Chase Bank en Chile y la posibilidad de la elección de Salvador Allende en 1970 y apoyó plenamente su iniciativa de “apertura de China” en 1971, ya que ofrecía oportunidades bancarias para el Chase Bank.

Discurso de David Rockefeller en la ONU a medidados de la década de 1990.

En 1991, la familia recibió el Premio de Honor del Museo Nacional del Edificio por cuatro generaciones preservando y creando algunos de los edificios y lugares más importantes de los Estados Unidos. David Rockefeller aceptó el premio en nombre de la familia.

Fundado en 1994, el Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos (DRCLAS) de Harvard trabaja para aumentar el conocimiento de las culturas, economías, historias, medio ambiente y asuntos contemporáneos de América Latina pasada y presente.

International Executive Service Corps es una organización sin ánimo de lucro de desarrollo económico internacional con sede en Washington, DC. IESC fue fundada en 1964 por David Rockefeller, States M. Mead III, Frank Pace, Sol Linowitz y otros líderes empresariales estadounidenses. El IESC ha trabajado en África subsahariana, Europa y Eurasia, Asia y el Cercano Oriente, y América Latina y el Caribe. Geekcorps es una división del IESC.

David Rockefeller declaró en su libro “Memorias” los siguiente:

“Durante más de un siglo, los extremistas ideológicos en los extremos del espectro político han aprovechado incidentes bien publicitados para atacar a la familia Rockefeller de la excesiva influencia que ejercen sobre las instituciones políticas y económicas. Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, y caracterizan a mi familia, y a mí como “internacionalistas”, y nos culpan de conspirar con otros alrededor del mundo para construir un mundo más integrado en la estructura política y económica mundial – un mundo único, por así decirlo. Si este es el cargo, me declaro culpable, y me siento orgulloso de ello.” (Memorias, David Rockefeller, p.405)

La Sociedad de las Américas es una organización dedicada a la educación, el debate y el diálogo en las Américas, fue creada por David Rockefeller en 1965. La Sociedad de las Américas promueve la comprensión de los temas económicos, políticos, culturales y literarios que definen y desafían a las Américas hoy en día, incluyendo todas partes desde el Círculo Polar Ártico hasta el extremo sur de Argentina. La Sociedad de las Américas organiza entrevistas, discursos, podcasts, exposiciones, lecturas y presentaciones musicales en su sede e informa sobre las actualizaciones del Congreso, y eventos locales.

El Consejo de las Américas es una organización empresarial estadounidense cuyo objetivo es promover el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos en todo el continente americano. Este incluye a Canadá, México y el Caribe, así como a América del Sur. Sus miembros comparten un compromiso común para el desarrollo económico y social, los mercados abiertos, el estado de derecho y la democracia en todo el hemisferio occidental. Los miembros del Consejo se componen de las principales compañías internacionales que representan a un amplio espectro de sectores, como la banca y las finanzas, servicios de consultoría, productos de consumo, energía y minería, fabricación, medios, tecnología y transporte. El grupo fue fundado en 1965 por David Rockefeller y un grupo de hombres de negocios afines, basados en la creencia fundamental de que los mercados libres y las empresas privadas ofrecen los medios más eficaces para lograr el crecimiento económico y la prosperidad regionales. Desde ese momento, la afiliación ha crecido a más de 200 empresas de primera línea que representan la mayoría de la inversión privada de EE.UU. en América Latina. El Consejo acoge presidentes, ministros, banqueros centrales, funcionarios del gobierno y los principales expertos en economía, política, negocios y finanzas. Ha sido un partidario de los acuerdos de libre comercio y ha sido fundamental en la concepción del NAFTA y CAFTA.

Gran parte de la riqueza Rockefeller ha estado encerrada en el notable fideicomiso familiar de 1934 (que tiene la mayor parte de la fortuna y madura a la muerte de la cuarta generación), y el fideicomiso de 1952, ambos administrados por el Chase Bank. Estos fideicomisos han consistido en acciones de las empresas sucesoras de Standard Oil y otras inversiones diversificadas, así como en las considerables propiedades inmobiliarias de la familia. Ellos son administrados por un comité de confianza que supervisa la fortuna. La gestión de esta fortuna hoy también recae en los administradores de dinero profesionales que supervisan la principal compañía de cartera, Rockefeller Financial Services, que controla todas las inversiones de la familia, ahora que el Rockefeller Center ya no es propiedad de la familia. El actual presidente es David Rockefeller Jr, hijo de David Rockeefeller Sr. Con la muerte de David Rockefeller Sr. termina la tercera generación del fideicomiso familiar.

En 1992, tenía cinco brazos principales:

  • Rockefeller & Co. (Gestión de dinero: Las universidades han invertido parte de sus dotaciones en esta empresa);
  • Venrock Associates (Capital de riesgo: una inversión a principios de Apple Computer fue una de las muchas que hizo con las empresas de nueva creación en Silicon Valley);
  • Rockefeller Trust Company (Maneja cientos de fideicomisos familiares);
  • Rockefeller Insurance Company (Administra un seguro de responsabilidad civil para los miembros de la familia);
  • Acadia Risk Management (Corredor de Seguros: Contrata las políticas para las vastas colecciones de arte de la familia, bienes raíces y aviones privados.)

En 1998 el Presidente de los EE.UU., Bill Clinton premió a David Rockefeller con la Medalla Presidencial de la Libertad por sus esfuerzos para conseguir la “paz mundial”.

David Rockefeller fue confrontado en diferentes partes del mundo por periodistas independietes debido a su evidente participación en el proyecto elitista global conocido como el Nuevo Orden Mundial:

Edward Griffin sobre las Naciones Unidas y el NOM

Ha habido dos intentos de crear un centro de Gobierno Global: el primero, el precursor de las Naciones Unidas fue la Liga de Naciones. Durante la Primera Guerra Mundial varios líderes mundiales como Woodrow Wilson y Jan Smuts, comenzaron a instar al establecimiento de una organización internacional para preservar la paz y resolver las disputas entre las naciones mediante el arbitraje.

El segundo intento fue el de las “Naciones Unidas”, un término supuestamente sugerido por el Presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt y utilizado por primera vez en la Declaración de las Naciones Unidas del 1 de enero de 1942 cuando los representantes de 26 naciones comprometieron a sus gobiernos y a sus pueblos a seguir luchando juntos contra las potencias del Eje.

El primer plan de las Naciones Unidas fue preparado en 1944 en la Conferencia secreta de Dumbarton Oaks, donde se desarrolló el marco y se establecieron los planes finales para el naciente Gobierno Mundial. Asistieron a esta fatídica reunión representantes de Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Soviética y China. El hombre que fue delegado para coordinar esta reunión fue Alger Hiss (1904-96). Hiss fue graduado de la Universidad John Hopkins y la Escuela de Derecho de Harvard. Hiss formó parte de la Agenda Maligna para el establecimiento del Gobierno Mundial, la destrucción planificada de todas las naciones soberanas y el establecimiento del Imperio Mundial gobernado por la Elite Global. En 1950, Hiss fue expuesto como un espía soviético, declarado culpable de traición y llamado “comunista”, pero en verdad, simplemente era parte de la conspiración New Age de Un Mundo.

Naciones Unidas reconoce los peligros de la geoingeniería

chemtrails_climate_2-777

Naciones Unidas ha publicado un nuevo informe que indica que la práctica de la geoingeniería del clima presenta peligros para el medio ambiente, pero puede ser necesaria para luchar contra el cambio climático.

A finales de octubre la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica dio a conocer un nuevo informe que examina los problemas de la geoingeniería y si la humanidad se verá obligada a emplear la práctica en un intento de detener el cambio climático. El informe, Actualización sobre Geoingeniería Climática en relación a la Convención sobre la Diversidad Biológica: Impactos Potenciales y Marco Regulatorio, encontró que la geoingeniería “reduciría los impactos del cambio climático en la biodiversidad a nivel global”, pero también causaría una distribución impredecible de la lluvia y la temperatura a nivel local.

El informe define la geoingeniería como “una intervención deliberada en el medio ambiente planetario de una naturaleza y escala destinadas a contrarrestar el cambio climático antropogénico y sus impactos”. Un informe del Congreso de 2013 también definió la geoingeniería de la siguiente manera:

En general, las tecnologías de geoingeniería se clasifican como un método de eliminación de dióxido de carbono (CDR) o un método de gestión de la radiación solar (SRM) (o modificación del albedo). Los métodos CDR abordan los efectos de calentamiento de los gases de efecto invernadero al eliminar el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. Los métodos CDR incluyen la fertilización de los océanos y la captura y secuestro de carbono. Los métodos de SRM abordan el cambio climático aumentando la reflectividad de la atmósfera o la superficie de la Tierra. La inyección de aerosoles y reflectores basados en el espacio son ejemplos de métodos SRM. Los métodos SRM no eliminan los gases de efecto invernadero de la atmósfera, pero pueden desplegarse más rápidamente con resultados de refrigeración global relativamente inmediatos en comparación con los métodos CDR.

El informe de la ONU afirma que la eficacia de la geoingeniería es “incierta” y que “al reducir la escala de un problema, se crearían otros nuevos problemas. Por lo tanto, también existiría el riesgo de que la acción de la geoingeniería también contribuya a otros factores que afectan la pérdida de biodiversidad y la integridad de los ecosistemas”. El Dr. Phillip Williamson, autor principal del informe y científico del Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural en el Reino Unido, dice que es escéptico de la geoingeniería.

El informe examina varios tipos de geoingeniería, incluida la reforestación, la fertilización de los océanos y la captura de CO2. Sin embargo, los autores concluyen que estas actividades “serían insuficientes para eliminar el carbono a la escala requerida en la mayoría de los escenarios actuales”. En cambio, el informe recomienda más estudio y énfasis en la Gestión de Radiación Solar (SRM).

Estudios y evaluaciones recientes han confirmado que las técnicas de SRM, en teoría, podrían retardar, detener o revertir los aumentos de la temperatura global. Por lo tanto, si son efectivos, pueden reducir los impactos sobre la biodiversidad debido al calentamiento, pero hay altos niveles de incertidumbre sobre los impactos de las técnicas de SRM, que podrían presentar nuevos y significativos riesgos para la biodiversidad.

La ONU concluye que, aunque las técnicas SRM pueden frenar la pérdida de hielo marino del Ártico, pero que no lo harían sin “impactos climáticos inaceptables en otros lugares”. Un método particular de SRM consiste en inyectar aerosoles en la atmósfera a través de aviones. El estudio encontró que el uso de aerosoles de azufre para SRM se asociaría con un riesgo de pérdida de ozono estratosférico. También existe el riesgo de que la inyección de aerosoles estratosféricos (SAI) tenga un pequeño impacto en el cambio climático, pero podría conducir a impactos negativos sobre la biodiversidad.

El estudio de la ONU no es el primero en encontrar efectos secundarios negativos de la geoingeniería. Por ejemplo, Activist Post informó recientemente sobre un nuevo análisis publicado por el Instituto Meteorológico de Finlandia. El IMF es la agencia gubernamental responsable de informar sobre los datos meteorológicos y las previsiones en Finlandia. El estudio del Instituto, “Modelando los efectos radiativos y climáticos de los aerosoles: de las emisiones antropogénicas a la geoingeniería“, examinó el potencial de SRM para combatir el cambio climático.

El estudio examinó específicamente dos tipos de SRM. El primero involucra concentraciones de aerosol marino usadas para aumentar las nubes, mientras que el segundo buscaba aumentar la cantidad de azufre concentrado en la estratosfera. Los investigadores afirmaron que sus objetivos clave eran “investigar el potencial de los aerosoles para enfriar el clima a escala global, e identificar los posibles límites en la eficacia de las técnicas de gestión de radiación solar, así como los riesgos relacionados con estas técnicas”.

En otras palabras, el esfuerzo, el dinero y el tiempo que se necesitaría para invertir y crear métodos de geoingeniería probablemente harían muy poco para realmente limitar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Los investigadores afirman incluso que, basándose en sus modelos, si el mundo reemplazara el carbón con energía nuclear para producir energía, daría lugar a un “efecto de refrigeración temporal”, pero después de varios años “el efecto de calentamiento de la emisión simultáneamente de GHG excedería al efecto de enfriamiento”. Además, el enfriamiento que resulta de un aumento en los aerosoles es “a menudo alcanzado a costa de la calidad del aire” lo que podría “conducir a un aumento de mortalidad prematura“.

En febrero de 2015, un comité internacional de científicos publicó un informe en el que se afirma que las técnicas de geoingeniería no son una alternativa viable para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para combatir los efectos del cambio climático. El informe del comité pidió más investigación y comprensión de diversas técnicas de geoingeniería, incluyendo los esquemas de remoción de dióxido de carbono y la gestión de la radiación solar antes de su implementación.

Los científicos descubrieron que es probable que las técnicas de SRM presenten “serios riesgos ambientales, sociales y políticos, incluyendo la posibilidad de ser desplegados unilateralmente”. El informe fue patrocinado por la Academia Nacional de Ciencias, la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos, la NASA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Según un estudio de 2013 publicado en el Journal of Geophysical Research: Atmospheres, si los programas de geoingeniería se inician y de repente se detienen, el planeta podría ver un aumento inmediato de las temperaturas, sobre todo en la tierra. El estudio, titulado “El impacto de la suspensión abrupta de la gestión de la radiación solar”, parece indicar que una vez que la geoingeniería comienza, los programas no pueden ser suspendidos sin causar el problema que la ingeniería estaba pensando resolver.

¿Hecho conspirativo o teoría?

La idea de que los aerosoles podrían ser rociados de los aviones evoca varias teorías de la conspiración en las que el gobierno utiliza tecnología de control del clima para manipular eventos mundiales. Esencialmente, algunos creen que la geoingeniería está ocurriendo activamente en nuestros cielos, y las “estelas” son en realidad programas de geoingeniería llevados a cabo de manera encubierta. La etiqueta de “chemtrails” viene de esa parte de la población que cree que estos programas están agregando peligrosos aditivos químicos a la comida, agua, suelo y a los seres humanos para propósitos nefastos.

A pesar del rechazo de muchos investigadores ocasionales, las teorías podrían estar basadas en la realidad. Es importante saber que el gobierno de los Estados Unidos tiene una historia de modificación del clima. En un documento de 1996 titulado “El clima como multiplicador de la fuerza: poseer el clima para 2025“, la Fuerza Aérea de Estados Unidos discutió varias propuestas para usar el clima como un arma. El Tratado de Modificación Ambiental fue firmado por Estados Unidos y otras naciones para detener la modificación climática mundial.

Pero el gobierno no sólo investigó estas ideas. En realidad, las implementó. Durante la Guerra de Vietnam, el gobierno de los Estados Unidos operó programas ocultos de modificación del clima bajo la Operación Popeye. En 2012, se reveló que el Ejército de los EE.UU. roció químicos tóxicos en el cielo de San Luis sin informar al público.

En febrero de 2015, mientras hablaba en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en San José, California, el profesor Alan Robock discutió la posibilidad de que la CIA esté usando el clima como arma de guerra. Robock ha hecho investigaciones para el panel intergubernamental sobre cambio climático (IPCC) en el pasado.

Robock dijo que fue llamado por dos hombres que afirmaron ser de la CIA, preguntandole si era o no posible para los gobiernos hostiles utilizar la geoingeniería contra los Estados Unidos.

A fines de junio de 2016, John Brennan, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), habló en una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) sobre las amenazas a la seguridad global. El Director Brennan mencionó una serie de amenazas a la estabilidad antes de discutir la ciencia de la geoingeniería. Brennan dijo que las tecnologías “podrían ayudar a revertir los efectos del cambio climático global”.

El Director Brennan menciona específicamente un tipo de SRM conocido como inyección estratosférica de aerosol, o SAI. Como Brennan señala, SAI es “un método de sembrar la estratosfera con partículas que pueden ayudar a reflejar el calor del sol, de la misma manera que las erupciones volcánicas”.

Queda por ver si la teoría del profesor Robock es correcta o no; pero, por ahora, el discurso del director Brennan deja perfectamente claro que la agencia de espionaje favorita de Estados Unidos está interesada en manipular el clima a escala global. Ya sea que ya está ocurriendo o que vaya a ocurrir en un futuro cercano, la idea de que la CIA (o cualquier agencia del gobierno) use el clima como arma de guerra debe mostrarle que el gobierno de los Estados Unidos no está operando con razón o preocupación por el pueblo.

Por Derrick Broze

United Nations Recognizes The Dangers Of Geoengineering

A %d blogueros les gusta esto: