Los 7 arquetipos primordiales del despertar

214-web1

¿Estás tomando el rol del niño inocente, lleno de amor inmaculado para el mundo, o el del bufón que se ríe a expensas de otros, de la bruja que ha tenido su corazón roto tantas veces que se vuelve fría y distante, que se separa a sí misma de la sociedad? ¿O qué tal al inventor y científico, el visionario que trae “nueva” información a la conciencia del mundo a través de su extraña habilidad para liderar el grupo?

Con suerte, también eres el héroe, después de haber luchado contra todos los monstruos, la mayoría de ellos derivados de tu más oscuro, más profundo y olvidado “yo”, quien ha matado a los villanos y habiendo visto el mundo como realmente es, llega a casa de nuevo, más sabio y más consciente que nunca. [1] Existen literalmente miles de arquetipos que utilizamos para evolucionar espiritualmente, pero hay siete que son tan comunes que es beneficioso comprenderlos.

Tanto Carl Jung como Joseph Campbell han descrito los patrones arquetípicos en los que caemos mientras de forma manifiesta. Puedes pensar en ellos como mitos o historias que nos contamos a nosotros mismos con el fin de procesar la experiencia de vivir.

Campbell describió el viaje del héroe”, como uno que todos tenemos que tomar con el fin de separar el “mundo normal” del de uno mismo, y sacrificarse a arreglar todos los males que observamos en el mundo. Respondemos a una “llamada a la aventura” con el fin de iniciar este viaje hacia el “exterior“, pero en realidad estamos explorando lo que tenemos que aprender en el interior de nosotros mismos en esta encarnación. El héroe es, de hecho, el primero de los siete arquetipos. Él o ella es la protagonista. Sin ellos, la historia sería plana, y así es nuestra experiencia en carne y hueso. Aunque algunos sostienen que el mono-mito se queda corto para describir todos los personajes en el juego de la vida, eso sin duda es útil en la comprensión de que todos jugamos un papel, y que podemos elegir uno diferente, tan fácilmente como cambiar de vestuario en una obra de Shakespeare. [2]

En pocas palabras, aquí están los otros siete arquetipos primordiales en los que todos nos encontramos jugando una parte (de miles de posibilidades). En muchos casos, otros jugarán su parte también, así podemos seguir en el viaje:

1. El héroe

El héroe [heroína] está en todas partes. Aparece en todos los mitos antiguos, en la cultura popular, en la cultura antigua, y en la historias épicas. El Buda Gautama es un héroe, al igual que el Hombre de Hierro es un héroe. Lo son Amelia Earhart y Juana de Arco. El héroe o la heroína a menudo nace en circunstancias inusuales, ya sea en condiciones inusualmente precarias o en la realeza, y una vez que reciban la llamada a la aventura” dejan sus hogares para continuar su viaje. A menudo tienen dones super-naturales (clarividencia y clariaudiencia, entre ellos) y deben hacer frente a muchas pruebas en la vida para expiar al arquetipo padre, aniquilando así sus egoicos “yos”, para ganar favores espirituales. El héroe sirve como una persona idealizada que puede hacer frente a las pruebas y tribulaciones de una manera que la persona promedio no podría.

“En una frase, los héroes contribuyen a los negocios necesarios de la sociedad de reproducirse a sí misma y a sus valores. Durante la mayor parte de la historia, la religión ha sido la principal fuerza para reproducir los rasgos de la sociedad dominante, mediante el uso de figuras míticas para ilustrar los principios morales y sociales que ayudan a formar una concepción social común de las cosas tales como papeles de la muerte y del género.

Un excelente ejemplo de un héroe moderno actuando este condicionamiento social es Luke Skywalker en Star Wars. Luke afirma nuestra creencia en el poder de la humanidad sobre la “malvada” invasión de la tecnología de nuestro mundo. Las computadoras estaban empezando a convertirse en algo bastante común en la década de 1970, y muchas personas tenían inquietudes acerca de su posición dominante en la sociedad; por lo tanto, el héroe es remodelado en un triunfo del espíritu humano sobre los planes malvados de la tecnología.” [3]

2. El Mentor

A veces el mentor aparece como un maestro, o un sabio. Su propósito es poner a prueba la voluntad del héroe, su compromiso con la tarea en cuestión, y su capacidad para mantener el camino en su viaje épico. El mentor puede guiar al héroe, pero también puede guiar a cualquiera de los otros arquetipos representados en el juego de la vida.

3. La Sombra

Este suele ser el antagonista de la historia. Es posible que, dependiendo de tu relación con la otra persona, tú eres su antagonista. La función de la sombra es ponerse en el camino del héroe o la heroína que está obteniendo su objetivo, pero lo más importante, representa los restos del subconsciente que no han sido traídos a la superficie para hacerles frente de manera consciente. Así como lo explicó Carl Jung, la sombra no es del todo mala. Es simplemente el lado oscuro “desconocido” de nuestra personalidad – oscuro tanto porque tiende a consistir en su mayor parte de las emociones humanas primitivas negativas, sociales o religiosamente amortizadas y los impulsos como la lujuria sexual, la lucha de poder, el egoísmo, la avaricia, la envidia , la ira o la rabia, y debido a su naturaleza no iluminada, completamente oscurecida de conciencia. Es cuando la sombra vuelve a la vida que nos damos cuenta de nuestro viaje del héroe y triunfamos.

“Lo que nos parece mal, inferior o inaceptable y negamos en nosotros mismos se convierte en parte de la sombra, el contrapunto al que Jung llama el personaje o la personalidad consciente del ego. Según la analista junguiana Aniela Jaffe, la sombra es la suma de todos los elementos psíquicos personales y colectivos que, debido a su incompatibilidad con la actitud consciente elegida, se les niega la expresión en la vida”. [3]

4. El Aliado

Piensa en Robin de Batman, o Jim el amigo de Huck Finn que viajó con él por el Mississippi. Estos son los compañeros que nos ayudan en nuestro camino. Muestran apoyo fiel, y a menudo reflejan los aspectos positivos de nuestro ser que nosotros olvidamos, pero eso necesita reflexión durante ciertas reuniones con otros arquetipos como la sombra misma.

5. El Metamorfo

Este es el elemento de la historia, tu historia, que ofrece duda. Es el no-creyente, la voz en tu cabeza que te dice que la historia no puede proceder. El cambiaformas hará que sea difícil para el héroe mantener el rumbo, proporcionando todo tipo de desvíos y cuestionando el verdadero propósito del héroe.

6. El Embustero

También conocido como el payaso o el bufón, el Embustero es similar al metamorfo, en que su objetivo es sacar al héroe de balance. El embustero el papel directamente opuesto al tutor o mentor. Representan la tentación. Piensa en el hombre o la mujer caliente en tu oficina que te tentaría a tener algo, o el amigo payaso que te tienta a olvidar tus responsabilidades.

7. El Buscador

También conocido como el hombre errante o el soñador, el buscador está perpetuamente en busca de respuestas. Pueden parecer como un alma perdida que nunca encuentra un ancla, pero también ayudará a conducir la historia hacia adelante, por todo tipo de investigación. El buscador está tan impulsado por respuestas que incluso los pone en peligro a ellos mismos, y actúan de manera espontánea o instintivas simplemente para que puedan buscar‘ más. Piensa en Siddhartha. El buscador es muy valioso, pero sólo el héroe descubre la verdad última.

Pensamientos finales

Campbell escribióEl héroe de las mil caras”, porque hay tantos papeles que podemos jugar. Sus arquetipos han sido tan profundos que han sido utilizados en películas, incluyendo Star Wars de George Lucas, así como casi todas las películas de Hollywood para hablar con el público el cuál se identificará con cualquier arquetipo con el que estén jugando actualmente en sus propias vidas.

El objetivo es siempre el mismo soportar las pruebas, escapar del vientre de la bestia, vivir una gran aventura, y volver lo más sabio para compartir este conocimiento con los demás seres humanos. También conocido como el ciclo de “salida, iniciación y retorno”, este gran viaje es uno en el cuál todos estamos participando.

Por Christina Sarich

Fuente: http://www.wakingtimes.com/2015/12/09/7-primal-archetypes-or-the-awakening/

Anuncios

Publicado el 13 diciembre, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: